Reporte de caso, útero bicorne. Cuenca, Ecuador

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 10–Octubre 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº10: 232

Autor principal (primer firmante): Karla María Bravo Tinoco       

Fecha recepción: 10 de octubre, 2022

Fecha aceptación: 21 de octubre, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(10) 232

Autoras:

Karla María Bravo Tinoco 1, Wendy Alexandra Mejía Vásquez 2, Diana Paola Ludizaca González 3.

  1. Médico general en funciones hospitalarias, Hospital General de Macas.
  2. Médico Jefa de Gestión de Salud del Hospital Básico 1B. I “El Oro”.
  3. Médico general en funciones hospitalarias, Hospital Homero Castanier Crespo, Azogues.

Resumen

Las alteraciones morfológicas a nivel de los conductos de Müller son patologías poco comunes, pero de alta relevancia clínica sobre todo en pacientes en edad reproductiva. El útero bicorne se origina cuando los dos conductos paramesonéfricos no logran fusionarse entre sí, provocando esta anomalía. Presentamos el caso clínico de una paciente femenina de 34 años de edad que presento abortos a repetición durante el primer trimestre de embarazo y visualización ecográfica de esta anomalía por primera vez en el tercer embarazo.

publica-TFG-libro-ISBN

Palabras clave: Malformación uterina, útero bicorne, alteración de conductos de Müller.

Introducción

La malformación de los conductos de Müller resulta de una alteración que se da durante el periodo de la embriogénesis pudiendo afectar el aparato reproductor femenino como son: útero, salpinges, cérvix y vagina 1. El desarrollo adecuado de los conductos de Müller depende de tres fases principalmente que son: organogénesis, fusión y resorción del tabique uterino; la alteración en cualquiera de estos procesos da como consecuencia la presencia de un útero bicorne o didelfo 2.

La prevalencia de las malformaciones congénitas müllerianas, de acuerdo con una revisión sistemática de estudios diagnósticos actualizados, fue de 6.7% en la población general, en la población infértil fue de 7.3%, y en pacientes con pérdida gestacional recurrente de 16.7%3; esto se origina cuando los dos conductos paramesonéfricos no logran fusionarse, provocando así la duplicación de estructuras reproductivas, limitándose principalmente al útero y al cuello uterino 4.

La clasificación de las malformaciones de los conductos de Müller más utilizada es la de la Sociedad Americana de Fertilidad (AFS) de 19885. Esta logra una buena correlación entre las anomalías anatómicas encontradas y el momento embriológico en que se produjo la alteración de la organogénesis, clasificándose como disgenesias o trastornos de la fusión vertical o lateral pese a que esta clasificación abarca la gran mayoría de las anomalías útero-vaginales, hay anomalías complejas del útero y otras dependientes del seno urogenital que quedan fuera de esta clasificación, como el septo vaginal transverso, atresia vaginal e himen imperforado 6.

Este sistema clasifica las malformaciones en siete tipos o clases (Figura 1):

  1. Hipoplasia uterina y agenesia.
  2. Útero unicorne.
  3. Útero didelfo.
  4. Útero bicorne.
  5. Útero septado.
  6. Útero arcuato.
  7. Anomalías relacionadas al dietilestilbestrol.
1-clasificacion-anomalias-conductos-muller

Figura 1: Clasificación de anomalías de los conductos de Müller.

Caso clínico

Paciente femenina de 34 años de edad que vive en zona rural, no cuenta con servicios básicos, nunca antes atendida por facultativo de salud.

Antecedentes personales

Desconoce si su esquema de vacuna en la niñez fue completado, refiere que presentaba procesos virales a repetición y a la edad de 16 años fue trasladada a la ciudad de Cuenca a una casa de salud privada por presentar neumonía y permaneció hospitalizada por 4 días, además refiere que a la edad de 21 años queda embarazada pero sin ningún control por parte de profesional de salud y aparentemente a las 6 semanas de gestación presenta un aborto posterior a una caída de 2 metros de altura, para lo cual no recibe atención medica alguna; a la edad de 25 años de edad nuevamente presento embarazo el cual a las 10 semanas de gestación aparentemente presenta aborto no provocado sin causa alguna y de igual manera por la lejanía de medico facultativo no acude a recibir atención alguna.

A la edad de 32 años viaja a vivir a la ciudad de Cuenca donde vive en casa con todos los servicios básicos y acude periódicamente a control médico, a la edad de 34 años de edad acude a control médico por embarazo de aproximadamente 8 semanas de gestación, donde medico facultativo solicita control ginecología y exámenes complementarios entre los que se encuentra ecografías obstétrica y siendo esta la primera ocasión en la que se puede observar embarazo de 7 semanas de gestación sin latido cardiaco más útero bicorne, por lo que es remitida a institución de mayor complejidad para la realización de legrado.

Posterior a dos meses de su legrado paciente acude a control ecográfico para la visualización de su anomalía encontrada con anticipación, donde se puede evidenciar, útero bicorne (Figura 2 y 3), motivo por lo cual se le explica que esto puede haber sido la causa por la cual no pudo llegar a término sus embarazos anteriores y para solucionar esto debería ser sometida a un proceso quirúrgico, y nuevamente ser referida a hospital de mayor complejidad para control ginecológico y resolución quirúrgica la cual esta aun en espera en dicha casa de salud.

2-ecografia-utero-dividido

Figura 2: Ecografía de útero dividido.

3-ecografia-utero-bicorne

Figura 3: Ecografía de útero bicorne.

Discusión

La malformación de los conductos de Müller resulta de una alteración que se da durante el periodo de la embriogénesis pudiendo afectar el aparato reproductor femenino, las complicaciones más comúnmente observadas en mujeres gestantes con útero bicorne es la ruptura uterina que se produce a nivel del punto de unión de los dos cuerpos uterinos alrededor de las 28 semanas de gestación según lo establece Hoffman 7. Existen varios reportes los que indican que el 70% de las pacientes con defectos congénitos logran tener un embarazo a término, el 20% no llega a término y un 10% llega a presentar una restricción de crecimiento intrauterino retardado 8.

Se definen 2 grandes grupos: útero bicorne completo, y parcial. En el primer grupo, la grieta llega casi a la zona interna cervical y en ocasiones se asocia a doble cérvix. En segundo grupo, el parcial, la longitud de la grieta es variable. Tiene una prevalencia de 10% y se asocia con abortos de repetición con una frecuencia de 28-35%9.

En la actualidad los métodos de ultrasonido son los métodos primordiales para el diagnóstico de estas patologías mal formativas, en este caso, el útero bicorne se trata de la fusión incompleta de los 2 conductos a nivel del fondo uterino, pero permaneciendo la conexión entre las 2 cavidades a nivel del istmo.

Es importante remarcar que para el diagnóstico de los diferentes tipos de malformaciones uterinas es necesario el estudio combinado de la morfología externa e interna de la cavidad, siendo estas el ultrasonido y la histerosalpingografía 10. El tratamiento quirúrgico está recomendado para aquellas mujeres que presentaron abortos a repetición como lo es nuestra paciente 11, en la actualidad se utiliza en este tipo de pacientes la reconstrucción con metroplastia de Strassman, la cual se ha observado tener mejores resultados reproductivos en estas mujeres.

Conclusión

Cada vez se observa más cantidad de mujeres con infertilidad y dificultad en la gestación, que presentan malformaciones congénitas y que no presentan un diagnóstico oportuno; en la actualidad con el avance de la tecnológica cada vez es más factible realizar el diagnostico de estas malformaciones y así poder ofertar un tratamiento oportuno, evitando así complicaciones obstétricas.

Bibliografía

  1. Escalona-García B, Pichardo-Cuevas M, Miranda-Rodríguez JA, Ramírez-Montiel ML, Contreras-Carreto NA (2012) Malformaciones müllerianas e infertilidad femenina. Rev. Invest Med Sur Mex 19: 200-202.
  2. Afrashtehfar, Mario CD, Kelvin I, Piña-García, Adrián (2014) Malformaciones müllerianas. Síndrome de hemivagina obstruida y anomalía renal ipsilateral (OHVIRA) Cirugía y Cirujanos 82.
  3. Saravelos SH, Cocksedge KA, Li TC. Prevalence and diagnosis of congenital uterine anomalies in women with reproductive failure: a critical appraisal. Hum Reprod Update. 2008; 14:415-29.
  4. Gómez-Meraz YO, Hajj MC, Hugues-García MG, Torres JC (2015) Embarazo en paciente con útero didelfo, bicollis con vagina septada y colocación de cerclaje cervical profiláctico An Med (Mex) 2015 60: 151-155.
  5. Iris SV, Hilda AP, José-Antonio HV (2011) Gestación eutópica en útero malformado. Rev cubana Obstet Ginecol 37: 599-606.
  6. Cristián MS, Javiera AF, Jimena MG, Giancarlo SF (2015) Revisión pictográfica de las anomalías de los conductos de Müller por resonancia magnética. Rev chil obstet ginecol 80: 181-190.
  7. Bejarano R, Carlos (2011) Distocias por tumor previo al parto: útero doble. Acta méd peruana 28: 23-26.
  8. Quintana HD, Pérez AI, Quiñones RI, Fuentes GE (2015) Útero doble asociado a atresia esofágica con fístula traqueoesofágica. Revista de Ciencias Médicas de la Habana 21: 125-129.
  9. Buttram VC Jr. Mullerian anomalies and their management. Fertil Steril. 1983; 40:159-63.
  10. García-Manero M, Alcázar JL. Ecografía tridimensional en la valoración del cuello y cuerpo uterino. Rev Med Univ Navarra, 2005; 49(4):28-31.
  11. Beguería R, Checa MA, Castillo M, Amo E, Carreras R (2009) Malformaciones Müllerianas: clasificación, diagnóstico y manejo. Ginecología y Obstetricia Clínica 10: 165-169.