Relación entre la fuerza de agarre manual y el nivel funcional y cognitivo de los pacientes geriátricos en un hospital de día

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 10–Octubre 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº 10: 208

Autor principal (primer firmante): Esther Beatriz Carcas Mullor

Fecha recepción: 21/09/2023

Fecha aceptación: 18/10/2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(10): 208

Autores

Esther Beatriz Carcas Mullor

Marta Moreno Pérez

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Tania Moreno Pérez

María Rodríguez Pueyo

Marta Ucar Chinestra

José Luis Bonafonte Marteles

Categoría profesional

Esther Beatriz Carcas Mullor (Enfermera HCU Lozano Blesa)

Marta Moreno Pérez (Enfermera HCU Lozano Blesa)

publica-articulo-revista-ocronos

Tania Moreno Pérez (Enfermera H. Miguel Servet)

María Rodríguez Pueyo (Enfermera HCU Lozano Blesa)

Marta Ucar Chinestra (Enfermera Hospital Mutua MAZ)

José Luis Bonafonte Marteles (Médico geriatra en H. San Juan de Dios y Residencia Las Angélicas- Zaragoza)

Resumen

La fuerza de agarre manual es un indicador de la fuerza muscular general y de la salud global de las personas mayores. El nivel funcional y cognitivo son aspectos clave para la calidad de vida y la autonomía de los pacientes geriátricos. El objetivo de este estudio fue evaluar la relación entre la fuerza de agarre manual y el nivel funcional y cognitivo de los pacientes geriátricos en un hospital de día.

Se realizó un estudio longitudinal con 130 pacientes geriátricos, 82 mujeres y 48 hombres, con una edad media de 84 años, que acudieron al hospital de día geriátrico del hospital San Juan de Dios de Zaragoza entre los meses de mayo de 2022 y febrero de 2023.

Se midió la fuerza de agarre manual mediante un dinamómetro al ingreso y al alta de los pacientes, cuya estancia media fue de 18 sesiones. También se midió el nivel funcional mediante la escala de Barthel, y el nivel cognitivo mediante el test del Mini Examen Cognoscitivo (MEC) de Lobo y el test del reloj, al ingreso y al alta. Se realizó un análisis estadístico con el programa SPSS para comprobar si había diferencias significativas entre las medidas al ingreso y al alta, y si había correlaciones entre las variables.

Los resultados mostraron que no hubo diferencias significativas entre la fuerza de agarre manual al ingreso y al alta, pero sí hubo mejoras significativas en el nivel funcional y cognitivo. También se encontraron correlaciones positivas entre la fuerza de agarre manual y el nivel funcional y cognitivo.

Estos hallazgos sugieren que la fuerza de agarre manual no se ve afectada por el programa de intervención del hospital de día geriátrico, pero sí se relaciona con el nivel funcional y cognitivo de los pacientes. Se discuten las posibles implicaciones clínicas y las limitaciones del estudio.

Palabras clave: fuerza de agarre manual, nivel funcional, nivel cognitivo, pacientes geriátricos, hospital de día.

Introducción

El envejecimiento poblacional es un fenómeno global que plantea importantes retos para la salud pública. Entre los problemas más frecuentes que afectan a las personas mayores se encuentran el deterioro físico, funcional y cognitivo, que pueden comprometer su calidad de vida y su autonomía personal.

La fuerza muscular es uno de los componentes más importantes del estado físico, ya que influye en la capacidad para realizar actividades cotidianas, prevenir caídas, mantener la masa ósea y evitar enfermedades crónicas. La fuerza muscular se puede medir mediante diferentes métodos, pero uno de los más sencillos, rápidos y económicos es la fuerza de agarre manual.

La fuerza de agarre manual se refiere a la máxima fuerza que se puede ejercer al apretar un objeto con la mano. Se ha demostrado que la fuerza de agarre manual es un indicador válido y fiable de la fuerza muscular general y de la salud global de las personas mayores. Además, se ha asociado con diversos factores como la edad, el sexo, el peso, la altura, el índice de masa corporal, la nutrición, el tabaquismo, el alcoholismo, el nivel educativo, el nivel socioeconómico, el estado emocional y el estado cognitivo.

El nivel funcional se refiere a la capacidad para realizar las actividades básicas e instrumentales de la vida diaria (ABVD e AIVD), como vestirse, asearse, comer, usar el teléfono o manejar dinero. El nivel funcional es un aspecto clave para la calidad de vida y la autonomía personal de las personas mayores.

El nivel funcional se puede medir mediante diferentes escalas o cuestionarios, pero uno de los más usados es la escala de Barthel. La escala de Barthel valora diez actividades básicas. La escala de Barthel es una herramienta sencilla, rápida y fiable para evaluar el nivel funcional de los pacientes geriátricos.

Material y Método

Se realizó un estudio longitudinal con 130 pacientes geriátricos, 82 mujeres y 48 hombres, con una edad media de 84 años, que acudieron al hospital de día geriátrico del hospital San Juan de Dios de Zaragoza entre mayo de 2022 y febrero de 2023. Los criterios de inclusión fueron: tener más de 75 años, tener un diagnóstico clínico de alguna enfermedad crónica que afectara a su nivel funcional o cognitivo, no presentar déficits sensoriales severos y dar su consentimiento informado. Los criterios de exclusión fueron: abandonar el estudio, faltar a más del 20% de las sesiones, o presentar complicaciones médicas que impidieran su participación.

Los participantes fueron sometidos a un programa de intervención multidisciplinar en el hospital de día geriátrico, que consistió en sesiones de dos a tres días a la semana de tres horas y media de duración, durante cuatro semanas de media. Las sesiones incluyeron ejercicios de fisioterapia, terapia ocupacional, terapias individuales, grupales, potenciación de la marcha, reeducación de actividades básicas de la vida diaria, equilibrio, etc. El objetivo del programa era mejorar el nivel funcional y cognitivo de los pacientes, así como su calidad de vida y su autoestima.

Se midió la fuerza de agarre manual mediante un dinamómetro al ingreso y al alta de los pacientes. El dinamómetro es un instrumento que mide la fuerza que se ejerce al apretar un objeto con la mano. Se pidió a los participantes que apretaran el dinamómetro con la mano dominante lo más fuerte posible durante cinco segundos, y se registró el valor máximo en kilogramos. Se realizó tres mediciones con un intervalo de un minuto entre cada una, y se calculó la media.

También se midió el nivel funcional mediante la escala de Barthel, y el nivel cognitivo mediante el test del Mini Examen Cognoscitivo (MEC) de Lobo y el test del reloj, al ingreso y al alta. La escala de Barthel valora diez actividades básicas (alimentación, aseo personal, vestido superior e inferior, uso del retrete o inodoro, movilidad en silla o cama, traslado silla-cama o viceversa, desplazamiento en silla o andando, subir y bajar escaleras, control de esfínteres vesical e intestinal).

La puntuación total va de 0 a 100, siendo mayor cuanto mayor es el nivel funcional. El test del MEC de Lobo evalúa diferentes aspectos cognitivos (orientación temporal y espacial, memoria inmediata y diferida, atención y cálculo, lenguaje y praxis), asignando una puntuación entre 0 y 35 según el número de aciertos. La puntuación total va de 0 a 35, siendo mayor cuanto mayor es el nivel cognitivo.

El test del reloj consiste en pedir al participante que dibuje un reloj con las manecillas marcando una hora determinada (por ejemplo, las once y diez), y se valora la precisión y la organización del dibujo según una escala entre 0 y 5. La puntuación total va de 0 a 5, siendo mayor cuanto mayor es el nivel cognitivo.

Se realizó un análisis estadístico con el programa SPSS para comprobar si había diferencias significativas entre las medidas al ingreso y al alta, y si había correlaciones entre las variables. Se aplicaron pruebas t para muestras relacionadas para comparar las medias entre el ingreso y el alta en cada grupo.

Se aplicaron pruebas ANOVA para comparar las medias entre los grupos en cada momento. Se aplicaron coeficientes de correlación de Pearson para analizar las relaciones entre las variables. Se consideró un nivel de significación estadística de p < 0,05.

Resultados

El análisis estadístico reveló que no hubo diferencias significativas entre la fuerza de agarre manual al ingreso y al alta en el grupo total (t=0,12; p=0,90), ni en el grupo de mujeres (t=0,08; p=0,93), ni en el grupo de hombres (t=0,18; p=0,86). La media de la fuerza de agarre manual al ingreso fue de 19,6 ± 5,4 kg, y al alta fue de 19,5 ± 5,3 kg. Tampoco hubo diferencias significativas entre los grupos en la fuerza de agarre manual al ingreso (F=0,04; p=0,96), ni al alta (F=0,01; p=0,99).

Sin embargo, sí hubo diferencias significativas entre el nivel funcional al ingreso y al alta en el grupo total (t=-10,34; p<0,001), y en el grupo de mujeres (t=-8,76; p<0,001), y en el grupo de hombres (t=-6,42; p<0,001). La media del nivel funcional al ingreso fue de 54,2 ± 12,3 puntos, y al alta fue de 68,7 ± 11,4 puntos. También hubo diferencias significativas entre los grupos en el nivel funcional al ingreso (F=4,21; p=0,04), siendo mayor en el grupo de hombres (57,1 ± 11,9) que en el grupo de mujeres (52,4 ± 12,4), pero no al alta (F=1,32; p=0,25).

Asimismo, hubo diferencias significativas entre el nivel cognitivo al ingreso y al alta en el grupo total (t=-8,21; p<0,001), y en el grupo de mujeres (t=-6,87; p<0,001), y en el grupo de hombres (t=-5,63; p<0,001). La media del nivel cognitivo al ingreso fue de 18,4 ± 4,7 puntos, y al alta fue de 21,3 ± 4,2 puntos. También hubo diferencias significativas entre los grupos en el nivel cognitivo al ingreso (F=6,78; p=0,01), siendo mayor en el grupo de hombres (20 ± 4) que en el grupo de mujeres (17,5 ± 4.9), pero no al alta (F=2.45; p=0.12).

Estos resultados se resumen en la siguiente tabla:

Anexo – Relación entre la fuerza de agarre manual y el nivel funcional y cognitivo de los pacientes geriátricos en un Hospital de Día.pdf

Conclusiones

  • No hay efecto del tratamiento sobre la fuerza de agarre manual, lo que sugiere que esta variable no es un indicador sensible de la recuperación funcional o cognitiva en los pacientes geriátricos.
  • Hay una mejora significativa del nivel funcional y del nivel cognitivo tras el tratamiento, lo que indica que el hospital de día geriátrico ofrece una atención integral y eficaz a los pacientes mayores con diversas patologías.
  • Hay diferencias entre los grupos de hombres y mujeres en el nivel funcional y el nivel cognitivo al ingreso, siendo los hombres más altos que las mujeres, lo que podría deberse a factores socioculturales, biológicos o de acceso a los servicios sanitarios. Sin embargo, estas diferencias se atenúan al alta, lo que sugiere que el tratamiento es equitativo y reduce las brechas de género en la salud de los mayores.
  • Estas conclusiones son consistentes con otros estudios que han evaluado el impacto del hospital de día geriátrico sobre la calidad de vida, la autonomía y el bienestar de los pacientes mayores.

Bibliografía

  1. Bohannon RW. Hand-grip dynamometry predicts future outcomes in aging adults. J Geriatr Phys Ther. 2008;31(1):3-10.
  2. Rantanen T, Volpato S, Ferrucci L, Heikkinen E, Fried LP, Guralnik JM. Handgrip strength and cause-specific and total mortality in older disabled women: exploring the mechanism. J Am Geriatr Soc. 2003;51(5):636-641.
  3. Sayer AA, Syddall HE, Martin HJ, Dennison EM, Roberts HC, Cooper C. Is grip strength associated with health-related quality of life? Findings from the Hertfordshire Cohort Study. Age Ageing. 2006;35(4):409-415.
  4. Taekema DG, Gussekloo J, Maier AB, Westendorp RG, de Craen AJ. Handgrip strength as a predictor of functional, psychological and social health. A prospective population-based study among the oldest old. Age Ageing. 2010;39(3):331-337.
  5. Volaklis KA, Halle M, Meisinger C. Muscular strength as a strong predictor of mortality: a narrative review. Eur J Intern Med. 2015;26(5):303-310.
  6. McGrath R, Vincent BM, Jurivich DA, et al. Handgrip Strength Asymmetry and Weakness Together Are Associated With Functional Disability in Aging Americans. J Gerontol A Biol Sci Med Sci. 2021;76(2):291-2961
  7. Chen KK, Lee SY, Pang BWJ, et al. Associations of low handgrip strength and hand laterality with cognitive function and functional mobility – the Yishun Study. BMC Geriatr. 2022;22(1):6772
  8. García-González JJ, Gutiérrez-Valencia M, Martínez-Velilla N, Lacalle-Fabo E, Vázquez-Ibar O, Larrayoz-Sola B, et al. Impacto del hospital de día geriátrico en la calidad de vida relacionada con la salud. Rev Esp Geriatr Gerontol. 2017;52(2):69-75.