Reconstrucción de pecho: qué es, por qué se hace y qué técnicas se usan

La reconstrucción de pecho es un procedimiento quirúrgico que se realiza para restaurar la forma y el tamaño del pecho después de una mastectomía, una cirugía para extirpar el tejido mamario. Este tipo de cirugía puede realizarse de forma inmediata, al mismo tiempo que la mastectomía, o de forma diferida, después de la mastectomía. Conoce todo acerca de este importante tema.

Cáncer de mama y reconstrucción de pecho

El cáncer de mama es el tipo de cáncer más común entre las mujeres. En España, se diagnostican cada año alrededor de 33.000 nuevos casos. La mastectomía es un procedimiento quirúrgico que se realiza para extirpar el tejido mamario afectado por el cáncer. 

Esta puede ser total o parcial, que es cuando se extirpa sólo una parte del tejido mamario. La reconstrucción de pecho es una opción que tienen las mujeres que se han sometido a una mastectomía. Esto, sin duda, puede ayudarles a recuperar su autoestima.

reconstruccion-pecho

Casos en los que se realiza una reconstrucción de pecho

Existen casos en los que se puede realizar una reconstrucción de pecho para restaurar la forma y el tamaño del pecho después de una mastectomía, como por ejemplo:

  • Mastectomía total: como su nombre lo indica, es la que se practica a todas las mujeres que se han sometido a una mastectomía total.
  • Mastectomía parcial: en este caso, se indica cuando el tejido mamario restante es insuficiente para reconstruir el pecho de forma natural.
  • Mastectomía profiláctica: puede estar indicada en las mujeres que se han sometido a una mastectomía preventiva para reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama.

Beneficios de la reconstrucción de pecho

La reconstrucción de pecho puede proporcionar a las mujeres que se han sometido a una mastectomía una serie de beneficios, tanto físicos como psicológicos.

Beneficios físicos

  • Restauración de la forma y el tamaño del pecho: puede ayudar a las mujeres a restaurar la forma y el tamaño de su pecho, lo que puede mejorar su apariencia y su autoestima.
  • Mejora de la función del pecho: puede ayudar a mejorar la función del pecho, como la lactancia materna.
  • Disminución del riesgo de complicaciones: disminuye el riesgo de complicaciones relacionadas con la mastectomía, como la linfedema.

Beneficios psicológicos

  • Mejora de la autoestima: mejorará la autoestima de las mujeres que se han sometido a una mastectomía.
  • Reducción del estrés y la ansiedad: ayuda a reducir el estrés y la ansiedad relacionados con la mastectomía.
  • Mejora de la calidad de vida: mejora la calidad de vida de las mujeres que se han sometido a esta cirugía.

Importancia de la reconstrucción de pecho

Toda decisión requiere de una profunda investigación para así saber que vamos por buen camino, por esto es fundamental conocer los factores a considerar a la hora de decidir someterse a una reconstrucción de pecho.

  • Las necesidades y preferencias individuales de la mujer: cada persona tiene necesidades y preferencias diferentes. Es importante que la mujer hable con su cirujano sobre sus expectativas para la reconstrucción de pecho.
  • El estado de salud general de la mujer: la reconstrucción de pecho es una cirugía mayor. Es importante que esté en buen estado de salud para someterse a la cirugía.
  • El costo de la reconstrucción de pecho: es importante que hable con su seguro médico para saber si cubre la reconstrucción de pecho.

Estas son las técnicas de reconstrucción de pecho más conocidas

Existen dos técnicas principales de reconstrucción de pecho; una es la reconstrucción con implantes mamarios y reconstrucción con colgajos de tejido. La elección de la técnica de reconstrucción más adecuada dependerá de las necesidades y preferencias de cada mujer.

  • Reconstrucción con implantes mamarios: son bolsas llenas de gel de silicona o solución salina que se colocan debajo del músculo pectoral.
  • Reconstrucción con colgajos de tejido: son trozos de tejido que se toman de otras partes del cuerpo, como la espalda, el abdomen o el muslo, y se utilizan para reconstruir el pecho.

Reconstrucción con implantes mamarios

La reconstrucción con implantes mamarios es la técnica de reconstrucción de pecho más común. Los implantes mamarios pueden ser de gel de silicona o de solución salina. Los implantes mamarios de gel de silicona son los más utilizados. El gel de silicona es un material suave y elástico que proporciona una sensación natural al pecho.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Los implantes mamarios de solución salina son más económicos que los implantes mamarios de gel de silicona. Sin embargo, la solución salina es un líquido más rígido que el gel de silicona, por lo que puede proporcionar una sensación menos natural al pecho.

Reconstrucción con colgajos de tejido

La reconstrucción con colgajos de tejido es una técnica más compleja que la reconstrucción con implantes mamarios. Sin embargo, los colgajos de tejido pueden proporcionar un resultado más natural que los implantes mamarios.

Los colgajos de tejido pueden ser de dos tipos:

  • Colgajos pediculados: son trozos de tejido que están conectados a su fuente de suministro de sangre. Esto permite que el colgajo se trasplante a otra parte del cuerpo sin perder su suministro de sangre.
  • Colgajos libres: son partes de tejido que se cortan de su fuente de suministro de sangre y se trasplantan a otra parte del cuerpo. Esto requiere que el cirujano conecte los vasos sanguíneos del colgajo a los vasos sanguíneos de la zona receptora.

Riesgos de la reconstrucción de pecho

La reconstrucción de pecho es una cirugía que puede ayudar a las mujeres que se han sometido a una mastectomía a recuperar su autoestima y su feminidad. Sin embargo, como cualquier cirugía, conlleva ciertos riesgos.

Los riesgos más comunes de la reconstrucción de pecho son:

  • Hematomas: son acumulaciones de sangre debajo de la piel. Son frecuentes después de la cirugía, pero suelen desaparecer por sí solos en unas semanas.
  • Infecciones: son otra complicación frecuente después de la cirugía. Se pueden prevenir siguiendo las instrucciones del cirujano después de la operación.
  • Problemas de cicatrización: las cicatrices son inevitables después de la cirugía. Sin embargo, en algunos casos, las cicatrices pueden ser más grandes o irregulares de lo esperado.
  • Problemas anestésicos: son poco frecuentes, pero pueden ser graves. Es importante hablar con el anestesista antes de la cirugía sobre los riesgos asociados a la anestesia.

La reconstrucción de pecho es una opción personal que puede ayudar a recuperar la autoestima. Si estás considerando esta opción, habla con un especialista para obtener más información. No estás sola y hay muchos recursos disponibles para apoyarte.