Radiodiagnóstico en la violencia de género

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 1–Enero 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº1: 80

Autor principal (primer firmante): Jenifer Rivera Gallego

Fecha recepción: 11 de diciembre, 2022

Fecha aceptación: 8 de enero, 2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(1) 80

Autores:

  1. Jenifer Rivera Gallego
  2. Fabiola León Ros
  3. Vanesa Salas Ciendones
  4. Manuel José Navas Nicolas
  5. María Auxiliadora Becerra Ayala

Técnico Especialista en Radiodiagnóstico

Palabras clave: Fracturas, imágenes, mujer maltratada.

publica-TFG-libro-ISBN

Resumen

La violencia de género se puede definir como el maltrato físico, psicológico o sexual impartida por su agresor, que suelen ser hombres que han estado o están ligados a ella como parejas o ex parejas.

La OMS define la violencia de género como:

“Todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se produce en la vida pública o privada”

La violencia de género es un asunto de gran alcance tanto político como social y supone un problema muy importante en salud pública.

La atención y el diagnóstico de la violencia de género por parte de la atención primaria o los servicios de urgencias es muy importante para proporcionar las medidas necesarias para mejorar la eficacia en el diagnóstico precoz de la mujer maltratada.

Los servicios sanitarios desempeñan un papel muy importante para poder ayudar a la mujeres en esta situación, debido a que en algún momento de su vida van a estar en contacto directo con ellos, ya que éstas agresiones las obligan tarde o temprano a acudir al servicio de urgencias o a atención primaria si sufren sobre todo lesiones físicas.

Las imágenes radiológicas como una radiografía sobre todo, resonancia magnética o tomografía computarizada nos puede indicar que una mujer puede estar siendo víctima de la violencia de género.

También cuando una paciente acude a urgencias por ejemplo por una caída y una posible fractura, el personal sanitario debe fijarse durante la entrevista con la paciente en si tiene hematomas en la piel, si la paciente se muestra nerviosa, sin levantar sospechas en el acompañante ya que puede ser su agresor.

Se debe valorar a la paciente tanto física como psicológicamente.

El personal sanitario también debe fijarse en el tipo de lesiones que presenta la paciente, ya que hay algunas lesiones típicas que presenta una mujer maltratada como por ejemplo la rotura del tímpano, fracturas en costillas, nariz, mandíbula y muñeca.

Mediante una radiografía podemos comprobar este tipo de lesiones, de forma rápida. No sólo las que la paciente presenta en el momento actual si no consultar en la historia clínica de la paciente de ese centro hospitalario o en otros si ha tenido otros episodios así. Normalmente podemos ver que presentan más estudios de imágenes que el resto de pacientes, los tipos de fracturas que suelen presentar son las típicas de una mujer maltratada.

Los radiólogos con las imágenes diagnósticas obtenidas pueden detectar patrones y encender una alerta en el sistema de salud y trabajar con los médicos de urgencias o atención primaria para poder dar a la paciente la mejor atención posible.

Conclusión

Puede resultar difícil identificar situaciones de maltrato cuando la paciente no se expresa o no presenta lesiones físicas, por lo que debemos estar alerta de otros posibles signos que nos puedan indicar que es víctima de maltrato si la paciente acude a urgencias o a atención primaria por un embarazo, para llevar a su hijo o incluso a su agresor.

Es fundamental la concienciación del personal sanitario ante un posible caso de violencia de género.

Una mujer en esta situación puede tardar años en llegar a denunciar a su agresor por lo que el personal sanitario debe poder diagnosticar esta situación lo más rápido posible para poder reducir las secuelas, así como con una actitud amable y adecuada poder animar a la paciente a denunciar.

Cuando una paciente acude a urgencias o a atención primaria es un buen momento para recolectar signos que puedan orientarnos a identificar una situación de maltrato.

Debemos tener claro que las imágenes no mienten y nos pueden contar más que la paciente en ese momento.

Bibliografía

  1. https://www.inmujeres.gob.es /servRecursos/formacion/Pymes/ docs/Introduccion/02_Definicion _de_violencia_de_genero.pdf
  2. Aulacem: Prevención y Lucha Contra la Violencia de Genero en el Ámbito Sanitario,Tema 3: Violencia de Género, Consecuencias en la Salud de la Mujer
  3. https://si.easp.es/comunicaciones 12jsp/modules/request.php?module= oc_proceedings&action =view.php&id=55&file =1/55.pdf&a=Accept
  4. https://www.20minutos.es/noticia/3 198732/0/imagenes-radiologia-pueden- ofrecer-evidencia-indicativa- violencia-genero/
  5. El radiodiagnóstico ante la violencia de género. Elsevier Doyma. E. Santos Corraliza ∗, G. Larranaga Hernando, I. Neve Lete y A. Sánchez García ˜ Servicio de Radiodiagnóstico, Hospital de Txagorritxu, Vitoria-Gasteiz, Álava, España˜ Recibido el 29 de abril de 2011; aceptado el 23 de junio de 2011 Disponible en Internet el 22 de junio de 2012.