Quiste de Nuck

AUTORES: Andrea González Rodríguez (Graduada en enfermería), David Menéndez Suárez (Auxiliar administrativo y Celador) y Jorge Antuña González (Técnico en Mantenimiento Electromecánico)

INTRODUCCIÓN

El quiste de Nuck también conocido como hidrocele de Nuck, descrito por primera vez en el 1961 por Anton Nuck,

El canal de Nuck está formado por una pequeña evaginación del peritoneo parietal a través del anillo inguinal hacia el interior del canal inguinal, acompañando al ligamento redondo en las mujeres y que equivale al proceso vaginalis en los hombres. Su ausencia de cierre, que habitualmente tiene lugar durante el primer año de vida, da lugar a la aparición de hernias inguinales indirectas o hidroceles (1,2,3).

Los hidroceles o quistes del canal de Nuck están formados por el acúmulo de líquido peritoneal a ese nivel. El diagnóstico de estas patologías se realiza principalmente en la infancia siendo un diagnóstico menos frecuente en la edad adulta y excepcional en la senectud. El quiste de Nuck es una entidad rara en la población adulta por lo que supone un reto diagnóstico, confundiéndose a menudo con una hernia inguinal incarcerada.

Palabras clave: Quiste de Nuck, hernia inguinal, hernia, hidrocele femenino, quiste del ligamento redondo, hernia inguinal, quiste seroso.

SÍNTOMAS

Tumoración en región inguinal o crural de consistencia blanda, cercana a los labios mayores.

DIAGNÓSTICO

Se debe realizar una ecografía que permita un diagnóstico acertado, diferenciando entre una hernia inguinocrural incarcerada, un quiste de Nuck, u otras patologías.

TRATAMIENTO

El tratamiento de elección es la resección del quiste y colocación de malla protésica cuando exista un defecto herniario.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

CONCLUSIÓN

A pesar de la baja frecuencia de la enfermedad, el quiste de Nuck debe ser tomado en cuenta como diagnóstico diferencial en el abordaje de una masa inguinal en las mujeres, no sólo por ser un posible diagnóstico, sino porque en algunas ocasiones coexiste con hernias de la región inguinal. Es importante considerarlos diagnóstico diferencial ante cualquier tumor inguinal con el fin de tratarlos adecuadamente.

Cuando el diagnóstico no es concluyente o existen dudas se puede recurrir a la TC y/o a la RM, donde se objetivará una masa quística tensa con paredes delgadas en canal inguinal (4). El diagnóstico diferencial debe incluir la hernia inguinal, la hernia crural, las adenopatías, las neoplasias benignas y malignas, patología inflamatoria y ginecológica (5).

BIBLIOGRAFÍA

  1. Anderson CC, Broadie TA, Mackey JE, Kopecky KK. Hidrocele of the canal of Nuck: ultrasound appearance. Am Surg 1995, 61: 959-961
  2. Schwartz A, Peyser MR. Nuck`s hydrocele ( hydrocele muliebris). Int Surg 1975; 60: 91-92
  3. Counseller VS, Marden B. Hydrocele of the canal of Nuck. Annals of Surgery 1941, 113 (4): 625-630 4. Nuck A: Adenograph
  4. Park SJ, Lee HK, Hong HS, Kim HC, Kim DH, Park JS, et al. Hydrocele of the canal of Nuck in a girl: ultrasound and MR appearance. Br J Radiol. 2004; 77:243-4.
  5. Bianchi A, Espin F, Pulido L, Fantova MJ. Endometriosis del conducto de Nuck. Med Clin (Barc). 2007; 128:75.

-https://www. elsevier.es/es-revista-cirugia-espanola-36-congresos-30-congreso-nacional- cirugia-14-sesion-pared-abdominal-y-suturas-1281-comunicacion-quiste-de-nuck-en-el-139

-http://www. scielo.org.mx/pdf/cg/v40n1/1405-0099-cg-40-01-38.pdf