¿Qué es la criptococosis?

La criptococosis es una infección causada por el hongo Cryptococcus neoformans o Cryptococcus gattii, es la infección por hongos potencialmente fatal más común en personas con SIDA. Cryptococcus neoformans se encuentra principalmente en tierra contaminada con excrementos de aves, particularmente con los de paloma

Autores: María Cristina Riestra Martinez, María Jesús Arbolea Fernández, María Luz Riestra Martínez, Aránzazu Gutiérrez Ríos, Jesús Román Domínguez

Cryptococcus está presente en todo el mundo, pero la infección fue relativamente rara hasta que empezó la epidemia del SIDA.

Las personas pueden no presentar síntomas o tener dolor de cabeza y confusión, tos y dolor torácico, o una erupción, dependiendo de la localización de la infección.

El diagnóstico se basa en el cultivo y el examen de las muestras de tejido y fluidos.

Los antifúngicos se administran por vía oral o, si la infección es grave, por vía intravenosa.

El hongo tiende a infectar a personas con un sistema inmunológico debilitado, como las siguientes:

– SIDA

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

– Linfoma de Hodgkin u otro linfoma Sarcoidosis

– El uso de medicamentos que deprimen el sistema inmunológico, tales como los que se emplean para prevenir el rechazo de un órgano trasplantado y los corticoesteroides (cuando se toman durante mucho tiempo)

Sin embargo, las personas con un sistema inmunológico sano también pueden desarrollar criptococosis, causada por Cryptococcus gattii.

La infección suele producirse cuando se inhalan las esporas del hongo. Así pues, la criptococosis afecta por lo general a los pulmones. Lo más frecuente es que se extienda al cerebro y a los tejidos que recubren el encéfalo y la médula espinal (meninges), lo cual provoca meningitis

La criptococosis también puede diseminarse a la piel y a otros tejidos, como los huesos, las articulaciones, el hígado, el bazo, los riñones y la próstata. Excepto en el caso de las infecciones de la piel, estas infecciones suelen causar pocos síntomas o ninguno.

SÍNTOMAS

La criptococosis suele provocar síntomas leves e imprecisos. Otros posibles síntomas dependen de la localización de la infección:

– Infección pulmonar: algunas personas no presentan síntomas, otras sufren tos y dolor torácico, y si la infección es grave, dificultad respiratoria

publica-articulo-revista-ocronos

– Meningitis: Cefalea, visión borrosa, depresión, agitación y confusión

– Infección cutánea: erupción, que consiste en protuberancias (a veces llenas de pus) o úlceras abiertas

 La infección pulmonar rara vez es peligrosa. La meningitis supone un riesgo de muerte.

DIAGNÓSTICO

Cultivo y examen de una muestra de tejido o líquido corporal.

Para diagnosticar la criptococosis, el médico obtiene muestras de tejido y líquidos del organismo para su examen y cultivo. Mediante la punción lumbar se obtiene una muestra de líquido cefalorraquídeo (el líquido que recubre el cerebro y la médula espinal).

Se examinan la sangre y el líquido cefalorraquídeo en busca de ciertas sustancias secretadas por Cryptococcus.

Los médicos también pueden tomar una radiografía de tórax para comprobar si existen signos de infección pulmonar.

FUENTES

-MacDougall L, Fyfe M, Romney M, et al: Risk factors for Cryptococcus gattii infection, British Columbia, Canada. Emerg Infect Dis 17 (2):193–199, 2011. doi: 10.3201/eid1702.101020.

-Miró Meda JM, Mallolas Masferrer J, Moreno Camacho A, Marco Reverter F, García Alcaide F. Infecciones por Cryptococcusneoformans en pacientes infectados y no infectados por el VIH. Rev Clin Esp 1997.