La psoriasis: diagnóstico, evolución y tratamiento

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 9–Septiembre 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº9: 91

Autor principal (primer firmante): M.ª Begoña Costas Pequeño

Fecha recepción: 12 de agosto, 2022

Fecha aceptación: 9 septiembre, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(9) 91

Autores:

  1. M.ª Begoña Costas Pequeño. TCAE.
  2. Olalla Rodríguez Lemos. Enfermera.
  3. María José Lorenzo Franco. Enfermera.
  4. María Luz Gómez Álvarez. Enfermera.
  5. Paula de Castro Rodríguez. Enfermera
  6. Iria López Figueras. Enfermera.

Resumen

Con este artículo queremos explicar en qué consiste la psoriasis, su diagnóstico, evolución y su tratamiento.

Palabras Clave: PASI, UVB, UVA, ADN

publica-TFG-libro-ISBN

Introducción

La psoriasis es una enfermedad autoinmune crónica que consiste en una alteración del sistema inmunológico que se manifiesta en la piel.

Aunque los síntomas pueden ser diferentes en cada persona. Su manifestación clínica más habitual es la aparición de lesiones cutáneas de tamaño variable, enrojecidas y recubiertas de escamas blanquecina de grosor variable que producen picor y dolor.

Por lo general la psoriasis puede afectar¨:

  • El cuero cabelludo
  • Los codos
  • Las rodillas
  • La piel
  • Las uñas
  • Las articulaciones etc.

La enfermedad suele transcurrir con brotes, alterando períodos con más o menos lesiones con otros sin ellas. No es una enfermedad infecciosa y, por tanto, no es contagiosa.

Existen tratamientos que modulan el sistema inmunitario y que permiten controlar la enfermedad, aunque en la actualidad no existe una cura definitiva.

En condiciones normales, las células que componen la capa más superficial de la piel (la epidermis) tardan entre 25-30 días en madurar y ascender desde la zona profunda, donde nacen, hasta la zona más externa de la piel. Cuando llegan a la superficie de la piel, estas células ya están muertas, se desprenden de forma Imperceptible en un ciclo que se repite todos los días garantizando así que nuestra piel se renueve continuamente. -Sin embargo, en el paciente con psoriasis, este proceso se acelera y ocurre en unos 4 días, por lo que no da tiempo a que las células completen su maduración y se acumulan muchas células en la superficie de la piel antes de desprenderse. Este es el motivo por el que la piel con psoriasis puede parecer engrosada y siempre presenta escamas blanquecinas.

Afecta al 3% de la población y, aunque suele iniciarse de forma más frecuente entre los 15 y los 25 años, puede afectar a cualquier edad y no es infrecuente en niños. De hecho, un 40% de los pacientes adultos refiere que las lesiones se iniciaron en la infancia. Probablemente, el desconocimiento de la enfermedad por parte de los pediatras hace que la psoriasis se infra diagnostique en niños o se interprete como dermatitis (atópica o seborreica).

Diagnóstico

El diagnóstico de la psoriasis se basa en la clínica, aunque excepcionalmente es necesario practicar una biopsia cutánea para examinarla bajo el microscopio. Esto ayudara a determinar el tipo de psoriasis y a descartar otros trastornos.

Tratamientos

Antes de Plantear un tratamiento farmacológico, debe emplearse el tiempo necesario para explicar al paciente la naturaleza crónica del proceso, su carácter benigno pero incurable, la existencia de remisiones y exacerbaciones, el componente genético, el carácter no contagioso, y las opciones terapéuticas para conseguir que el aspecto de la piel sea lo más sana posible.

Es importante señalar y evitar algunos de los factores desencadenantes, como el estrés, los traumatismos, las infecciones etc. Hay que hacer una buena hidratación de la piel usando las cremas adecuadas a diario tras el baño o la ducha que deben de ser cortas y de temperatura templada que ayudan a que la barrera epidérmica sea lo mejor posible y disminuye la aparición de lesiones. En cuanto a las opciones farmacológicas, se dispone de tratamientos tópicos y sistémicos.

La elección de uno u otro dependerá del grado de extensión de las lesiones (valorado con índices como el PASI (índice de severidad y área de psoriasis), de localización, de los problemas funcionales o psicológicos que provoquen las lesiones y la edad del paciente.

Tratamientos Tópicos

  • Corticoides: Estos medicamentos son los que se recetan con mayor frecuencia para tratar la psoriasis leva a moderada. Están disponibles como aceites, ungüentos, cremas, lociones, geles, espumas, espráis, y champús. Los ungüentos corticoides suaves (hidrocortisona) suelen recomendarse para zonas sensibles, como la cara o los pliegues de la piel. Y para el tratamiento de manchas generalizadas. Los corticoides tópicos pueden aplicarse una vez al día durante los brotes y en días o fines de semana alternos durante la remisión.

El uso prolongado o el uso excesivo de corticoides fuertes puede volver la piel más fina. Con el tiempo, los corticoides tópicos pueden dejar de funcionar.

  • Retinoides: El Tazaroteno (tazorac,Avage) está disponible en gel o crema. Se aplica una o dos veces al día.

Los efectos secundarios más frecuentes son la irritación de la piel y el aumento de la sensibilidad a la luz.

No se recomienda el uso de tazaroteno si está embarazada en el período de lactancia, o si tienes intención de quedar embarazada.

  • Ácido Salicílico: Los champús y las soluciones para el cuero cabelludo de ácido salicílico reducen la descamación de la psoriasis del cuero cabelludo. Están disponibles en concentraciones de venta con o sin receta médica. Este tipo de productos se puede usar solo o con otra terapia tópica, ya que prepara el cuero cabelludo para que se absorba el medicamento con más facilidad.
  • Alquitrán de Hulla: El alquitrán de hulla reduce la descamación, la picazón y la inflamación. Está disponible en concentraciones de venta con o sin receta médica. Tiene distintas presentaciones, como en champú, crema y aceite. Estos productos pueden irritar la piel. También ensucian, manchan la ropa y la ropa de cama, y pueden tener un olor fuerte.

No se recomienda este tratamiento para mujeres embarazadas o en período de lactancia.

Fototerapia

La fototerapia consiste en el aprovechamiento de los conocimientos en fotobiología para el tratamiento de lesiones cutáneas.

Las modalidades utilizadas en fototerapia para tratar diferentes patologías cutáneas son el UVB ((banda estrecha), PUVA, UVA.

Tanto el UVB banda estrecha como del UVA más psoraleno (PUVA) representan un tratamiento de elección en la psoriasis, la micosis fungoide y el vitíligo y una buena opción en casos de dermatitis atópica recalcitrante, liquen plano generalizado, enfermedad del injerto contra el hospedador o prurigo nodular entre otros.

En sus distintas variedades la fototerapia puede considerarse una variante de tratamiento eficaz que representa una indicación de primera o segunda línea en dermatosis muy prevalentes, como la psoriasis.

La fototerapia consiste en la exposición de la piel a la radiación ultravioleta, tanto UVB como UVA con fines terapéuticos.

Para llevar a cabo este tratamiento se requiere material específico y personal experto y cualificado para su empleo, englobado en unidades especiales en grandes hospitales.

El tratamiento consiste en sesiones en cabinas de 3 a 5 veces por semana hasta curara las lesiones. Se consiguen resultados excelentes o buenos en un 65% de los pacientes tras una media de 20 sesiones; un 15% de los pacientes no responden.

Se pueden combinar con corticoides tópicos análogos de la vitamina D, para aumentar la eficacia de la fototerapia y reducir sesiones. A pesar de los riesgos, la fototerapia se considera más segura que los tratamientos sistémicos, por lo que deben intentarse en los casos de psoriasis extensa previamente al uso de dichos tratamientos.

El mecanismo de acción de la terapia UVB de BE en fototerapia se fundamenta en dos puntos principales. La inhibición de la proliferación celular secundaria al daño directo del ADN y los efectos inmunomoduladores.

La absorción directa de la radiación UVB por el ADN condiciona la génesis de fotoproductos como dímeros de pirimidina ciclobutano (principalmente pirimidina 6-4 pirimidona), con efectos sobre la reducción transitoria de la síntesis de ADN celular y por tanto, sobre la proliferación celular.

La activación del gen supresor de tumores p53 contribuye a la desaceleración del ciclo celular y la apoptosis tanto en los queratinocitos como en las células del infiltrado inflamatorio.

La acción directa de la UVB sobre diversos receptores de membrana conduce al inicio de cascadas de señales modulares que interfieren asi mismo en la actividad transcripcional.

Recientemente se a demostrado cómo la UVB de BE inhibe la vía IL-23/IL-17 en aquellos pacientes que responden al tratamiento.

Se considera un tratamiento de primera elección para placas de psoriasis moderada y extensa con una respuesta satisfactoria (PASI 75-90) en el 40-80% de los pacientes al final del tratamiento.

Tras su suspensión, la recaída ocurre en el 30- 60% de los pacientes con un intervalo de 12 semanas, y solo el 10-25% mantienen los beneficios del tratamiento después de pasados 6- meses.

Es también una buena alternativa para la dermatitis atópica moderada y grave, en particular durante la edad adulta, en individuos que requieran tratamiento con corticoides orales u otros inmunosupresores, en los que puedan conseguir una mejoría de alrededor del 50% en los signos y síntomas de la enfermedad.

Medicamentos biológicos

Estos medicamentos son administrados generalmente por inyección, alteran el sistema inmunitario de una manera que interrumpe el ciclo de la enfermedad y mejora los síntomas y signos de la enfermedad en unas semanas.

Varios medicamentos están aprobados para el tratamiento de la psoriasis en personas que no han respondido a las terapias de primera línea.

Los medicamentos biológicos deben de usarse con cuidado por que conllevan el riesgo de inhibir el sistema inmunitario, de manera que aumenta el riesgo de presentar infecciones graves. Las personas que siguen estos tratamientos deben de someterse a una prueba de detención de tuberculosis.

  • Metotrexato: Se suele administrar semanalmente como una dosis oral única, disminuye la producción de células de la piel y suprime la inflamación. Puede causar dolor estomacal, Pérdida de apetito y fatiga. Las personas que utilizan Metotrexato a lo largo necesitan hacerse pruebas para controlar el recuento sanguíneo y la función hepática.
  • Ciclosporina: Es un medicamento que se toma por vía oral e inhibe el sistema inmunitario. Tiene una eficacia similar al Metotrexato, pero no se puede tomar de forma continuada durante más de un año. Este medicamento al igual que otros puede aumentar el riesgo de presentar infecciones y otros problemas de salud, incluido el cáncer.

Se debe de controlar la presión arterial y la función renal.

Conclusiones

Aproximadamente el 80% de los pacientes con psoriasis tiene una enfermedad leve, sin embargo, el tratamiento debe ser individualizado de acuerdo con las expectativas, las necesidades, y las características de cada paciente.

La fototerapia se considera una de las modalidades más efectivas para el tratamiento de esta y puede usarse como monoterapia o como terapia combinada, con medicamentos tópicos, sistémicos o biológicos. El tratamiento combinado permite una remisión más rápida de las lesiones y limita la aparición de efectos secundarios.

Bibliografía

  1. Miquel River Pibernat. Dermatologo del hospital Universitario Germans Trias y Pujol. Psoriasis. Psoriasis. Guía de tratamientos. 2009; 30.
  2. Ficha técnica de Ciclosporina A. 22. Miquel River Pibernat. Dermatologo del hospital Universitario Germans Trias y Pujol. Psoriasis. Psoriasis. Guía de tratamientos. 2009; 31.
  3. Miquel River Pibernat. Dermatologo del hospital Universitario Germans Trias y Pujol. Psoriasis. Psoriasis. Guía de tratamientos. 2009; 32.
  4. Miquel River Pibernat. Dermatólogo del hospital Universitario Germans Trias y Pujol. Psoriasis. Psoriasis. Guía de tratamientos. 2009; 32
  5. Ficha técnica de Metotrexato oral en comprimidos.
  6. Ficha técnica de Metotrexato oral en comprimidos.
  7. British photodermatology group. British photodermatology group guidelines for PUVA. Br J dermatol 1994; 130: 246-55
  8. Martin ezquerra G, Sánchez-Regaña M. Psoriasis en los pliegues. Una parte del espectro de la psoriasis en áreas sensibles. Barcelona: EDIKAMED;2006
  9. Sánchez Carazo JL, Mahiques Santos L y Oliver Martínez V. Breve manual en psoriasis .2006
  10. Casanova JM, Ribera M tratamiento tópico de la psoriasis. Piel 1999;14(10).494-503
  11. Calle J, Rivas AM, Ruiz MC. Manejo de psoriasis con luz ultravioleta A más psoraleno (PUVA) y luz ultravioleta B (UVA). Rev asoc col Dermatol 2009;17:162-71
  12. Mirada A. Psoriasis y psoriásicos. Acofar 1999;15(1)
  13. González C, Londoño A Gómez L. Guías basadas en la evidencia para el manejo de la psoriasis
close

BOLETÍN DE NOVEDADES

Datos opcionales:

(En ocasiones enviamos información específica para una zona o categoría concreta)

He leído y acepto la Política de Privacidad *

Ver Política de Privacidad y Aviso legal

Su dirección de e-mail solo se utilizará para enviarle nuestra newsletter, así como información sobre las novedades de la revista y Editorial Ocronos. Puede utilizar el enlace integrado en la newsletter para cancelar la suscripción en cualquier momento.