La protección de datos en el ámbito sanitario y la responsabilidad del personal no sanitario

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 11–Noviembre 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº11: 271

Autor principal (primer firmante): Ignacio González Jaureguízar

Fecha recepción: 8 de noviembre, 2022

Fecha aceptación: 25 de noviembre, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(11) 271

Autor: Ignacio González Jaureguízar

Introducción

La Constitución Española de 1978 establece como derecho fundamental de todos los ciudadanos la protección de datos de carácter personal y lo regula en su artículo 18. La Ley Orgánica de Protección de Datos de 5 de diciembre de 2018 y el Reglamento General de Protección de Datos, de aplicación desde el 25 de mayo de 2018 establecen una amplia regulación de los datos de carácter personal y de su tratamiento por terceras personas, estableciendo los supuestos en los que será necesario el consentimiento del titular para el tratamiento de los mismos.

Cuando el paciente acude a recibir asistencia sanitaria a un hospital o centro de salud, bien sea para una consulta, tratamiento o intervención, aporta unos datos que no son solo personales, sino que se trata de datos relativos a su salud, forman parte de su ámbito más íntimo y privado, estos datos se facilitan además en un entorno en el que el manejo de los mismos implica la actuación de muchas personas, no solo interviene el personal sanitario como son los facultativos, sino también el personal no sanitario, desde el auxiliar administrativo que le toma los datos hasta el celador que traslada al paciente acompañado de su historia clínica.

publica-TFG-libro-ISBN

Objetivos

Objetivo principal:

  • Describir el nivel de protección de todos los datos personales.

Objetivos secundarios:

  • Definir los conceptos fundamentales de la legislación.
  • Resaltar la importancia de proteger los datos para proteger las libertades y derechos fundamentales de las personas.

Metodología

Para la elaboración del presente trabajo, se ha llevado a cabo una investigación consistente en una revisión bibliográfica sobre la literatura científica existente. Se ha realizado una búsqueda sistemática de libros y se han consultado artículos en las principales bases de datos: PubMed, Medline, y Scielo, seleccionando artículos científicos con contenidos relacionados con el tema de estudio. Palabras clave utilizadas: “Protección de datos”, “Personal no sanitario” y “ámbito sanitario”.

Resultados

Los datos relativos a la salud de una persona son datos especialmente protegidos, por lo que todos los centros sanitarios tienen la obligación de informar al paciente sobre el tratamiento que va a dar a estos datos, es el deber de información al paciente que contempla la Ley de Protección de Datos.

Debe informar al paciente quien es el responsable del tratamiento de sus datos, cual es la finalidad del tratamiento de esos datos e indicarle que tiene derecho de acceso, rectificación, y supresión de los mismos. Los datos recabados deben ser veraces, y en el caso de los procesos asistenciales, todos los pacientes tienen derecho a que quede constancia de la información recabada, bien por escrito o bien en el soporte técnico más adecuado. Y ese soporte es la historia clínica, documento público que recoge tanto los datos personales como los datos relativos a los procesos asistenciales a los que el paciente se somete, contiene datos relativos a su salud física, mental, tratamientos, accidentes, consultas médicas o intervenciones, en conclusión, datos especialmente protegidos, por lo que debe restringirse su acceso y limitarse su consulta a motivos profesionales.

Todo el personal sanitario y no sanitario que tenga acceso a estos datos está sometido en el recabo y tratamiento de los mismos al deber de confidencialidad, no pudiendo compartir estos datos con personas ajenas a los procesos asistenciales, salvo que exista una causa lícita, y deberán adoptar las medidas necesarias para conseguir cumplir con este deber de confidencialidad.

El uso de estos datos relativos a la salud requerirá siempre que el paciente preste su consentimiento, y que lo haga de forma escrita, ningún organismo, entidad o profesional sanitario o no sanitario podrá hacer uso de los datos relativos a la salud de una persona si ésta no presta su consentimiento de forma expresa.

Discusión – Conclusión

El derecho a la protección de datos personales deriva directamente del derecho fundamental a la intimidad, artículo 18.4 de la Constitución Española, el que establece que la ley limitará el uso de la informática para garantizar el honor y la intimidad personal y familiar de los ciudadanos y el pleno ejercicio de sus derechos.

Todo sistema constitucional debe proteger la libertad siempre y cuando no afecte a terceros. La protección de datos personales confronta estas libertades y derechos, como la libertad de expresión, el derecho a la información, el derecho de acceso a la información pública, el derecho a la vida privada o el derecho a la intimidad.

Este último se ha visto en peligro debido al avance tecnológico, por eso era necesario crear leyes y políticas que protegieran la información personal.

Bibliografía

  1. Constitución Española de 1978.
  2. Europea. Comisión Europea [Internet]. [Citado 7 Dic 2021]. Recuperado a partir de:
    https://ec.europa.eu/ info/law/law-topic/ data-protection_es      
  3. Guía para pacientes y usuarios de la sanidad. Agencia Española de Protección de Datos.
    https://www.aepd.es/sites/ default/files/2019-12/guia-pacientes -usuarios-sanidad.pdf
  4. Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Servicios al ciudadano. Protección de Datos Personales-Protección en el ámbito sanitario.
    https://www.sanidad.gob.es/ servCiudadanos/proteccion Datos/home.htm