Lactancia en bebés prematuros

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. Nº 1–Enero 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; nº 1: 386

Autor principal (primer firmante): Lidia Pulido Ferrer

Fecha recepción: 22/12/2023

Fecha aceptación: 18/01/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(1): 386

Autores:

Lidia Pulido Ferrer (TCAE)

Marta Mondaray Alonso (TCAE)

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Vanesa Sáenz Casamian (TSIDMN)

Ester Sánchez Navarro (TSIDMN)

Miguel Ángel Muñoz Borja (TCAE)

Julia Pueyo Pelleja (TSIDMN)

Categoría profesional:

Técnico en cuidados auxiliares de Enfermería y Técnico en imagen para el diagnóstico y Medicina nuclear.

Palabras clave:

publica-articulo-revista-ocronos

Lactancia materna, prematuro, Ucis neonatales, unidad neonatal, gestación, OMS, seno, edad corregida, septicemia, enterocolitis necrotizante, enfermedad pulmonar crónica, sepsis, constantes vitales, desarrollo neurológico, calostro, inmunoglobulina IgA, lisozima, lactoferrina, macrófagos, linfocitos, neutrófilos, proteínas y socio, hierro, hormonas, factor de crecimiento, composición nutricional, parturienta.

Resumen

Cuando un bebé nace prematuro, en la mayoría de casos, se le ingresa en las Ucis Neonatales o en Neonatos según la semana de gestación en la que han nacido o las complicaciones con las que ha podido nacer, y por tanto, el bebé no puede recibir el alta hospitalaria. Para facilitar este proceso, podemos ayudarlo con lactancia materna y con el propio calor de ambos progenitores como es la técnica de “piel con piel”.

Desarrollo

La lactancia materna es una manera de alimentar al bebé que comienza con su nacimiento, cuando se inicia la producción de leche en el seno materno. Fuentes oficiales, como la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalan que la lactancia materna es una manera inigualable de facilitar el alimento ideal para el crecimiento y desarrollo de los niños y consideran que es imprescindible ofrecerla de manera exclusiva hasta el sexto mes de vida en edad corregida de un bebé.

Tanto en Ucis neonatales como en la unidad de neonatos, desde un primer momento, siempre se va a intentar fomentar y animar a dar lactancia materna. No por intromisión del personal sanitario en algo tan personal, sino por el gran beneficio que trae la leche materna, como es, por citar un ejemplo, la capacidad que esta aporta al bebé para protegerlo frente a infecciones, como podría ser la septicemia, pero también frente a otras complicaciones como la enterocolitis necrotizante, enfermedades pulmonares crónicas, y sepsis del inicio tardío entre otras, que son los problemas más comunes en los prematuros.

De hecho, cuando no es posible que el bebé amamante directamente del pecho de la madre, por los motivos que sean, se ofrecen facilidades para la extracción de leche, pudiendo hacerse hasta extracción doble, para así poderle ofrecer ese aporte de leche extra extraída mecánicamente también al bebé. Esta leche extra que se da al bebé puede dársele a la vez que se realiza el conocido como “método canguro” con los progenitores.

Esto fomenta que mejoren sus constantes vitales, el sueño y el desarrollo neurológico del bebé.

El desarrollo de la leche materna se va adaptando a la edad del bebé. Mención merece la primera leche que se produce: se llama calostro. Está compuesta por inmunoglobulina IgA, lisozima, lactoferrina, macrófagos, linfocitos, neutrófilos, proteínas y sodio. Su composición nutricional también es especial con respecto a la leche que se producirá más adelante, ya que tiene mayor contenido en proteínas, sodio, cloro y hierro que la leche de una parturienta a término. Además, también es rica en hormonas y factores de crecimiento.

Conclusión

La lactancia materna para un prematuro es vital y debe ser prioritaria siempre que el personal médico así lo aconseje. Por eso, que reciba leche materna es una pauta primordial para su correcta evolución.

Al margen de sus innumerables beneficios nutricionales, la lactancia materna va a forjar y fortalecer un vínculo especial entre la madre y su bebé y le va a proporcionar a su vez un ambiente protector ante un mundo desconocido al que ha llegado a conocer antes de tiempo.

Bibliografía

  1. Lactancia materna – Wikipedia, la enciclopedia libre
  2. El contacto piel con piel es clave para el inicio temprano de la lactancia materna en bebés prematuros (bebesymas.com)
  3. La leche materna para los bebés prematuros (bebesymas.com)
  4. Beneficios de la lactancia materna para el bebé prematuro | Blogs Quirónsalud (quironsalud.com)