Profilaxis específica del personal sanitario. Hepatitis y VIH

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 1–Enero 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº1: 170

Autor principal (primer firmante): Ana Paula Per Cimorra

Fecha recepción: 20 de diciembre, 2022

Fecha aceptación: 17 de enero, 2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(1) 170

Autores

  1. Ana Paula Per Cimorra
  2. Sandra Martínez Ponz
  3. José Alberto Espinosa Plo
  4. María Asunción Marzo Simón
  5. Rosa Ana Cuartero Vintaned
  6. Consuelo Puzo Lerís

Palabras clave: posterior | profilaxis | hepatitis | recomienda | exposición | tipo | riesgo | medidas | específica | prevenir |

Introducción

La mayoría de los pacientes con hepatitis viral aguda no requieren ingreso, pero si lo requieren, este ingreso sería en la fase aguda de la enfermedad, donde se recomienda reposo, cuidado de la dieta, aunque este aspecto no es necesario en todos los casos, si no hay otra patología relacionada con la enfermedad. Los medicamentos que afectan al hígado, especialmente los sedantes y los antipiréticos, no se recomiendan porque pueden provocar cambios en el nivel de conciencia y dificultar el diagnóstico.

publica-TFG-libro-ISBN

El aislamiento del paciente depende de la hepatitis diagnosticada. La prevención de la hepatitis se ha basado principalmente en la administración de inmunoglobulina no específica para la hepatitis A e inmunoglobulina hiperinmune para la hepatitis B. Previenen o debilitan la infección viral, provocando infecciones asintomáticas.

Hepatitis A

Las principales medidas son el control del agua potable, la disposición adecuada de las aguas residuales y la educación sanitaria, enfocándose principalmente en el lavado de manos, especialmente después de defecar y antes de preparar los alimentos.

Se deben desinfectar las heces del paciente y todos los objetos que entren en contacto con ellas.

El tratamiento debe basarse en los síntomas y de régimen vida. La inmunoprofilaxis pasiva es la gammaglobulina humana inespecífica y activa mediante vacunas de virus inactivados o atenuados (occidente no las utiliza).

Hepatitis E

Seguir los mismos procedimientos que para la hepatitis A.

Se recomienda el aislamiento entérico del paciente. No existe un tratamiento o vacuna específica para este tipo. La principal prevención son las medidas de higiene.

Hepatitis B

Debemos evitar el contacto con sangre infectada. Deben evitarse comportamientos de riesgo. El lavado de manos es esencial al tocar objetos desconocidos con un paciente, manipular alimentos, etc.

Hepatitis C

La medida preventiva más importante es la detección del anti VHC en los donantes de sangre.

En relación a este tipo de hepatitis, no se ha demostrado la efectividad de la inmunoglobulina estándar en la prevención postransfusional. Actualmente no existe una vacuna específica eficaz.

Este cribado se realiza con pruebas ELISA de primera, segunda y tercera generación y puede ayudar a reducir el número de casos de hepatitis C.

Hepatitis D

El tratamiento y diagnóstico oportuno de la hepatitis B puede ayudar a prevenir la hepatitis D. Debe evitarse el uso de drogas intravenosas, pero si ocurre, evite compartir agujas.

La vacuna está disponible para prevenir la hepatitis D. Los adultos con alto riesgo de infección por hepatitis D y todos los niños deben considerar recibir esta vacuna.

VIH

La medida preventiva más importante es evitar el contagio mediante medidas generales de seguridad antes de la exposición a los riesgos. Se identificaron tres niveles de riesgo, definidos por vía o tipo de exposición, estado serológico de la fuente, práctica de riesgo y factores de riesgo agregados. En los casos en que el riesgo sea grave se recomienda la profilaxis, en los de bajo riesgo se podría considerar y en los de mínimo riesgo no. En cualquier caso, la persona expuesta debe ser vigilada.

La decisión de administrar terapia antirretroviral como profilaxis posterior a la exposición debe ser tomada por el médico y el paciente por separado y en conjunto. La prevención debe comenzar lo antes posible, preferiblemente dentro de las primeras 6 horas. El tiempo posterior a la exposición durante el cual se recomienda el tratamiento es de 48-72 horas. Aunque no hay evidencia clara, se cree que la efectividad de este tipo de medidas preventivas disminuye rápidamente después de la exposición. También se rastrea a las personas que llegan después de 48-72 horas. La profilaxis posterior a la exposición con medicamentos antirretrovirales se recomienda solo para personas con exposiciones ocasionales y de riesgo excepcionalmente alto. No se recomienda la profilaxis postexposición a personas con exposiciones repetidas y se les informa de los riesgos y medidas preventivas para reducirlos.

Sin embargo, toda persona expuesta al VIH en tratamiento debe recibir información adecuada sobre prácticas de riesgo y medidas preventivas. El tratamiento urgente y el seguimiento de las personas expuestas deben realizarse en centros con personal capacitado, instalaciones de laboratorio adecuadas y capacidad para administrar terapia antirretroviral.

Si una persona expuesta es atendida en un centro que no cumple con estas características, se debe elaborar un manual de operaciones o una carta de referencia de emergencia en colaboración con su hospital de referencia. También recomendamos promover la formación del personal que atiende este tipo de emergencias adoptando los protocolos aquí recomendados o desarrollando protocolos propios del centro, por ejemplo, para el personal sanitario.

Regímenes recomendados para la profilaxis posterior a la exposición al VIH

  • Si se recomienda o considera el inicio de la pauta PPE, se deben administrar las dosis diarias apropiadas durante 4 semanas, siempre que contengan una de las siguientes combinaciones antirretrovirales:
    1. Dos inhibidores de la transcriptasa inversa nucleósidos (ITIN) y un inhibidor de la proteasa (IP).
    2. Dos inhibidores de la transcriptasa inversa nucleósidos (ITIN) y un inhibidor de la transcriptasa inversa no nucleósido (ITINN).

  • El programa de tratamiento seleccionado debe ser válido en base a la historia farmacológica y la situación clínica de la persona fuente.

Bibliografía

  1. Navarra.es. [citado 16 de diciembre de 2022]. Disponible en: http://www.navarra.es/NR/ rdonlyres/ C4B0095B-8730 -405D-832C-61C31BB4E 8D5/239242/Folleto SidaNavarra.pdf
  2. Transmisión de la Hepatitis Vírica [Internet]. Clínic Barcelona. [citado 16 de diciembre de 2022]. Disponible en: https://www.clinicbarcelona. org/asistencia/enfermedades /hepatitis-virica/factores- de-riesgo
  3. Profilaxis posexposición [Internet]. Vacunas.org. Vacunas / Asociación Española de Vacunología; 2018 [citado 16 de diciembre de 2022]. Disponible en: https://www.vacunas.org/ profilaxis- posexposicion-hepatitis-b/
  4. Gob.mx. [citado 16 de diciembre de 2022]. Disponible en: https://www.imss.gob.mx/ sites/all/statics/ guiasclinicas/241GER.pdf
  5. Cómo prevenir la transmisión del virus VIH [Internet]. Tu canal de salud. [citado 16 de diciembre de 2022]. Disponible en: https://www.tucanaldesalud. es/es/tusaludaldia/articulos /prevenir- transmision-virus-vih