Proceso de Atención de Enfermería en valoración geriátrica integral

Incluido en la revista Ocronos. Vol. IV. Nº 5–Mayo 2021. Pág. Inicial: Vol. IV; nº5: 64

Autor principal (primer firmante): Pacheco Galarza, Marcela Estefanía

Fecha recepción: 27 de abril, 2021

Fecha aceptación: 6 de mayo, 2021

Ref.: Ocronos. 2021;4(5): 64

Autoras: Pacheco Marcela, Pineda Ana, Remache Jessica. Egresadas de la Carrera de Enfermería.

Lic. María Morejón. Mgt en Gerencia en salud para el desarrollo local.

Resumen

Objetivo: Desarrollar el Proceso de Atención de Enfermería enfocado a una persona adulta mayor mediante la aplicación de la Valoración Geriátrica Integral.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Metodología: Observacional, descriptiva. En base a una entrevista directa no estructurada.

Conclusión: Al final de este trabajo se puede profundizar que el servicio ambulatorio del Centro de Salud de Ricaurte brinda cuidados de Enfermería para mejorar la calidad de vida del paciente con fractura de cadera. Con este plan de actuación, se mejora la movilidad física, fuerza, equilibrio y se logra la independencia a largo plazo; facilitando su reintegración al entorno social. De esta manera las escalas de valoración geriátrica son de gran utilidad, ya que nos permite sistematizar la información unificando criterios y diagnósticos; evaluando de manera objetiva los problemas o las condiciones que presenta el adulto mayor para un adecuado seguimiento de su caso.

Por tanto, nos ayuda a mejorar el cuidado asistencial y con ello aumentar la satisfacción de la paciente 1.

Palabras clave: Valoración geriátrica integral, persona adulta mayor, escalas de Valoración Geriátrica Integral.

Justificación

Según el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) las personas adultas mayores conforman gran parte de la población a nivel mundial, a escala global cada segundo dos personas cumplen sesenta años; en nuestro país las personas mayores de 65 años representan el 6.5% de toda la población esto es aproximadamente 1.049.824 personas, según proyecciones para el 2054 las PAM (personas adultas mayores) representarán el 18% de la población, aumentará la esperanza de vida; sin embargo, es en este periodo cuando hay mayor limitación de recursos, con lo que sus necesidades aumentan de manera exponencial.

Cabe recalcar que el 45% viven en situaciones de pobreza y extrema pobreza 2. Además, las personas adultas mayores tienen mayor predisponibilidad para padecer fracturas debido a su edad, comorbilidades, entre otros factores, en un estudio realizado en Ecuador la incidencia anual fue de 123 casos por 100.000 habitantes/año en el 20163.

En este contexto el uso de la valoración geriátrica integral constituye un instrumento de gran utilidad diagnóstica, multidimensional e interdisciplinaria, se caracteriza principalmente por evaluar al adulto mayor de manera general, considerando los aspectos físicos, mentales, socio-familiares y funcionales 1. Posteriormente se realiza intervenciones de Enfermería individualizadas para favorecer su calidad de vida e independencia.

publica-articulo-revista-ocronos

Objetivos

General

Desarrollar el Proceso de Atención de Enfermería enfocado a una persona adulta mayor mediante la aplicación de la Valoración Geriátrica Integral.

Específicos

  • Describir las escalas de valoración geriátrica, así como su importancia.
  • Describir la epidemiología, clasificación, factores de riesgo, métodos diagnósticos de las fracturas de cadera.
  • Identificar los patrones funcionales alterados, priorizar diagnósticos de Enfermería según el modelo de Marjory Gordon y ejecutar el proceso de atención de Enfermería (PAE)
  • Estructurar un diagnóstico de Enfermería según los problemas encontrados empleando la taxonomía NANDA NOC-NIC.

Metodología de estudio

La presente investigación es de tipo observacional, descriptiva, este estudio se realizó en base a una entrevista directa no estructurada de acuerdo a los patrones funcionales de Marjory Gordon.

Marco teórico

Valoración geriátrica integral

La VGI es una herramienta diagnóstica enfocada en la valoración de las capacidades funcionales, psicológicas y médicas, a su vez es un instrumento utilizado por los prestadores de salud, que permite detectar las capacidades, necesidades y problemas de la persona adulta mayor en diferentes ámbitos: funcional, clínica, mental y social, para de esta manera plantear estrategias e intervenciones con la finalidad de lograr la mayor independencia posible, así como también mejorar su calidad de vida.

Dichas escalas se aplican en el ámbito comunitario y hospitalario de esta manera se valora al paciente de manera integral, también nos permite identificar y priorizar adecuadamente los aspectos negativos y positivos de la salud, para de esta manera prevenir, tratar y rehabilitar a la Persona Adulta Mayor (PAM), logrando un envejecimiento exitoso 4.

Objetivos de la valoración geriátrica integral

  • Perfeccionar la exactitud del diagnóstico mediante la valoración de la esfera clínica, funcional, mental y social.
  • Identificar problemáticas relacionadas no diagnosticadas con anterioridad.
  • Establecer un manejo apropiado integral, adecuándose a las necesidades de la persona.
  • Mejorar la funcionalidad tanto física como mental y la calidad de vida de la persona adulta mayor.
  • Conocer los recursos del paciente y su entorno social, con acceso a las actividades en pro de la salud.
  • Ubicar a la persona adulta mayor en el nivel de atención de salud de acuerdo a sus necesidades.
  • Disminuir los ingresos hospitalarios e institucionales, manteniendo a la persona adulta en el hogar y en las mejores condiciones de vida 5.

Componentes valoración geriátrica integral

Para una evaluación completa del adulto mayor se debe tomar en cuenta todos los ámbitos en el que desarrollan las personas, tomando en cuenta los componentes: mental mismo que se encuentra dividido en componente cognoscitivo y anímico; el clínico, que incluye el estado físico; el sociofamiliar que valora el apoyo familiar, social y estado económico y por el ultimo el componente funcional 6.

Tabla 1 Componentes valoración geriátrica integral

COMPONENTES – INSTRUMENTOS

FUNCIONAL

–    Evaluación de equilibrio y marcha escala de Tinetti.

–    Índice de Katz

–    Índice de Lawton y Brody

–    Índice de Barthel

MENTAL

–    Test de Pfeiffer

  • Minimental de Folstein.
  • Escala de depresión de Yesavage

CLÍNICO

–    Examen físico

–    Entrevista por patrones funcionales de Marjory Gordon.

–    Tamizaje de las condiciones Geriátrico

SOCIOFAMILIAR

–    Escala de Gijón

Valoración física

Dentro de la valoración física se considera realizar la anamnesis que es la revisión de antecedentes personales y familiares, hábitos alimenticos, actividad física etc., en general todos los ámbitos que se incluye al aplicar los patrones de Marjory Gordon. De igual manera el examen físico que se inicia con la inspección general, control de signos vitales y la valoración cefalocaudal. El control de peso y talla es esencial puesto que mediante estos se valora el estado nutricional del adulto mayor, siendo un componente importante en su valoración geriátrica para las pertinentes intervenciones de Enfermería 7.

Existen diversas patologías prevalentes en los adultos mayores como la incontinencia, depresión, anorexia, pérdida de peso, estreñimiento, alteraciones en la marcha, caídas, úlceras por presión, dolor, deterioro cognitivo, alteraciones sensoriales, especialmente la vista y el oído, etc. Hay que evaluar estas áreas debido a las enfermedades mencionadas anteriormente, ya que todas ellas repercutirán negativamente por lo cual se recomienda aplicar el Tamizaje de la Condiciones Geriátricas 8.

Valoración funcional

La valoración funcional determina la capacidad que tienen el adulto mayor para realizar actividades de la vida diaria como 7: bañarse, vestirse, uso del inodoro, alimentación y motilidad y además otras actividades recreativas como: viajes, ejercicio y trabajo. Todas estas se valoran mediante la escala de actividades básicas de la vida diaria (ABVD), Índice de Katz, escala de Barthel, escala de Lawton y Brody 9 y por último la escala de Tinetti, este último valora marcha y equilibrio 10. Otro de los objetivos de aplicar las escalas es determinar el nivel de deterioro, así como también la detección de factores de riesgo 6.

Valoración cognitiva

Mediante la valoración cognitiva se evalúa los problemas mentales, con el propósito de desarrollar un plan específico para el paciente que permita una acción preventiva, terapéutica, rehabilitadora y de seguimiento, con el uso de recursos para lograr la autonomía 11. También valora orientación, memoria, conocimiento general 12, se valora su déficit o alteración mediante las escalas de Pfeiffer 13 y la escala de MMSE 14 que valoran el estado cognitivo.

En relación al área afectiva se requiere conocer el estado de ánimo descartando depresión y ansiedad del adulto mayor puesto que puede llegar a adquirir y que muchas veces se encuentra asociado a la aparición de enfermedades como hipertensión arterial, cáncer etc., enfermedades crónicas. De la misma manera ocurre cuando existe viudedad y falta de apoyo social y familiar 15. Para lo cual se ha implementado el uso de instrumentos para su detección como la Escala de Depresión Geriátrica de Yesavage 16.

Valoración social

La valoración social está relacionada con el vínculo que existe entre los adultos mayores, familiares y el ambiente que los rodea siendo esto la causa de la aparición de los problemas sociales. El desarrollo social del adulto mayor se divide en diferentes categorías como el estado económico, condiciones ambientales, apoyo familiar y estado social. Para estas áreas se ha desarrollo la escala de Guijón que valora el estado socioeconómico del adulto mayor 17.

Presentación del caso

Paciente de 81 años de edad, aproximadamente hace 4 semanas presentó caída desde su propia altura, siendo trasladada al HVCM en compañía de su hijo, en donde fue intervenida de una fractura a nivel de la zona intertrocantérea del fémur izquierdo mediante reducción cerrada y osteosíntesis con clavo gamma; actualmente en el posoperatorio recibe la visita de la enfermera del centro de salud de Ricaurte. Desde la operación es incapaz de levantarse a pesar de la rehabilitación y permanece encamada; la paciente no muestra signos de deterioro cognitivo, se encuentra orientada en tiempo, espacio y persona; mide 1,53 y pesa 47 kg. Su perímetro abdominal es de 80 cm. Micción espontánea de 3 a 4 veces al día, suele hacer deposiciones todos los días. No fuma, no bebe alcohol. No presenta alergias.

Antecedentes Heredo- Familiares – No recuerda

Antecedentes Personales Patológicos: hipertensión arterial controlada. Diagnóstico: Fractura de cadera

Tratamiento: intradomiciliario.

  • Paracetamol 1 gramo.
  • Heparina
  • Curación de herida
  • Fisioterapia
  • Losartán 100 mg
  • Dieta hiposódica

Entrevista de Enfermería según los patrones funcionales de Marjory Gordon

Patrón 1: Mantenimiento- percepción de la salud

La paciente percibe su salud como regular ya que no puede levantarse y se encuentra encamada, se realiza controles médicos mensuales en el centro de salud, vive en compañía de su esposo, pero refiere que sus hijos siempre están al pendiente de ellos. Tiene hipertensión arterial desde hace unos 8 años la cual es controlada con medidas no farmacológicas y medicación antihipertensiva Losartán 100 mg.

Patrón 2: Nutricional- metabólico

Su IMC es de 20,08. Su hija es quien cocina, realiza cuatro comidas al día, aunque le gusta picar algo entre horas. Posee una dieta hiposódica. Refiere que en ocasiones tiene un poco de acidez estomacal. Manifiesta que consume poca cantidad de agua como 3 vasos al día. Además, la paciente no presenta problemas cutáneos y tiene buen color e hidratación de piel y mucosas.

Patrón 3: Eliminación

La paciente realiza 3 a 4 micciones al día en un bidet debido a su inmovilidad. Realiza la deposición 1 a 2 veces al día de características normales. No presenta diaforesis.

Patrón 4: Actividad- ejercicio

Paciente no realiza actividades físicas y recreativas debido a su estado de dependencia; al aplicar la Escala de Barthel, con un puntaje de 20 puntos es decir tiene dependencia total. En el índice de Lawton y Brody tiene dependencia en las AIVD, por imposibilidad de cuidar la casa, usar transporte público, ir a comprar o preparar la comida con un puntaje de 27 puntos. Además, se valora el índice de Katz obteniéndose un resultado de dependencia en actividades como bañarse, vestirse, uso del retrete, movilidad con un puntaje de 4. En la escala de Tinetti no se logró aplicar debido a la condición actual de la paciente.

Patrón 5: Sueño-descanso

Paciente manifiesta no tener problema relacionado con el descanso y conciliar el sueño, duerme de 6 a 7 horas diariamente, al despertarse se siente descansada. No toma siesta entre el día.

Patrón 6: Cognitivo-perceptual

Se encuentra consciente en tiempo, espacio y persona, necesita ayuda en la toma de decisiones. Refiere dolo a nivel de epigastrio con EVA 2/10 debido a la dispepsia, además presenta dolor agudo a nivel de la intervención quirúrgica, escala de EVA 5/10 que se manifiesta de forma continua y punzante. El dolor generalmente cesa con la analgesia que tiene prescrita en el tratamiento que es paracetamol 1 gr. A través de la escala de MMSE con puntuación de 15 y de Pfeffer puntuación de 3 se evidenció que no presenta deterioro cognitivo. Presenta deterioro de la agudeza visual en la escala de Snellen 20/25 ojo derecho y 20/30 ojo izquierdo producido por las cataratas, presenta hipoacusia izquierda y no presenta otras alteraciones sensoriales.

Patrón 7: Autopercepción-autoconcepto

Ha sufrido un cambio muy importante en su vida, ya que se ha vuelto una persona dependiente al tener la fractura, necesita ayuda para la realización de todos los autocuidados. Siguiendo la escala de Yesavage se encuentra con un puntaje de 11 con depresión leve.

Patrón 8: Rol-relaciones

Tiene una buena relación con su esposo e hijos, le gusta estar en compañía de sus nietos es un mecanismo de apoyo para no estar triste y estresada. A través de la escala de GIJÓN se evidencia que tiene una aceptable situación social con un puntaje de 9.

Patrón 9: Sexualidad- reproducción

No ha presentado problemas en la reproducción. Tiene tres hijos, los cuales nacieron por parto eutócico sin complicaciones y no ha tenido ningún aborto. La paciente tuvo la menarquia a los 15 años y la menopausia aproximadamente a los 49 años, aunque no recuerda muy bien.

Patrón 10: Adaptación- tolerancia al estrés

Desde la fractura de cadera, se encuentra triste, deprimida y a pesar de la rehabilitación piensa que está vez no va a poder con ello, y va a ser una carga para su familia.

Patrón 11: Valores y creencias

Su religión es católica, todos los domingos recibe la visita de un hermano quien le predica la palabra de Dios, le ayuda a minimizar sus miedos y aumentar su esperanza.

EXAMEN FÍSICO

Signos vitales

Presión arterial (PA): 130/90 mmHg,

Frecuencia cardiaca (FC): 84 lpm (latidos por minuto),

Frecuencia respiratoria (FR): 18 rpm (respiraciones por minuto)

Temperatura (Tº): 36.9 ºC

Sat O2: 93%

Apariencia general

Expresión Facial: Paciente con facies pálidas, álgicas.

Higiene: en condiciones adecuadas.

Postura: Posición decúbito supino, movilidad dependiente.

Cabeza: sin alteración

Ojos: escleróticas enrojecidas, presenta cataratas en ambos ojos,

Nariz: sin alteraciones

Boca: Prótesis dental

Oído: hipoacusia a nivel de oído izquierdo

Tórax anterior: sin alteración

Tórax posterior

expansibilidad pulmonar moderada, a la auscultación pulmonar se evidencia murmullo vesicular conservado y la auscultación cardíaca es rítmica sin soplos.

Abdomen: globuloso, ausencia de heridas y máculas, ausencia de cicatriz, a la auscultación ruidos peristálticos normales. A la palpación profunda presenta dolor a nivel de epigastrio con EVA 2/10 por dispepsia.

Extremidades superiores: sin alteración

Extremidad inferior izquierda: con presencia de herida quirúrgica sin signos de infección, a nivel de la zona intertrocantérea, refiere dolor en escala EVA 5/10.

Región genital: sin alteración.

Discusión

Las fracturas se asocian con mayor índice de mortalidad en los pacientes mayores de 65 sobre todo en los pacientes del género femenino debido al riesgo de caída. El manejo del paciente con fractura siempre deberá ser realizado con apoyo del médico y el geriatra y se debería considerar como una urgencia ortopédica, ya que se ha visto que el tiempo prolongado de hospitalización y la demora en el tratamiento quirúrgico se ha asociado a mayores complicaciones e incremento de la mortalidad de los pacientes por infecciones intrahospitalarias. En este sentido, recordar que a consecuencia de la fractura se pueden originar distintos grados de deterioro funcional e incapacidad crónica para la deambulación y para realizar las actividades de la vida diaria, básicas e instrumentales 18.

Conclusión

Al final de este trabajo se puede profundizar que el servicio ambulatorio del Centro de Salud de Ricaurte brinda cuidados de Enfermería para mejorar la calidad de vida del paciente con fractura de cadera. Con este plan de actuación, se mejora la movilidad física, fuerza, equilibrio y se logra la independencia a largo plazo; facilitando su reintegración a su entorno social siendo este el objetivo fundamental, integrando en este proceso a la familia. De esta manera las escalas de valoración geriátrica son de gran utilidad, ya que nos permite sistematizar la información unificando criterios y diagnósticos; evaluando de manera objetiva los problemas o las condiciones que presenta el adulto mayor para un adecuado seguimiento de su caso. Por lo tanto, nos ayuda a mejorar el cuidado asistencial y con ello aumentar la satisfacción de la paciente 19.

Anexos – Proceso de Atención de Enfermería en valoración geriátrica integral.pdf

Bibliografía

  1. Gálvez-Cano M, Chávez-Jimeno H, Aliaga-Diaz E. Utilidad de la valoración geriátrica integral en la evaluación de la salud del adulto mayor. Revista Peruana de Medicina Experimental y Salud Publica. 2016;33(2):321-327.
  2. Dirección Población Adulta Mayor – Ministerio de Inclusión Económica y Social [Internet]. [citado 18 de febrero de 2021]. Disponible en: https://www.inclusion.gob.ec/ direccion-poblacion -adulta-mayor/
  3. López Gavilánez E, Chedraui P, Guerrero Franco K, Marriott Blum D, Palacio Riofrío J, Segale Bajaña A, et al. Fracturas osteoporóticas de cadera en adultos mayores en Ecuador 2016. Revista de Osteoporosis y Metabolismo Mineral. 2018;10(2):63-70.
  4. Domínguez-Ardila A, García-Manrique JG. Valoración geriátrica integral. Atención Familiar. 2014;21(1):20-23.
  5. D’Hyver de las Deses C, D’Hyver de las Deses C. Valoración geriátrica integral. Revista de la Facultad de Medicina (México). 2017;60(3):38-54.
  6. Gálvez-Cano M, Chávez-Jimeno H, Aliaga-Diaz E. Utilidad de la valoración geriátrica integral en la evaluación de la salud del adulto mayor. Revista Peruana de Medicina Experimental y Salud Publica. 2016;33(2):321-327.
  7. D’Hyver de las Deses C, D’Hyver de las Deses C. Valoración geriátrica integral. Revista de la Facultad de Medicina (México). 2017;60(3):38-54.
  8. Screening for common problems in ambulatory elderly: clinical confirmation of a screen instrument. Segunda. 1996. 440-445 p.
  9. Lawton MP, Brody EM. Assessment of older people: self-maintaining and instrumental activities of daily living. Gerontologist. 1969;9(3):179-186.
  10. Tinetti ME. Performance-oriented assessment of mobility problems in elderly patients. J Am Geriatr Soc. 1986;34(2):119-126.
  11. MINISTERIO DE SALUD. GUÍAS CLÍNICAS GERONTO – GERIÁTRICAS DE ATENCIÓN PRIMARIA DE SALUD PARA EL ADULTO MAYOR. Ecuador- Quito; 2008.
  12. Pavón JG, López CA, Cristoffori G, Aguado R, Conde BA. Concepto de fragilidad: detección y tratamiento. Tipología del paciente anciano. Valoración geriátrica integral y criterios de calidad asistencial. Medicine – Programa de Formación Médica Continuada Acreditado. 2018;12(62):3627-3636.
  13. Martínez de la Iglesia J, Dueñas Herrero R, Onís Vilches MC, Aguado Taberné C, Albert Colomer C, Luque Luque R. Adaptación y validación al castellano del cuestionario de Pfeiffer (SPMSQ) para detectar la existencia de deterioro cognitivo en personas mayores de 65 años. Med clín (Ed impr). 2001;129-134.
  14. Folstein MF, Folstein SE, McHugh PR. «Mini-mental state». A practical method for grading the cognitive state of patients for the clinician. J Psychiatr Res. 1975;12(3):189-198.
  15. Kronfly Rubiano E, Rivilla Frias D, Ortega Abarca I, Villanueva Villanueva M, Beltrán Martínez E, Comellas Villalba M, et al. Riesgo de depresión en personas de 75 años o más, valoración geriátrica integral y factores de vulnerabilidad asociados en Atención Primaria. Atención Primaria. 2015;47(10):616-625.
  16. Yesavage JA, Brink TL, Rose TL, Lum O, Huang V, Adey M, et al. Development and validation of a geriatric depression screening scale: a preliminary report. J Psychiatr Res. 1983;17(1):37-49.
  17. Alarcón Alarcón T, González Montalvo JI. La Escala Socio-Familiar de Gijón, instrumento útil en el hospital general. Rev Esp Geriatr Gerontol. 1998;33(3):175-179.
  18. Blanco-Rubio N, Gómez-Vallejo J, Torres-Campos A, Redondo- Trasobares B, Albareda-Albareda J. ¿Es mayor la mortalidad en los pacientes que han sufrido una fractura de cadera? Revista Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología. 2021;65(2):85-90.
  19. Benchimol JA, Elizondo CM, Giunta DH, Schapira MC, Pollan JA, Barla JD, et al. Supervivencia y funcionalidad en ancianos mayores de 85 años con fractura de cadera. Revista Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología. 2020;64(4):265-271.
  20. Ejercicios De Rango De Movimiento Activo Care Guide Information En Espanol [Internet]. Drugs.com. [citado 19 de febrero de 2021]. Disponible en: https://www.drugs.com/ cg_esp/ejercicios-de-rango-de- movimiento-activo.html
  21. Villafuerte Reinante J, Alonso Abatt Y, Alonso Vila Y, Alcaide Guardado Y, Leyva Betancourt I, Arteaga Cuéllar Y. El bienestar y calidad de vida del adulto mayor, un reto para la acción intersectorial. MediSur. 2017;15(1):85-92.
  22. Ramírez ÁP. Profilaxis de las enfermedades tromboembólicas en pacientes hospitalizados. Rev Fac Cienc Méd. 2016;13(2):29.
  23. Enciso-Olivera CO, Galvis-Rincón JC, Devia-León A, Camargo-Puerto DA. Efectos cardiovasculares de un protocolo de reacondicionamiento físico en pacientes críticos de tres centros asistenciales en Bogotá, Colombia. Revistamedicasuis. 2016;29(2):13.
  24. Úlceras por presión: Prevención | Úlceras.net [Internet]. [citado 19 de febrero de 2021]. Disponible en: https://www.ulceras.net/ monografico/112/100/ulceras -por-presion- prevencion.html
  25. Rodríguez O. ¿Conoces el procedimiento para la realización de la cama cerrada desocupada? [Internet]. [citado 19 de febrero de 2021]. Disponible en: http://masquemayores.com/ magazine/conoces-el-procedimiento-para-la- realizacion-de-la-cama- cerrada-desocupada/
  26. Ibarra Cornejo JL, Fernández Lara MJ, Aguas Alveal EV, Pozo Castro AF, Antillanca Hernández B, Quidequeo Reffers DG. Efectos del reposo prolongado en adultos mayores hospitalizados. Anales de la Facultad de Medicina. 2017;78(4):439-444.