Ocronos – Editorial Científico-Técnica

Revisión bibliográfica sobre el procedimiento para la obtención de hemocultivo mediante venopunción en pacientes adultos

Incluido en la revista Ocronos. Vol. IV. Nº 2–Febrero 2021. Pág. Inicial: Vol. IV; nº2: 94

Autor principal (primer firmante): María Groote Murillo

Fecha recepción: 25 de Enero, 2021

Fecha aceptación: 18 de Febrero, 2021

Ref.: Ocronos. 2021;4(2): 94

Autoras:

Palabras clave: “HEMOCULTIVOS”, “ENFERMERÍA”, “ANÁLISIS DE SANGRE”

Resumen

El síndrome séptico constituye una grave emergencia médica; la rapidez y certeza en el diagnóstico etiológico de una septicemia constituye una gran responsabilidad. En pacientes con una sospecha de infección, se debe obtener una muestra de hemocultivo con el objetivo de confirmar la bacteriemia.

Una técnica inadecuada en la extracción de hemocultivos puede originar alteraciones de los valores significativos, dando lugar a un aumento de pruebas diagnósticas, tratamientos innecesarios, estancias hospitalarias, sobrecarga asistencial y aumento de los costes. A través de esta revisión bibliográfica, queremos exponer la importancia que tiene la correcta técnica de extracción, transporte y procesamiento para garantizar la fiabilidad de los resultados obtenidos.

Abstract

Septic syndrome is a serious medical emergency; the speed and certainty in the etiological diagnosis of septicemia constitutes a great responsibility. In patients with suspected infection, a blood culture sample should be obtained in order to confirm bacteremia.

An inadequate technique in the extraction of blood cultures can cause alterations in the significant values, leading to an increase in diagnostic tests, unnecessary treatments, hospital stays, care overload and increased costs. Through this bibliographic review, we want to expose the importance of the correct extraction, transport and processing technique to guarantee the reliability of the results obtained.

Introducción

La sepsis se define como la existencia posible o documentada de una infección junto con manifestaciones de fallo multiorgánico. Por sepsis severa entendemos, en términos generales, el proceso infeccioso que conlleva a disfunción orgánica 1-2.

El síndrome séptico constituye una grave emergencia médica; la rapidez y certeza en el diagnóstico etiológico de una septicemia constituye una gran responsabilidad. Cada año, a nivel mundial, se producen aproximadamente 18 millones de casos de sepsis graves. Causa una mortalidad del 30%; alrededor de unas 1.400 las personas que mueren cada día por esta enfermedad, siendo una de las principales causas de mortalidad en todo el mundo 2.

En pacientes con una sospecha de infección, se debe obtener una muestra de hemocultivo con el objetivo de confirmar bacteriemia además de proporcionarnos la causa infecciosa de un episodio de bacteriemia, podemos realizar modificaciones en el tratamiento antimicrobiano establecido y otorga un valor pronóstico 3.

Los hemocultivos contaminados, acarrean un aumento de pruebas diagnósticas, tratamientos innecesarios, estancias hospitalarias, sobrecarga asistencial y aumento de los costes. Supone un sobrecoste de unos 4.000 € y un incremento de la estancia hospitalaria de 4-5 días. Por lo que es tan importante una correcta técnica de extracción, transporte y procesamiento 1-3.

La obtención de una muestra de hemocultivos es un procedimiento complejo, que exige conocimiento y habilidad. Debido a la importancia diagnóstica de los hemocultivos, el objetivo de este artículo, es realizar una revisión bibliográfica sobre el procedimiento para la obtención de hemocultivos mediante venopunción exponiendo la importancia que tiene garantizar la calidad en la obtención de la muestra 2-4.

Objetivos

Objetivo Principal

Objetivo Específico

Desarrollo

Procedimiento para la obtención de hemocultivos:

Material necesario

Consideraciones previas

Descripción del procedimiento

Lo primero que haremos antes de realizar la técnica será confirmar la identidad del paciente, le informaremos sobre el procedimiento y su finalidad y por último solicitaremos su consentimiento 4-6.

Realizaremos una correcta higiene de manos con jabón antiséptico o solución hidroalcohólica siguiendo las indicaciones marcadas por el modelo de «los cinco momentos» de la OMS 7-8.

A continuación, prepararemos todo el material necesario para la obtención de la muestra en una batea; antes de la extracción rotularemos los frascos con el orden de la extracción (primero o segundo), marcaremos con un rotulador el nivel del medio de cultivo del frasco con la finalidad de controlar el volumen de sangre introducida, colocaremos la etiqueta identificativa del paciente sin tapar el fondo del frasco ni el código de barras del mismo y por último desinfectaremos el tapón de goma de la botella con clorhexidina alcohólica 2% durante 15 segundos y dejaremos secar. 6-9

Figura 1: foto frasco hemocultivo.

Hemocultivos para Enfermería: revision. ELENFERMER ODELPENDIENTE BLOG

Una vez preparado todo el material solicitaremos la colaboración del paciente, colocaremos al paciente decúbito supino con el brazo en hiperextensión y le pediremos que permanezca quieto durante la venopunción 7.

Figura 2: foto desinfección zona de punción. MANUAL DE TOMA DE MUESTRAS DE MICROBIOLOGÍA. Salud Aragón

Antes de elegir la zona de punción realizaremos una correcta higiene de manos con jabón antiséptico o solución hidroalcohólica y nos colocaremos los guantes no estériles. La zona idónea, es la fosa antecubital, localizada en la parte anterior del brazo; cuando estas venas no están disponibles o no son accesibles, las venas del dorso de la mano también pueden ser utilizadas 6.

Elegida la vena, realizaremos la desinfección de la zona de punción con clorhexidina alcohólica al 2%, se aplica haciendo movimientos circulares desde el centro hacia la periferia y dejar secar al aire. No se debe tocar la zona desinfectada después de la limpieza 7.

El siguiente paso es la colocación del compresor en el brazo del paciente, se debe colocar con el lazo hacia arriba, para evitar la contaminación de la zona de punción, a 7,5 -10 cm por encima de la zona de la punción, no debemos apretarlo con intensidad, puesto que el flujo arterial no debe ser interrumpido; el pulso debe permanecer perceptible y no debe sobrepasar más de 1 minuto 6-8.

Prepararemos el campo estéril con todo el material necesario para la venopunción (palomilla o aguja intravenosa y jeringa 20 cc, gasas, paño estéril, guantes estériles); antes de la extracción de la muestra realizaremos una correcta higiene de manos con jabón antiséptico o solución hidroalcohólica y nos colocaremos los guantes estériles. El uso de la mascarilla quirúrgica durante el proceso de la extracción es controvertido, en la última guía de práctica clínica sobre hemocultivos del 2018/2019 no recomienda su uso de rutinario 4-8.

En cuanto al tipo de sistema a utilizar para la extracción de la muestra existen dos tipos:

El volumen es uno de los factores que más influyen en la sensibilidad de los hemocultivos por ello, es importante marcar antes de realizar la extracción, el volumen inicial de los mismos. El volumen que debemos inocular en cada frasco debe ser unos 10-15ml, teniendo en cuenta siempre las recomendaciones del fabricante 7.

Es importante invertir los frascos, es decir, girar el tubo verticalmente 180° y volver a colocarlo en la posición inicial al menos 4 veces. Al mezclarlos conseguimos una mejor distribución de la sangre con el medio de cultivo y optimizamos el crecimiento de las posibles bacterias presentes. Tras el procedimiento de homogeneización, todos los frascos deben dejarse en posición vertical 8-9.

Tras finalizar la extracción de sangre, colocaremos una gasa en la zona de punción, sin aplicar presión; mientras la aguja todavía está dentro de la vena o después de que la aguja ha sido extraída de la misma activar el mecanismo de seguridad para evitar un accidente con la aguja contaminada; se deben seguir las recomendaciones del fabricante según el dispositivo utilizado y desechar en un contenedor especial el para objetos punzantes 4-7.

Por último, taparemos la herida con una venda o apósito, colocando una cinta adhesiva apretada sobre una almohadilla de algodón o gasa y aconsejaremos al paciente que aplique una presión suave sobre la zona de la punción durante 2 minutos para los pacientes que toman anticoagulante será de 10 minutos también recordaremos no doblar el brazo para minimizar el riesgo de hematoma o sangrado prolongado 7-8.

Nos quitaremos y desecharemos los guantes y nos lavaremos las manos con agua y jabón o gel hidroalcohólico; se recomienda quitarse los guantes de la siguiente manera: retirar un guante dándole la vuelta hacia adentro, cubrir este primer guante dando la vuelta al segundo guante sobre él 5.

En los pacientes adultos, está indicado extraer como mínimo dos sets de hemocultivos de diferentes puntos anatómicos; es decir, debemos realizar dos extracciones de sangre de ambos brazos. En cuanto al intervalo de tiempo entre una muestra y otra va a depender de la gravedad de nuestro paciente; en situaciones graves se pueden extraer hemocultivos en un corto intervalo de tiempo, minutos, o de manera simultánea. En cambio, si la situación clínica del paciente lo permite la demora puede prolongarse de minutos a horas 6-7.

Por último, registraremos en el documento de exámenes complementarios el procedimiento y fecha de realización 8.

Conservación y transporte

Debemos enviar las muestras al laboratorio en mano lo más rápidamente posible; si no pueden ser enviados inmediatamente al laboratorio debemos mantenerlos a temperatura ambiente, nunca debemos refrigerar ni congelar las muestras. Por riesgo de rotura no debemos usar el tubo neumático 4-7-8.

Conclusiones

Es importante garantizar la calidad en la obtención de la muestra tanto al inicio de la fase previa al análisis como en la preparación, obtención y transporte. Un error en cualquier fase produce pérdidas económicas y de tiempo, una mala utilización de recursos y lo más grave errores diagnósticos de gran impacto en el pronóstico y la seguridad en la atención de los pacientes.

Un correcto adiestramiento y una praxis de calidad avalan unos buenos resultados y proporcionan un soporte adecuado para evitar malas interpretaciones clínicas que pueden comprometer la seguridad del paciente.

Bibliografía

  1. Pardinas-Llergo M J, Alarcón-Sotelo A, Ramírez-Angulo C, Rodríguez-Weber F, Díaz-Greene E J. Probabilidad de éxito de obtener un hemocultivo positivo. Med Int Méx [Internet] 2017. [consultado 10 Enero 2021]; 33 (1): 28-40. Disponible en: http://www.scielo.org. mx/pdf/mim/v3 3n1/0186 -4866-mim-33-01- 00028.pdf
  2. Sánchez Bermejo R, Rincón Fraile B, Cortés Fadrique C, Fernández Centeno E, Peña Cueva S, De las Heras Castro E M. Hemocultivos, ¿Qué te han contado y qué haces? Enferm Global [Internet] 2012. [consultado 10 Enero 2021]; 11 (2): 146-163. Disponible en: https://revistas.um .es/eglobal/article/ view/eglobal.11.2. 138471/133441
  3. Guzmán A, Sánchez T, De la Barra R. Análisis de la monitorización de cinco indicadores de calidad del hemocultivo en un hospital universitario en Chile 2009-2011. Rev. chil. infectol. [Internet] 2012 [citado 2021 Ene 23]; 29 (4): 406-411. Disponible en: https://scielo.conicyt. cl/scielo.php?script=sci _arttext&pid=S0716-1018201 2000400007 &lng=es
  4. Galarreta Aperte S, Martín Gracia C. Enferpedia. Técnicas y procedimientos de Enfermería. Madrid: Panamericana; 2018.
  5. González Oviedo F, López M. Protocolo: obtención de muestra de hemocultivo. Notas de Enfermería [Internet] 2012. [consultado 11 Enero 2021]; 20:15-17. Disponible en: https://d1wqtxts 1xzle7.cloudfront. net/46338895/7Protocolo Obtencion_de_ Muestras_de_Hemo cultivo.pdf?1465392 088=HYPERLINK
  6. Ramirez Galleymore P, Gordón Sahuquillo M. Antisepsia en la extracción de hemocultivos. Tasa de contaminación de hemocultivos. Medicina Intensiva [Internet] 2019. [consultado 11 Enero 2021]; 43(1): 31-34. Disponible en: https://www.medintensiva. org/es-antisepsia-extraccion -hemocultivos-tasa-contaminacion -artic uloS02105 69118302584#: ~:text=El%20 origen%20m%C3 %A1s%20frecuente% 20de,vez%20la s%20p osibilidades%20de %20contaminaci %C3%B3n
  7. Balbás Liaño V M, Gómez Laso A F. Revisión del Protocolo de Extracción de Hemocultivos en el Hospital Comarcal Sierrallana. Nuberos Científica [Internet] 2011. [consultado 10 Enero 2021]; 1(2): 30-35. Disponible en: http://www. enfermeriacantabria.com/ enfermeriacantabria/web/ articulos/5/32
  8. Instituto Español de Investigación enfermera. Consejo General de Enfermería. Guía de práctica clínica enfermera sobre Hemocultivos. [Internet] Disponible en: https://www.consejo generalenfermeria. org/sala-de-prensa /doc-interes/ send/19-documento s-de-interes/926 -guia-de-practica-clinica -enfermera- sobre-hemocultivos
  9. Pascual A. Hemocultivos y líquido cefalorraquídeo. Enferm Infecc Microbiol Clin [Internet] 2003. [consultado 10 Enero 2021]; 21(2): 37-42. Disponible en: https://www.elsevier. es/es-revista-enfermedades -infecciosas-microbiologia -clinica-28-pdf-

Salir de la versión móvil