Procedimiento de actuación de parada cardiorrespiratoria en el ámbito hospitalario

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 3–Marzo 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº3: 15

Autor principal (primer firmante): Eva María Cruz Serrano

Fecha recepción: 7 de Febrero, 2022

Fecha aceptación: 3 de Marzo, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(3) 15

Autores: Eva María Cruz Serrano (Técnico en Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear) Saioa Del amo Santiago (Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería) María Dolores Gracia Alcalde (Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería) Virginia Colón Pelleja (Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería)

Palabras clave: Parada-cardiorrespiratoria-actuación

Introducción

Una parada cardiorrespiratoria (PCR) se entiende por toda situación clínica que comprende un cese inesperado, brusco y potencialmente reversible de las funciones respiratorias y/o cardiocirculatorias espontaneas, no siendo resultado de la evolución natural de una enfermedad crónica avanzada o incurable, o del envejecimiento biológico. Si no se contrarresta con medidas de reanimación, el paro cardiorrespiratorio produce una disminución brusca de transporte de oxígeno que da lugar a una disfunción del cerebro inicialmente y, posteriormente conduce a lesiones celulares irreversibles en el organismo por la anoxia tisular y a la muerte biológica. (1)

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Se han elaborado una serie de maniobras, que constituyen el conjunto de técnicas y estrategias de la resucitación cardiopulmonar (RCP). Se define RCP como un conjunto de maniobras encaminadas a revertir el estado de PCR, sustituyendo primero, para intentar reinstaurar después, la respiración y circulación espontáneas. (2)

Posibilidades de éxito de la RCP

  1. Tiempo transcurrido desde que se produce la PCR hasta que se realiza la RCP. La probabilidad de sobrevivir ante un paro cardiaco, se reduce en un 10% por cada minuto que pasa, por ello el inicio precoz de la reanimación es el factor que más ejerce sobre la supervivencia y la evolución neurológica.
  2. Tiempo de duración de la RCP. La probabilidad de sobrevivir se reduce cuando el tiempo de reanimación sobrepasa los 30 minutos.
  3. Entrenamiento y equipamiento del personal de emergencia y reanimador.
  4. Las características del paciente, puesto que los pacientes con enfermedades más leves consiguen resultados más satisfactorios que los que padecen enfermedades más graves.

Cadena de supervivencia

  1. La cadena se inicia con el reconocimiento de la parada de cualquier personal sanitario, este valorará los síntomas y signos vitales.
  2. Código parada, consiste en la activación simultanea del equipo multidisciplinar que debe acudir a la atención de la parada cardiaca, a través de un número único. La persona que detecte la PCR, deberá solicitar ayuda marcando el código *** y comunicar de forma clara y tranquila el número de habitación o servicio en el que se encuentra.
  3. Comenzar RCP de calidad inmediatamente hasta que llegue el equipo de emergencia especializado. Las compresiones torácicas y ventilaciones pueden duplicar o triplicar la supervivencia de una parada cardiaca.
  4. Solicitud de desfibrilador semiautomático y desfibrilador precoz, es la única medida que puede permitir la recuperación de un latido cardiaco efectivo en situaciones de PCR con ritmo desfibrilable.
  5. Soporte vital avanzado y cuidados postresucitación. Es el último eslabón de la cadena de supervivencia con un abordaje multidisciplinar de los servicios sanitarios. Se llevará a cabo en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Síntomas y signos premonitorios

Síntomas

  1. Dolor torácico
  2. Disnea, dificultad respiratoria
  3. Alteración del estado mental
  4. Quejas gastrointestinales

Signos

  1. Taquipnea mayor de 30 (respiraciones por minuto – rpm)
  2. Frecuencia cardiaca menor de 30 (spm)
  3. Presión arterial sistólica menor de 90 mmHg.
  4. Saturación de oxígeno por pulsioximetría menor del 90%
  5. Temperatura menor de 35ºC o mayor de 38.5ºC

Conclusión

Todo el personal sanitario deberá estar al corriente de los pasos a seguir si se produce una PCR. Por ello es muy importante formar al personal para el reconocimiento de los signos frente a una parada y poder ofrecer una respuesta temprana.

Desarrollar un programa de formación y entrenamiento periódico en resucitación cardiopulmonar (RCP) con talleres teórico-prácticos anuales. Esto nos ayudará a corregir deficiencias detectadas.

En cada uno de los servicios del hospital, establecer una composición de las funciones de cada uno de los intervinientes.

Bibliografía

  1. Arrabal Sánchez R. PARADA CARDIORRESPIRATORIA [Internet]. Medynet.com. 2022 [cited 31 January 2022]. Available from: http://www.medynet.com/ usuarios/jraguilar/Manual %20de%20urgencias% 20y%20Emergencias/ pcr.pdf
  2. Barranco Ruiz F. 1.1.4. Conceptos esenciales en RCP [Internet]. Uninet.edu. 2022 [cited 31 January 2022]. Available from: https://uninet.edu/ tratado/c010104.html
  3. PLAN HOSPITALARIO DE REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR Y SOPORTE VITAL [Internet]. Privada.semicyuc.org. 2022 [cited 31 January 2022]. Available from: http://privada.semicyuc. org/sites/default/files/ plan_hjrj_rcp.pdf