Los principios generales del Sistema de Salud según la Ley General de Sanidad

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 9–Septiembre 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº9: 409

Autor principal (primer firmante): Laura Velázquez Hernández

Fecha recepción: 1 de septiembre, 2023

Fecha aceptación: 28 de septiembre, 2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(9) 409

Autores:

  1. Laura Velázquez Hernández, Grupo Administrativo de la Función Administrativa.
  2. Susana Moreno Lázaro, Grupo Administrativo de la Función Administrativa.

Resumen

La Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad tiene por objeto la regulación general de todas las acciones que permitan hacer efectivo el derecho a la protección de la salud reconocido en el artículo 43 y concordantes de la Constitución.

Palabras clave

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Principios generales, Sistema de Salud, poderes públicos, derechos y deberes.

Objetivos

El objetivo de este Artículo es revisar los principios generales del sistema de salud según la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad.

Introducción

El Sistema Nacional de Salud español fue configurado por la Ley General de Sanidad de 1986 como el conjunto de los servicios de salud de las comunidades autónomas, convenientemente coordinados.

Este modelo de sistema sanitario, descentralizado, venía a dar respuesta a la nueva organización territorial del Estado, operada por el título octavo de la Constitución.

Durante las décadas de los 80 y 90 se produjo el proceso de descentralización sanitaria con el traspaso a las Comunidades Autónomas de las competencias en materia de sanidad.

El Instituto Nacional de Gestión Sanitaria se ocupa de las prestaciones sanitarias en el ámbito territorial de las Ciudades de Ceuta y Melilla (1).

La Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad (2), estableció los principios generales del Sistema de Salud.

publica-articulo-revista-ocronos

Principios generales del Sistema de Salud

Los medios y actuaciones del sistema sanitario estarán orientados prioritariamente a la promoción de la salud y a la prevención de las enfermedades.

La asistencia sanitaria pública se extenderá a toda la población española, y su acceso y las prestaciones sanitarias se realizarán en condiciones de igualdad efectiva.

Los poderes públicos deberán informar a los usuarios de los servicios del sistema sanitario público, o vinculados a él, de sus derechos y deberes.

Derechos

Todos tienen los siguientes derechos con respecto a las distintas administraciones públicas sanitarias:

  • Al respeto a su personalidad, dignidad humana e intimidad, sin que pueda ser discriminado por su origen racial o étnico, por razón de género y orientación sexual, de discapacidad o de cualquier otra circunstancia personal o social.

  • A la información sobre los servicios sanitarios a que puede acceder y sobre los requisitos necesarios para su uso. La información deberá efectuarse en formatos adecuados, siguiendo las

reglas marcadas por el principio de diseño para todos, de manera que resulten accesibles y comprensibles a las personas con discapacidad.

  • A la confidencialidad de toda la información relacionada con su proceso y con su estancia en instituciones sanitarias públicas y privadas que colaboren con el sistema público.

  • A ser advertido de si los procedimientos de pronóstico, diagnóstico y terapéuticos que se le apliquen pueden ser utilizados en función de un proyecto docente o de investigación, que, en ningún caso, podrá comportar peligro adicional para su salud.

    En todo caso será imprescindible la previa autorización y por escrito del paciente y la aceptación por parte del médico y de la Dirección del correspondiente Centro Sanitario.

  • A que se le asigne un médico, cuyo nombre se le dará a conocer, que será su interlocutor principal con el equipo asistencial. En caso de ausencia, otro facultativo del equipo asumirá tal responsabilidad.

  • A participar, a través de las instituciones comunitarias, en las actividades sanitarias, en los términos establecidos en esta Ley y en las disposiciones que la desarrollen.

  • A utilizar las vías de reclamación y de propuesta de sugerencias en los plazos previstos. En uno u otro caso deberá recibir respuesta por escrito en los plazos que reglamentariamente se establezcan.

  • A elegir el médico y los demás sanitarios titulados de acuerdo con las condiciones contempladas, en esta Ley, en las disposiciones que se dicten para su desarrollo y en las que regulen el trabajo sanitario en los Centros de Salud.

  • A obtener los medicamentos y productos sanitarios que se consideren necesarios para promover, conservar o restablecer su salud, en los términos que reglamentariamente se establezcan por la Administración del Estado.

Obligaciones

Serán obligaciones de los ciudadanos con las instituciones y organismos del sistema sanitario:

  1. Cumplir las prescripciones generales de naturaleza sanitaria comunes a toda la población, así como las específicas determinadas por los Servicios Sanitarios.

  2. Cuidar las instalaciones y colaborar en el mantenimiento de la habitabilidad de las instituciones sanitarias.

  3. Responsabilizarse del uso adecuado de las prestaciones ofrecidas por el sistema sanitario, fundamentalmente en lo que se refiere a la utilización de servicios, procedimientos de baja laboral o incapacidad permanente y prestaciones terapéuticas y sociales.

Conclusiones

La Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad, regula los principios generales del Sistema de Salud. Es muy importante conocer los derechos y deberes que deben informar los poderes públicos.

Bibliografía

  1. Página del Ministerio  de Sanidad: https://www.sanidad.gob.es/organizacion/ ccaa/home.htm
  2. Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad. («BOE» núm. 102, de 29/04/1986.)