Principios generales de Farmacología

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 10–Octubre 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº10: 177

Autor principal (primer firmante): Edgar Magrané Velasco

Fecha recepción: 19 de septiembre, 2022

Fecha aceptación: 16 de octubre, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(10) 177

Autores

  1. Edgar Magrané Velasco
  2. Diana Beatriz Barón Molina
  3. Inmaculada Fernández Bueno
  4. Saioa Del Amo Santiago
  5. Antonio Javier Royo Conde
  6. Cristina Ciria Bovio

Palabras clave

fármacos |acción |medicamento |administración |fármaco |correcto |correcta | concentración |interior |medicación |

publica-TFG-libro-ISBN

Introducción

El término «acción de los fármacos», se refiere a la vida media o tiempo de supresión de los mismos.

En este proceso tenemos la posibilidad de diferenciar:

  • Inicio de la acción: tiempo que avanza a partir de la gestión del medicamento, hasta que hay respuesta al mismo.
  • Pico del grado de plasma: grado plasmático mayor logrado con una dosis exclusiva.
  • Vida media de un medicamento: es el tiempo solicitado por el proceso de supresión para minimizar a la mitad la concentración del medicamento a eso que era cuando se administró al principio.
  • Meseta: la concentración del fármaco se preserva la concentración plasmática, luego de unas dosis estáticas reiteradas.

Para lograr el impacto anhelado, el fármaco debería conseguir un órgano efector y actuar en el interior a nivel celular. Tiene que haber una relación entre el medicamento y el interior del tejido.

Tipos de acción de los fármacos:

  • Acción inespecífica: van a lograr sus efectos por medio de mecanismos derivados de sus propias propiedades físico-químicas, o sea, antagonizando alguna sustancia anormal o que está en porciones insuficientes, modificando las características físico- químicas de las células como, por ejemplo, los analgésicos que trabajan modificando las construcciones lípido-proteicas de las membranas celulares de las células nerviosas.
  • Acción específica: pertenecen a este conjunto los fármacos que se integran a receptores específicos de las membranas celulares.
  • Acción de sugestión o placebos: es un vocablo derivado del latín cuya traducción es

«yo agradaré». Hablamos de toda sustancia desprovista de actividad farmacológica, sin embargo, que puede llegar a producirlos. Intervienen procesos psicológicos.

Es de enorme utilidad terapéutica ya que se puede actuar por medio de sus efectos en un paciente, controlando parcialmente su patología y posibilita ver el verdadero alcance y utilidad de un medicamento al compararlo con un placebo.

Puede tener el problema de caer en un uso desmesurado en ciertos pacientes, entrando en juego temas éticos y morales.

Componentes que influyen en la acción de los medicamentos

  • Edad: los niños pequeños y los ancianos son en especial susceptibles a la medicación, por lo cual tienen que recibir menos dosis. Además, influye de manera directa el peso del cuerpo en la acción del medicamento. A más peso, más dosis es preciso.
  • Sexo: las primordiales diferencias entre hombres y mujeres estriban en la estructura del cuerpo grasa y de agua y las hormonas. Las mujeres poseen más tejido graso y los hombres más líquido en el cuerpo. De esta forma, los hombres absorben de forma más inmediata los fármacos hidrosolubles y las féminas los liposolubles.
  • Componentes de los genes: se puede reaccionar de diferente modo a una droga por esto. – Componentes psicológicos o placebos.
  • Patología coexistente: la acción del fármaco puede verse modificada si hay funcionalidades renales, circulatorias o hepáticas alteradas.

Los 5 correctos en la gestión de fármacos

Los 5 correctos en la gestión de fármacos son:

  1. Fármaco adecuado.
  2. Dosis adecuada.
  3. Instante adecuado.
  4. Vía adecuada.
  5. Paciente adecuado.

Método

El primer paso a continuar es la identificación del paciente conveniente. Se debe verificar su nombre, apellidos, número de habitación y cama.

Se le debería preguntar el nombre al paciente antes de darle cualquier medicamento.

En la gestión del fármaco es primordial verificar que el medicamento que iremos a ofrecer es el adecuado. Para eso debemos estar seguros de que la dosis es la adecuada, por medio de la vía adecuada y en el momento prescrita.

Ciertos pacientes pueden necesitar ayuda para tomar la medicación. Tienen la posibilidad de cometer el error de masticar las tabletas que tienen dentro protección entérica. La vía parenteral exige prestar una mayor vigilancia. Los medicamentos parenterales trabajan tan veloces que un error puede ser perjudicial o letal.

Después de administrar el medicamento se debería registrar y evaluar la contestación del paciente.

Bibliografía

  1. Castells Molina, Silvia, Hernández Pérez, Margarita. Farmacología en Enfermería. 3ª Edición: Madrid; 2012.
  2. Flórez Beledo, Armijo Simón, Martínez, Mediavilla. Farmacología Humana. 6ª Edición. Madrid: Editorial Elsevier; 2013.
  3. Hernández Herrero, Gonzalo, Moreno González, Alfonso, Zaragozá García, Francisco, Porras Chavarino, Alberto. MediPharm. Tratado de Medicina Farmacéutica. 1ª Edición. Barcelona: Editorial Médica Panamericana; 2010.
  4. Hilal Dandan. Randa & Brunton. Manual de farmacología y terapéutica. 2ª Edición. Madrid: Editorial McGrawHill; 2015.