Prevención del suicidio. Un enfoque multisectorial

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 1–Enero 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº1: 108

Autor principal (primer firmante): Frago Quintana Jose Miguel

Fecha recepción: 13 de diciembre, 2022

Fecha aceptación: 10 de enero, 2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(1) 108

Autores

  1. Frago Quintana, Jose Miguel. Enfermero. (Principal).
  2. Martínez Longas, Ángel José. Enfermero.
  3. Escartín del Rio, Lucía. Enfermera.
  4. Galve Marqués, Paula. Enfermera.
  5. Martín García, Miriam. Enfermera.
  6. Galloso Rojo, Iván. Enfermero.

Resumen

El suicidio es un grave problema de Salud Pública. El estigma que gira en torno a él y el tabú de la sociedad a hablar sobre ello, hacen que muchas personas no busquen ayuda o se queden solas. A pesar de todo, ha quedado demostrado que el suicidio es prevenible. En este artículo vamos a analizar las medidas de prevención más relevantes desde un enfoque multisectorial.

Palabras clave

Suicidio, Prevención, Enfermedad Mental.

publica-TFG-libro-ISBN

Introducción

La American Psychiatry Association (1) define el suicidio como aquella muerte infligida, con evidencia (implica o explícita) de que la persona tiene intención de morir.

El suicidio es el mayor problema de Salud Pública a los que nos enfrentamos actualmente. La OMS habla de más de 700.000 fallecimientos al año en el mundo por esta causa (2). Según los últimos datos del INE (3) en España en el año 2020 se suicidaron 3941 personas (2930 hombres y 1011 mujeres) superando a los accidentes de tráfico en cuanto a mortalidad por causa externa.

Se ha demostrado que las personas con enfermedad mentales previas son el colectivo con mayor prevalencia, especialmente con diagnósticos de depresión y ansiedad. Además, existen ciertos factores externos que incrementan el riesgo, como puede ser: pérdida de empleo, dificultades económicas, violencia doméstica, consumo de drogas y más recientemente el confinamiento que ha supuesto la pandemia por COVID-19 (4).

A día de hoy, hablar del suicidio sigue siendo un tabú, pero hay que tener en cuenta que numerosos estudios científicos (5) demuestran lo siguiente:

  • Los suicidios afectan a todas las franjas de edad, en especial jóvenes y ancianos.
  • El 90% de las personas que se suicidan habían manifestado previamente su idea.
  • Hablar abiertamente y de manera adecuada del suicidio disminuye la conducta suicida.
  • El 90% de las personas que se suicidan tienen algún tipo de enfermedad mental que puede ser tratada por personales competentes en la materia.
  • La conducta suicida es una reacción inadecuada del individuo en la que si no se logra el objetivo suele haber siempre arrepentimiento.

Los estudios demuestran que las personas que quieren suicidarse lo logran al primer o segundo intento (6), por lo que la prevención debe iniciarse incluso antes de la ideación suicida.

Recientemente en España, se ha hecho un estudio comparativo (7) que demuestra que no todas las comunidades tienen planes de prevención del suicidio y la mayoría de las intervenciones van dirigidas a los profesionales sanitarios.

En junio de 2021, la OMS lanzó LIVE LIFE – VIVIR LA VIDA (8), una guía de prevención del suicidio en todo el mundo. En ella se recalca que la prevención del suicidio no debe ser abordada por el sector de la salud únicamente, ya que para que sea eficaz debe tener un enfoque multisectorial.

Objetivo

Conocer las líneas estratégicas más relevantes para la prevención del suicidio desde un enfoque multisectorial.

Método

El método utilizado para la realización de este trabajo fue una revisión bibliográfica relacionada con el tema de investigación. Para recopilar la mayor cantidad de información posible se han utilizado búsquedas en páginas web, artículos, revistas científicas y guías internaciones de la OMS. Se ha realizado una búsqueda sistemática de libros y artículos en las principales bases de datos: PubMed, Medline y Scielo.

Resultados

A continuación, vamos a presentar las medidas de prevención más relevantes encontradas en la bibliografía: (8) (9) (10) (11) (12)

Velar por que se limite el acceso a los medios de suicidio

  • Restringir el acceso a medios de suicidio a través de leyes y políticas nacionales, como por ejemplo evitando la comercialización de plaguicidas fuertemente tóxicos, restringir y regular las armas de fuego, instalar barreras en zonas frecuentes de saltos como puentes o zonas ferroviarias, así como la restricción o sustitución de fármacos potencialmente tóxicos por otros más seguros.

Interactuar con los medios de comunicación para que informen de forma responsable sobre el suicidio

Se ha demostrado que exponer suicidios de celebridades explicando los métodos usados aumenta los suicidios por imitación (efecto Wherther), mientras que, si se exponen casos de personas que finalmente no han consumado el suicidio superando las adversidades, se da un efecto preventivo (efecto Papageno). Por tanto, hay que incidir en la formación de los profesionales de los medios de comunicación para informar de manera responsable.

Desarrollar las aptitudes socioemocionales para la vida de los adolescentes

Llevar a cabo en las escuelas cursos de sensibilización sobre salud mental, así como formación sobre aptitudes en relación a la resolución de problemas y afrontamiento del estrés. Las esferas de trabajo donde se debería incidir son: formación en los docentes sobre signos de alerta de la conducta suicida, facilitar un entorno escolar seguro evitando actuando sobre los casos de acoso escolar, apoyo específico para estudiantes que ya hayan manifestado ideas suicidas, implicar a los padres en la salud mental de sus hijos, uso adecuado de internet y las redes sociales, así como iniciativas para actuar sobre otros factores de riesgo como el consumo de drogas.

Actuar para detectar a tiempo, evaluar, gestionar y hacer seguimiento de cualquier persona con conductas suicidas

Los profesionales de la salud deber recibir formación tanto para la detección como para la evaluación, gestión y seguimiento de las personas con riesgo de suicidio. A nivel comunitario es importante potenciar los grupos de autoayuda, así como líneas telefónicas de apoyo para las personas con crisis.

Conclusiones

El suicidio afecta a todos los países y a todas las franjas de edad con una fuerte repercusión tanto a nivel familiar, de amistades y como comunidad.

Queda demostrado que el suicidio es prevenible, pero para ser eficaz, la estrategia nacional debe incluir tanto al sector de la salud como al resto de sectores de la sociedad (política, comunicación, educación…) actuando así desde un enfoque multisectorial. La restricción al acceso de medios de suicidio a través de políticas eficaces, potenciación de la prevención del suicidio en los servicios de salud y las escuelas, fomentando una identificación temprana y manejo eficaz de las ideas suicidas, así como un enfoque comunitario que permita prestar apoyo a colectivos vulnerables y lucha contra la estigmatización son medidas que se deben llevar a cabo para acabar así con el mayor problema de salud pública al que nos enfrentamos como sociedad.

Bibliografía

  1. Asociación Americana de Psiquiatría. ¿Qué son suicidio y autolesión? [Internet]. 2022 [Citado el 20 de Noviembre de 2022]; Disponible en https://psychiatry.org/patients- families/la-salud-mental/suicidio-y-autolesion/ que-son-suicidio-y-autolesion
  2. Global health estimates: leading causes of death. Ginebra: Organización Mundial de la Salud. [Internet]. 2021 [Citado el 20 de Noviembre de 2022]; Disponible en: https://www.who.int/data/ gho/data/themes/mortality- andglobal-health-estimates/ghe- leading-causes-of-death
  3. Instituto Nacional de Estadística. Defunciones por suicidios. [Internet]. 2020 [Citado el 23 de Noviembre de 2022]; Disponible en: https://www.ine.es/jaxi/ Datos.htm?tpx=49948
  4. Gunnell et al. Suicide risk and prevention during the COVID-19 pandemic. [Internet]. [Citado el 20 de Noviembre de 2022]; Disponible en: https://doi.org/10.1016 /S2215- 0366(20)30171-1
  5. Estrategia de prevención del suicidio en Aragón (2020). Departamento de Sanidad. Gobierno de Aragón.
  6. DeJong, T. M., Overholser, J. C., & Stockmeier, C. A. Apples to oranges: A direct comparison between suicide attempters and suicide completers. Journal of Affective Disorders. [Internet]. 2020 [Citado el 25 de Noviembre de 2022];124, 90-97. Disponible en: https://doi. org/10. 1016/j.jad.2009.10.020
  7. Sufrate-Sorzano, T., Jiménez-Ramón, E., Garrote-Cámara, M. E., Gea-Caballero, V., Durante, A., Júarez-Vela, R., & Santolalla-Arnedo, I. Health Plans for Suicide Prevention in Spain: A Descriptive Analysis of the Published Documents. Nursing reports [Internet]. 2022 [Citado el 28 de Noviembre de 2022]; 12(1), 77–89. Disponible en: https://doi.org/10. 3390/nursrep12010009
  8. Vivir la vida. Guía de aplicación para la prevención del suicidio en los países. Washington, D.C.: Organización Panamericana de la Salud [Internet]. 2021 [Citado el 28 de Noviembre de 2022]; Disponible en: https://iris.paho.org/ handle/10665.2/54718
  9. Preventing suicide: a resource for establishing a crisis line. Geneva: World Health Organization; 2018.
  10. Preventing suicide: a resource for pesticide registrars and regulators. Geneva: World Health Organization and Food and Agriculture Organization of the United Nations; 2019.
  11. Preventing suicide: a resource for filmmakers and others working on stage and screen. Geneva: World Health Organization; 2019.
  12. Guidelines on mental health promotive and preventive interventions for adolescents: helping adolescents thrive. Geneva: World Health Organization; 2020