Prevención en salud bucodental del paciente con rinitis alérgica

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. N.º 5–Mayo 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; N.º 5: 1090

Autor principal (primer firmante): Mélani González Rodríguez

Fecha recepción: 02/05/2024

Fecha aceptación: 29/05/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(5): 1090

Autores:

Mélani González Rodríguez

Categoría profesional:

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Técnico superior en Higiene Bucodental

Palabras clave:

Alergia, salud bucodental, boca seca, rinitis alérgica, antihistamínico, ácaros.

Introducción

Las alergias relacionadas con el sistema respiratorio son consecuencia de reacciones inmunitarias al polvo, a los ácaros, al pelo de algunos animales y al polen cuando empieza la primavera, esto puede provocar una serie de síntomas en nuestro organismo que afectan a nuestra cavidad bucal.

La rinitis alérgica es una de las enfermedades crónicas más prevalentes, es una inflamación de la mucosa nasal consecuencia de la exposición a un alérgeno, su sintomatología cursa con estornudos, prurito, congestión nasal, rinorrea, lagrimeo, otalgia, dolor facial o síntomas sinusales, distinguiéndose dos formas clínicas: estacional y perenne.

Algunos de estos síntomas como la mucosidad nasal, produce problemas respiratorios que pueden afectar indirectamente a la salud bucodental la cual es clave para el bienestar de las personas y de su buena calidad de vida.

Objetivos

  • Explicar las causas y las consecuencias de la Rinitis Alérgica en la salud bucodental
  • Exponer las medidas preventivas adecuadas para el paciente alérgico.

Métodos

Para la elaboración del presente artículo, se ha llevado a cabo una investigación y búsqueda de diferentes trabajos científicos vinculados con el tema escogido sobre, Prevención en la salud bucodental del paciente con Rinitis alérgica.

publica-articulo-revista-ocronos

Se han consultado una serie de artículos de las principales bases de datos, Scielo, Google, seleccionando algunos textos científicos procedentes de publicaciones académicas revisadas, que sirvieron de base al presente trabajo.

Resultados

La Rinitis Alérgica es un diagnóstico asociado con un conjunto de síntomas que afectan a la nariz. Esto se produce cuando inhalamos algo a lo que somos alérgicos, como polvo, ácaros o polen produciendo una inflamación de la mucosa nasal. La rinitis estacional es más común en pacientes jóvenes (15-24 años de edad) que reaccionan al polen en primavera y la rinitis perenne suele ser más común en pacientes de (20-30 años de edad). (4)

La OMS (Organización Mundial de la Salud) estima que casi 400 millones de personas padecen rinitis alérgica siendo esta la más común. Las enfermedades alérgicas están entre las seis patologías más frecuentes afectando a un 33% de la población mundial. (3)
También según los datos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), en primavera se suelen registrar niveles muy altos de diferentes pólenes en todo el territorio español. (1)

Es una enfermedad que al igual que muchas otras tenemos que aprender a convivir con ella, en situaciones habituales y sobre todo cuando hay una reacción más grave.

Lo más importancia es el buen diagnóstico y tratamiento que debe ser establecido por el alergólogo especialista.

Consecuencias de la rinitis alérgica en la cavidad bucodental

La congestión nasal en la cavidad oral está situada encima de la boca lo que puede hacer que presione la raíz de los dientes cursando dolor en ellos.

Debido a la afectación del sistema inmunológico puede hacer que los tejidos de la boca sean más susceptibles, pudiendo desencadenar las siguientes consecuencias:

  • Sensibilidad. Las piezas dentales sobre todo los molares superiores quedan expuestas a estímulos fríos y calientes debido a la presión que ejerce el moco en los senos maxilares.
  • Desgaste del esmalte. Los aerosoles utilizados por los alérgicos pueden perjudicar al esmalte, erosionándolo.
  • Sequedad bucal. Los alérgicos suelen respirar por la boca. Esto produce la ausencia de flujo salival, la saliva es la encargada de eliminar bacterias nocivas, además de ayudar a la deglución de los alimentos, por lo tanto, es posible el aumento de los problemas de halitosis y de caries.
  • Quemaduras en el paladar. Tratamientos como los aerosoles o los medicamentos de administración nasal también refuerzan la relación entre alergia y salud oral. El paladar es muy sensible de cara al uso continuado de estos productos, pudiéndose originar pequeñas quemaduras en el mismo.

Prevención para paciente con enfermedad alérgica (4)

Lo primero que debemos hacer es intentar controlar los síntomas de la alergia:

  1. Consultar los niveles de pólenes, se puede utilizar las app para móviles destinadas a los alérgicos, así como consultar http://www.polenes.com/
  2. Reducir las actividades al aire libre por la mañana temprano o por la tarde en los periodos de más polen. Evitar salir los días secos soleados y ventosos.
  3. Intentar que no entre polen en casa manteniendo las ventanas cerradas por la noche. Pulverizar las estancias de la casa con agua.
  4. Intentar pasar las vacaciones en una zona libre de polen.
  5. Mantener las ventanas del automóvil cerradas al viajar.
  6. Cuando aumenta el polen no secar la ropa en el exterior por el posible acumulo de polen en ellas.
  7. Evitar cortar el césped.
  8. Ponerse gafas de sol y usar mascarilla si fuera necesario
  9. Realizar el tratamiento prescrito por su alergólogo.

Podemos ayudar a paliar los síntomas utilizando antihistamínicos, corticoesteroides, descongestionantes, vacunas antialérgicos, todo esto supervisado por el médico alergólogo.

Las alergias no afectan directamente a la boca y los dientes, pero algunos de sus síntomas como la congestión de las cavidades sinusales, sí pueden generar problemas en nuestra salud bucodental. Es importante que el paciente durante los meses que pueda durar la alergia mantenga una seria de hábitos favorables para reducir los efectos en salud bucodental.

Prevención en relación con la salud bucodental (2)

  • La hidratación. Aumentar la ingesta de agua mantendrá tu boca y tu cuerpo mejor hidratados. Ayudará a corregir la sequedad bucal y a eliminar mucosidad facilitando la respiración. Excluir las bebidas ácidas, como refrescos y cítricos, que pueden aumentar el riesgo de caries y la erosión del diente.
  • Hacer gárgaras con agua salada. Disuelve el contenido de una cucharada pequeña de sal en un vaso de agua a temperatura ambiente y haz gárgaras tres veces al día. Esto te ayudará a reducir la congestión de los senos paranasales.
  • Usar humidificadores. Los humidificadores pueden ayudar a aliviar la congestión nasal y la sequedad bucal al agregar humedad al aire.
  • Cepillarse. Se debe cepillar los dientes dos veces al día con un cepillo de dientes de cerdas suaves y pasta dental fluorada. También se debe usar hilo dental y enjuague bucal para eliminar las bacterias de los dientes y las encías. Si hay sequedad bucal, se pueden usar de enjuagues bucales sin alcohol o chicle sin azúcar para estimular la producción de saliva.
  • Acudir a revisiones al dentista. Es recomendable mínimo una revisión anual con su odontólogo como medida de prevención.

Conclusiones

En este artículo se refleja la importancia de la educación para la salud en los pacientes con rinitis alérgica, no sólo debemos de tratar la enfermedad si no explicar cómo prevenirla, controlarla minimizando así los efectos en nuestra salud y en concreto en la salud bucodental.

Es muy importante recalcar que la boca es uno de los focos principales por los que se generan diferentes enfermedades: caries, aftas bucales, cáncer de boca o de garganta, enfermedades periodontales, pérdida de dientes y traumatismos que nos pueden limitar la capacidad de masticar, hablar y sonreír.

Cuando una enfermedad pueda repercutir tanto directa como indirecta en la salud bucodental de los pacientes se debe realizar un seguimiento y una educación de salud adecuada a cada paciente, haciendo un esfuerzo conjunto de todos los profesionales que lo tratan, dando la suficiente información para que el paciente tenga suficientes herramientas para que mediante su autoexploración actúe buscando ayuda y acortando así el tiempo para solucionar el problema.

Bibliografía

  1. https://www.agrupa.es/las-alergias-tambi en-afectan-nuestra-salud-bucal/
  2. https://www.quironsalud.com/es/comunicacion/ actualidad/segun-oms-organizacion-mund ial-salud-estima-casi-400-millon
  3. https://www.aepnaa.org/ver/alergia
  4. https://www.elsevier.es/es-revista-Medicina-fa milia-semergen-40-artículo-terapeutica -ap-tratamiento-rinitis-alergica-13109446. DOI: 10.1016/S1138-3593(07)73917-5(5)