Prevención de la osteoporosis

La osteoporosis es la enfermedad relacionada con los huesos más común y de mayor incidencia en todo tipo de personas. Se trata de una descompensación que sufre el cuerpo, pues el tejido de los huesos se descasta más rápido de lo que se recompone y esto da lugar a una gran debilidad corporal, facilidad para las fracturas y diferentes molestias.

Existen diferentes técnicas para controlar la enfermedad, para frenar sus síntomas e incluso terapias que fomentan un aumento de la densidad de los huesos. En los centros especializados como Traumadrid llevan a cabo excelentes tratamientos para las personas afectadas y tienen pronósticos bastante favorables para mejorar su calidad de vida. No obstante, lo ideal es optar por las medidas preventivas para retrasar su aparición o la evolución de la enfermedad. En esto nos centraremos a lo largo de este artículo.

prevencion-osteoporosis

Las medidas de prevención para la osteoporosis

La osteoporosis es una enfermedad que puede ser dolorosa y que requiere de atención especializada para obtener resultados positivos. Lo ideal es aplicar ciertas medidas preventivas con la intención de que esta dolencia no se produzca o que, al menos, se retrase su evolución.

Estas son las más importantes:

Higiene postural

Adoptar una mala postura puede erosionar las articulaciones y causar diferentes molestias tanto en los huesos como en los músculos, por lo que prestar atención a esta condición puede ser muy positivo frente al desarrollo de enfermedades reumáticas y la evolución de la osteoporosis. Una forma de hacerlo es practicar deportes suaves y específicos para ello, como el pilates y el yoga.

Uso de un calzado adecuado

El calzado puede tener un papel mucho más importante de lo que creemos en la salud corporal y, especialmente, en todo lo relacionado con los huesos. Con un buen calzado la pisada será más correcta y, con ella, todo el movimiento del cuerpo. Hay que tener en cuenta que los pies sostienen toda la estructura ósea y son un punto clave de equilibro cada vez que caminamos.

Evitar el tabaco y el alcohol

Es interesante adquirir hábitos de vida saludables para evitar que agentes tóxicos favorezcan el deterioro del cuerpo y de los huesos en el caso de la osteoporosis. Dos de los más dañinos son el tabaco y el alcohol, por lo que reducir su consumo o eliminarlo por completo puede mejorar considerablemente los pronósticos.

Dieta rica en Calcio y Vitamina D

La alimentación es sumamente importante para dotar al cuerpo de energía y proporcionar los nutrientes necesarios para su recuperación, regeneración y buen mantenimiento. Además, destaca en ello el Calcio, indispensable para el mantenimiento de una buena densidad ósea, y la vitamina D que ayuda a mantener el esqueleto fuerte. Esta última se sintetiza con la ayuda de algunos alimentos, pero se obtiene principalmente del sol, por lo que pasar tiempo al aire libre puede resultar positivo.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Evitar los riesgos de caídas

Si se tiene osteoporosis o riesgo de pacederla es interesante tomar más medidas de seguridad en las tareas diarias, además de evitar conductas de riesgo. En estos casos, cualquier caída leve puede acabar en una fractura relevante si los huesos ya se han debilitado.