Asma

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. N.º 5–Mayo 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; N.º 5: 804

Autor principal (primer firmante): Raúl Orejuela Caro

Fecha recepción: 25/04/2024

Fecha aceptación: 22/05/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(5): 804

Autores:

RAUL OREJUELA CARO

MARIA CRUZ CANO TAPIA

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

MATILDE NEBRO LOPEZ

LEOPOLDO VICENTE MARTIN

MIRIAM TORNOS APARICIO

ELOISA ISABEL CARMONA JIMENEZ.

Categoría profesional: Técnico en cuidados auxiliares de Enfermería (TCAE).

Palabras clave: respiratorias, bronquios, disnea, dilatadores.

¿Qué es el asma?

El asma es una de las enfermedades respiratorias, por inflamación crónica de las vías aéreas, que causa sensación de falta de aire (disnea), pitos en el pecho con la respiración y se siente opresión en el pecho acompañada de tos.

publica-articulo-revista-ocronos

El asma bronquial se suele caracterizar por obstrucción (reversible y ocasional de las vías aéreas) que puede conllevar a una posible obstrucción permanente si no es tratada debidamente. Se asocia frecuentemente a otras patologías.

Síntomas del asma bronquial

Tres síntomas que suelen ser los más comunes en personas con asma son: sibilancias (pitos en pecho durante la respiración), tos y disnea con la posible sensación de falta de aire o ahogo.

Es característico que los síntomas del asma ocurran de manera episódica y a cualquier hora del día, aunque puede ser que aparezcan predominantemente por la noche y durante las primeras horas de la mañana.

Los síntomas más habituales son:

  • Dificultad respiratoria.
  • Ruidos torácicos sibilantes.
  • Opresión torácica.
  • Tos seca persistente.

Causas del asma

Las causas que pueden provocar el asma bronquial son:

Extrínsecas: inicio durante la infancia, con antecedentes familiares positivos para alergias y asociado con alguna hipersensibilidad tipo 1 y otras manifestaciones alérgicas (UgE), inducidas por agentes alérgenos como el polen, polvo…, o en contaminación atmosférica, variaciones meteorológicas, materiales irritantes, aspergilosis, etc.

Intrínsecas o idiopática: en algunas ocasiones puede comenzar en mayores de 35 años y sin ningún tipo de antecedentes. Su inicio puede ser debido a estímulos no inmunológicos, por microbios, hongos, tos, trastornos psíquicos, estrés, etc.

Mixtas: combinaciones con frecuencia de naturaleza bacteriana de factores intrínsecos y extrínsecos.

Predisposición

Se considera que el asma puede llegar a aparecer durante cualquier momento de la vida, lo más común es en la infancia, edades en la que suele estar asociado a un componente alérgico.

Se asocia también a la aparición del asma infantil algunos antecedentes de asma y también tabaquismo de los progenitores.

En algunos adultos es la asociación con sinusitis, pólipos nasales y sensibilidad a la aspirina o también con algún antiinflamatorio relacionado con la aspirina.

Normalmente la inflamación bronquial, con hiperreactividad, relacionada con exposiciones en ciertos trabajos (polvo de madera, distintos compuestos orgánicos, metales, resinas, etc.)

Diagnóstico

Para el correcto diagnóstico y tratamiento del asma bronquial es esencial contar con un gran equipo multidisciplinar (neumólogos, alergólogos, otorrinolaringólogos y gastroenterólogos, etc).

Sería conveniente y necesario la realización de múltiples pruebas diagnósticas, teniendo muy en cuenta la historia clínica y la exploración física del paciente.

Los síntomas fundamentales suelen ser la presencia de tos bastante irritativa, expectoración muy mucosa, algunas sensaciones de opresión torácica, disnea de esfuerzo y sibilantes, etc. Deberían ser valorados todos los antecedentes familiares y personales de atopia. En las exploraciones físicas, la auscultación pulmonar presenta sibilantes finos difusos y muchas veces polifónicos y predominio espiratorio.

Las pruebas diagnósticas que realizamos son:

  • Prueba de provocación con metacolina.
  • Espirometría con prueba de broncodilatación.
  • Prueba de provocación de ejercicio con inhalación de aire frio.
  • Radiografía de los senos paranasales y tórax.
  • Exploración otorrinolaringológica.
  • pHmetría esofágica.
  • Pruebas de alergia.

Tratamiento

En los últimos tiempos se ha podido demostrar que el tratamiento de la inflamación de la mucosa bronquial es posiblemente la parte más importante de dicho tratamiento del asma.

Existen algunos medicamentos que tienen efecto antiinflamatorio en la mucosa bronquial, pero los más eficientes son los corticoides inhalados.

Para el tratamiento inmediato, se deben utilizar broncodilatadores, que normalmente se administran por vía inhalatoria.

En las personas en las que se detecta un componente alérgico, el tratamiento con antihistamínicos podría ser muy beneficioso.

En los últimos años se ha podido demostrar que el tratamiento de la inflamación de la mucosa bronquial es la parte más importante del tratamiento del asma.

También hay algunos medicamentos con efecto antiinflamatorio en la mucosa bronquial, sin embargo, los medicamentos más potentes y a su vez más eficaces son los corticoides (cortisona) a través de inhaladores.

Para los tratamientos inmediatos, se utilizan broncodilatadores, que normalmente se administran por vía inhalatoria.

Existen además dos tipos fundamentales según la duración de su acción: los broncodilatadores de acción prolongada, que se deben tomar por la mañana y por la noche todos los días, cualesquiera que sean los síntomas; los de acción corta, deben reservarse para tomar en caso de necesidad por sensación de ahogo, tos.

En pacientes que se demuestra un componente alérgico, los tratamientos con antihistamínicos pueden ser beneficiosos.

Bibliografía

  1. https://www.cun.es/enfermedades-tratamie ntos/enfermedades/asma-bronquial
  2. Asma: MedlinePlus enciclopedia médica
  3. Asma – Diagnóstico y tratamiento – Mayo Clinic
  4. https://www.nhlbi.nih.gov/es/salu d/asma