Póster: enfermedad de Parkinson

Incluido en la revista Ocronos. Vol. III. Nº 8– Diciembre 2020. Pág. Inicial: Vol. III;nº8:131

Autor principal (primer firmante): Lara de los Ríos Gandoy

Fecha recepción: 25 de noviembre, 2020

Fecha aceptación: 13 de diciembre, 2020

Ref.: Ocronos. 2020;3(8):131

Autoras: Lara de los Ríos Gandoy, Irene Rodríguez Rodríguez

enfermedad-de-parkinson

Definición

La enfermedad de Parkinson es un tipo de trastorno del movimiento. Ocurre cuando las neuronas no producen suficiente cantidad de una sustancia química importante en el cerebro conocida como dopamina. Algunos casos son genéticos pero la mayoría no parece darse entre miembros de una misma familia.

Pronóstico

El pronóstico de la enfermedad es grave y mortal. Es un desorden degenerativo, que progresa generalmente hasta que deje sus pacientes debilitados totalmente. Hace años se consideraba como una de las enfermedades degenerativas del sistema nervioso central de peor pronóstico, pero la reciente revolución farmacológica que se ha producido en este campo ha variado esta concepción.

publica-TFG-libro-ISBN

La enfermedad no tiene cura y la evolución empeora generalmente sobre un promedio de 15 años. La progresión y el curso es variable entre pacientes.

El médico y el Terapeuta Ocupacional pueden recomendar algunos cambios y adaptaciones del estilo de vida, especialmente, ejercicios aeróbicos constantes.

Síntomas

Los síntomas comienzan de manera gradual.

– A veces, comienza con un temblor apenas perceptible en una sola mano.

– Es una enfermedad progresiva del sistema nervioso afecta al movimiento.

– Bradicinesia: Lentificación de los movimientos, especialmente de los movimientos voluntarios complejos. Es característica de las alteraciones de los ganglios basales, especialmente del sistema nigroestriado, y propia de la enfermedad de Parkinson.

– También suele causar rigidez.

– Flexión de tronco.

– Arrastre de los pies y pasos cortos.

– Cara de poder (inexpresión facial).

– Marcha ON – OFF (los llamados miradores de escaparates).

– Problemas de estado de ánimo, tristeza, depresión.

– Dolores de articulaciones y músculos (dolores músculo-esqueléticos).

– Falta de movimientos espontáneos.

– Aumento del estrés y problemas de ansiedad.

– Fatiga y pérdida de energía.

– Trastornos del sueño.

Tipos de enfermedad de Parkinson

– Degeneración Corticobasal (CBD): es un tipo raro de Parkinsonismo que puede afectar procesos mentales, de personalidad y comportamiento.

– Demencia con cuerpos de Lewy (DLB): las personas con este tipo de demencia tienden a tener buenos días y malos días. Ellos pueden ver cosas que realmente no están allí (alucinaciones visuales). Pueden también presentar músculos rígidos, movimiento lento y temblores.

– Parkinsonismo inducido por medicamento: Los medicamentos involucrados son generalmente aquellos que bloquean la acción de dopamina, el neurotransmisor que se pierde gradualmente en el cerebro de personas con esta enfermedad.

– Temblor Esencial (ET): se caracteriza por presentar temblor en las manos o brazos, y en algunos casos puede dispersarse causando temblor de la cabeza, piernas, tronco o voz. La causa no es conocida, aunque el 50% suele tener origen familiar.

– Atrofia de sistemas múltiples (MSA). Ésta es causada por una sobreproducción de una proteína en el cerebro llamada alfa sinucleína lo cual causa degeneración (atrofia) de las células nerviosas en varias áreas del cerebro (sistemas múltiples). Las tres áreas principales afectadas son los ganglios basales, el cerebelo y el tallo cerebral. Esta pérdida de células puede resultar en una serie de problemas, particularmente relacionados con el movimiento, equilibrio y otras funciones corporales autonómicas (como por ejemplo la función de la vejiga).

– Parálisis supranuclear progresiva (PSP): Es una enfermedad poco conocida. La PSP afecta a personas mayores de 40 años. Se encuentra en todas las razas y tanto en hombres como en mujeres.

– Parkinsonismo Vascular (Arteriosclerótico): Varias pequeñas apoplejías en la parte del cerebro que recibe información acerca de la posición y el movimiento pueden causar síntomas tipo Parkinson, tales como rigidez y lentitud, caminar con pasos cortos y lentos, problemas en el habla y en la memoria o el pensamiento. La alta presión sanguínea y la diabetes son las causas más probables.

Tratamiento de Terapia Ocupacional

Para lograr una mayor autonomía e independencia en el paciente.

1) Expresar todas las dudas y preocupaciones.

2) Relacionarse con otras personas con Parkinson.

3) Buscar apoyo psicológico si es necesario.

4) Acudir a terapias rehabilitadoras, para hacer tablas de ejercicios y que mejoren las actividades básicas de la vida diaria del paciente.

5) Caminar marcando el paso, para ayudar al movimiento correcto.

6) Comer recto y con los brazos apoyados para mejorar el control postural.

7) Adaptar la casa y su entorno a las nuevas necesidades.

– Agarraderas en el baño.

– Eliminar obstáculos de los pasillos y objetos innecesarios que le dificulten la deambulación (alfombras, muebles innecesarios…)

– Adaptar la ropa con velcros o ropa holgada para que sea más fácil a tarea del vestido.

– La vajilla y cubiertos de cocina, engrosamiento de los mangos de los cubiertos y vajilla más pesada.

8) Secar bien y evitar la humedad de la piel, especialmente en los pliegues (axilas, ingles)… Proteger y cuidar la piel con crema hidratante, extremando el cuidado en las zonas de prominencias óseas.

9) Para el afeitado, en el caso de los hombres, es mejor que utilice maquinilla eléctrica, a no ser que sea portador de marcapasos.

10) Bailar, secuenciación y lateralidad.

11) Rehabilitar la marcha, superar bloqueos, facilitar los cambios posturales, mantener la amplitud de movimiento y la elasticidad muscular.

12) Masajes y estiramientos para disminuir las molestias físicas derivadas de otros síntomas que aparecen durante la evolución de la enfermedad.

13) Estipulación cognitiva.

14) Mejorar los hábitos alimenticios en estos pacientes es de gran importancia.