Perfil del paciente COVID-19 derivado a la Unidad de Fisioterapia en el Hospital A Coruña

Profile of the COVID-19 patient referred to the Physiotherapy Unit at the Hospital A Coruña

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 6–Junio 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº6: 80

Autor principal (primer firmante): Sonia Lugrís Mirón

Fecha recepción: 29 de mayo, 2022

Fecha aceptación: 10 de junio, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(6) 80

Autores:

Sonia Lugrís Mirón 1, Yolanda Sanesteban Hermida 1,2, Laura Orosa Bermúdez 1, Mireya Framil Fernández 1, Esther Gimenez Moolhuyzen 1.2, Juan No Sánchez 1.

publica-TFG-libro-ISBN
  1. Servicio de Rehabilitación, Unidad de Fisioterapia Respiratoria, HUAC, A Coruña, España
  2. Facultad de Fisioterapia, UDC, A Coruña, España

Resumen

Antecedentes y Objetivos

La pandemia de la COVID-19 ha afectado de forma heterogénea a gran parte de la población. Los objetivos de este estudio son analizar las características del paciente COVID-19 derivado a la unidad de Fisioterapia, estudiar las complicaciones neuromusculares de estos pacientes y analizar alguno de los factores desencadenantes.

Material y métodos

Estudio observacional descriptivo multivariante realizado en 421 pacientes con COVID-19 derivados a la unidad de Fisioterapia del Hospital Universitario de A Coruña (HUAC) durante las cuatro primeras olas de la pandemia (desde el 1 de abril de 2020 al 31 de mayo de 2021).

Resultados

Los sujetos de la muestra fueron derivados a la unidad de Fisioterapia desde la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), desde planta del HUAC y desde la Unidad de Rehabilitación. La media de edad fue de 65,9 años, un 66,3% eran varones y el 42,1% presentaban obesidad. 279 ingresaron en la UCI, con una media de 15,5 días de estancia. El 45,6 % sufrieron Debilidad Adquirida en UCI (DAUCI), el 11,2% disfunción de hombro y el 7,7% pie equino.

Conclusiones

Los resultados indican que los varones y los pacientes de mayor edad permanecen más días en UCI, la obesidad incrementa el riesgo de ser derivado a UCI y a mayor estancia en UCI mayor probabilidad de desarrollar DAUCI.

La necesidad de posición en prono está relacionada con la edad y la obesidad; y dicha postura es un factor predisponente para desarrollar una disfunción de hombro y/o pie equino.

Palabras clave: COVID-19, Debilidad Adquirida en UCI, decúbito prono, disfunción de hombro, pie equino.

Abstract

Background and Objectives

The COVID-19 pandemic has affected a large part of the population in a heterogeneous manner. The aims of this study are to analyse the characteristics of the COVID-19 patient referred to the physiotherapy unit, to study the neuromuscular complications of these patients and to analyse some of the triggering factors.

Material and methods

Multivariate descriptive observational study conducted in 421 patients with COVID-19 referred to the Physiotherapy unit of the University Hospital of A Coruña (HUAC) during the first four waves of the pandemic (from 1 April 2020 to 31 May 2021).

Results

The subjects in the sample were referred to the physiotherapy unit from the Intensive Care Unit (ICU), from the HUAC ward and from the Rehabilitation Unit. The mean age of the patients was 65.9 years, 66.3% were male and 42.1% were obese. 279 patients were admitted to the ICU, with a mean length of stay of 15.5 days. 45.6% suffered ICU Acquired Weakness, 11.2% shoulder dysfunction and 7.7% clubfoot.

Conclusions

The results indicate that men and older patients spend more days in the ICU, obesity increases the risk of being referred to the ICU, and spending more days in the ICU increases the probability of developing ICU Acquired Weakness.

The need for a prone position is related to age and obesity; and said posture is a predisposing factor for developing shoulder dysfunction and/or clubfoot.

Keywords: COVID-19, ICU Acquired Weakness, prone position, shoulder dysfunction, clubfoot.

Introducción

El COVID-19 es una enfermedad infecciosa causada por el virus SARS-CoV-2, perteneciente a la familia de los coronavirus (CoVs) (1, 2). Estos son un grupo de virus que infectan el tracto respiratorio superior en los humanos, causando resfriados y gripes. Hasta la fecha se han identificado siete cepas de CoV humano. Las cuatro cepas más leves provocan una enfermedad respiratoria leve en niños, personas mayores y personas inmunodeprimidas. Por el contrario, las tres cepas restantes son altamente virulentas y pueden provocar el SDRA que puede derivar en fallo pulmonar y muerte en humanos. Estas cepas son la SARS-CoV, MERS-CoV y SARS-CoV-2 (1).

El primer informe sobre el SARS-CoV-2 fue en diciembre de 2019 en Wuhan (China) y fue descrito como un virus nuevo perteneciente a la categoría β-CoV y denominado nuevo coronavirus 2019 (2019-nCoV) por investigadores chinos. El 11 de febrero de 2020 la Organización Mundial de la Salud (OMS) renombró el nuevo virus como SARS-CoV-2 y la enfermedad causada por este como COVID-19 (1, 3). Un mes después, el 11 de marzo de 2020, esta misma organización declaró el COVID-19 como una pandemia mundial (4, 5).

El virus puede propagarse a través de pequeñas partículas líquidas expulsadas por una persona infectada por la boca o la nariz al toser, estornudar, hablar, cantar o respirar. Las partículas tienen diferentes tamaños, desde las más grandes, llamadas “gotículas respiratorias”, hasta las más pequeñas, o “aerosoles” (6).

Los datos disponibles actualmente apuntan a que el virus se propaga principalmente entre personas que están en estrecho contacto, por lo general a menos de un metro (distancia corta). Una persona puede infectarse al inhalar aerosoles o gotículas que contienen virus o que entran en contacto directo con los ojos, la nariz o la boca. El virus también puede propagarse en espacios interiores mal ventilados y/o concurridos, donde se suelen pasar largos periodos de tiempo. Ello se debe a que los aerosoles permanecen suspendidos en el aire o viajan a distancias superiores a un metro (distancia larga) (7).

Las manifestaciones clínicas más comunes observadas son la fiebre, la tos seca, la disnea y la fatiga. Sin embargo, existen otros síntomas como el malestar en el pecho, hemoptisis, pérdida de apetito, náuseas, vómitos, diarrea, dolor abdominal y muscular, dolor de cabeza, disfunción olfativa o gustativa, conjuntivitis o confusión (5, 8, 9). La mayoría de las personas que padecen COVID-19 o son asintomáticos o sufren síntomas de intensidad leve a moderada, y se recuperan sin necesidad de tratamientos especiales. Sin embargo, algunos pacientes desarrollan casos graves que pueden provocar neumonía, insuficiencia orgánica múltiple e, incluso, la muerte (10). Estos casos graves necesitan atención médica y, en muchos casos, ser ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) (11). Por todo esto se observan manifestaciones clínicas respiratorias y neuromusculares susceptibles de recibir tratamiento de Fisioterapia (16, 17).

En el Hospital A Coruña (HUAC) durante las cuatro primeras olas de la pandemia se derivaron a la unidad de Fisioterapia un total de 421 pacientes, lo que supone un 13% de los pacientes ingresados por esta causa.

El objetivo de este estudio es analizar las características del paciente COVID-19 derivado a la unidad de Fisioterapia, estudiar las complicaciones neuromusculares que presentan estos pacientes y analizar alguno de los factores desencadenantes.

Materiales y métodos

Se trata de un estudio observacional descriptivo multivariante realizado desde el 1 de abril de 2020 al 31 de mayo de 2021 con pacientes derivados a la unidad de Fisioterapia ingresados en el HUAC por COVID-19. En el período de estudio fueron hospitalizados en el HUAC, por esta causa 3.706 pacientes. De estos fueron incorporados al estudio todos los derivados a la unidad de Fisioterapia; un total de 421 pacientes, de los que 49 fallecieron. Las hojas de interconsulta a Fisioterapia se realizaron de forma precoz en la UCI, desde las diferentes plantas de hospitalización del Hospital Universitario de A Coruña (HUAC) y en las consultas externas del Servicio de Rehabilitación en el Hospital de Oza.

Se evaluaron diferentes variables cuantitativas y cualitativas como la edad, el sexo, la obesidad, los días de estancia en UCI, la necesidad de ser posicionados en decúbito prono y las horas que permanecían los pacientes en esta posición. Se valoró la incapacidad funcional, la debilidad adquirida en la UCI (DAUCI) o el inmovilismo, la disfunción de hombro y la presencia del pie equino (12, 15, 18). Se analizó también la incidencia de tromboembolismos pulmonares (TEP) y periféricos (13, 14).

Se estudió la estancia hospitalaria, cuantos necesitaron una traqueotomía y también se cuantificó la necesidad de oxígeno domiciliario (12).

Resultados

La recogida de datos se realizó a través del programa IANUS y el análisis estadístico con el programa SPSS. Se efectuó un análisis descriptivo de todas las variables y las relaciones entre ellas.

El estudio de proporciones se ejecutó con el intervalo Wilson Score y la posible asociación entre variables se estableció con la prueba de Chi cuadrado.

Para la comparación de medias se utilizó el test no paramétrico de U de Mann-Whitney y para el estudio de hipótesis se empleó la Prueba de Kruskal-Wallis.

La media de edad de los pacientes fue de 65,9 años, un 66,3% eran varones y el 42,1% presentaban obesidad. 279 ingresaron en la UCI, con una media de 15,5 días de estancia. Al 15,8 % se les colocó una cánula de traqueotomía y el 41,3% se posicionaron en decúbito prono durante una media de 77,6 horas. El 11,3% sufrieron tromboembolismo pulmonar, el 45,6 % debilidad adquirida en la UCI (DAUCI), el 11,2% disfunción hombro y el 7,7% pie equino. El 10,5% se fue de alta con oxígeno domiciliario y la estancia hospitalaria media fue de 37,2 días (Tabla 1).

Tabla 1. Variables cualitativas y cuantitativas

Ver: Anexos – Perfil del paciente COVID-19 derivado a la Unidad de Fisioterapia en el Hospital A Coruña, al final del artículo

El 71% de los pacientes varones ingresaron en UCI, frente al 67,6% de las mujeres; y el 84% de los pacientes obesos tuvieron que ser tratados en la unidad de cuidados intensivos. Con estos datos se verificó que el sexo no influía en el ingreso en UCI, mientras que la obesidad era un factor predisponente para que el paciente necesite ingresar en la Unidad de cuidados intensivos. Se realizó una regresión logística para determinar el Odds ratio entre obesidad e ingreso en UCI que resultó de 2,683; es decir “ser obeso multiplica por 2,7 el riesgo de ser ingresado en UCI” (Tabla 2).

Tabla 2. Relación Ingreso UCI/obesidad – sexo

Ver: Anexos – Perfil del paciente COVID-19 derivado a la Unidad de Fisioterapia en el Hospital A Coruña, al final del artículo

Los varones estuvieron una media de 17,15 días ingresados en la UCI y las mujeres una media de 12,11. Asimismo, los pacientes que necesitaron traqueotomía permanecieron una media de 30,07 días en UCI (Tabla 3).

Tabla 3. Relación Días de UCI/Sexo-Obesidad-Traqueotomía

Ver: Anexos – Perfil del paciente COVID-19 derivado a la Unidad de Fisioterapia en el Hospital A Coruña, al final del artículo

En cuanto a la necesidad del decúbito prono; la edad media de los pacientes es de 62,60 años, un 54,1 % de los pacientes que sufren obesidad, el 78,6 % de los pacientes con disfunción de hombro y el 82,1 % de los pacientes con pie equino estuvieron en esa posición (Tabla 4).

Tabla 4. Relación Prono/edad-sexo-obesidad-disfunción de hombro-pie equino

Ver: Anexos – Perfil del paciente COVID-19 derivado a la Unidad de Fisioterapia en el Hospital A Coruña, al final del artículo

Q1-Q3: cuartiles 1 y 3. IQR: Rango intercuartílico

* Estadísticamente significativo: p< 0,05

1 Nivel de significación calculado mediante el test no paramétrico de U de Mann-Whitney 2Nivel de significación según test de Chi-Cuadrado

Por otro lado, la media de días que permaneció un paciente que sufrió DAUCI ingresado en la unidad de cuidados intensivos fue de 19,15 días, frente a los 9,93 de los que sufrieron inmovilismo y los 11,20 de los que no sufrieron incapacidad funcional (Tabla 5).

Tabla 5. Relación Días de UCI/Incapacidad funcional

Ver: Anexos – Perfil del paciente COVID-19 derivado a la Unidad de Fisioterapia en el Hospital A Coruña, al final del artículo

El 14,2% de los varones sufrieron un tromboembolismo pulmonar, frente al 5,5% de las mujeres, siendo esta diferencia significativa (Tabla 6).

Tabla 6. Relación Tromboembolismo/Sexo

Ver: Anexos – Perfil del paciente COVID-19 derivado a la Unidad de Fisioterapia en el Hospital A Coruña, al final del artículo

Discusión y conclusiones

Los objetivos de este estudio fueron determinar las características de los pacientes derivados a fisioterapia por COVID-19, las complicaciones neuromusculares que surgen y las relaciones existentes entre las distintas variables.

Las limitaciones del estudio son aquellas relacionadas sobre todo con los sesgos de selección, los sujetos seleccionados son solo aquellos derivados a Fisioterapia, los facultativos deciden quien es subsidiario, por motivos asistenciales o de gestión, además hay que tener en cuenta las pérdidas por defunción y la gran carga de trabajo, en algún momento de la pandemia inasumible por el personal sanitario.

Se presentan también sesgos de información y confusión, puesto que las medidas de seguridad que ha sido necesario adoptar durante la pandemia y la carga de trabajo han dificultado en algunos casos una correcta valoración.

Se ha de tener en cuenta que los sujetos no permanecen siempre en una misma unidad, sino que van desde la UCI a plantas de hospitalización y más tarde se derivan de forma ambulatoria, todo ello supone pérdidas en el proceso y heterogeneidad en las valoraciones. Este estudio nos permite establecer que el perfil del paciente COVID-19 derivado a la unidad de Fisioterapia es varón, obeso y de edad, y que son estos mismos pacientes los que permanecen más días en UCI.

Las complicaciones neuromusculares que presentan son la debilidad adquirida en la UCI (DAUCI), relacionada con ingresos prolongados en UCI; la disfunción de hombro y el pie equino, ambos relacionados con la colocación en decúbito prono de los pacientes.

Otras complicaciones como el tromboembolismo pulmonar son más frecuentes en varones y la necesidad de posición en prono está relacionada directamente con la edad y la obesidad de los pacientes.

Puntos destacados

  • Los pacientes que permanecen más días en UCI son los pacientes de mayor edad y los varones.
  • La obesidad es un factor predisponente de ser ingresado por COVID-19 y multiplica el riesgo de ser derivado a la UCI.
  • Cuántos más días de ingreso en UCI, mayor probabilidad de presentar debilidad adquirida en la UCI (DAUCI).
  • Los varones presentan más riesgo de tromboembolismo pulmonar que el sexo femenino.
  • La necesidad de posición en prono está relacionada directamente con la edad y la obesidad, además esta postura es un factor predisponente para desarrollar una disfunción de hombro y/o pie equino.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Agradecimientos

Este artículo fue desarrollado gracias al apoyo del servicio de Estadística y Epidemiología del Hospital Universitario de A Coruña (HUAC), en especial a Jorge Suances Hernández.

Anexos – Perfil del paciente COVID-19 derivado a la Unidad de Fisioterapia en el Hospital A Coruña.pdf

Bibliografía

  1. Mishra SK, Tripathi T. One year update on the COVID-19 pandemic: Where are we now? Acta Trop. 2021; 14:1–13.
  2. Kamal M, Abo Omirah M, Hussein A, Saeed H. Assessment and characterization of post-COVID-19 manifestations. Int J Clin Pract. 2021; 75(3):1–5.
  3. Bai Y, Xu Y, Wang X. Advances in SARS-CoV-2: a systematic review. Eur Rev. Med Pharmacol Sci. 2020; 24:9208–15.
  4. Li J, Huang DQ, Zou B, Yang H, Hui WZ, Ruiz F, et al. Epidemiology of COVID-19: A systematic review and meta-analysis of clinical characteristics, risk factors, and outcomes. J Med Virol. 2021;93(3):1449–58.
  5. Martínez Chamorro E, Revilla Ostolaza TY, Pérez Núñez M, Borruel Nacenta S, Cruz-Conde Rodríguez-Guerra C, Ibáñez Sanz L. Pulmonary embolisms in patients with COVID-19: A prevalence study in a tertiary hospital. Radiologia. 2021;63(1):13–21.
  6. Bhavana V, Thakor P, Singh SB, Mehra NK. COVID-19: Pathophysiology, treatment options, nanotechnology approaches, and research agenda to combating the SARS-CoV2 pandemic. Life Sci. 2020;261:1–17.
  7. Lotfi M, Hamblin MR, Rezaei N. COVID-19: Transmission, prevention, and potential therapeutic opportunities. Clin Chim Acta. 2020;508:254–66.
  8. Sun T, Guo L, Tian F, Dai T, Xing X, Zhao J, et al. Rehabilitation of patients with COVID-19. Expert Rev Respir Med. 2020;14(12):1249–56.
  9. Tsai SC, Lu CC, Bau DT, Chiu YJ, Yen YT, Hsu YM, et al. Approaches towards fighting the COVID-19 pandemic (Review). Int J Mol Med. 2021; 47(1):3-22
  10. Park M, Cook AR, Lim JT, Sun Y, Dickens BL. A Systematic Review of COVID-19 Epidemiology Based on Current Evidence. J Clin Med. 2020; 9(4):1–13.
  11. Chalmers JD, Crichton ML, Goeminne PC, Cao B, Humbert M, Shteinberg M, et al. Management of hospitalized adults with coronavirus disease 2019 (COVID-19): a European Respiratory Society living guideline. Eur Respir J. 2021;57(4):2100048.
  12. Sibila O, Molina-Molina M, Valenzuela C, Ríos-Cortés A, Arbillaga-Etxarri A, Torralba García Y, et al. Documento de consenso de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) para el seguimiento clínico post-COVID-19. Open Respir Arch. 2020;2(4):278–83.
  13. Iribarren ME, Espinosa EV, Noval AR, Valenzuela C. Tromboembolismo pulmonar. Med. 2018;12(68):3971–81.
  14. Vargas Solórzano A. Tromboembolsmo pulmonar TEP. Rev Médica Costa Rica y Centroamérica. 2015;LXXII(614):31–6.
  15. Güell Rous MR, Luis Díez Betoret J, Sanchis Aldás J. Rehabilitación respiratoria y fisioterapia respiratoria. Un buen momento para su impulso. Arch Bronconeumol. 2008;44(1):35–40.
  16. Carvajal Tello N, Segura Ordoñez A, Arias Balanta AJ. Rehabilitación pulmonar en fase hospitalaria y ambulatoria. Rehabilitacion. 2020;54(3):191–9.
  17. Spruit MA, Singh SJ, Garvey C, Zu Wallack R, Nici L, Rochester C, et al. An official American thoracic society/European respiratory society statement: Key concepts and advances in pulmonary rehabilitation. Am J Respir Crit Care Med. 2013; 188(8):13–64.
  18. Abribillaga Etxarri A, Alcaraz Serrano V, Escudero Romero R, Giménez Moolhuyzen E, Gimeno-Santos E, Herrero Cortina B, et al. Fisioterapia respiratoria en el manejo del paciente con COVID-19: Recomendaciones generales. 2020.