Los peligros de la moda de los blanqueamientos dentales caseros

Es un hecho que los blanqueamientos dentales caseros están de moda, es que basta con darse una pasada por las redes sociales para ver a gran cantidad de influencers recomendarlos e incluso, haciéndose el tratamiento durante transmisiones en vivo.

De igual modo, las tiendas tanto físicas como en línea, promocionan kits de blanqueamiento sin ningún tipo de control, mientras que hay personas compartiendo remedios naturales para blanquear los dientes. En cualquier caso, ambos alegan que se trata de productos y prácticas inofensivas para conseguir una sonrisa perfecta y lo más blanca posible en casa.

Pero, a diferencia de los que nos hacen creer, los tratamientos de blanqueamientos dentales caseros son peligros y en vez de mejorar, pueden arruinar tu sonrisa.

Lo que opinan los expertos acerca de los blanqueamientos dentales caseros

No lo decimos nosotros, lo dicen los expertos, los blanqueamientos dentales caseros son peligrosos. En primer lugar, porque no se sigue ningún tipo de protocolo seguro de aplicación y en segundo lugar, porque sin importar que se trate de ingredientes naturales, estos pueden ser altamente dañinos para las piezas dentales.

Por tal motivo, los profesionales aconsejan acudir a una clínica dental especializada para realizar un tratamiento de blanqueamiento dental seguro, en donde se evalúan las necesidades del paciente y de acuerdo a sus requerimientos, el profesional indica el tratamiento adecuado, el cual se aplica con equipos y herramientas específicas para lograr los mejores resultados, sin poner en riesgo la salud de los dientes.

¿Son buenos los tratamientos caseros para blanquear los dientes?

No, ningún tipo de tratamiento casero para blanquear los dientes es bueno, además, no funcionan. Ejemplo de ello es el bicarbonato de sodio, uno de los ingredientes más usados al momento de pretender blanquear los dientes de manera doméstica y que por su naturaleza abrasiva, lo único que hace es desgastar aceleradamente el esmalte natural de las piezas dentales.

Otra técnica que ha se ha popularizado en los últimos años es el uso de carbón activado. Según G. Molina, gerente de la Clínica Dental Implatdent, este método es especialmente peligroso para los dientes, porque no solo destruye el esmalte, sino que también provoca sensibilidad,  causa recesión gingival y, peor aún, en vez de banquearlos, con el tiempo hace que estos tomen un color amarillento nada agradable.

Otros remedios caseros como el vinagre, el agua oxigenada o la cascara del plátano no tienen efectos blanqueadores y son perjudícales para los dientes.

¿Funcionan los kit o férulas de blanqueamiento?

Una de las principales desventajas de los kits o férulas para blanqueamientos dentales en casa, es que no se usan correctamente, después de todo, son aplicados por personas inexpertas que no tienen idea acerca de la salud dental y que por ahorrase algo de dinero, recurren a estos métodos.

Por ejemplo, una aplicación incorrecta de cualquiera de estos tratamientos (férulas, cintas, esmaltes…) puede causar desde sensibilidad en los dientes hasta erosión del esmalte, irritación en las encías y recesión gingival.

En cuanto a si funcionan o no, la verdad, es que aunque pueden ofrecen cierto efecto blanqueador, apenas perceptible, estos tratamientos de blanqueamiento dental de uso doméstico no merecen la pena y no son recomendados por profesionales, pues, al final, sus consecuencias son muchas más que sus beneficios.

Salir de la versión móvil