Patología odontológica en pediatría y salud bucodental

Dental pathology in pediatrics and oral health

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 3–Marzo 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº3: 22

Autor principal (primer firmante): María Soraya Collado Villaverde

Fecha recepción: 7 de Febrero, 2022

Fecha aceptación: 3 de Marzo, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(3) 22

Autoras:

1ª autora: María Soraya Collado Villaverde

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200
  • Profesión: Diplomada Universitaria.
  • Lugar de trabajo: Enfermera de planta de Hospitalización de Hematología en el Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza, España.

2ª autora: Cristina Alonso Lorente.

  • Profesión: Diplomada Universitaria. Diploma de Especialización en Accidentes de Tráfico: Emergencias, Reanimación y Transporte Sanitario.
  • Lugar de trabajo: Enfermera de planta de Hospitalización de Cirugía General en el Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza, España.

Palabras clave: Diente, salud bucodental, caries, higiene bucal.

Key words: Tooth, oral health, caries, oral hygiene.

Resumen

Las patologías bucodentales están presentes desde la infancia. Patologías que aparecen en los dientes y en las encías como pueden ser: caries, maloclusiones, gingivitis, periodontitis, lesiones traumáticas de los dientes, edulis, papiloma, alteraciones de la erupción, etc.

La enfermedad bucodental que más prevalencia tiene en la infancia es la caries. Y es una enfermedad muy sensible a la aplicación de medidas para prevenirla.

Summary

Oral diseases are present from childhood. Pathologies that appear on the teeth and gums such as: caries, malocclusions, gingivitis, periodontitis, traumatic injuries of the teeth, edulis, papilloma, eruption disorders, etc.

publica-articulo-revista-ocronos

The most prevalent oral disease in childhood is caries. And it is a very sensitive disease to the application of measures to prevent it.

Introducción

Las patologías bucales son una de las enfermedades que más se dan en la infancia. Es por ellos por lo que se deben tratar lo más temprano posible. (1)

A continuación, veremos las patologías más comunes y cómo prevenirlas.

Desarrollo

Anatomía del diente

El diente está formado por:

  • La raíz: se trata de la parte no visible del diente insertada en la encía y el hueso alveolar. Está formada por el ligamento alveolar, el hueso alveolar y la encía.
  • La corona: Es la parte dura y visible del diente. Formada por:
  • Dentina: Es el tejido duro que está recubierto por esmalte en la corona y por cemento en la raíz. Se parece mucho al hueso.
  • Cemento: Es la parte de tejido duro que se inserta en el alvéolo y recubre la raíz.
  • Pulpa: Es una masa de tejido conectivo-neuromuscular. Es la parte del diente sensible. Ayuda en la formación de la dentina. (2)

Erupción dental

Existen tres tipos de denticiones:

  • Temporal: Empieza de los 4 a los 6-8 meses de vida. Los primeros dientes que aparecen son los dos incisivos centrales inferiores. Finaliza sobre los treinta meses. Y finalmente se cuentan 20 dientes temporales. Estos dientes se mantienen hasta los 6-7 años.

A veces hay retraso en la erupción de los dientes temporales. Esto hará que también haya retraso en la dentición permanente.

  • Mixta: Sucede entre los 6-7 años y los 12-14. Los dientes temporales se caen y salen los dientes definitivos. Los primeros molares salen hacia los seis años. Es importante la correcta posición de todos los dientes.
  • Permanente: Compuesta por 28 piezas. Se produce hacia los 12- 14 años. Y se completa a la edad de 18 años con la aparición de las “muelas del juicio”. Hay cuatro muelas del juicio. (3)

Alteraciones en la erupción dental

  • Dentición precoz: Algunos dientes erupcionan en el período neonatal. Si hay una pérdida prematura de dientes temporales puede haber dientes aislados de dentición permanente.
  • Dentición tardía: Se puede considerar dentición tardía cuando no ha salido ninguna pieza dental antes del año de edad. O cuando la erupción permanente no ha aparecido antes de los 7 años.
  • Agenesias dentales: La agenesia dental consiste en la ausencia congénita de uno, dos más dientes. La persona que la padece no tiene la dentadura completa.
  • Dientes supernumerarios: Es la aparición de más dientes de los normales. Pueden dar lugar a reabsorción de raíces y dar quistes foliculares. Si hay complicaciones con esos dientes se debe realizar la extracción de los mismos.
  • Quistes de erupción: Son zonas globuladas y azuladas sobre la pared alveolar y encima del diente que está creciendo. El quiste suele romperse por sí solo y el diente suele crecer sin problemas. Otras veces estos quistes requieren de la realización de un drenaje. (4)

Enfermedades bucodentales

  • Caries: Es una enfermedad que destruye los dientes. Está causada por tres factores, que deben darse juntos para provocar una caries. Son:
  • Presencia en la boca de bacterias Estreptococo mutans.
  • Susceptibilidad de los dientes a padecer caries. Hay personas que son más susceptibles que otras a padecer caries.
  • Existencia en la boca de sustratos metabólicos provenientes de los hidratos de carbono o azúcares tomados con la dieta. Estos azúcares son el alimento de los microorganismos que producen ácidos haciendo disminuir el pH a 5,5 provocando el inicio de la caries. (5)

Las caries deben tratarse. De no ser así la caries comienza afectando el esmalte, que es la capa más superficial; continúa afectando a la dentina y termina afectando a la cavidad pulpar. Si esto no se corrige puede ir afectando a los dientes vecinos. (6)

El dolor de dientes tras la caries se produce cuando la caries llega a afectar la dentina. Si la caries avanza afectará a la cavidad pulpar provocando una pulpitis con dolor intenso. Por último, puede llegar a provocar un absceso dental con un exudado purulento.

Existe la llamada caries del biberón. Puede presentarse en niños que son alimentados durante mucho tiempo con biberón, afectándose prácticamente todos los incisivos. También puede dar lugar por dar chupetes impregnados en sustancias dulces como miel o azúcar. (7)

  • Gingivitis: La gingivitis es una enfermedad bucal casi siempre bacteriana que produce inflamación y sangrado de las encías. Está causada por la acumulación bacteriana alrededor de las encías. Se puede prevenir eliminando el sarro y la caries de los dientes, realizando una correcta limpieza dental y usando colutorios de clorhexidina.
  • Recesión gingival: Es una retracción de las encías en el límite entre la corona y la raíz del diente dejando expuesta parte de la superficie de la raíz.
  • Periodontitis: Las gingivitis pueden terminar en periodontitis si no se controlan. Es algo poco frecuente en niños, pero si sucede es algo muy grave. En la periodontitis hay una inflamación de los tejidos blandos por la agresión bacteriana y una pérdida de tejido óseo que sostiene los dientes, lo que puede dar lugar a movilidades del diente y en el peor de los casos la pérdida completa de éstos.
  • Lesiones traumáticas: En la infancia la prevalencia de los traumatismos es del 30% en la dentición temporal y de un 22% en la dentición permanente.
  • Hiperplasia gingival por medicamentos: La fenitoína es el fármaco por excelencia que provoca esta dolencia. Hay otros como la ciclosporina o la nifedipina. Estos fármacos aumentan la respuesta del tejido conectivo a la placa dental. Su tratamiento será tener una buena higiene dental y usar también colutorios de clorhexidina. En los casos más graves será necesaria la resección quirúrgica del tejido hiperplásico.
  • Maloclusiones: Son incongruencias de la oclusión de la arcada inferior con la superior. Suele ser corregidas con ortodoncia. Pueden ser mordidas cruzadas posteriores refiriéndose a las muelas o anteriores, refiriéndose a los incisivos. Sobre los 11- 12 años que han erupcionado todas las piezas dentales permanentes es la mejor edad para corregir este problema. (8)

Enfermedades de los tejidos blandos

  • Papiloma: Es un tumor epitelial con aspecto verrugoso. Suele aparecer en la lengua, el paladar blando o en las encías, se trata de manera quirúrgica.
  • Glositis migrans: Se trata de una lesión benigna que afecta al dorso de la lengua. La causa es desconocida, aunque se cree que puede estar relacionada con dermatitis atópica y con bronquitis obstructiva. Es una placa de color rojo con los márgenes más amarillentos. No precisa de tratamiento.
  • Mucocele: Es una inflamación del tejido conectivo producido casi siempre por la rotura de un conducto de una glándula salival por un golpe. Se da más en el labio inferior. El tratamiento consiste en extirpar el quiste o pincharlo para que se desinflame evacuando el contenido, aunque se suele llenar de nuevo rápidamente. Por ello es mejor realizar la extirpación.
  • Estomatitis aftosa: Muy frecuente en niños. Es de causa desconocida, aunque se relaciona con factores inmunitarios, estrés, ciertos alimentos (fresas, miel, chocolate, leche), déficit de vitamina B12, ácido fólico o hierro. Se trata de pequeñas úlceras bucales de dos a cuatro mm dolorosas y redondeadas de color blanco y con el borde eritematoso. Para paliar los síntomas se puede dar bencidamida en colutorio o aerosol. También existen otros remedios como enjuagues bucales con manzanilla, enjuagues de agua con sal, lavado de dientes con un cepillo suave, suplementos de vitamina B12 y aplicaciones de un gel o pasta directamente en el afta. (9)
  • Frenillos: Son bandas de tejido conectivo fibroso o muscular cubiertos por una membrana mucosa. Hay tres tipos:
    1. Labial inferior: Es menos frecuente. Puede dar lugar a diastemas (espacio entre los dientes). Su tratamiento es quirúrgico.
    2. Labial superior: Es el más frecuente. Puede dar lugar a diastemas o limitación del labio. Su tratamiento es quirúrgico mediante frenectomía. A veces hay que poner ortodoncia para aproximar los dientes.
    3. Lingual: Muchas veces es muy corto en el recién nacido. A veces se corrige solo y otras requiere de tratamiento quirúrgico. Si no se corrige puede dar lugar a problemas de dicción. (10)

Prevención de la caries y de la enfermedad periodontal

Se trata de dos enfermedades con una prevalencia muy alta pero muy sensibles a la aplicación de medidas para prevenirlas que son asequibles y de un bajo coste para la población. Las medidas son:

  • Educación sanitaria: Explicando los conceptos básicos de la producción de la enfermedad y las maneras de prevenirlas. Consejos dietéticos, revisiones periódicas, control de la placa.
  • Higiene dental: Usar cepillos pequeños y dentífricos fluorados, cepillarse al menos una vez al día, cepillar los padres los dientes hasta al menos los seis años que ya puedan hacérselo ellos solos de mejor manera. Existen dos técnicas para el cepillado dental:
    • Técnica giratoria de arriba a abajo.
    • Técnica de arrastre horizontal. Esta técnica es la más recomendable.
  • Uso de fluoruros: Los fluoruros se incorporan al esmalte en forma de fluorhidroxiapatita y fluorapatita formando cristales más grandes y aumentando la resistencia del diente al ataque de los ácidos de la boca. El flúor disminuye el metabolismo bacteriano y ayuda así a disminuir la caries. Es el mejor método actual en prevención de caries.
    Se pueden fluorar las aguas, tomar sal fluorada, flúor en gotas o comprimidos, dentífricos con flúor y enjuagues con flúor.
  • Dieta: Es importante disminuir el consumo de azúcares refinados como la sacarosa. Y en el caso de consumirlos lavarse inmediatamente después los dientes. (11)

Tratamientos preventivos en la consulta odontológica

Destinados a corregir los factores que ayudan a la placa bacteriana.

  • Sellado de fisuras dentales.
  • Corrección de dientes mal alineados.
  • Aplicación de flúor tópico en la consulta. (12)  

Recomendaciones de prevención bucodental por edades

  • De 0 a 2 años: Exploración al nacer de la cavidad oral, seguimiento de la erupción de los dientes, informar a los padres de los productos cariogénicos y dar suplementos de flúor en el agua bebida a partir de los seis meses.
  • De 2 a 6 años: Exploraciones de la dentición primaria, vigilancia de la posible aparición de caries, explicación a los padres de las técnicas del cepillado, administración de flúor en el agua de bebida y en la pasta dentífrica fluorada.
  • De 6 a 14 años: Exploración bucal viendo presencia de sarro, abscesos, gingivitis, maloclusiones con derivación al dentista, información del correcto cepillado y de alimentos cariogénicos, administración de flúor en la pasta dentífrica, colutorios y geles en situaciones de alto riesgo, sellado de los primeros y segundos molares definitivos. (13)

Conclusión

Una gran cantidad de lesiones bucales y dentales pueden ser diagnosticadas y tratadas en la infancia.

El diagnóstico y tratamiento precoz es fundamental para corregir y prevenir problemas a corto y largo plazo.

Bibliografía

  1. Romeo U, Del Vecchio A, Russo C. Biopsia y láser para patologías bucales. RCOE: Revista del Ilustre Consejo General de Colegios de Odontólogos y Estomatólogos de España 2015;20(1):31- 35.
  2. Vila RE. Anatomía dental. : UNAM, Dirección General de Publicaciones y Fomento Editorial; 2020.
  3. Cueva Bermeo MA. Diferencias morfológicas entre dentición temporaria y dentición permanente 2015.
  4. Lizana Toresano G. Manual Básico de Endodoncia 2012.
  5. Granados Romero FF. Enfermedades bucales con alteraciones sistémicas 2016.
  6. Vintimilla Enderica GE. Prevención de caries mediante el uso de sellantes 2011.
  7. Claros Navarrete SD. Prevalencia de caries de biberón 2021.
  8. DIENTES: Anatomía, patología y diagnóstico diferencial. : European Congress of Radiology- SERAM 2014; 2014.
  9. Rosero JAG, Acevedo JSP. Infecciones no necrosantes de los tejidos blandos: abordaje basado en casos clínicos.
  10. Rodríguez YC. Tratamiento del frenillo aberrante, frenectomía y frenotomía. Revista Nacional de Odontología 2018;14(26).
  11. Casals Peidró E, Pereiro G. Guía de práctica clínica para la prevención y tratamiento no invasivo de la caries dental. RCOE. Revista del Consejo General de Colegios de Odontólogos y Estomatólogos de España, 2014, vol.19, num.3, p.189- 248 2014.
  12. Sánchez- Pérez L, Sáenz Martínez LP, Molina- Frechero N, Irigoyen-Camacho ME, Alfaro- Moctezuma P. Riesgo a caries. Diagnóstico y sugerencias de tratamiento. Revista ADM 2018;75(6).
  13. Oramas LAC. EFECTO DE NUEVAS RECOMENDACIONES EN EL TRATAMIENTO DE LA CARIES DENTAL.