Parkinson

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. N.º 6–Junio 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; N.º 6: 1203

Autor principal (primer firmante): María Elisa Regla Gálvez

Fecha recepción: 01/06/2024

Fecha aceptación: 28/06/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(6): 1203

Autores:

María Elisa Regla Gálvez, José Carlos González Gago, Elena Mora Caballero, Enric Rondoni Planells, Ignacio Coscullano Sagaste, Carolina Gracia Serrano

Categoría: TCAE / Celador / TSID

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Palabras clave: Enfermedad de Parkinson, parkinsonismo, neurodegeneración, síntomas motores, síntomas no motores, diagnóstico, tratamiento, terapias, vacunas, biomarcadores, neuroinflamación, neuroprotección, terapias avanzadas, neuroimagen, calidad de vida, recomendaciones.

Introducción

La enfermedad de Parkinson (EP) es una afección neurodegenerativa compleja que afecta al sistema nervioso central, impactando significativamente la calidad de vida de los pacientes y sus cuidadores. En las últimas décadas, se han logrado avances notables en la comprensión de los mecanismos subyacentes y el desarrollo de tratamientos para aliviar los síntomas motores. Sin embargo, persisten desafíos importantes, particularmente en la identificación temprana de la enfermedad, el tratamiento de los síntomas no motores y la búsqueda de terapias que modifiquen la progresión de la enfermedad.

Este artículo ofrece una revisión exhaustiva de la historia, situación actual, fases clínicas, diagnóstico, tratamientos actuales y emergentes, vacunas, biomarcadores, neuroinflamación, neuroprotección, terapias avanzadas, neuroimagen, calidad de vida, recomendaciones y conclusiones relacionadas con la EP, con el objetivo de proporcionar una visión completa de esta compleja enfermedad y las estrategias para su manejo integral.

Historia sobre el Parkinson

La enfermedad de Parkinson ha sido objeto de estudio durante más de dos siglos, desde que James Parkinson describió por primera vez la «parálisis agitante». A lo largo de los años, se han realizado numerosos avances en la comprensión de sus mecanismos subyacentes, incluyendo el descubrimiento de la pérdida de neuronas dopaminérgicas en la sustancia negra del cerebro.

Situación Actual

La enfermedad de Parkinson es la segunda enfermedad neurodegenerativa más común después de la enfermedad de Alzheimer, afectando a más de 10 millones de personas en todo el mundo. A medida que la población mundial envejece, se espera que la prevalencia de la EP aumente significativamente en las próximas décadas, lo que representa un desafío creciente para los sistemas de atención médica y generalmente a la sociedad

Fases del Parkinson

Esta enfermedad progresa en diferentes etapas, desde los primeros síntomas motores hasta la discapacidad funcional avanzada. Aunque la pérdida de neuronas dopaminérgicas es característica de la enfermedad, se reconoce cada vez más que la EP es una enfermedad multisistémica que afecta a múltiples sistemas neurotransmisores y produce una amplia gama de síntomas motores y no motores.

Tratamientos Actuales

Los tratamientos actuales para la enfermedad de Parkinson se centran en aliviar los síntomas motores y mejorar la calidad de vida de los pacientes. La terapia farmacológica con levodopa sigue siendo el pilar del tratamiento, pero su eficacia puede verse limitada por el desarrollo de complicaciones motoras y efectos secundarios. Además de la terapia farmacológica, se utilizan terapias no farmacológicas, como la fisioterapia, la terapia ocupacional y la logopedia, para abordar los síntomas motores y no motores de la EP.

publica-articulo-revista-ocronos

Biomarcadores

La identificación de biomarcadores específicos de la enfermedad de Parkinson es un área de investigación activa que tiene el potencial de mejorar el diagnóstico precoz y el seguimiento de la progresión de la enfermedad. Se están investigando biomarcadores en líquido cefalorraquídeo, imágenes cerebrales y muestras de sangre para su utilidad en el diagnóstico y la monitorización de la enfermedad.

Neuroinflamación y Neuroprotección

La neuroinflamación se ha reconocido como un componente importante en la patogénesis de la EP, lo que sugiere que los tratamientos dirigidos a modular la respuesta inmune podrían ser beneficiosos para los pacientes. Además, se están investigando estrategias de neuroprotección que buscan preservar la función de las neuronas dopaminérgicas y ralentizar la progresión de la enfermedad.

Terapias Avanzadas

En los últimos años, se han desarrollado nuevas terapias avanzadas para la enfermedad de Parkinson, incluyendo la estimulación cerebral profunda, la terapia génica y el trasplante de células dopaminérgicas. Estas terapias ofrecen nuevas opciones para pacientes con EP avanzada que no responden adecuadamente a la terapia farmacológica convencional.

Neuroimagen

Los avances en neuroimagen están proporcionando nuevas perspectivas sobre los cambios cerebrales asociados con la enfermedad de Parkinson y están ayudando a mejorar nuestra comprensión de la enfermedad. Técnicas como la resonancia magnética funcional, la tomografía por emisión de positrones y la tomografía de emisión de fotón único están siendo utilizadas para investigar la neuropatología de la EP y evaluar la eficacia de los tratamientos.

Calidad de Vida

La EP tiene un impacto significativo en la calidad de vida de los pacientes y sus cuidadores, afectando su funcionamiento físico, emocional y social. Es importante ofrecer un enfoque integral de atención que aborde no solo los síntomas motores, sino también los síntomas no motores y los aspectos psicosociales de la enfermedad.

Recomendaciones

Para mejorar la atención a los pacientes con enfermedad de Parkinson, es fundamental promover la conciencia pública sobre la enfermedad, fomentar la investigación colaborativa y garantizar el acceso equitativo a servicios de diagnóstico y tratamiento especializados. Además, se debe proporcionar apoyo integral a los pacientes y sus cuidadores para mejorar su calidad de vida y bienestar.

Conclusiones

En conclusión, la EP representa un desafío complejo que requiere un enfoque integrado y multidisciplinario. Con los avances en la comprensión de sus mecanismos subyacentes y el desarrollo de nuevas terapias, hay razones para ser optimistas sobre el futuro del tratamiento de la EP. Sin embargo, se necesita un esfuerzo concertado a nivel global para abordar los desafíos actuales y mejorar la calidad de vida de los pacientes con esta enfermedad devastadora.

La EP es la segunda enfermedad neurodegenerativa más común después de la enfermedad de Alzheimer, afectando a más de 10 millones de personas en todo el mundo. A medida que la población mundial es más longeva, se espera que la prevalencia de la enfermedad de Parkinson vaya en aumento significativamente durante el paso de los años, lo que representa un desafío acrecentado para los sistemas de atención médica y generalmente a la sociedad.

Bibliografía

  1. Parkinson, J. (1817). An Essay on the Shaking Palsy. Sherwood, Neely, and Jones.
  2. Poewe, W., Seppi, K., & Tanner, C. M. (2017). Parkinson disease. Nature Reviews Disease Primers, 3, 17013.
  3. Obeso, J. A., Stamelou, M., Goetz, C. G., Poewe, W., Lang, A. E., Weintraub, D.,… & Bezard, E. (2017). Past, present, and future of Parkinson’s disease: A special essay on the 200th Anniversary of the Shaking Palsy. Movement Disorders, 32(9), 1264-1310.
  4. Kalia, L. V., & Lang, A. E. (2015). Parkinson’s disease. The Lancet, 386(9996), 896-912.
  5. Postuma, R. B., Berg, D., Stern, M., Poewe, W., Olanow, C. W., Oertel, W.,… & Deuschl, G. (2015). MDS clinical diagnostic criteria for Parkinson’s disease. Movement Disorders, 30(12), 1591-1601.
  6. Jankovic, J. (2008). Parkinson’s disease: clinical features and diagnosis. Journal of Neurology, Neurosurgery & Psychiatry, 79(4), 368-376.
  7. Connolly, B. S., & Lang, A. E. (2014). Pharmacological treatment of Parkinson disease: a review. JAMA, 311(16), 1670-1683.
  8. Schapira, A. H., & Jenner, P. (2011). Etiology and pathogenesis of Parkinson’s disease. Movement Disorders, 26(6), 1049-1055.
  9. Politis, M., Wu, K., & Loane, C. (2012). Staging of serotonergic dysfunction in Parkinson’s disease: An in vivo 11C-DASB PET study. Neurobiology of Disease, 47(3), 358-365.
  10. Fasano, A., & Bove, F. (2013). Treatment of motor and non-motor features of Parkinson’s disease with deep brain stimulation. The Lancet Neurology, 12(5), 501-512.