Parasitosis intravesicular como hallazgo transquirúrgico, caso clínico poco frecuente

Intravesicular parasitosis as a transquirurgical finding, a rare clinical case

https://doi.org/10.58842/KNSY7397

Incluido en la revista Ocronos. Vol. IV. Nº 6–Junio 2021. Pág. Inicial: Vol. IV; nº6: 154

Autor principal (primer firmante): Rogelio Zayas Bórquez

Fecha recepción: 15 de Junio, 2021

Fecha aceptación: 26 de Junio, 2021

Ref.: Ocronos. 2021;4(6): 154

Autores:

  1. Rogelio Zayas Bórquez
  2. Cheryl Zilahy Diaz Barrientos
  3. Fernando Navarro Tovar
  4. Edgar Grageda Flores
  5. Elías Ballesteros Suarez
  6. Erwin Iván Marín Pardo

Departamentos institucionales:

  1. Residente de 2º año de Cirugía General del Hospital Universitario de Puebla.
  2. Profesora Titular de la especialidad de Cirugía General del Hospital Universitario de Puebla.
  3. Jefe del departamento de Cirugía General del Hospital Universitario de Puebla.
  4. Médico adscrito del departamento de Cirugía General del Hospital Universitario de Puebla.
  5. Residente de 3º año de Cirugía General del Hospital Universitario de Puebla.
  6. Residente de 3º año de Cirugía General del Hospital Universitario de Puebla.

Agradecimientos: Agradecemos al Departamento de cirugía del hospital Universitario de Puebla por las facilidades para la publicación de este artículo.

Resumen

La distomatosis o fascioliasis humana es una zoonosis parasitaria producida por la fasciola hepática. El cuadro clínico es inespecífico, fiebre y dolor abdominal suelen ser los únicos síntomas, las alteraciones de la función hepática, eosinofilia y alteraciones hepatobiliares en los estudios de imagen deben hacer sospechar de esta patología.

A continuación, presentamos el caso de un masculino de 56 años quien ingresa a nuestra unidad con diagnostico prequirúrgico de colecistitis aguda leve, sin datos sugerentes clínica, en laboratorios o imagen de fascioliasis coledociana.

En la siguiente revisión comprobamos la inespecificidad de este cuadro clínico y como se presenta en su mayoría como un hallazgo transquirurgico.

Palabras clave: Fascioliasis, coledociana.

Summary

Human dystomatosis or fascioliasis is a parasitic zoonosis caused by liver fluke. The clinical picture is nonspecific, fever and abdominal pain are usually the only symptoms, alterations in liver function, eosinophilia and hepatobiliary alterations in imaging studies should lead to suspicion of this pathology.

Next, we present the case of a 56-year-old male who was admitted to our unit with a pre-surgical diagnosis of mild acute cholecystitis, without clinical, laboratory or imaging data suggestive of choledochal fascioliasis.

In the following review, we verify the non-specificity of this clinical picture and how it mostly presents as a trans-surgical finding.

Key words: Fascioliasis, choledocian.

Introducción

La distomatosis o fascioliasis humana es una zoonosis parasitaria producida por la fasciola hepática. Es una enfermedad que ha sufrido un aumento de incidencia, la prevalencia del vector y de la fasciola hepática es alta pero la afectación humana es poco frecuente, el hombre se infecta al ingerir berro silvestre o agua contaminadas. Es un trematodo de cuerpo blando, similar a una hoja 2.

El cuadro clínico es inespecífico, fiebre y dolor abdominal suelen ser los únicos síntomas, las alteraciones de la función hepática, eosinofilia y alteraciones hepatobiliares en los estudios de imagen deben hacer sospechar de esta patología 1.

A continuación, presentamos un caso de fascioliasis coledociana el cual fue identificado transquirurgico ya que en los estudios de imagen o laboratorio previos no hubo datos sugerentes de esta patología con el fin de tener en mente este diagnóstico y buscar activamente la ingesta de berros, la cual tampoco estuvo presente en este caso.

1.- Foto de fasciola encontrada en el interior de vesícula biliar posterior a colecistectomía abierta.

Reporte de caso

Masculino de 56 años por quien se nos interconsulta del servicio de urgencias para valoración por probable colecistitis crónica litiásica agudizada, que cuenta con los antecedentes de colocación de bypass hace 10 años complicada con absceso residual, aseo quirúrgico en mismo internamiento, instrumentación por priapismo hace 4 años, facoemulsificación y colocación de lente intraocular hace 2 años, transfusiones en múltiples ocasiones sin presentar efectos adversos, inicia su padecimiento actual el día 21/04/2020 por la noche al presentar dolor epigástrico de intensidad 8/10 que se irradia a hipocondrio derecho, espalda y hombro ipsilateral, sin atenuantes ni exacerbantes, posterior a la ingesta de colecistoquinéticos, acompañado de nauseas sin llegar a emesis, refiere ingesta de ketorolaco con mejoría parcial, niega fiebre, coluria, acolia e ictericia.

Sin embargo, continua con sintomatología por lo que acude a esta unidad hospitalaria, refiere no haber presentado cuadros similares previamente, a la exploración física con tensión arterial 144/90 milímetros de mercurio, frecuencia cardiaca 101 latidos por minuto, frecuencia respiratoria 18 respiraciones por minuto, temperatura 36.5 grados centígrados, saturación de oxígeno 92%. Abdomen globoso a expensas de panículo adiposo, con presencia de cicatriz quirúrgica en línea media, peristalsis normoaudible, blando, depresible, dolor moderado a la palpación media y profunda en epigastrio, mesogastrio, hipocondrio y flanco derecho, Murphy presente, sin datos de irritación peritoneal.

Los laboratorios del día 22/04/2020 reportan pruebas de funcionamiento hepático normales, sin eosinofilia, leucocitosis u otro dato sugerente de inflamación o parasitosis vesícula y síndrome colestásico.

Ultrasonido de hígado y vías biliares del día 22.04.2020 reporta vesícula biliar de 57.7×29.4×29.6 milímetros, volumen aproximado de 26.29 centímetros cúbicos, pared de 4.4 milímetros, presencia de imagen ovoide con discreta sombra posterior de 13×7 milímetros, colédoco 4.9 milímetros, páncreas no valorable.

Integrando un diagnostico prequirúrgico de colecistitis litiásica aguda leve.

Es operado el día 22.04.2020 de colecistectomía abierta subtotal reconstitutiva del 70% encontrando como hallazgos adherencias firmes colecistoepiploicas, vesícula biliar de 10x5x5 centímetros, liquido purulento en su interior de aproximadamente 50 mililitros, pared de 1.5 centímetros, con presencia de fasciola, arteria cística y conducto cístico no se identifican por proceso inflamatoria severo.

Diagnóstico posquirúrgico: Fascioliasis coledociana operada + colecistitis alitiásica operada.

Se recaba reporte de patología de vesícula biliar y fragmento designado como fasciola de 2x2x0.2 centímetros de color rojo vinoso el día 29.04.2020 con descripción microscópica la cual muestra mucosa con áreas preservadas y otras ulceradas con infiltrado inflamatorio compuesto por linfocitos maduros y a nivel de las ulceras con inflamación aguda.

Discusión

Se presenta un caso clínico particular, en el que no se presenta previamente datos sugerentes de fascioliasis sin embargo el gusano adulto encontrado no deja lugar a dudas.

La fascioliasis en su fase crónica puede causar un íctero obstructivo biliar por lo que el diagnostico se confunde frecuentemente con litiasis de vía biliar principal 3.

Una variedad de gusanos de localización hepática incluyendo la fasciola puede colonizar el árbol biliar, donde depositan sus huevos, formando cálculos biliares por masas o nudos de gusanos vivos o muertos, estos pueden causar obstrucción y algunas colangitis 2.

En un estudio realizado por Sanchez y cols. En el que registraron 18 pacientes, la edad promedio fue de 45 años, en menos del 50% se encontró la ingesta de berros, la eosinofilia en solo 6 de los casos y en 7 pacientes se asoció a colecistitis crónica litiásica, de 16 de 18 pacientes el diagnostico se realizó transoperatorio, también es posible realizar el diagnostico por colangiografía retrograda endoscópica y en casos raros por ultrasonido 3.

Astencio y cols. Reporta un caso en el que no existían datos sugerentes de parasitosis, integrando diagnóstico de coledocolitiasis por lo que se realiza CPRE realizando el diagnostico durante esta 4.

Juárez y cols. Reportan una serie de 3 casos en los que debido a la ausencia de clínica especifica de parasitosis se diagnosticaron como coledocolitiasis, en una de estas ocasiones aunado a un cuadro de abscesos hepáticos múltiples, los cuales son más frecuentes en los abscesos hepáticos piógenos lo cual deja en evidencia la variabilidad de esta entidad 5.

Los diagnósticos diferenciales son múltiples, la infiltración hepática con neoplasma vesicular, las metástasis o el colangiocarcinoma intrahepática pueden presentar lesiones similares, pero sin disposición periportal y no serán acompañadas de eosinofilia 1.

González-Carbajal y cols. Reportaron 4 casos en los que el diagnóstico fue prequirúrgico ya sea por CPRE o ultrasonido, comentan ser capases de identificar trematodos durante la CPRE sin embargo aclaran que suele presentarse como un síndrome colestásico y como el ultrasonido solo nos puede dar la sospecha del diagnóstico 6.

Aunque en el reporte de patología no se reporta específicamente la presencia del tipo de parasito es importante aclarar que la sospecha de los cirujanos y la visualización directa ofrecen evidencia suficiente como para ofrecer el diagnostico de fascioliasis coledociana

Conclusión

En este caso clínico se debe resaltar la necesidad de sospechar la fascioliasis frente a un cuadro clínico compatible, de acuerdo con las condiciones epidemiológicas de la región. Es importante conocer las mejores alternativas de estudio y manejo de acuerdo con la fase de la enfermedad, ya que como hemos evidenciado previamente el diagnostico suele ser transquirúrgico.

Conflictos de interés:

No existen conflictos de interés por los autores.

Bibliografía

  1. TESSMANN, Dra. V.; DIBARBOURE, Dr. Luis. FASCIOLA HEPÁTICA. Revista de Imagenología, [S.l.], v. 23, n. 1, p. 25 – 33, jun. 2020. Fecha de acceso: 14 jun. 2021 Disponible en: <http://sriuy.org.uy/ojs /index.php/Rdi/article/view/83>.
  2. Beltrán-Fabián María, Muñoz-Zambrano Elena, Del Pozo-López Fabián, Gutiérrez-Cabezas Silvia. Fascioliasis coledociana por Fasciola hepatica en cirugía de colecistitis crónica calculosa. An. Fac. med. [Internet]. 2011 Abr [citado 2021 Jun 14]; 72(2): 141-145. Disponible en: http://www.scielo.org.pe/ scielo.php?script=sci_ arttext&pid=S1025-55832 011000200009&lng=es.
  3. Sánchez Moreno I. Fascioliasis coledociana en México. Cir gen. 1996;201–4.
  4. Astencio Rodríguez Gloria, Pérez Menéndez Roberto, González Maestrey Alba, Ramos Mares Jesús Ricardo. Diagnosis of Fasciola hepática by endoscopic retrograde cholangiopancreatography. Rev cubana med [Internet]. 2016 Sep [citado 2021 Jun 14]; 55(3): 257-263. Disponible en: http://scielo.sld.cu/ scielo.php?script=sci_arttext &pid=S0034-752320160 00300007&lng=es.
  5. Juárez F, Santillán Doherty P, Guraieb E, Rosa C de la. Parasitosis en las vías biliares: Fasciola hepática. Rev invest clín. 1985;139–45.
  6. Pascual MG-C, Gutiérrez ÁE, del Vallín SL, Oliveros DP, Quiñones WH, Izaguirre LC. Imagenología y fasciolasis de vías biliares: reporte de 4 casos. Rev Gastroenterol Peru [Internet]. 2017 [cited 2021 Jun 14];21(3). Available from: http://www.revistagastroperu. com/index.php/rgp/article/view/804
Salir de la versión móvil