Parafimosis

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. Nº 2–Febrero 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; nº 2: 77

Autor principal (primer firmante): Alfonso Felipe Rubio

Fecha recepción: 10/01/2024

Fecha aceptación: 07/02/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(2): 77

Paraphimosis

Autores:

Alfonso Felipe Rubio. Enfermero. Servicio Aragonés de Salud

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Lorena Buil Martinez. Enfermera. Servicio Aragonés de Salud

Ana Buera Colell. Médico de Familia. Servicio Aragonés de Salud

Patricia Valero Guillen. Enfermera. Servicio Aragonés de Salud

África Orensanz Alava. Enfermera. Servicio Aragonés de Salud

Ester Marquina De Diego. Enfermera. Servicio Aragonés de Salud

Resumen

La parafimosis es una urgencia urológica que se produce cuando el prepucio queda retraído detrás del glande y no puede recuperar su posición inicial. Se da con mayor frecuencia en niños y ancianos. Reconocer su sintomatología y saber cómo proceder para su reducción es de gran utilidad para reducir las complicaciones que puedan derivar de esta patología.

Palabras clave: parafimosis, glande, pene, complicaciones.

publica-articulo-revista-ocronos

Abstract

Paraphimosis is an urological emergency which occurs when the foreskin is retracted behind the glans penis and can not recover its initial position. It appears more frequently in children and the elderly. Recognizing its symptoms and knowing how to proceed to reduce it is very useful to decrease the complications that may arise from this pathology.

Keywords: paraphimosis, glans, penis, complications.

Introducción

El pene es el órgano masculino encargado de la micción y de las relaciones sexuales. Se encuentra debajo de la sínfisis pubiana y sobre las bolsas escrotales, unido a la región anterior del periné (1). Está dividido en base, cuerpo, glande y prepucio, siendo este último la porción de la piel que recubre el glande (2).

Se denomina fimosis al estrangulamiento del prepucio imposibilitando la retracción sobre el glande. Se trata de una situación normal en recién nacidos, lactantes y niños; y suele resolverse a los 5 años, en la mayoría de los casos, sin tratamiento.

La parafimosis se produce cuando el prepucio queda retraído detrás del glande por cierto periodo de tiempo y no puede recuperar su posición inicial. Esta situación provoca inflamación local y acaba en el estrangulamiento del glande, lo que aumenta la presión sanguínea e impide la correcta perfusión tisular (3-5).

Causas

Las causas de la parafimosis son:

  • Incapacidad de devolver el prepucio a su posición inicial
  • Infección
  • Lesión en el pene
  • Yatrogenia, al dejar retraído el prepucio debido a una intervención médica (examen urológico o sondaje vesical) o la higiene a un paciente (4, 6).

El riesgo de aparición de esta afección se da en hombres no circuncidados o aquellos que no lo han sido correctamente, además, aparece con mayor frecuencia en niños y ancianos (6,7).

Síntomas

Entre los síntomas que aparecen en la parafimosis encontramos:

  • Dolor
  • Edema local
  • Cambio en la coloración del glande
  • Incapacidad de retracción del prepucio (3-6).

Tratamiento

Es necesaria la reducción de la parafimosis lo más tempranamente posible y, si es posible, mediante métodos no invasivos. Para la reducción manual se debe sostener el pene de manera firme con el segundo y tercer dedo de ambas manos, antes del anillo fimótico.

Con los pulgares se debe aplicar una presión constante y lenta que empuje el glande edematoso en sentido proximal hacia atrás hasta hacerlo pasar por el anillo fimótico. A su vez, se desliza el prepucio en sentido distal hasta reducirlo completamente.

Otra maniobra aplicable en adultos es traccionar el pene con una mano mientras se empuja con el pulgar de la otra el glande, haciendo que éste atraviese el anillo fimótico.

También puede realizarse la tracción sobre pinzas de Babcock colocadas alrededor del prepucio para tirar de éste hacia atrás hasta cubrir el glande de nuevo (3,4,7,8).

En ocasiones se ha comprobado que utilizar azúcar de manera local en la región tumefacta puede reducir el edema de una manera indolora y barata, aunque no está recomendado en situaciones que requieran de extrema urgencia (7,8).

Si no surten efecto las técnicas de reducción manual, se debe anestesiar el pene y realizar una incisión en el prepucio para aliviar la constricción, para después realizar la circuncisión quirúrgica (3,4,7).

Contraindicaciones y complicaciones

Aunque no existen contraindicaciones absolutas sí que debe evitarse la utilización de instrumental invasivo para reducir el edema del prepucio si existe herida o infección local, así como cáncer de pene (7).

En cuanto a las complicaciones leves podemos encontrar laceraciones o desgarros a la hora de realizar la reducción manual, o la aparición de fimosis por lesión del prepucio. Sin embargo, si no se reduce la parafimosis, el edema y la comprensión continua puede afectar a la perfusión tisular del pene, lo que en los casos más graves puede traducirse en necrosis y pérdida del glande (4,6,7).

Conclusión

La parafimosis es una afección que se suele ver mayormente en niños y ancianos y, aunque produce dolor e incomodidad en los pacientes, no entraña un gran riesgo si su reducción es inmediata, aunque puede acarrear consecuencias de gravedad si se retrasa su resolución.

La reducción manual es la técnica más coste-efectiva para su tratamiento y se puede realizar incluso en ámbitos extrahospitalarios, aunque en parafimosis complicadas y/o recurrentes está indicada la derivación a urología.

Bibliografía

  1. Vozmediano Chicharro R, Bonilla Parrilla R. Recuerdo y actualización de las bases anatómicas del pene. Arch Esp Urol [Internet]. 2010 [citado 5 de enero de 2024];63(8):575-80. Disponible en: https://scielo.isciii.es/scielo.php?scri pt=sci_arttext&pid=S0004-0614201000080 0002
  2. Diccionario de cáncer del NCI [Internet]. Instituto Nacional del Cáncer. 2011 [citado 5 de enero de 2024]. Disponible en: https://www.cancer.gov/espanol/publicaci ones/diccionarios/diccionario- cancer/def/pene
  3. Fimosis y parafimosis – Stanford Medicine  Children’s Health [Internet]. Stanfordchildrens.org. [citado 5 de  enero de 2024].  Disponible en: https://www.stanfordchildrens.org/en/top ic/default?id=fimosis-y-la-parafimosis -90- P06197
  4. Shenot PJ. Fimosis y parafimosis [Internet]. Manual MSD versión para público general. [citado 5 de enero de 2024]. Disponible en: https://www.msdmanuals.com/es- es/hogar/salud-masculina/trastornos-del- pene-y-de-los-test%C3%ADculos/fimosis-y- parafimosis
  5. Fernández Pineda I, Mata M, Valenzuela López M, Camila C, Cendón G. Hospitaluvrocio.es. [citado 5 de enero de 2024]. Disponible en: https://manualclínico.hospitaluvrocio.es /wp-content/uploads/2022/04/MC-UrgPed- CIRUGIA-PEDIATRICA.pdf#page=27
  6. Parafimos is [Internet]. Medlineplus.gov. [citado 5 de enero de 2024]. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/art icle/001281.htm
  7. Chung PH. Cómo hacer una reducción de una parafimosis sin hendidura dorsal [Internet]. Manual MSD versión para profesionales. [citado 5 de enero de 2024]. Disponible en: https://www.msdmanuals.com/es-es/profess ional/trastornos- urogenitales/c%C3%B3mo-hacer-procedimien tos-dentales/c%C3%B3mo-hacer-una- reducci%C3%B3n-de-una-parafimosis-sin-he ndidura-dorsal
  8. González Fernández M, Sousa Escandón MA, Parra Muntaner L, López Pacios JC. Azúcar: tratamiento de elección en la parafimosis irreductible. Actas Urol Esp [Internet]. 2001;25(5):393-5. Disponible en: https://doi.org/10.1016/S0210- 4806(01)72638-1