Papel del Técnico de Radiodiagnóstico en la implantación de marcapasos

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 9–Septiembre 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº9: 217

Autor principal (primer firmante): Ángela Forcén Blasco

Fecha recepción: 20 de agosto, 2023

Fecha aceptación: 17 de septiembre, 2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(9) 217

Autores:

  1. Ángela Forcén Blasco (TSID)
  2. Esther López Escudero (TCAE)
  3. Ana Isabel Antoñanzas Antoran (TCAE)
  4. Marta Gordo Martínez (TSID)
  5. María José Buj Badal (TCAE)
  6. Lorena Andreu Millán (TCAE)

Palabras clave: Marcapasos, sala de hemodinámica, equipo de rayos X, Técnico de radiodiagnóstico.

Introducción

Un marcapasos es un dispositivo electrónico diseñado para generar impulsos eléctricos, regulando el ritmo del corazón cuando falla la estimulación natural.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Se clasifican en temporales el generador no está implantado en el paciente. Es el caso de los transcutáneos (los electrodos se colocan sobre la piel) o Intravenosos (los electrodos son colocados a través de una vena central hasta contactar con el endocardio).

Y permanentes: el generador se implanta subcutáneamente.

En este artículo hablaremos de los permanentes, que requieren de un equipo de rayos X para su colocación.

Procedimiento de implantación de marcapasos

El marcapasos está formado por dos componentes:

  1. El generador: se aloja bajo la piel. Es una caja metálica que contiene unos circuitos electrónicos y una pila. Hoy en día, están hechos de titanio, material más resistente que el acero y con menos probabilidades de rechazo.

  2. Electrodos: se trata de uno o dos cables, que trasmiten el impulso eléctrico al corazón, bien a la aurícula o al ventrículo.

Este tipo de intervenciones se considerada de cirugía menor y su duración aproximada es de una hora.

La implantación debe realizarse en un quirófano o en una sala de hemodinámica. Estas salas deben contar con unos requerimientos básicos, como son:

  • Espacio suficiente para que se pueda acceder al paciente sin dificultad y si fuera necesario, realizar las maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP), intubación, etc.

  • Material de emergencia que incluya todo lo necesario para una RCP avanzada.

  • Instalaciones de oxígeno, vacío, aspiración, aislamiento radiológico, entre otros.

  • Material quirúrgico adecuado.

  • Equipo de radiología, compuestos por un arco en C, fundas estériles para el recubrimiento del mismo, opción de captura y almacenaje de imágenes o impresión.

Un técnico de radiodiagnóstico y equipos de protección radiología como son delantales plomados, protectores tiroideos y medidores de dosis (dosímetros).

publica-articulo-revista-ocronos

Siendo responsabilidad del técnico de radiodiagnóstico la utilización de este material por todo el personal presente en la intervención, por lo que tiene que participar en el control de la seguridad de la radiación para los pacientes y el personal.

La técnica se lleva a cabo con el paciente despierto, se realizar una pequeña incisión debajo de la clavícula izquierda, tras el empleo de anestesia local y se introduce una guía, que servirá para introducir los electrodos a través de la vena subclavia, hasta la aurícula derecha o el ventrículo derecho.

Todo este proceso se lleva a cabo con el seguimiento de Rayos X. Una vez confirmado que los electrodos están correctamente situados, se conectan al generador del marcapasos, que queda alojado debajo de la piel. El proceso finaliza con el cierre con suturas de la incisión.

Cada año se implantan aproximadamente 1 millón de marcapasos para el tratamiento de bradicardias y bloqueos cardiacos.

A pesar de la experiencia de uso de más de sesenta años, las complicaciones son frecuentes. Estas pueden ser: hematoma, hemorragia, pseudoaneurisma, fístula arteriovenosa, trombosis arterial e infección.

La complicación más infrecuente pero la más temida es la perforación cardíaca secundaria a la manipulación del cable dentro del corazón.

Como consecuencia se produce una acumulación de sangre en la bolsa que envuelve al corazón (pericardio) que puede ser necesario drenar mediante punción o con cirugía

Conclusión

Los técnicos de radiodiagnóstico desempeñan una labor fundamental e indispensable en la implantación de marcapasos, ya que se encargan de proporcionar imágenes en tiempo real del corazón, que le servirán de guía al médico en la correcta colocación del marcapasos.

Una vez colocado, también se necesita de rayos X y de un técnico de radiología, no solo para la comprobación de la posición intracavitaria si no que, al día siguiente se realiza una radiografía de tórax AP y Lateral, en bipedestación, que permite verificar radiológicamente la correcta posición del marcapasos.

Por lo que, el conocimiento de la técnica de implante, facilita al técnico la aportación de unas imágenes adecuadas, que servirán de ayuda al facultativo durante la colocación del mismo.

Bibliografía

  1. Marcapasos. (s/f). Fundación Española del Corazón. https://fundaciondelcorazon.com/informac ion-para-pacientes/tratamientos/marcap asos.ht ml
  2. Actualización de las recomendaciones sobre requisitos y equipamiento en cardiología intervencionista. (s/f). Recintervcardiol.org. https://recintervcardiol.org/es/articulo -especial/actualizacion-de-las-recomen daciones-sob re-requisitos-y-equipamiento-en-cardiolo gia-intervencionista
  3. De, G., De, T., & Cardiaca, R. (s/f). Guía del paciente portador de marcapasos. Gob.es. https://www.aemps.gob.es/publicaciones/p ublica/docs/guia_portador_marcapasos.p df