Icono del sitio Ocronos – Editorial Científico-Técnica

El papel del celador en tiempos de Coronavirus

tiempos-covid

tiempos-covid

Incluido en la revista Ocronos. Vol. III. Nº 5 – Septiembre 2020. Pág. Inicial: Vol. III;nº5:748

Autor principal (primer firmante): María Belén Iglesias García

Fecha recepción: 21 de septiembre, 2020

Fecha aceptación: 26 de septiembre, 2020

Ref.: Ocronos. 2020;3(5):748

Autora: María Belén Iglesias García. Categoría: Celadora

Resumen

Las funciones de los celadores siempre han sido clave para que los cumplimientos de los centros sanitarios se lleven a cabo de la forma correcta, lo que deriva en el buen funcionamiento de los mismos. Dado que una de las funciones básicas del celador consiste en asegurar el bienestar de los pacientes, esto cobra mayor relevancia en estos tiempos donde la seguridad de pacientes y trabajadores es vital para minimizar los riesgos de contagio.

Palabras clave: coronavirus, celador, medidas preventivas.

Objetivos

Metodología

Para la elaboración del presente estudio, se ha hecho una revisión bibliográfica de fuentes oficiales, así como una revisión exhaustiva de la normativa vigente.

Introducción

El pasado 11 de marzo, la Organización Mundial de la Salud, elevó a

pandemia internacional la crisis causada por el coronavirus, decretándose el estado de alarma en España el 14 de marzo. Desde entonces, los centros hospitalarios han ido modificando sus protocolos y planes de actuación, donde el celador tiene un papel fundamental como auxiliar multidisciplinar.

Desarrollo

Actualmente y debido a la situación generada por la crisis del COVID-19, las visitas a los centros hospitalarios han cambiado en su forma de proceder, de manera que se han de realizar preferentemente concertando una cita telefónica y siguiendo escrupulosamente las obligaciones dictadas. De esta forma, es el celador quien tiene la obligación de vigilar que todos estos cumplimientos se lleven a cabo de forma correcta, siendo los puntos más importantes los siguientes:

Control de temperatura

La toma de temperatura se ha de efectuar a la entrada, en una zona dispuesta para ello y con un dispositivo que tome la temperatura a corta distancia, pero sin que haya contacto. En caso de que el dispositivo toque alguna superficie corporal, deberá de ser inmediatamente desinfectado con gel hidroalcohólico.

Como medida para salvaguardar la confidencialidad de los pacientes, este control de temperatura se deberá efectuar, siempre que sea posible, fuera de la vista de terceros y del campo de visualización de las cámaras de videovigilancia.

En caso de que se produzcan aglomeraciones, el celador deberá de indicar a los pacientes que se formen colas, debidamente ordenadas y guardando las distancias de seguridad. Es recomendable también la colocación de información visual en lugares estratégicos que recuerden estas medidas.

Una temperatura de 37,5ºC o superior, determinará el no acceso a las instalaciones del centro sanitario.

Lavado de manos

La higiene de manos es fundamental para prevenir cualquier contagio de enfermedades y en este caso, la transmisión de infecciones respiratorias. Se pueden transmitir y contraer microbios de otras personas o superficies al tocarse ojos, nariz o boca con las manos sin lavar, cuando se toca una superficie u objeto contaminado, o cuando se cubre la nariz y boca con las manos al toser o estornudar y luego se toca a otras personas o algún objeto de uso común. Por ello, la mejor forma de evitar cualquier tipo de propagación de infecciones es lavándose o desinfectándose las manos.

A fin de minimizar el riesgo de contagio de coronavirus, se facilitará a la entrada del centro soluciones hidroalcohólicas y el celador indicará la forma correcta de desinfectarse las manos.

Uso de mascarilla

Es obligatorio el uso de mascarilla para personas mayores de 6 años en la vía pública, espacios al aire libre y espacios cerrados de uso público, con independencia del cumplimiento de la distancia interpersonal de seguridad. Por tanto, el uso de mascarilla quirúrgica para el acceso a los centros sanitarios será obligatoria y se facilitará a los pacientes en caso de no disponer de una. Una persona que porte una mascarilla FFP2 o equivalente, deberá de quitársela y ponerse una quirúrgica, que será facilitada en caso necesario.

Sólo se permitirá el acceso a los centros sanitarios sin mascarillas en las siguientes excepciones:

Registro y control presencial

Toda persona externa al centro sanitario deberá de acceder por la entrada principal, donde el celador de entrada deberá encargarse de los siguientes puntos:

Conclusiones

El conocimiento de los protocolos vigentes por parte del personal no sanitario y en concreto, de los celadores, es fundamental para asegurar el buen funcionamiento de los centros sanitarios y garantizar la seguridad de trabajadores y pacientes.

Las restricciones de las visitas a los centros sanitarios y el aseguramiento de que se tomen las medidas preventivas pertinentes a la entrada de estos, está siendo esencial para minimizar los riesgos de contagio con el virus.

Bibliografía

  1. Portal de salud de Principado de Asturias https://www.astursalud.es/
  2. Sociedad española de atención al usuario de la sanidad https://www.seaus.net
  3. Procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al Sars-CoV-2 de 8 de junio 2020
  4. Recomendaciones del ministerio de sanidad del gobierno de España https://www.mscbs. gob.es/ profesionales/ saludPublica/ccayes/alertas Actual/nCov/doc umentos/ Manejo_primaria.pdf
  5. OMS/ directrices SARS-COV-2
Salir de la versión móvil