El paciente terminal y el papel del celador

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 11–Noviembre 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº 11: 151

Autor principal (primer firmante): Raúl Suárez Menéndez

Fecha recepción: 25/08/2023

Fecha aceptación: 16/11/2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(11): 151

Autor:

Raúl Suárez Menéndez

Introducción

En este trabajo desarrollaremos como objetivo principal la actuación que debe realizar el celador ante este tipo de enfermos, cuya atención sanitaria no tendrá un fin curativo, sino que se enfocará al cuidado físico y psicológico; como aliviar dolores, dar sostén psicológico…, en definitiva, lo que se denomina cuidados paliativos.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

El papel del celador será importante, no solo en el trato de atención de los pacientes terminales, sino también con sus familiares.

Las actuaciones del celador deberán estar enfocadas a una mejora en la calidad de vida del paciente, garantizando un cuidado continuo e individual, estimulando la dignidad del paciente y conservando su higiene diaria y constante, así como la de la sala donde se encuentra.

Desarrollo

Según la OMS; Organización Mundial de la Salud, y la Sociedad Española de Cuidados Paliativos, se puede denominar al paciente terminal como “el paciente con enfermedad muy avanzada activa en progresión y con un pronóstico vital limitado que por tanto conduce a la muerte en un período de tiempo normalmente inferior a seis meses”.

La misión del celador con el paciente terminal tiene mucha importancia, puesto que forma parte del equipo junto a los médicos, enfermeros/as, auxiliares de Enfermería, psicólogos/as, etc… que proporcionan los cuidados paliativos o de confort al paciente, por tanto, tiene que ser muy astuto y profesional en su trabajo.

La actuación del celador tiene que ir dirigida a conseguir una mejoría de la calidad de vida del paciente, dándole una atención constante y personalizada, haciendo que aumente su dignidad,

logrando mantener la higiene diaria y permanente tanto del paciente como de la unidad de este; se denomina así, unidad del paciente, al conjunto formado por el espacio de la habitación, el mobiliario y el material que usa el paciente a lo largo de su permanencia en el centro hospitalario.

El celador también tendrá que esmerarse en su comportamiento con los familiares del paciente terminal y ser precavido en sus comentarios.

publica-articulo-revista-ocronos

Tendrá que saber desenvolverse con empatía; capacidad de ponerse en el lugar del otro y entender lo que piensa o siente, y escuchar las necesidades psicológicas del paciente, prestándole atención y dialogando con él.

Etapas del paciente terminal

El paciente terminal es posible que pase por cinco etapas para llegar a aceptar la muerte, aunque no necesariamente tiene por qué atravesarlas todas, seguro que lo hará, al menos, por dos de ellas. Esto se debe a la doctora psiquiatra suiza-estadounidense Kübler-Ross, que determina la aceptación de la muerte en cinco etapas:

  1. Negación: es la justificación del paciente ante la enfermedad.
  2. Ira: etapa de rechazo, furia, enfado, desagrado…
  3. Negociación: el paciente va asumiendo la idea de que le va a llegar la muerte, pero de todas formas hará todo lo posible para que el fatal desenlace llegue lo más tarde posible. A esta etapa se la conoce también como “pacto”.
  4. Depresión: etapa de abatimiento y frustración.
    A su vez hay dos tipos:
  • Depresión reactiva que es la respuesta del paciente al enterarse de la pésima noticia manifestándose insomnio, alteraciones de comportamiento, etc…
  • Depresión preparatoria que es la respuesta al cambio entre la pugna por la vida y la muerte.
  1. La aceptación: el paciente por fin está listo y mentalizado, asumiendo el fatídico final; la muerte.

El celador tendrá que respetar en todo momento las creencias y obligaciones religiosas de cada paciente y sus familiares, tratándolos de forma personal y diferente, ya que cada uno experimenta el duelo de distinta forma.

También es importante que el celador logre una adecuada comunicación verbal, empleando para ello una conversación entendible y veraz, como a su vez una comunicación no verbal, intensificando el tacto, los gestos, la forma de comportarse y su actitud frente al paciente y los familiares.

El celador no deberá dar jamás contestaciones evasivas a las preguntas que le hagan tanto el paciente como sus familiares.

En los cuidados paliativos o de confort al paciente terminal, es importantísimo el trabajo en equipo. y se necesita tener un equipo multidisciplinar, formado por varios profesionales dentro de los cuales el celador es una pieza básica y esencial.

Los cuidados paliativos o de confort que se le deben proporcionar a los pacientes terminales se aplican para las siguientes enfermedades:

  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Cáncer.
  • Enfermedades respiratorias crónicas.
  • Enfermedad de Parkinson.
  • Enfermedades neurológicas.
  • Artritis reumatoide.
  • Anomalías congénitas.
  • Esclerosis múltiple.
  • Tuberculosis resistente a los medicamentos.
  • Demencia.

Cuando un enfermo está en fase terminal y ya es inminente la llegada de la muerte, esta se puede ocasionar de maneras diferentes:

Eutanasia

Muerte sin sufrimiento por acción o por omisión ante un paciente terminal.

Puede ser a su vez:

Eutanasia directa

Que consistiría en adelantar la muerte.

Hay dos maneras:

  • Eutanasia activa, que es poner en práctica de manera programada una actividad dirigida a facilitar la muerte primero de lo que sería lógico dependiendo del estado de salud de la persona.
  • Eutanasia pasiva, que es la interrupción del tratamiento farmacológico y también del alimento.

Eutanasia indirecta

Que es el suministro de medicamentos con el objetivo de paliar el dolor y padecimiento al enfermo terminal que como resultado desemboca en su muerte.

Distanasia

Muerte en pésimas condiciones, con dolor, molestias, sufrimiento, etc… Mencionado de otra forma, la distanasia, es el fallecimiento de un enfermo sin haberle dado una correcta calidad de vida o cuidados de confort.

Supondría el óbito causado por un inadecuado tratamiento del dolor, todo lo opuesto a la eutanasia.

Por tanto, hemos visto el papel claro del celador ante los pacientes terminales, ya sé que se encarga de:

  • Vigilar al enfermo constantemente.
  • Hacer que en todo momento el paciente se conserve limpio y cómodo.
  • Realizar controles exhaustivos de la piel y las constantes vitales.
  • Estar hasta el último momento junto al enfermo.
  • Impedir que el enfermo se sienta solo.
  • Buscar, si fuera necesario, sus posiciones ideales para evitar el dolor.
  • Mantener la ropa de cama limpia, bien estirada y seca.
  • Administrar líquidos despacio y con sumo cuidado.
  • Tratar de conseguir el reposo y descanso del paciente en todo momento.
  • Lograr que los demás pacientes se mantengan al margen de su situación.
  • Proporcionar todo el apoyo psicológico que necesite tanto el paciente como sus familiares.

Además, sería de gran ayuda para el celador destinado en esta unidad una formación específica en los cuidados paliativos o de confort para darle la mejor relación profesional tanto a estos pacientes como a sus familias.

Conclusión

Por tanto, el papel del celador en la atención del paciente terminal tiene mucha relevancia, puesto que su apoyo emocional y la compañía que proporciona consuelo tanto al paciente como a su familia.

Como también he dicho, es clave que el celador se comunique de forma correcta con el paciente terminal, dominando siempre tanto la comunicación verbal como la no verbal.

También tiene que practicar la escucha activa y la empatía, debido a que es una situación muy delicada y siguiendo estas disposiciones se contribuye a mitigar el padecimiento espiritual tanto del paciente como de sus familiares.

No encontrarse solos en los instantes finales de vida ayuda a soportar los momentos de desconsuelo y soledad.

El celador manifestará respeto por las decisiones que tome el paciente y lo acompañará a lo largo de esta etapa tan dura.

El celador debe aglutinar los conocimientos precisos sobre los cuidados paliativos que tiene que proporcionar a un paciente terminal colaborando con ello a conseguir una atención asistencial cualitativa.

Además, el celador necesita estar en constante formación sobre este tema para proporcionar los más eficaces cuidados posibles, dirigidos en todo momento a la comodidad y el bienestar del paciente terminal y de su familia.

Bibliografía

  1. https://revistamedica.com/celador-pacien te-terminal/
  2. https://essaeformacion.com/actuacion-de l-celador-con-pacientes-terminales
  3. http://celadoresonline.blogspot.com/p/t ema-23.html
  4. https://www.revista-portal esmedicos.com/revista-medica/actuacion -del-celador-ante-el-paciente-termina l-y-sus-cuidados-paliativos/