Osteoartritis en población infantil

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. N.º 7–Julio 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; N.º 7: 403

Autor principal (primer firmante): Úrsula Soledad Manrique Vilchez

Fecha recepción: 11/06/2024

Fecha aceptación: 08/07/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(7): 403

Autores:

Úrsula Soledad Manrique Vílchez

Ángeles Beatriz Herrando Esteban

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Víctor Manuel García Torres

Leticia Navarro Cano

Juan Adalberto Bosque Julián

Patricia Solanas Amador

Categoría: TCAE

Palabras clave: degenerativa, factores predisponentes, desarrollo físico, síntomas, tratamiento.

Introducción

La osteoartritis (OA) es una enfermedad degenerativa de las articulaciones, generalmente asociada con el envejecimiento. Sin embargo, aunque es menos común, la osteoartritis también puede afectar a la población infantil. Esta condición en los niños puede ser devastadora, ya que interfiere con su desarrollo físico y su capacidad para participar en actividades normales de la infancia. Este artículo explora la incidencia, las causas, los síntomas, el diagnóstico y las opciones de tratamiento de la osteoartritis en la población infantil.

publica-articulo-revista-ocronos

Incidencia y epidemiología

La osteoartritis infantil es rara, con una incidencia significativamente menor que en los adultos. No obstante, cuando se presenta, suele estar asociada con factores predisponentes como traumatismos, anomalías congénitas, enfermedades metabólicas o inflamatorias, y condiciones genéticas como la displasia epifisaria múltiple. La prevalencia exacta es difícil de determinar debido a la rareza de la enfermedad y la variabilidad en los factores subyacentes.

Causas y factores de riesgo

A diferencia de la osteoartritis en adultos, que está principalmente relacionada con el envejecimiento y el desgaste articular, en niños generalmente resulta de condiciones subyacentes o traumas. Algunas causas y factores de riesgo incluyen:

  • Traumatismos: Lesiones articulares significativas pueden llevar a la osteoartritis infantil. Fracturas, esguinces graves y daños en los ligamentos pueden comprometer la integridad articular.
  • Anomalías congénitas: Condiciones como la displasia de cadera y la displasia epifisaria múltiple pueden predisponer a los niños a desarrollar esta enfermedad.
  • Enfermedades inflamatorias: Enfermedades como la artritis idiopática juvenil (AIJ) pueden causar daños articulares prolongados que resultan en osteoartritis.
  • Obesidad: El sobrepeso puede incrementar el estrés sobre las articulaciones, acelerando el proceso de degeneración.
  • Enfermedades metabólicas y genéticas: Trastornos como la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes y otras condiciones que afectan el crecimiento y desarrollo óseo pueden llevar a la osteoartritis.

Síntomas

Los síntomas de la osteoartritis en niños pueden variar según la gravedad de la enfermedad y las articulaciones afectadas. Los síntomas comunes incluyen:

  • Dolor articular: Dolor que puede ser persistente o intermitente, empeorando con la actividad física.
  • Rigidez: Dificultad para mover la articulación después de períodos de inactividad.
  • Inflamación: Hinchazón y calor en las articulaciones afectadas.
  • Limitación del movimiento: Reducción en el rango de movimiento de la articulación afectada.
  • Deformidad articular: Cambios en la forma de la articulación debido al desgaste del cartílago y los huesos subyacentes.

Diagnóstico

El diagnóstico de osteoartritis en niños puede ser desafiante debido a la similitud de sus síntomas con otras enfermedades articulares infantiles. El proceso diagnóstico incluye:

  • Historial clínico: Recopilación detallada de la historia médica del niño, incluyendo antecedentes familiares de enfermedades articulares, traumatismos previos y síntomas actuales.
  • Examen físico: Evaluación de las articulaciones afectadas para detectar signos de dolor, inflamación, rigidez y limitación del movimiento.
  • Imágenes diagnósticas:
    • Radiografías: Utilizadas para identificar cambios en la estructura articular, como el estrechamiento del espacio articular y la formación de osteofitos.
    • Resonancia Magnética (RM): Proporciona imágenes detalladas del cartílago y otros tejidos blandos, útil para detectar daños precoces.
    • Ecografía: Puede ser utilizada para evaluar la inflamación y el estado del cartílago.
  • Pruebas de laboratorio: Para excluir otras causas de artritis, como la artritis idiopática juvenil, se pueden realizar análisis de sangre para evaluar marcadores inflamatorios y otros indicadores de enfermedad.

Tratamiento

El manejo de la osteoartritis en la población infantil se enfoca en aliviar los síntomas, mejorar la función articular y prevenir la progresión de la enfermedad. Las opciones de tratamiento incluyen:

Medidas no farmacológicas

  • Fisioterapia: Ejercicios específicos para fortalecer los músculos alrededor de la articulación afectada, mejorar la flexibilidad y reducir el dolor.
  • Terapia ocupacional: Ayuda a los niños a realizar actividades diarias de manera segura y eficiente.
  • Control del peso: Mantener un peso saludable para reducir la carga sobre las articulaciones.
  • Modificación de actividades: Adaptación de actividades físicas para evitar el estrés excesivo en las articulaciones afectadas.

Tratamiento farmacológico

  • Analgésicos: Medicamentos como el paracetamol para aliviar el dolor.
  • Antiinflamatorios No Esteroideos (AINEs): Para reducir la inflamación y el dolor.
  • Inyecciones de corticosteroides: En casos de inflamación severa y persistente.

Tratamientos quirúrgicos

  • Osteotomía: Procedimiento para realinear los huesos y reducir el estrés en la articulación.
  • Artroscopia: Para limpiar la articulación y eliminar fragmentos sueltos de cartílago.
  • Reemplazo articular: En casos extremos, puede considerarse el reemplazo de la articulación, aunque es raro en niños debido a su crecimiento continuo.

Pronóstico y calidad de vida

El pronóstico de la osteoartritis infantil depende de la causa subyacente y la efectividad del tratamiento. Con un manejo adecuado, muchos niños pueden mantener una buena calidad de vida y participar en actividades normales. Sin embargo, la OA puede ser una condición crónica que requiere un monitoreo continuo y ajustes en el tratamiento.

Conclusión

La osteoartritis en la población infantil, aunque rara, es una condición seria que puede afectar significativamente la calidad de vida y el desarrollo físico de los niños. La identificación temprana, el diagnóstico preciso y un enfoque de tratamiento integral son esenciales para manejar esta enfermedad. La investigación continua y la educación sobre la osteoartritis infantil pueden ayudar a mejorar los resultados para estos jóvenes pacientes y proporcionarles una vida más saludable y activa.

Bibliografía

  1. CDC Artritis (s. f.). Artritis Infantil. https://www.cdc.gov/arthritis/spanish/ti pos/Artritis- infantil.htm
  2. Cañadell, E., Uriz, S., Quilis, J., Mairal, J. A., Araujo, P., Velázquez, M., & Parra, C. (2006). Sacroileitis infecciosa: localización poco frecuente de osteoartritis séptica infantil. Pediatr. Catalan,66(2), 66-70. https://pesquisa.bvsalud.org/portal/reso urce/p1/ibc-047498
  3. Casuriaga-Lamboglia, A. L., Cassanello-Pagani, P., Barceló-Romero, E., & Giachetto- Larraz, G. (2018). Osteoartritis meningocócica primaria de cadera. Presentación de un caso pediátrico. Rev Hosp Jua Mex, 85(2), 110-113. https://www.researchgate.net/publication /326459898
  4. Mayo Clinic (s. f.). Osteoartritis. https://www.mayoclinic.org/es/diseases- conditions/osteoarthritis/symptoms-cause s/syc-20351925
  5. Rodríguez-Skewes, E., Quiñones-Díaz Terán, M. Á., Negrete-Corona, J., Moralez- Xolalpa, G., Negrete-Camacho, J. J., Bello-Cárdenas, D. E., & Cruz-Sánchez,D. X. (2021). Modelo de atención para el tratamiento de pacientes con osteoartritis del primer  al tercer  nivel. Acta Ortopédica  Mexicana,  35(4), 331-340. https://doi.org/10.35366/103313