Ortodoncia invisible: ¿qué es y qué ventajas tiene?

Los tratamientos de ortodoncia han experimentado muchos avances a lo largo de las últimas décadas, pero sin duda, una de las innovaciones más notables ha sido la aparición de la ortodoncia invisible. Este tratamiento ofrece una alternativa discreta y cómoda a la tradicional ortodoncia o brakets metálicos, permitiéndote conseguir una sonrisa alineada sin los problemas estéticos que suelen asociarse a estos.

La ortodoncia invisible se han hecho cada vez más popular, sobre todo entre los adultos. Estos aparatos son inapreciables, extraíbles y casi siempre resultan más cómodos, lo que los convierte en una opción estupenda para enderezar tus dientes sin que interfieran en tu vida diaria.

Si te interesa conocer más sobre este tipo de tratamiento al que puedes someterte en lugares especializados como las Clínicas Cleardent (cleardent.es), en este texto te contamos en qué consiste la ortodoncia invisible y qué ventajas tiene.

Ortodoncia invisible: ¿qué es?

La ortodoncia invisible es un tipo de tratamiento personalizado para alinear los dientes que ofrece una alternativa más cómoda y disimulada a los brakets.  Es un tipo de ortodoncia en la que se utiliza una serie de alineadores o férulas transparentes hechos a medida para desplazar gradualmente los dientes a las posiciones deseadas. Para poder adaptarse al progreso del tratamiento, se cambian cada 7 o 10 días.

Con este tipo de ortodoncia se puede tratar una amplia gama de problemas, como dientes apiñados, espacios, mordidas cruzadas y sobremordidas. Sin embargo, en los casos de diagnósticos más graves, puedes necesitar otros tratamientos alternativos o procedimientos adicionales para obtener los resultados deseados.

Ventajas de la ortodoncia invisible

La ortodoncia invisible se ha convertido en poco tiempo en el tratamiento más solicitado por los pacientes con dientes desalineados. Esto obedece a las múltiples ventajas que presenta este tratamiento dental.

1. Mayor comodidad

La ortodoncia invisible están elaborados con un tipo de plástico liso, lo que los convierte en una alternativa mucho más cómoda a los aparatos metálicos, que presentan bordes afilados que pueden raspar el interior de la boca y las encías. Estos alineadores transparentes se ajustan perfectamente a los dientes, y aunque puede costar unos cuantos usos acostumbrarse, muchos pacientes dicen que dejan de sentir molestias en pocos días.

2. No tienes restricciones alimentarias

Por lo general, cuando se usan aparatos dentales metálicos fijos, es necesario que los pacientes se mantengan alejados de los alimentos duros o masticables para evitar dañarlos. Además, los alimentos pueden manchar o atascar fácilmente este tipo aparatos. Una de las mayores ventajas de la ortodoncia invisible es que debes retirarla al comer y beber (excepto agua), por lo que podrás seguir disfrutando de tus comidas favoritas sin restricciones.

3. Son prácticamente invisibles

Por desgracia, mucha gente no se siente cómoda enseñando la ortodoncia metálica. Esto es especialmente cierto en el caso de los adultos, ya que la ortodoncia se asocia a menudo con los incómodos años de adolescencia. Por eso, estos aparatos transparentes han ganado tanta popularidad, ya que son prácticamente inapreciables nadie podrá decir que llevas aparato, así que puedes seguir sintiéndote seguro de ti mismo durante el tratamiento.

4. Se pueden quitar

Como hemos dicho antes, los alineadores invisibles deben quitarse para comer y beber, pero esto también hace que sea posible retirarlos para ocasiones como una boda o para hacerse una foto. Pero también para limpiarte bien los dientes y el aparato. El tiempo mínimo que se exige que lleves la ortodoncia es de entre 20 y 22 horas al día, ya que son suficientes para que tus dientes sigan enderezándose.

5. Duración del tratamiento

Por lo general, el tratamiento de ortodoncia tradicional, con alineadores metálicos, se debe llevar durante 5 años aproximadamente. Esto hace que mucha gente se desanime a la hora de usarla. Afortunadamente, los tratamientos de ortodoncia invisible son tan eficaces que no se necesita tanto tiempo. Aunque dependerá de tu diagnóstico y de la cantidad de férulas que tendrás que usar, el promedio está entre 3 y 24 meses.

La ortodoncia invisible es un gran tratamiento para corregir múltiples problemas dentales, y ahora que conoces sus ventajas solo necesitas consultar con los expertos de una clínica dental, para saber si tu problema en concreto puede tratarse con este tipo de ortodoncia.

Salir de la versión móvil