Lumbalgia

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. N.º 5–Mayo 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; N.º 5: 805

Autor principal (primer firmante): Eloísa Isabel Carmona Jiménez

Fecha recepción: 25/04/2024

Fecha aceptación: 22/05/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(5): 805

Autores:

ELOISA ISABEL CARMONA JIMENEZ

RAUL OREJUELA CARO

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

MARIA CRUZ CANO TAPIA

MATILDE NEBRO LOPEZ

LEOPOLDO VICENTE MARTIN

MIRIAM TORNOS APARICIO

Categoría profesional: Técnico en cuidados auxiliares de Enfermería (TCAE)

Palabras clave: dolor, espalda, movilidad, nervio, discos.

¿Qué es la lumbalgia?

El dolor lumbar, también llamado dolor lumbosacro, lumbalgia o lumbago es el dolor localizado en la parte más baja de la espalda, correspondiente a la zona lumbar en la columna vertebral y de las extremidades inferiores.

publica-articulo-revista-ocronos

Debido a causas biomecánicas, como algunos esguinces o distensiones, la capacidad muscular disminuida o la falta de flexibilidad, malas posturas mantenida, ciática. Las enfermedades inflamatorias de las articulaciones, las fracturas por osteoporosis y trastornos gastrointestinales y genitourinarios pueden causar gran dolor lumbar.

La parte más baja de la espalda es una estructura intrincada, de elementos interconectados y superpuestos.

  • Tendones, músculos y otras partes blandas.
  • Raíces nerviosas y nervios muy sensibles de la parte inferior de la espalda a las piernas y pies.
  • Articulaciones pequeñas y complejas.
  • Discos intervertebrales con su núcleo gelatinoso.

Puede causar lumbalgia una irritación en dichas estructuras. El dolor provocado por los espasmos musculares lumbares resultantes suelen ser fuertes y existen síndromes que producen un dolor que puede llegar a ser crónicos.

Hay algunos tipos de lumbalgia que no tienen causa anatómicamente conocida. Aun sin causa que identifique el dolor, el dolor del paciente es real y tiene que ser tratado.

La región lumbar tiene un mayor rango de capacidad de movimientos, especialmente flexión, extensión, lateroflexión y rotación, esto las hacen más vulnerables a ser el asiento de diversas alteraciones y disfunciones.

Los esfuerzos físicos y la mala postura son capaces de sobrecargar estas estructuras relacionándolas. Las causas más frecuentes de lumbalgia es la contractura muscular por un esfuerzo, esto es conocido como lumbalgia mecánica, este dolor va disminuyendo al pasar los días si se guarda un reposo, pudiendo desaparecer por completo sin ningún tratamiento. Este dolor es de tipo mecánico por lo que se puede agravar con los movimientos y los esfuerzos y aliviar con el reposo.

Principales síntomas

La lumbalgia puede manifestarse a través de cualquier combinación de los siguientes síntomas.

  • Dificultar para algunos movimientos, lo que puede ser suficientemente grave como para incapacitar al paciente para caminar o se ponga de pie.
  • Dolor que no se irradia por la pierna o un dolor que también pasa por la ingle, la nalga o la parte superior del muslo, pero pocas veces llega debajo de la rodilla.
  • Dolor que suele ser sordo.
  • Espasmos musculares que puede ser grave.
  • Área localizada dolorosa a la palpitación.
  • Entre los síntomas pueden encontrarse los siguientes:
  • Lumbalgia leve persistente.
  • Dolor crónico que puede llevar a ser molesto o grave.
  • Dolor que puede empeorar al sentarse.
  • Dolor que se alivia con cambios posturales.
  • Dolor que va hacia las nalgas y la cara posterior de los muslos.
  • Dolor que aumenta cuando nos inclinamos hacia atrás.
  • Dolor que se alivia al sentarse, especialmente cuando te sientas en una posición de inclinación hacia atrás.
  • Sensación de mucho cansancio en las piernas y, posiblemente, adormecimiento u hormigueo en las piernas, especialmente después de caminar dolor que puede interrumpir el sueño.
  • Dolor que es más pronunciado durante las primeras horas de la mañana y otra vez al final del día.
  • Un dolor continuo, sordo o intermitente, en la zona inferior de la espalda que se aumenta tras realizar deporte.
  • Entumecimiento en la espalda durante su movilización…
  • Incapacidad para poder caminar mucha distancia sin tener dolor en la pierna.
  • Debilidad, adormecimiento y hormigueo que se irradian de la parte inferior de la espalda hacia las nalgas y las piernas.
  • Dolores de espalda repentina o progresiva.
  • Dolor que al estar de pie o al caminar generalmente suele empeorar.
  • Al acostarse boca arriba el dolor se puede poner menos intenso.
  • Pérdida de estatura.
  • Movilidad limitada de la columna.

Causas

Para descubrir las causas de la lumbalgia y elaborar un buen plan de tratamiento, los terapeutas pedimos a los pacientes que nos describen el sitio (la zona), gravedad (la intensidad) y el tipo del dolor, además los antecedentes del dolor: cuando los empezó a sentir y las actividades que pueden estar asociadas con él.

Las posibles causas:

  • Distensión muscular, ligamentaria o fascial: Las causas más comunes de la lumbalgia aguda es la distensión de un ligamento, fascia o de algún músculo de la espalda. Al levantar algo pesado, torcerse o realizar un movimiento brusco, puede producir un estiramiento de los músculos o ligamentos o provocar desgarros en algunos tejidos.
  • El grado de dolor debido a una distensión lumbar puede variar de una molestia leve a un dolor fuerte e incapacitante, según el grado de la distensión y de los espasmos musculares lumbares provocados debido a la lesión.
  • Las distensiones de la espalda frecuentemente se pueden curar por si solos, con la ayuda de alguna de algunas combinaciones de descanso, aplicación de hielo o de calor, antiinflamatorios, tratamiento y ejercicios sobre la parte inferior de la espalda.
  • Hernia discal lumbar: Se entiende por ciática los síntomas causados cuando una raíz nerviosa de la columna lumbar es comprimida, y provoca dolor y adormecimiento que pasan por el nervio ciático mayor.
  • Discartrosis: Puede afectar a las personas de baja edad. Desde el momento que los discos intervertebrales lumbares empiezan a deteriorarse.
  • Espondilolistesis ístmica: Espondilolistesis ístmica el desplazamiento hacia delante de una vértebra en la parte inferior de la espalda. Frecuentemente causado el nivel L5-S1 y puede causar la lumbalgia por la inestabilidad y dolor causada por compresión de la raíz nerviosa. La fractura ocurre muchas veces durante la niñez, pero puede no causar mucho dolor hasta la edad adulta.
  • Artrosis de las articulaciones facetarias: Es una afección degenerativa que cursa de forma lenta. El dolor es causado por la degeneración del cartílago t las cápsulas entre las articulaciones facetarias de la columna. Al principio los síntomas pueden llegar a ser solo intermitentes, pudiendo convertirse en una lumbalgia más constante.
  • Espondilolistesis degenerativa o estenosis del canal lumbar: Tanto la espondilolistesis degenerativa como la estenosis vertebral normalmente comprimen los nervios. Cuando estás de pie, esto aumenta la compresión del nervio, causando dolor irradiado de pierna.
  • Aplastamiento vertebral (osteoporosis): Tras aparición de dolor de espalda frecuente en adultos.
  • Osteoporosis y en hombres y mujeres luego del uso prolongado de corticoesteroides. (En una persona con osteoporosis, hasta una pequeña fuerza ejercida sobre la columna, como un estornudo, puede ocasionar un aplastamiento vertebral)

Otras causas frecuentes de la lumbalgia

Aunque menos frecuentes que las afecciones enumeradas arriba, existen otras afecciones que también pueden causar lumbalgia, entre ellas:

  • Disfunción de la articulación sacroilíaca.
  • Síndrome piriforme.
  • Infección.
  • Tumor medular.
  • Fibromialgia.
  • Espondiloartritis anquilosante.
  • Coccigodinia.

Clasificación

Según evolución, se pueden clasificar en tres grupos: agudas, subagudas o crónicas.

Además de identificar el dolor según el sitio, la intensidad y los síntomas de la lumbalgia generalmente están clasificados como agudos, subagudos o crónicos.

  • Lumbalgia aguda: de corta duración. Algunos síntomas de dolor agudo pueden agravarse si se dejan sin tratar. La lumbalgia aguda presenta un tiempo evolutivo inferior a las 4 semanas.
  • El dolor lumbar agudo es recurrente entre el 60-80% de los casos.
  • Lumbalgia subaguda: comprendido entre las 4 y 12 semanas.
  • Lumbalgia crónica: como ocurre en las lumbalgias antes comentadas, y en lo que respecta a las de tipo crónica, no existe un acuerdo absoluto respecto a su tiempo de evolución. De esta manera, algunos la describen como aquella que ya supera los 3 meses, mientras que otros la consideran crónica cuando ya supera las 7 semanas de evolución.

La lumbalgia crónica normalmente se define como dolor persistente que supera los tres meses de duración. El dolor puede llegar a ser progresivo, o puede intensificarse durante un periodo de días o semanas para luego volver a ser más leve.

A veces puede ser difícil determinar las causas exactas del dolor crónico.

Origen anatómico del dolor lumbar

Es importante saber de dónde podría venir el dolor lumbar, comenta las principales estructuras que podrían estar implicadas en la génesis de la lumbalgia. Estas serían las siguientes:

  • Disco intervertebral: está enervación esta aumentada, ya que se puede observar terminaciones en la parte interna del anillo fibroso y el núcleo pulposo. Se puede confirmar que en estos pacientes se produce una hipersensibilidad como consecuencia de una mayor inervación y un proceso inflamatorio.
  • Articulaciones cigapofisarias: implicadas en la génesis de la lumbalgia, ya que la capsula articular presenta una rica inervación a estos niveles.
  • Músculos: los músculos posteriores del tronco que suelen permitir el soportar las posturas del cuerpo, los movimientos y estabilización de la columna lumbar, pudiéndose presentar en 3 grupos generales funcionales:
    • Los rotadores menores o intertransversales músculos profundos, que de manera aparece actúan como estabilizadores y sensores de posición en cada articulación, más que de generadores de movimiento.
    •  Sacroespinales (iliocostales y longísimo y dorsal largo) que tiene la principal función de generar largos momentos de extensión por encima de la región lumbar. Su función es mantener la columna recta y ayudar en los movimientos de inclinación y flexión. Se piensa que una de las posibles causas de la lumbalgia inespecífica es el espasmo o contractura muscular de los paraespinales, debido a que se ha comprobado mediante estudios bioquímicos la correcta inervación de dichos músculos.
    • Músculos abdominales de la flexión y estabilización de tronco junto al cuadrado lumbar. Se pueden deber inicialmente al mal funcionamiento de la musculatura.
  • Fascia lumbodorsal: Se puede considerar igual que un cinturón natural de la espalda.
  • Periostio, raíz nerviosa, ganglio posterior y duramadre: Con relación a la raíz nerviosa posterior, la parte de la duramadre que lo recubre y el ganglio nervioso posterior, son los responsables del dolor asociado al proceso ciático.

Tratamiento

Abordaje multidisciplinario biopsicosocial.

Igual que no suele haber dos personas iguales, no suele haber dos lumbalgias iguales. Cada uno tiene su eslabón débil; así que el tratamiento debe de ser personalizado y adecuado a los diferentes tipos de lumbalgia. Antes de cualquier tratamiento, es necesario hacer una exhaustiva anamnesis para saber el tipo de lumbalgia y decir el mejor protocolo y objetivos a alcanzar.

Bibliografía

  1. https://clinicaelite.es/lumbalgia-defini cion-causas-sintomas-y-tratamientos/
  2. https:cuidateplus.marca.com/enfermedade s/musculos-huesos/lumbalgia.htm
  3. https://www.topdoctors.es/diccionario-medico /lumbalgia
  4. https://rekoveryclinic.com/ lumbalgia/
  5. https://medlineplus.gov/spa nish/ency/article/007425.htm