Onicomicosis

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. Nº 2–Febrero 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; nº 2: 86

Autor principal (primer firmante): Vanesa Bérniz Cebrián

Fecha recepción: 13/01/2024

Fecha aceptación: 08/02/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(2): 86

Autores:

Vanesa Berniz Cebrián

Verónica López Montón

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Alexandra Piqueras Cortijo

Lucy Jacinta Carpio Moran

Paula Giménez Laguna

Ana Villegas Vitales

Categoría: TCAE

Palabras clave: Onicomicosis, hongos, uñas, color, texturas, apariencia, dermatofitos, levaduras, moho, cándidas, aspergillus.

Introducción

En este artículo vamos a hablar de una de las infecciones de las uñas llamada onicomicosis. Veremos cuáles son sus causas, los diferentes hogos que la causas, síntomas y tratamientos.

publica-articulo-revista-ocronos

Es una infección fúngica que afecta a las uñas, provocando cambios en su color, textura y apariencia. Puede afectar tanto las uñas de las manos como a las de los pies y suele ser causado por hongos dermatofitos, levaduras o mohos.

Hongos, causa principal

Vamos a nombrar algunos de los diferentes grupos de hongos que podemos encontrar y los vamos a describir brevemente.

  1. Dermatofitos: Los dermatofitos son un grupo de hongos que tienen la capacidad de infectar tejidos ricos en queratina, como la piel, las uñas y el cabello. Estos hongos pertenecen principalmente a tres géneros: Trichophyton, Microsporum y Epidermophyton. Son responsables de diversas infecciones cutáneas, como tiña (tinea) en diferentes partes del cuerpo.

    La tiña puede manifestarse como tiña del cuero cabelludo, tiña corporal, tiña inguinal, tiña pedis (pie de atleta) y tiña unguium (onicomicosis). La transmisión suele ocurrir mediante contacto directo con personas, animales o superficies contaminadas. El tratamiento puede implicar antifúngicos tópicos o, en casos más severos, medicamentos orales.

  1. Cándida: Un tipo de levadura que puede causar infecciones en la piel, mucosas y uñas. La especie más común es Cándida albicans. Cándida es un género de levaduras que incluye diversas especies. Cándida albicans es la más común y puede causar infecciones en humanos. Aunque normalmente se encuentra en la piel y en las mucosas sin causar problemas, en ciertas condiciones puede proliferar y provocar infecciones.

    Las infecciones por Cándida pueden afectar áreas como la boca (candidiasis oral), la garganta, la zona genital (candidiasis vaginal en mujeres y balanitis en hombres) y otras mucosas. Los factores de riesgo incluyen el uso prolongado de antibióticos, sistemas inmunológicos debilitados, diabetes y condiciones que favorecen un ambiente propicio para el crecimiento de levaduras.

  1. Aspergillus: Es un género de hongos que incluye varias especies. Algunas de estas especies son utilizadas en la producción de alimentos y en la fermentación de productos como la soja y la salsa de soja. Sin embargo, algunas cepas de Aspergillus pueden ser patógenas para los seres humanos, especialmente en personas con sistemas inmunológicos debilitados, pudiendo causar infecciones respiratorias o alergias. También puede contaminar alimentos y producir toxinas perjudiciales.
  2. Mohos no dermatofitos: Son hongos que no pertenecen al grupo de los dermatofitos, los cuales están asociados principalmente con infecciones cutáneas. Los mohos no dermatofitos pueden encontrarse en diversos ambientes, como el suelo, el aire, y algunos alimentos en descomposición.

    Incluyen varias especies de Aspergillus, Penicillium y Mucor. Estos hongos pueden desempeñar roles tanto beneficiosos como perjudiciales. Algunas especies se utilizan en la producción de alimentos, medicamentos o en procesos industriales, mientras que otras pueden causar contaminación de alimentos, alergias o infecciones en personas inmunocomprometidas.

Factores

Aparte de los hongos descritos anteriormente como causa principal, tenemos varios factores que afectan y son los siguientes:

  • Factores ambientales: Ambientes húmedos y cálidos favorecen el crecimiento de hongos, aumentando el riesgo de infección.
  • Traumatismos: lesiones en las uñas o alrededor de estas pueden proporcionar una entrada para los hongos.
  • Calzado inadecuado: El uso constante de calzado cerrado y que retiene la humedad puede contribuir al desarrollo de la onicomicosis.
  • Condiciones médicas: Diabetes, mala circulación sanguínea y problemas inmunológicos pueden aumentar la susceptibilidad a infecciones fúngicas.
  • Edad y género: La incidencia de onicomicosis tiende a aumentar con la edad, y los hombres parecen ser más propensos que las mujeres.

Síntomas

Los síntomas pueden variar, pero algunos de los signos ms comunes que podemos encontrar son:

  • Cambio en el color de la uña: Puede observarse decoloración, como amarillenta, blanquecina o verdosa.
  • Engrosamiento de la uña: La uña afectada tiende a volverse más gruesa.
  • Cambios en la forma: Las uñas pueden volverse quebradizas, desmoronarse o desarrollar formas irregulares.
  • Separación de la uña: La uña puede separarse del lecho ungueal, creando un espacio donde los hongos prosperan.
  • Textura irregular: La superficie de la uña puede volverse áspera o rugosa.
  • Dolor o malestar: En algunos casos, la onicomicosis puede causar dolor o molestias, especialmente al caminar o al usar calzado ajustado.
  • Olor desagradable: En casos avanzados, la infección fúngica puede producir un olor desagradable.

Tratamiento

Varía según la gravedad de la infección.

Algunos de los tratamientos que podemos encontrar más comunes son:

  • Antifúngicos tópicos: Lociones, cremas o esmaltes con ingredientes antifúngicos pueden aplicarse directamente en las uñas afectadas.
  • Antifúngicos orales: En casos más graves o persistentes, el médico puede recetar medicamentos antifúngicos en forma de tabletas.
  • Cirugía o procedimientos: En situaciones donde la infección es severa o recurrente, se pueden considerar procedimientos como la eliminación quirúrgica de la uña afectada o tratamientos láser.
  • Buena higiene: Mantener las uñas limpias y secas puede ayudar a prevenir la propagación de la infección.
  • Evitar factores de riesgo: Reducir la exposición a ambientes húmedos, usar calzado transpirable y evitar lesiones en las uñas puede ser beneficioso.

Bibliografía

  1. Adigun CG. Onicomicosis [Internet]. Manual MSD versión para profesionales. [citado el 9 de diciembre de 2023]. Disponible en: https://www.msdmanuals.com/es- es/professional/trastornos-dermatol%C3%B 3gicos/alteraciones-de-las-u%C3%B1as/o nicomicosis
  2. Wikipedia contributors. Onicomicosis [Internet]. Wikipedia, The Free Encyclopedia. Disponible en:https://es.wikipedia.org/w/index.php? title=Onicomicosis&oldid=155347573
  3. SAN ITAS. Hongos en las uñas: onicomicosis [Internet]. Sanitas. [citado el 9 de diciembre de 2023]. Disponible en: https://www.sanitas.es/biblioteca-de-sal ud/enfermedades-y-trastornos/podologic as/hongos-unias
  4. Almirall. Onicomicosis: hongos e infección en las uñas [Internet]. Almirall. [citado el 9 de diciembre de 2023]. Disponible en: https://www.almirall.es/tu-salud/tu-piel /enfermedades-de-la-piel/onicomicosis