Niveles de prevención en Salud Pública: un camino para el bienestar poblacional

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. N.º 7–Julio 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; N.º 7: 6

Autor principal (primer firmante): Irene Loire Abete

Fecha recepción: 02/06/2024

Fecha aceptación: 29/06/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(7): 6

Autores:

  1. Irene Loire Abete (Grupo gestión de la función administrativa)
  2. Patricia Solanas Amador (TCAE)
  3. Elena Estopiñá Otega (Celadora)
  4. Alicia Val López (TCAE)
  5. Francisco Javier Barrera Carballo (Celador)
  6. Noemí Pérez Sobrecasas (TCAE)

Categoría: Grupo gestión de la función administrativa

Palabras clave: Niveles/prevención/salud/pública

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Introducción

La salud pública se define como el conjunto de actividades, servicios e intervenciones dirigidas a proteger y promover la salud de las poblaciones. En este contexto, la prevención juega un papel fundamental para evitar la aparición de enfermedades, reducir su impacto y mejorar la calidad de vida de las personas.

Los niveles de prevención en salud pública son un marco conceptual fundamental para organizar e implementar estrategias de salud efectivas.

Al comprender los diferentes niveles, podemos enfocar nuestros esfuerzos para prevenir enfermedades, mejorar la salud y reducir las cargas de atención médica.

Existen tres niveles de prevención en salud pública: primaria, secundaria y terciaria, cada uno con objetivos y estrategias específicas que se aplican en diferentes etapas del proceso salud- enfermedad.

Niveles de prevención

Prevención primaria: Evitando que la enfermedad se presente

La prevención primaria se centra en evitar la aparición de enfermedades o problemas de salud en la población general. Se dirige a individuos sanos y busca controlar los factores de riesgo y promover hábitos de vida saludables.

Ejemplos de medidas de prevención primaria

  • Promoción de estilos de vida saludables: Fomentar una alimentación balanceada, actividad física regular, consumo responsable de alcohol y tabaco, y adecuados patrones de sueño.
  • Inmunización: Aplicación de vacunas para prevenir enfermedades infecciosas.
  • Medidas de protección: Implementación de normas de higiene, seguridad y control ambiental para reducir la exposición a agentes patógenos y riesgos físicos.
  • Educación sanitaria: Brindar información y herramientas a la población para que tomen decisiones informadas sobre su salud.
  • Políticas públicas: Promover leyes y regulaciones que favorezcan entornos saludables, como la restricción de publicidad de productos nocivos o la promoción de espacios para la actividad física.

Prevención secundaria: Detección temprana y tratamiento oportuno

La prevención secundaria se enfoca en la detección temprana de enfermedades en individuos con mayor riesgo o en etapas tempranas de desarrollo, con el objetivo de iniciar un tratamiento oportuno y mejorar las posibilidades de curación o control de la enfermedad.

Ejemplos de medidas de prevención secundaria

  • Exámenes de detección: Realización de pruebas diagnósticas para identificar enfermedades en sus primeras etapas, como mamografías para el cáncer de mama o citologías para el cáncer de cuello uterino.
  • Diagnóstico precoz: Confirmación temprana de enfermedades mediante pruebas específicas y establecimiento de un tratamiento oportuno.
  • Tratamiento oportuno: Implementación de intervenciones terapéuticas efectivas para controlar o curar la enfermedad en su etapa temprana, mejorando el pronóstico y la calidad de vida del paciente.

Prevención terciaria: Limitando el impacto de la enfermedad

La prevención terciaria busca minimizar las complicaciones, la discapacidad y la mortalidad asociadas a una enfermedad ya establecida. Se dirige a individuos con enfermedades crónicas o en etapas avanzadas, con el objetivo de mejorar su calidad de vida y prevenir su deterioro funcional.

publica-articulo-revista-ocronos

Ejemplos de medidas de prevención terciaria

  • Rehabilitación: Implementación de programas de rehabilitación física, psicológica o social para recuperar la funcionalidad del paciente y su reinserción en la vida cotidiana.
  • Paliación: Manejo de los síntomas y el dolor asociados a la enfermedad avanzada para mejorar el bienestar del paciente y su entorno familiar.
  • Cuidados a largo plazo: Brindar atención integral a pacientes con enfermedades crónicas o discapacidades, incluyendo apoyo emocional, social y sanitario.

Prevención cuaternaria: Evitar los daños ocasionados por las intervenciones sanitarias innecesarias

El nivel de prevención cuaternaria, el más reciente en ser agregado al modelo tradicional. Surge como respuesta a la creciente preocupación por la iatrogenia, es decir, las lesiones o enfermedades causadas por la atención médica.

¿Qué abarca la prevención cuaternaria?

  • Evitar intervenciones innecesarias: Exámenes, procedimientos o tratamientos que no ofrecen un beneficio significativo para el paciente o que incluso pueden causarle daño.
  • Reducir la polifarmacia: El uso excesivo de medicamentos, que puede aumentar el riesgo de interacciones medicamentosas y efectos secundarios adversos.
  • Promover la atención centrada en el paciente: Involucrar activamente a los pacientes en la toma de decisiones sobre su atención médica y respetar sus valores y preferencias.
  • Mejorar la comunicación entre profesionales: Fomentar una comunicación clara y efectiva entre médicos, enfermeras, farmacéuticos y otros profesionales de la salud para evitar errores y mejorar la seguridad del paciente.
  • Implementar sistemas de aprendizaje continuo: Animar una cultura de aprendizaje y mejora continua en el ámbito sanitario para identificar y prevenir errores médicos.

Ejemplos de acciones de prevención cuaternaria

  • Evitar la realización de pruebas de detección innecesarias: Como las mamografías en mujeres menores de 45 años sin factores de riesgo.
  • Reducir la prescripción de antibióticos de forma indiscriminada: Lo que contribuye al aumento de la resistencia a los antibióticos.
  • Evitar la polifarmacia, especialmente en pacientes mayores: Reduciendo así el riesgo de interacciones medicamentosas y efectos secundarios.
  • Promover el uso de medicamentos genéricos: Que pueden ser igual de efectivos que los medicamentos de marca a un menor costo.
  • Fomentar la atención domiciliaria para pacientes crónicos: Cuando sea posible y adecuado, reduciendo la necesidad de hospitalizaciones y reingresos.

Guía para la salud pública

Los tres niveles de prevención en salud pública no actúan de forma aislada, sino que se complementan y fortalecen mutuamente. La implementación efectiva de estrategias en cada nivel requiere la participación de diversos sectores de la sociedad, incluyendo el sistema de salud, las instituciones educativas, los gobiernos locales y la comunidad en general.

Invertir en prevención es invertir en el bienestar de las poblaciones

Un enfoque integral en salud pública, que priorice la prevención en sus tres niveles, puede contribuir significativamente a reducir la carga de enfermedad, mejorar la calidad de vida y promover el desarrollo sostenible de las comunidades.

Conclusión

En definitiva, los niveles de prevención en salud pública ofrecen un marco robusto para guiar el desarrollo e implementación de estrategias de salud efectivas. Al alcanzar y aplicar este marco, podemos trabajar hacia una población más saludable y un futuro más próspero.

Bibliografía

  1. https://www.unir.net/salud/revista/preve ncion-en-salud/
  2. https://www.msdmanuals .com/es-es/hogar/multimedia/table/tres -niveles-de- prevenci%C3%B3n
  3. https://saludpublica1.wo rdpress.com/wp-content/uploads/2019/05 /17-niveles-de- prevencic3b3n-2019.pdf