Neumotórax catamenial. Un cuadro infradiagnosticado

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. N.º 6–Junio 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; N.º 6: 850

Autor principal (primer firmante): Itxaso Goñi Bilbao

Fecha recepción: 22/05/2024

Fecha aceptación: 19/06/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(6): 850

Autores:

  1. Itxaso Goñi Bilbao
  2. Alicia Gargallo Bernad
  3. Ana García Júlvez
  4. Miriam Infante Garza
  5. Mara Alonso Algarabel
  6. Cristina Cruz Martí

Categoría profesional:

  1. Graduada en Enfermería. Bloque quirúrgico del Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza (España)
  2. Graduada en Enfermería. Servicio de Neumología del Hospital Royo Villanova, Zaragoza (España)
  3. Residente de Enfermería Familiar y Comunitaria, CAP Comte Borrell, Barcelona (España)
  4. Graduada en Enfermería. Servicio de Urgencias del Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza (España)
  5. Graduada en Enfermería. Servicio de Cardiología del Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza (España)
  6. Especialista en Enfermería Familiar y Comunitaria. Institut Catalá de Salut, Barcelona (España)

Resumen

El neumotórax catamenial consiste en la presencia de aire en el espacio pleural, relacionado con la menstruación. Se trata de una patología infradiagnosticada. La fisiopatología de este cuadro no es clara, existiendo varias teorías; la menstruación retrógrada con la posterior migración transperitoneal- transdiafragmática del tejido endometrial es la teoría más aceptada actualmente. El tratamiento urgente consiste en drenar el neumotórax, puesto que puede comprometer la ventilación del paciente; a medio-largo plazo, el tratamiento definitivo será quirúrgico, consistiendo en extirpar el tejido endometrial presente en la cavidad torácica.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Palabras clave:

Neumotórax, endometriosis, síndrome de endometriosis torácica

Desarrollo

Se denomina neumotórax a la presencia de aire en el espacio pleural provocando alteración de la presión intrapleural negativa y en consecuencia, colapso pulmonar parcial o total. El neumotórax puede aparecer espontáneamente o secundario a algún traumatismo o procedimiento. Dentro de los tipos de neumotórax espontáneos, encontramos el neumotórax catamenial (NC), el cuál aparece asociado a la menstruación, apareciendo 24-72 h alrededor de ésta. Se da con más frecuencia en mujeres en edad fértil, mayores de 30 años, con antecedentes de endometriosis. No todos los ciclos menstruales se suceden de neumotórax, pero sí se puede afirmar que todos los neumotórax catameniales se asocian con la menstruación. 1, 2, 3

La incidencia de esta patología en los estudios realizados es baja, inferior al 3-6%; aunque se considera que se trata de un cuadro infradiagnosticado y por tanto, esta incidencia subestimada 1, 2, 4, 5

El primer caso de neumotórax asociado a endometriosis torácica fue descrito en 1958 por Maurer, pero no fue hasta 1972 que Lillington lo denominó neumotórax catamenial. 6

La fisiopatología no ha sido descrita exactamente, pero la aparición de NC se asocia a la presencia de tejido endometrial en la cavidad pleural. Existen varias teorías para explicar la presencia de este tejido fuera de su localización habitual, considerando la menstruación retrógrada la teoría más aceptada, con la posterior migración transperitoneal-transdiafragmática del tejido endometrial. Otras teorías propuestas para explicar el desarrollo del síndrome de endometriosis torácica son la diseminación metastásica del tejido endometrial y la metaplasia celómica. La aparición de este tejido en la cavidad torácica, produce fibrosis con reacción inflamatoria asociada, seguido de la consecuente rotura de la pared alveolar y salida de aire, provocando alteración de la presión intrapleural y con ello el colapso del pulmón afectado. Todo esto conduce a la alteración de la ventilación pulmonar. 1, 4

De la misma forma que aparece tejido endometrial en la cavidad torácica, puede aparecer en otras zonas, siendo la más característica el peritoneo. La clínica en este caso será abdominal, pudiendo aparecer distensión, dolor abdominal, astenia, anorexia y ascitis. En casos más extremos se han reportado casos de masa abdominal. 6

publica-articulo-revista-ocronos

El síntoma más característico del NC es el dolor torácico de características pleuríticas: punzante, unilateral, que se modifica con el movimiento y suele aumentar con la inspiración; además, frecuentemente es irradiado a región escapular, hombro y cuello. Aparece hasta en un 90% de los casos. Otros síntomas son la tos seca y la disnea. 4, 7, 8, 9, 10

La aparición de esta clínica, junto con la aparición de tejido endometrial en la vía aérea, pleura, pericardio y parénquima pulmonar, forma parte de lo que se conoce como Síndrome de Endometriosis Torácica (SET). Además de los síntomas de neumotórax, en ocasiones se acompaña de hemotórax y/o hemoptisis catamenial. 8, 10

La aparición de signos y síntomas típicos de neumotórax espontáneo recurrente, coincidiendo con la menstruación, y en ocasiones asociado a antecedentes de endometriosis, conducen a la sospecha de neumotórax catamenial. Muy frecuentemente, este cuadro es acompañado de dismenorrea. 6, 4

La confirmación diagnóstica se realiza mediante pruebas de imagen como radiografía de tórax, tomografía computarizada (TC) o resonancia magnética (RMN); especialmente útiles si se realizan durante el periodo de menstruación. En todas estas imágenes se identifica presencia de neumotórax; en la TC y RMN, además, se puede evidenciar presencia de tejido endometrial diafragmático, nódulos, infiltrados en vidrio esmerilado, cavidades o bullas. 3, 7, 8, 9

La confirmación de la presencia de implantes endometriales en cavidad torácica se realiza a través de cirugía torácica asistida por vídeo (VATS), aunque al tratarse de una técnica invasiva, no siempre está indicada. En la mayoría de los casos se observa endometriosis diafragmática y/o nódulos pulmonares visualizados por laparoscopia. 7, 8

Se trata de una patología infradiagnosticada, y frecuentemente, cuando se diagnostica, se hace tras varios episodios de repetición 7, 8

Las complicaciones de NC generalmente derivan del neumotórax en sí; aunque no son muy frecuentes, son potencialmente graves. Entre ellas destacan: edema pulmonar, hemoneumotórax, neuralgia intercostal, neumomediastino e infección de la cavidad pleural. 1

En cuanto al tratamiento de esta patología, cabe diferenciar entre el tratamiento urgente y el tratamiento definitivo.

Inicialmente, el tratamiento urgente dependerá de la extensión del neumotórax; pudiendo ser conservador en caso de NT leve incluyendo reposo relativo, oxigenoterapia y control hasta ser reabsorbido. En caso de tratarse de NT más extenso, se llevará a cabo el drenaje del aire, siendo lo más común la colocación de drenaje torácico. Además, el abordaje quirúrgico es otra opción, sobre todo en casos de neumotórax recurrentes, pudiendo realizarse pleurodesis química, abrasión pleural o pleurectomía. En la pleurodesis química se suele utilizar talco para sellar la pleura y evitar el atrapamiento de aire en ese espacio; esta técnica ha demostrado mejores resultados en cuanto a futuras recurrencias comparándola con la abrasión. 2, 8

Por otro lado, el tratamiento definitivo del NC supone un abordaje multidisciplinar, puesto que la causa primaria es la presencia de endometriosis extrapélvica. Por un lado, se debe llevar un tratamiento farmacológico con terapia hormonal, generalmente con agonistas de GnRH. Actualmente, algunos especialistas también recomiendan el tratamiento con Levonorgestrel por tener efectos secundarios menos graves que los agonistas de la GnRH. Por otro lado, es necesario un tratamiento quirúrgico para eliminar el tejido fibrosado y, en caso de ser necesario, realizar una resección de la porción de pulmón dañado. La mejor opción de abordaje quirúrgico se realiza a través de videotoracoscopia (VATS). Se ha demostrado que la combinación del tratamiento quirúrgico junto con terapia hormonal, durante al menos 6 meses, mejora el pronóstico y disminuye el riesgo de recidiva de neumotórax. 1, 6, 9

Como último escalón, se valora la cirugía ginecológica, realizando histerectomía y ooforectomía bilateral. Aunque se trate de la solución definitiva, ya que se elimina el foco del tejido endometrial, es la última opción porque se debe tener en cuenta la edad de la mujer, su deseo o no de embarazo, y las consecuencias hormonales posteriores que implica una menopausia precoz. 6

Conclusiones

  • Se debe sospechar de neumotórax catamenial ante la aparición de síntomas característicos de neumotórax los días en torno a la menstruación en mujeres en edad fértil.
  • El abordaje del síndrome de endometriosis torácica debe ser multidisciplinar.
  • Se abre una puerta a la investigación sobre el neumotórax catamenial al tratarse de una patología infradiagnosticada, además de no conocerse exactamente su fisiopatología.

Bibliografía

  1. Landete Rodríguez P, Acosta Gutiérrez C M, Hernández Olivo M, Milian Goicoechea H, Diab Cácerew L. Neumotórax. medicine. 2018;12(68):3999-4005. Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/ar ticle/abs/pii/S0304541218302889
  2. Parra Infante N, Sánchez del Campo J G, Plasencia Domínguez O, Rodríguez Reyes H, Sánchez Hernández E. Neumotórax catamenial. Rev Cub Med Mil. 2021; 50(4)
  3. Reyna Villasmil E, Torres Cepeda D, Rondon Tapia M. Neumotórax catamenial. reporte de caso. rev peru ginecol obstet. 2020;66(3). disponible en: http://www.scielo.org.pe/pdf/rgo/v66n3/2 304-5132-rgo-66- 03-00015.pdf
  4. Miranda Coello M G, Cárdenas Cevallos I E, Bermeo Villacres M L, Miranda Coello K C. Actualización del diagnóstico y manejo del neumotórax catamenial asociado al síndrome de endometriosis torácica. revista científica digital cssn. 2022:3. Disponible en: http://revistas.espoch.edu.ec/index.php/ cssn/article/view/724/723
  5. Pferiffer H, Monzón Osuna J R, Furque J M P. Neumotórax catamenial. rev. argent. cir. 2018;110 (3). disponible en: http://www.scielo.org.ar/scielo.php?pid= S2250-639X2018000300007&script=sci_art text
  6. Araujo Cuauro J C. Síndrome de endometriosis torácica una patología desafiante: Reporte de un caso y revisión narrativa de la literatura. Academia biomédica digital. Disponible en: https://vitae.ucv.ve/pdfs/VITAE_6263.pdf
  7. Rojas Vera J, Vásquez Tirado G. Endometriosis pulmonar parenquimal. reporte de caso. rev soc peru med interna. 2014; 27(1). disponible en: http://www.revistamedicinainterna.net/in dex.php/spmi/article/view/173
  8. Tito Añamuro H. Endometriosis extrapélvica. en: Colegio Médico del Perú Fondo editorial Comunicacional. Endometriosis. Prevención, diagnóstico y tratamiento. Perú: Fondo editorial comunicacional; 2023. 144-150.  Disponible  en: https://repositorio.cmp.org.pe/bitstream /handle/20.500.12971/91/CMP%20Libro%20 Endometrosis.pdf?sequ ence=1&isAllowed=y#page=146
  9. Pasquini M T, Auvieux R, Tchercansky A, Buero A, Chimondeguy D, MEndez J. Neumotórax catamenial. Medicina: 2022; 82(1). Disponible en: https://www.medicinabuenosaires.com/PMID /35037874.pdf
  10. San Juan Saáemz L, Rodríguez Gallego M V, Puente Martínez M J, Fernández García C, Laguna Olmos M, Hernández Hernández J. Ascitis y neumotórax secundarios a endometriosis. 2020; 88 (12): 890-896. Disponible en: https://www.scielo.org.mx/pdf/gom/v88n12 /0300-9041-gom-88-12-890.pdf