Neumoconiosis. Enfermedad pulmonar causada por el polvo

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. N.º 7–Julio 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; N.º 7: 261

Autor principal (primer firmante): Alicia Val López

Fecha recepción: 07/06/2024

Fecha aceptación: 04/07/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(7): 261

Autores:

  1. Alicia Val López (TCAE)
  2. Francisco Javier Barrera Carballo (CELADOR)
  3. Noemí Pérez Sobrecasas (TCAE)
  4. Irene Loire Abete (GRUPO GESTIÓN DE LA FUNCIÓN ADMINISTRATIVA)
  5. Patricia Solanas Amador (TCAE)
  6. Elena Estopiñá Otega (CELADORA)

Categoría: TÉCNICO EN CUIDADOS AUXILIARES DE ENFERMERÍA

Palabras clave: Neumoconiosis/enfermedad/pulmonar.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Introducción

La neumoconiosis es un término general que hace referencia a un grupo de enfermedades pulmonares causadas por la inhalación de polvo mineral o metálico. Estas enfermedades se caracterizan por la inflamación y cicatrización progresiva de los pulmones, lo que puede dificultar la respiración y, en casos graves, llevar a la muerte.

El pronóstico de esta enfermedad depende del tipo de polvo inhalado, la gravedad de la enfermedad y la edad y salud general del paciente. Las personas con neumoconiosis leve pueden vivir una vida normal, mientras que las padecen la enfermedad grave pueden tener una esperanza de vida acortada.

Tipos

El tipo de neumoconiosis que se desarrolla depende del tipo de polvo inhalado.

Los tipos más comunes incluyen:

  • Neumoconiosis del minero del carbón: Producida por la inhalación de polvo de carbón, es la forma más común de neumoconiosis.
  • Silicosis: Ocasionada por la inhalación de sílice, que se encuentra en arena, granito y otros minerales.
  • Asbestosis: Originada por la inhalación de asbesto, un mineral utilizado en materiales de construcción y aislamiento.
  • Bisinosis: Motivada por la inhalación de polvo de algodón, común en trabajadores textiles.
  • Bagazosis: Causada por la inhalación de polvo de caña de azúcar, común en trabajadores agrícolas.

Síntomas

Los síntomas de la neumoconiosis pueden variar dependiendo del tipo de polvo inhalado y la gravedad de la enfermedad.

Sin embargo, los síntomas más comunes incluyen:

  • Tos: Es el síntoma más común de la neumoconiosis. Suele ser seca y persistente, y puede empeorar por la noche o al hacer ejercicio.
  • Dificultad para respirar: A medida que la enfermedad progresa, puede ser cada vez más difícil respirar, incluso en reposo.
  • Sibilancias: Son un sonido silbante que se produce cuando las vías respiratorias se inflaman y se estrechan.
  • Dolor en el pecho: Puede ser un síntoma de la neumoconiosis, especialmente en casos graves.
  • Fatiga: Es un síntoma común de la neumoconiosis, ya que la enfermedad dificulta que los pulmones obtengan suficiente oxígeno.
  • Pérdida de peso: La pérdida de peso logra ser un síntoma de la neumoconiosis, especialmente en casos graves.

Diagnóstico

El diagnóstico de la neumoconiosis es un proceso complejo que requiere la evaluación de diversos factores, incluyendo:

publica-articulo-revista-ocronos
  • Historia clínica: El médico revisará el historial médico, incluyendo la ocupación, exposición a polvos minerales o metálicos, síntomas y antecedentes familiares de enfermedades pulmonares.
  • Examen físico: El médico auscultará los pulmones para detectar ruidos anormales y buscará signos de dificultad para respirar. También puede realizar un examen físico general para evaluar su estado de salud general.
  • Pruebas de función pulmonar: Estas pruebas miden la capacidad de los pulmones para respirar. Los resultados de estas pruebas pueden ayudar a determinar la gravedad de la enfermedad.
  • Radiografías de tórax: Pueden mostrar imágenes de inflamación, cicatrización y otros cambios en los pulmones causados por la neumoconiosis.
  • Tomografía computarizada (TC) de tórax: Consigue proporcionar imágenes más detalladas de los pulmones que las radiografías de tórax.
  • Pruebas de laboratorio: Las pruebas de laboratorio, como un análisis de sangre, pueden ayudar a descartar otras causas de sus síntomas.
  • Biopsia de pulmón: En algunos casos, se puede realizar una biopsia de pulmón para obtener una muestra de tejido pulmonar para su análisis. Esto puede ayudar a confirmar el diagnóstico y determinar el tipo de polvo que causó la enfermedad.

Tratamiento

No existe una cura para la neumoconiosis, pero el tratamiento puede ayudar a aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida.

El tratamiento suele incluir:

  • Dejar de exponerse al polvo: El paso más importante en el tratamiento de la neumoconiosis es eliminar la exposición al polvo que causó la enfermedad.
  • Medicamentos: Pueden usarse para tratar los síntomas de la neumoconiosis, como la tos, la dificultad para respirar y el dolor en el pecho.
  • Oxigenoterapia: Logra usarse para proporcionar oxígeno adicional a las personas con neumoconiosis grave.
  • Rehabilitación pulmonar: Consigue ayudar a las personas con neumoconiosis a mejorar su capacidad para respirar y su calidad de vida.

Prevención

La mejor manera de prevenir la neumoconiosis es evitar la exposición al polvo que causa la enfermedad. Esto se puede lograr mediante el uso de equipos de protección respiratoria, la mejora de la ventilación en los lugares de trabajo y la implementación de medidas de control del polvo.

Conclusión

Esta afección es un grupo de enfermedades pulmonares graves causadas por la inhalación de polvo mineral o metálico. La enfermedad se caracteriza por la inflamación y cicatrización progresiva de los pulmones, lo que puede dificultar la respiración y llevar a la muerte. La mejor manera de prevenir la neumoconiosis es evitar la exposición al polvo que causa la enfermedad.

Bibliografía

  1. https://www.neumosur.net/files/publicaci ones/ebook/54-NEUMOCONIOSIS- Neumologia-3_ed.pdf
  2. https://www.msdmanua ls.com/es-es/hogar/trastornos-del-pulm %C3%B3n-y-las- v%C3%ADas-respiratorias/enfermedades-pul monares-ambientales-y- ocupacionales/neumoconiosis-de-los-traba jadores-del-carb%C3%B3n
  3. https://ins.as tursalud.es/neumoconiosis