Proyecto de intervención en musicoterapia, en el anciano institucionalizado, mediante la música tradicional aragonesa

Incluido en la revista Ocronos. Vol. IV. Nº 5–Mayo 2021. Pág. Inicial: Vol. IV; nº5: 49

Autor principal (primer firmante): Gema Bermúdez Moreno

Fecha recepción: 9 de Abril, 2021

Fecha aceptación: 4 de Mayo, 2021

Ref.: Ocronos. 2021;4(5): 49

Autores:

  1. Gema Bermúdez Moreno (autora principal). Enfermera en Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa Zaragoza. Máster Oficial en Gerontología social. Longevidad, salud, calidad por la Universidad de Jaén. Máster en farmacoterapia para Enfermería Universidad de Valencia.
  2. Hernando Antonio Guarin Duque: Enfermero en Hospital Universitario Miguel Servet Zaragoza. Máster en Salud Pública por la Universidad de Zaragoza.
  3. Eliana Barrientos Jaramillo: Enfermera en Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza. Máster en Salud Pública por la Universidad de Zaragoza.
  4. Carolina Ortego Destre: Enfermera en Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza.
  5. Melani Pozo Celma: Enfermera en Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza. Máster en Cuidados especializados de Enfermería en urgencias y críticos. Universidad de Alcalá. Experto Universitario en Urgencias en Salud Mental. Universidad Europea Miguel de Cervantes
  6. Lara Escartin del Rio: Enfermera en Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza.

Resumen

El informe presentado por la (ONU 2004) sobre la evolución de la población mundial hasta 2050, prevé que el país más envejecido será España.

Este envejecimiento poblacional conlleva el crecimiento espectacular de las llamadas enfermedades” edad dependiente” y de los problemas que esto puede conllevar en cuanto a soledad, menores apoyos sociales y peor calidad de vida.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Tal realidad que se vive revela que se hace cada vez más necesaria la toma de medidas (programas, estrategias, políticas, lineamientos, proyectos) que favorezcan el bienestar psicosocial de las personas de más edad.

Es un hecho comprobado, que la musicoterapia en los adultos mayores, produce ventajas a nivel cognitivo (estimulo de memoria, mejora de la orientación), físico (estímulo sensorial, mejorar la movilidad, disminuir la ansiedad) y emocional (menor riesgo de aislamiento, expresión de sentimientos).

España es un país con una gran riqueza de música popular, que ha contribuido a definir nuestra cultura. La música es una de las señas de identidad aragonesa más importante.

Dentro de la música tradicional, aunque el género que sin duda eclipsa a los demás es la jota aragonesa; existe además un repertorio musical tradicional aragonés descocido y de gran riqueza pues la música acompañaba a muchas de las labores que se realizaban cotidianamente.

Este proyecto surge de la idea de aunar los beneficios de la musicoterapia con el conocimiento y enseñanza de la música tradicional de Aragón. Se desarrolla a través de 14 sesiones, con técnicas musicoterapéuticas de audición e improvisación musical, canto y danzaterapia, así como técnicas de relajación, llevadas a cabo por un musicoterapeuta profesional en colaboración con el resto de equipo multidisciplinar (enfermera, trabajador social, fisioterapeuta, terapeuta ocupacional) para ser aplicado a ancianos institucionalizados, independientemente de su nivel cognitivo y funcional.

Palabras clave: Musicoterapia, anciano, intervención.

Marco teórico y fundamentación

El informe presentado por la (ONU 2004) sobre la evolución de la población mundial hasta 2050, prevé que el país “más envejecido” en 2050 será España, con una media de edad de 55 años. Se estima que para el 2050 habrá 4 personas mayores de 60 años por cada niño, y, además, 10 países en los que el más del 10% de la población será mayor de 80 años.

publica-articulo-revista-ocronos

En concreto, según un artículo publicado en el diario Heraldo, la población de Aragón ha alcanzado su máximo histórico de envejecimiento, con una tasa del 142 por ciento, dado que ya se contabilizan 142 mayores de 64 años por cada cien menores de 16. Es la sexta Comunidad autónoma más envejecida de España, con un índice de envejecimiento dos puntos porcentuales superior al pasado año y que supera también la media nacional en 22 puntos.

A nivel social, este envejecimiento tiene dos lecturas, claramente marcadas. Por un lado, su aspecto positivo, con la evolución social y económica que representa, que se refleja en el avance de las ciencias biomédicas, que mejoran la salud y disminuyen la tasa de mortalidad, incrementando así la calidad y la esperanza de vida (Triadó 2007). Por otro lado, aporta también una lectura menos positiva de este envejecimiento: el crecimiento espectacular de las llamadas enfermedades” edad dependiente” y de los problemas que esto puede conllevar en cuanto a soledad, menores apoyos sociales y peor calidad de vida. (Vega y Bueno, 1996)

Tal realidad que se vive revela que se hace cada vez más necesaria la toma de medidas (programas, estrategias, políticas, lineamientos, proyectos) que favorezcan el bienestar psicosocial de las personas de más edad.

Es un hecho comprobado, que la musicoterapia en los adultos mayores puede contribuir al retardo del deterioro de las facultades físicas y mentales, propiciar la resocialización del anciano marginado; al relacionarse con personas de su misma generación, proporcionar la recuperación psicológica y aumentar la autoestima, ya que, a pesar de los años, hay habilidades y conocimientos que aún pueden adquirir.

(Aldridge 2001) expone que la música y la terapia musical sirven de actuación para mantener y mejorar la participación activa, las habilidades cognitivas, emocionales y sociales.

La musicoterapia en el anciano, además de fomentar y desarrollar la comunicación, ayuda a conservar la estabilidad emocional ante procesos de duelo, evitando la aparición de cuadros depresivos y retardando la evolución de procesos demenciales; posibilita la autoexpresión y la integración social, al tiempo que contribuye a una actitud tolerante ante los hechos de la vida (Vidret, 1996); previene además de los trastornos musculoesqueléticos a través de la danza; desarrolla la creatividad cuando los ancianos musicalizan textos de canciones o escriben poemas, y es asimismo un medio importante para llenar vacíos.

Las sesiones de musicoterapia constituyen un espacio de entretenimiento y recreación para contrarrestar la soledad y prevenir los trastornos emocionales a través del baile, los juegos musicales, la organización de concursos de canto y baile ente otros (Gartner, 1996). La música estimula la memoria a corto y largo plazo, reduce la confusión y aumenta la retención de información.

En cuanto a las variedades musicales además de la música culta, académica o clásica, existe otro rico mundo musical que debemos estudiar por ser la primera forma de expresión del ser humano, del pueblo y por haber tenido una importancia fundamental en la historia y tenerla aún en la vida moderna. Nos referimos a la música popular, aquella que es cantada, bailada o tocada por el pueblo desde tiempos inmemoriales, para celebrar acontecimientos relevantes en su vida; caracterizada por su transmisión oral y su anonimato.

España es un país con una gran riqueza de música popular, música que ha contribuido a definir nuestra cultura. Todas sus comunidades autónomas tienen una larga tradición musical popular resumida en sus múltiples y variadas canciones, piezas instrumentales y danzas.

La música es una de las señas de identidad aragonesa más importante. Dentro de la música tradicional, aunque el género que sin duda eclipsa a los demás es la jota aragonesa, cuyo sonido y baile son reconocibles como «aragoneses» en toda España; Existe además un repertorio musical tradicional aragonés descocido y de gran riqueza, pues la música acompañaba a muchas de las labores que se realizaban cotidianamente. Cada festividad, cada labor o cada momento de la vida de una persona tenían su música determinada, son las mazurcas, paloteados, villanos, boleros o valses por citar solo algunos ejemplos, con una riqueza tal, que en la Comunidad se cantan en tres lenguas: en castellano, en aragonés y en catalán.

Este proyecto surge de la idea de aunar los beneficios de la musicoterapia con el conocimiento y enseñanza de la música tradicional de Aragón.

Objetivos generales

Serán desarrollados a través de los distintos objetivos específicos, a lo largo de las sesiones del proyecto. Son los siguientes:

  • Prevenir los trastornos emocionales que conlleva el envejecimiento.
  • Fomentar la comunicación y las relaciones interpersonales evitando el aislamiento.
  • Preservar y /o mejorar las funciones motrices y de coordinación.
  • Fomentar la reminiscencia, a través de la evocación de canciones populares de sus localidades de origen.
  • Conocer la riqueza de la música tradicional aragonesa.
  • Brindar un espacio de recreación y entretenimiento para propiciar una mayor calidad de vida.

Contenidos y objetivos específicos

A continuación, se desarrollan cada una de las sesiones del proyecto, con sus contenidos, actividades y objetivos específicos que se pretenden conseguir.

1ª Sesión.

Contenidos:

Concepto de musicoterapia. ¿Qué es? Y ¿qué no es? Beneficios de la musicoterapia a nivel cognitivo, físico y socioemocional.

Objetivos específicos:

Conocer el significado de la terapia musical.

Conocer sus beneficios a nivel físico, cognitivo y socioemocional.

Actividades: Presentación de los contenidos mediante PowerPoint. Puesta en común de sus opiniones respecto al tema y resumen final de las ideas más importantes.

Recursos materiales: Ordenador y proyector.

Duración: 60 minutos.

2ª Sesión.

Contenidos: La música popular aragonesa: canciones religiosas, canciones de las faenas del campo, canciones de las romerías y otras fiestas populares…

Objetivos específicos:

  • Conocer la riqueza y variedad de la música popular de Aragón.
  • Evocar recuerdos y vivencias personales.
  • Expresar opiniones y sentimientos.
  • Aumentar la autoestima y la imagen de uno mismo a partir de logros y hechos significativos del pasado.

Actividades: Los contenidos se desarrollarán mediante lluvia de ideas, donde los participantes expondrán las canciones populares de sus localidades de origen, como eran los bailes, en que fiestas se reproducían… (25 min.)

Posteriormente se procederá a la escucha de algunas canciones del disco “Cantos de Aragón”, que incluye boleros, jotas, gigantes y cabezudos, entre otros característicos de la canción tradicional de Aragón. (20 min.)

Por último, se procederá a la expresión de sensaciones y opiniones de los participantes, tras escuchar tales canciones populares. (15 min.).

Duración total: 60 minutos.

Recursos materiales. Pizarra y rotulador; CD “Cantos de Aragón” y reproductor de CD.

Sesiones 3 ª-14 ª

Contenidos: Aplicación de la música en combinación con ejercicios de psicomotricidad, y otras técnicas musicoterapéuticas, guiadas por el musicoterapeuta.

Relajación con música de fondo.

Objetivos específicos:

  • Estimular las funciones motrices.
  • Estimular la coordinación.
  • Estimular el esquema corporal.
  • Estimular la orientación espacio, tiempo, persona.
  • Estimular la memoria reciente y evocación inmediata.
  • Focalizar la atención en la tarea musical.
  • Estimular la participación y las habilidades interpersonales.
  • Elevar el estado de ánimo.
  • Aumentar la autoestima.
  • Aprender las habilidades necesarias para relajarse.
  • Focalizar la atención en la música y en las palabras del musicoterapeuta para desviar de la atención, pensamientos distractores y negativos.
  • Reequilibrar el estado anímico.
  • Relajar la musculatura.

Actividades: Estas sesiones se realizarán con la música utilizada en la sesión 2º y con otras canciones dirigidas que entren dentro del repertorio de sus gustos musicales, mediante diferentes técnicas de musicoterapia específicas. Todas las sesiones comenzaran con una canción de bienvenida, y finalizaran con relajación con música de fondo y con canción de despedida.

Duración de las sesiones: Las sesiones serán de 50 minutos de duración: Canción de bienvenida (5 min.); Ejercicios de psicomotricidad (30 min.); Relajación con música de fondo (10 min.); canción de despedida (5 min.).

Recursos materiales: Reproductor de CD, CD “Cantos de Aragón”, CD “Cantautores Aragoneses (recopilatorio de Joaquín Carbonell, José Antonio Labordeta y La Bullonera)”, instrumentos musicales (sonajeros, hueseras, castañuelas…), cancioneros, tarjetas con los nombres de los compañeros, cartulinas, rotuladores…

Las técnicas musicoterapéuticas utilizadas son las siguientes

  1. Audición musical con sus modalidades de expresión verbal, escrita (en prosa y verso) y plástica (pintura). Se propone a los participantes escuchar música, con el objetivo de estimular la imaginación y la creatividad y provocar recuerdos, imágenes y fantasías.
  2. Improvisación musical. Implica expresarse espontánea, libre y creativamente a través de cualquier tipo de instrumento musical, de la propia voz (canto) o del propio cuerpo (danza).
  3. Canto, ya sea a través de la improvisación musical antes descrita o a través del diálogo musical. Consiste en intercambios de secuencias musicales improvisadas entre dos o más personas, quienes pueden expresar una pregunta, aseveración, admiración, negación, duda, odio, amor.
  4. Danzaterapia. Consiste en expresar a través del movimiento del cuerpo, el ritmo, melodías o canciones que escuchan o cantan ellos mismos.
  5. Técnica de relajación de Schultz con fondo musical a fin de lograr estados de relajación en las sesiones, así como enseñar a los participantes su uso paralelo con la aplicación de músicas relajantes y su uso posterior a nivel individual.

Contexto, metodología y temporalización

El proyecto está diseñado para ser aplicado en ancianos institucionalizados. Previo a su inicio, es preciso recoger información tanto de carácter físico como psicosocial, a través de la entrevista y revisión de la historia clínica, con el fin de realizar las adaptaciones pertinentes en función de las características de los residentes. Para conocer sus preferencias musicales se aplica el test de musicoterapia de Poch (1999), de esta forma se consigue fomentar la participación y hacer que esta experiencia les resulte significativa.

Se lleva a cabo en 14 sesiones con duración de 50 minutos, excepto las dos primeras que tienen una duración de una hora. Se realiza una sesión por semana, hasta completar las 14 sesiones. Los participantes se subdividirán en grupos de 8-10 integrantes, con similares características físicas, cognitivas y psicosociales, con el objetivo de personalizar e individualizar la intervención. Se procurará dispersar a las personas menos activas entre las más activas.

Una vez detectadas las necesidades y capacidades de los residentes, se establecen los objetivos de intervención, en función de las mismas y se seleccionan las técnicas musicoterapéuticas más apropiadas para trabajar con cada grupo, diseñando las actividades musicales específicas.

Se utilizará siempre el mismo espacio para su desarrollo, para facilitar la estructura y orientación con el mínimo de interferencias acústicas.

El grupo se colocará, en formas semicirculares preferentemente sentadas de espaldas a los accesos y ventanas, para minimizar al máximo las distracciones del entorno y focalizar la atención en las actividades musicales propuestas, en los compañeros y en el musicoterapeuta.

El horario de realización será preferentemente por las mañanas, ya que las actividades basadas en la estimulación cognitiva son más eficaces en este horario.

El formato de las sesiones, en general, será el siguiente:

Antes de la sesión:

  • Animar a todos a participar, invitando a observar a las personas menos convencidas y nunca forzarles a participar.
  • Enfatizar la importancia de intentarlo.
  • Involucrar al máximo a otros profesionales del centro.

Al inicio de la sesión, se dará la bienvenida y se creará un clima de participación y de focalización en la actividad. La canción de bienvenida, proporciona seguridad, creando un clima de distensión y familiaridad que motiva a la participación.

Durante el desarrollo de la sesión se implementarán las diferentes técnicas descritas, que conlleven tareas diferentes con el fin de mantener la máxima atención, motivación y participación de los asistentes. Se procurará el acercamiento a las personas menos activas y trataremos de implicarlas, crearemos un ambiente de diversión y relajación, combinado ejercicios suaves con otros de mayor implicación, continuar enfatizando la importancia de intentarlo, dar feedbacks positivos y nunca realizar desaprobaciones a la persona.

El final de cada sesión se realizará de forma estructurada y constante, con técnica de relajación seguida de canción de despedida con el fin de orientar a los participantes.

Recursos y medios

Recursos humanos

Los recursos humanos necesarios para el desarrollo de este programa, son:

Un musicoterapeuta profesional formado en el área clínica, musical y musicoterapéutica, y, por tanto, capacitado en los aspectos conceptuales y metodológicos del programa.

El resto del equipo multidisciplinar (terapeuta ocupacional, enfermera, fisioterapeuta, trabajador social…) pueden actuar impartiendo en las dos primeras sesiones y/o colaborando en el resto del programa.

Los residentes interesados en participar.

Recursos materiales

El material necesario para el desarrollo de las sesiones consta de:

  • Ordenador y proyector.
  • Equipo de música de buena calidad y sonoridad.
  • CD “Cantos de Aragón”, CD “Cantautores Aragoneses (recopilatorio de Joaquín Carbonell, José Antonio Labordeta y La Bullonera)” y CD´S con otras grabaciones según preferencias y gustos musicales.
  • Material fungible diverso: cartulinas, rotuladores, lápices, bolígrafos, fotocopias, folios, tizas…
  • Instrumentos musicales varios: huesera, panderetas, castañuelas…con buena calidad y sonoridad.
  • Cancioneros que cumplan las siguientes características: con letra suficientemente grande para facilitar la lectura, una sola canción por hoja, sin ilustraciones.
  • Material de estimulación sensorial y psicomotricidad: pañuelos, pelotas, cartulinas de colores, cintas…
  • Material para juegos musicales adaptados a musicoterapia: cartones de bingo, tarjetas pictionary…
  • En cuanto a las instalaciones, se requiere una sala que cumpla los siguientes requisitos:
    • Dimensión suficiente para albergar a todos los participantes del programa.
    • Condiciones adecuadas de iluminación, acceso, acústica y ventilación.
    • Con un número de sillas igual o superior al número de participantes, con algunas mesas donde poder apoyarse para escribir, dibujar…
    • Equipada con una pizarra.

Evaluación

El procedimiento de evaluación se realizará al inicio, durante el desarrollo del programa y al final del mismo.

Al inicio: Se centrará en las necesidades y habilidades del paciente en las funciones psicológicas, cognitivas, comunicativas, sociales y fisiológicas. También observará la respuesta del paciente a la música y determinará sus habilidades y preferencias musicales, teniendo en cuenta su bagaje cultural y espiritual. Se realizará mediante la historia clínica, cuestionarios y test, en colaboración con el resto del equipo multidisciplinar. Permitirá adecuar las diferentes técnicas y objetivos a conseguir en función de las capacidades de cada uno, individualizando y personalizando la intervención.

Durante el desarrollo del programa: Mediante hojas de observación de conductas personalizadas, manteniendo aquellos ítems que sean comunes e incluyendo aquellos ítems a trabajar que corresponden sólo al sujeto en cuestión. Se realizará al finalizar cada sesión por parte del musicoterapeuta, cada actividad tendrá su hoja específica, para el registro de la observación de las conductas.

En base a los datos obtenidos en las hojas de observación se realizarán informes de seguimiento, cada 5 sesiones, con el fin de determinar si se están logrando los objetivos preestablecidos, si se hace necesario un cambio de estrategia de intervención o bien una reformulación de los objetivos planteados.

Al final del programa: Se volverán a evaluar las habilidades del paciente en las funciones psicológicas, cognitivas, comunicativas, sociales y fisiológicas, comparándolas con las obtenidas antes del inicio de la intervención, realizando un informe final donde se detallen los objetivos conseguidos en cada una de ellas, con el fin de evaluar a qué nivel ha sido exitosa y eficaz nuestra intervención.

Dificultades en la práctica y posibles adaptaciones

A continuación, se describen algunas de las situaciones con las que nos podemos encontrar al implantar el proyecto, y el modo actuar frente a ellas:

  • Bajo o nulo deseo de socialización, retraimiento e imposibilidad de visualizar con optimismo el futuro. Para ellos el tratamiento musical se puede sustentar en juegos musicales de participación e interacción en grupo, mediante técnicas de audición musical (evocación) en modalidades de expresión oral y escrita.
  • Agresividad. Este tipo de personas necesitan una canalización adecuada de sus impulsos y sentimientos reprimidos. El tratamiento se puede basar en juegos interactivos donde puedan liberar tensiones, así como ejercicios de relajación y audición musical a través de la expresión plástica. La improvisación musical, puede propiciar la descarga de impulsos a través de instrumentos de percusión.
  • Desinterés, tristeza, escasa comunicación. Ante esta situación se pueden comenzar las sesiones con juegos interactivos que necesiten de la comunicación verbal entre los miembros del grupo (por ejemplo, la presentación musical a través de los nombres cantados de uno hacia otro), la danzaterapia para fomentar la expresión corporal y el canto y dialogo musical como mecanismo de intercambio y motivación para los integrantes.
  • Retraimiento a la participación y escaso convencimiento a participar. En principio invitarlas a observar la actividad y nunca forzarles a su participación, mezclarlos con personas más activas, como mecanismo para contagiar el entusiasmo. Los propios compañeros del grupo son quienes mejor pueden convencerlos mediante sus acciones y expresiones. Así, observar como otros disfrutan y se implican en una actividad, puede motivarles. Para ello también se debe apoyar y animar a los miembros que son líderes y activos.
  • Prejuicios e inseguridades sobre ellos mismos y sobre su capacidad para hacer bien las cosas (baja autoestima, limitaciones físicas y sensoriales…). Para ello, deberemos enfatizar la importancia de intentarlo, explicándoles que la finalidad del programa está en ofrecerles un espacio y oportunidad para que puedan participar libremente, relacionarse con los demás y trabajar determinados aspectos y funciones, sin importar si lo hacen bien o mal.
  • Limitaciones físicas, cognitivas, sensoriales y funcionales (hemiplejías, sordera, disminución de la agudeza visual, deterioro cognitivo…) Ante estas situaciones el musicoterapeuta, en primer lugar, seleccionará a los integrantes para constituir grupos homogéneos en cuanto a sus capacidades. Realizará las adaptaciones pertinentes de las actividades propuestas con el fin de poderlas aplicar a estas personas con niveles de funcionamiento que no se ajusten a los exigidos por la actividad. Estas adaptaciones comportan entre otras, una disminución en el grado de exigencia y dificultad de la actividad.

Bibliografía

  1. Jiménez-Palomares M, Rodríguez-Mansilla J, González-López-Arza MV, Rodríguez-Domínguez MT, Prieto-Tato M. Beneficios de la musicoterapia como tratamiento no farmacológico y de rehabilitación en la demencia moderada. Rev Esp Geriatría Gerontol. 1 de septiembre de 2013; 48(5):238-42.
  2. Espino Vergara EA, Mansilla Conza AM. Efectividad de la musicoterapia para disminuir ansiedad y depresión de la demencia en los pacientes adultos mayores. Univ Priv Norbert Wien [Internet]. 4 de noviembre de 2018 [citado 10 de marzo de 2021]; Disponible en: http://repositorio. uwiener.edu. pe/handle/ 123456789/2436
  3. Denis EJ, Casari L. La musicoterapia y las emociones en el adulto mayor. Rev Diálogos. Julio de 2014 (2):8:75-82.
  4. Conde RS. Aplicación y valoración de un programa de intervención psicomotriz en Gerontología: efectividad de la Musicoterapia como herramienta terapéutica. Universidad de Santiago de Compostela; 2015.
  5. La música tradicional aragonesa [Internet]. [Citado 10 de marzo de 2021]. Disponible en: http://www.enciclopedia aragonesa.com/monograficos/ arte/musica_aragonesa/introduccion.asp
  6. Aragón H de. ¿Se hace mayor Aragón? [Internet]. heraldo.es. [citado 10 de marzo de 2021]. Disponible en: https://www.heraldo.es/ noticias/aragon/2018/07/22/aragon-alcanza- maximo-historico-envejecimiento-con-142- mayores-anos-por-cada-cien-menores-16-1258663-300.html
  7. Mercadal Brotons, M; Martí Auge P (2008) Manual de musicoterapia en geriatría y demencias. Barcelona. Editorial: Monsa-Prayma.
  8. Jacques Choque (2004) Actividades de animación para la tercera edad. Barcelona. Editorial: Paidotribo.
  9. Chaves, Patricio (1993): Metodología para la formulación y evaluación de Proyectos, Cinterplan, Caracas.
  10. Oliva Sánchez R, Fernández de Juan T. La musicoterapia en los gerontes: una alternativa de salud. Revista Psicología y Salud del Instituto de Investigaciones Psicológicas de la Universidad Veracruzana, Vol. 13, nº 1, enero-junio, 2003. México. Disponible en URL: http://www.espacio logopedico.com/ articulos2.php?Id_ articulo=558
  11. Patricia Zarate D, Violeta Díaz T. Aplicaciones de la musicoterapia en la medicina. Rev. méd. Chile v.129 n.2 Santiago feb. 2001. Disponible en URL: http://www.scielo.cl/scielo. php?pid=S0034-9887200100020 0015&script=sci_arttext