Muestras para estudio micológico en el laboratorio

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 11–Noviembre 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº11: 113

Autor principal (primer firmante): Elena Sánchez Contreras

Fecha recepción: 18 de octubre, 2022

Fecha aceptación: 15 de noviembre, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(11) 113

Autoras:

  1. Elena Sánchez Contreras
  2. Nayua Mohamed Amar

Categoría: Técnicos de laboratorio de diagnóstico clínico

Introducción

En el laboratorio la recogida, transporte y el procesamiento de muestras clínicas para el diagnóstico de las infecciones fúngicas es un tema clave para un buen diagnóstico y posterior tratamiento.

publica-TFG-libro-ISBN

Tan solo con la manipulación y tratamiento adecuado de las muestras puede asociarse una clara recuperación de hongos con determinadas enfermedades. Es crucial la utilización de buenas prácticas que nos facilitarán la detección de agentes etiológicos.

Esta recogida también incluye una adecuación de políticas de seguridad para la protección de todo el personal sanitario, la recuperación de los lugares adecuados, etiquetado correcto de los contenedores de las muestras y completar los requisitos necesarios que acompañan a las muestras.

Independientemente de que las muestras hayan sido tomadas en quirófanos, en plantas de hospitalización o incluso en ambulatorios, es responsabilidad del laboratorio de microbiología tener personal experto para proporcionar instrucciones adecuadas. Todas las muestras destinadas a estudios micológicos deben considerarse especialmente peligrosas y deben ser utilizarse precauciones universales para los procedimientos de recogida.

La mejor muestra para determinar la presencia de un agente etiológico específico es la obtenida en el sitio de infección activa. Algunas muestras periféricas al lugar primario pueden también proporcionar un diagnóstico. El aislamiento de hongos ubicuos de muestras que probablemente encubren contaminantes deberá interpretarse con cautela y la recogida deberá ser sustituida por muestras procedentes de sitios directos de enfermedad.

Además de una óptima obtención, son elementales tanto el transporte y almacenamiento adecuados para que los elementos fúngicos permanezcan viables. La viabilidad puede ser afectada tanto por el frío extremo como por el calor. Que la temperatura ambiente para el transporte y almacenamiento, sea la ideal 2 horas tras la recogida, es lo recomendado.

Existen algunas excepciones que incluyen muestras del sistema nervioso central (SNC) (30º) y muestras probablemente contaminadas por bacterias (4º). El uso de algunos sistemas de transporte comerciales como “Dermapak” “Dermaco” entre otros, son recomendados para el envío de muestras de piel, pelo y uñas.

Aquellas muestras que el laboratorio considere que no son aceptables, no deben ser en ningún caso procesadas. Se debe notificar de forma inmediata al clínico, y avisar de que la muestra no podrá obtener resultado.

Las muestras que son correctamente recogidas, identificadas y transportadas deben ser procesadas tan rápido como sea posible, tras su llegada al laboratorio. La gran mayoría pueden almacenarse a 4ºC, con pocas excepciones.

Tanto la manipulación como el cultivo, deberá realizarse en una campana de seguridad biológica, de flujo laminar y homologada.

Se podrán utilizar tanto placas de Petri, como tubos con medios de cultivo, si bien estas proporcionaran una mayor superficie y son más útiles para el aislamiento de colonias. Con un volumen por placa de 40ml se retrasa la deshidratación y, alrededor de la placa, se puede sellar con cinta para prevenir una apertura inesperada. Si lo que van a utilizarse son tubos, deberán tener una gran pendiente, tener una tapa atornillada floja para una mejor aireación y ser incubado horizontalmente durante las primeras 24 horas, para asegurar que el inóculo permanezca en la pendiente.

Palabras clave

Muestras / micológicas / material / transporte / diagnóstico

Muestras para el estudio de micosis superficiales

Este examen será solicitado normalmente para el diagnóstico de dermatofitosis, candidiasis, pitiriasis versicolor, dermatitis seborreica, entre otras.

Las dermatofitosis corresponden al parasitismo de la piel y su anexo causado por un grupo de hongos queratinofílicos y queratinofílicos denominados dermatofitos.

Las candidiasis superficiales corresponden a las afecciones de la piel y mucosas causadas por especies de levaduras del género Cándida

La pitiriasis versicolor es una afección de la piel causada por levaduras del género Malassezia, que se caracteriza por la aparición de máculas hipo o hiperpigmentadas con descamación furfurácea en dicho sector.

Es importante que la toma de muestra la realice el especialista, para que pueda seleccionar la zona más representativa de la afección para realizar la toma.

Tipos de muestras para el estudio

Escamas de piel

El material necesario serán cajas de Petri estériles y hoja de bisturí.

La técnica se realizará raspando con intensidad la zona afectada con la hoja del bisturí.

En lesiones tipografiadas en piel glabra; se seleccionará preferentemente, las zonas en la que se observen bordes sobresalientes, eritematosos y descamantes, o en la periferia de las lesiones y en aquellos casos en los que presenten ampollas se seccionará el techo de la misma.

Las escamas de la piel recolectadas, se colocarán en cajas de Petri estériles. Es recomendable la recolección de material suficiente para la realización de láminas para examen directo y para un mínimo de dos tubos de cultivo.

Si la muestra no se realizase en el laboratorio, deberá enviarse dentro de las 24 horas, manteniéndose a temperatura ambiente.

No hay que olvidar que la sensibilidad del estudio micológico está directamente relacionado con la cantidad de material obtenido, por lo tanto la muestra a estudiar debe ser abundante.

Uñas

El material necesario serán cajas de Petri estériles, bisturí de punta fina, pipetas Pasteur estériles, suero fisiológico, gasa y alcohol.

La técnica se realizará colocando la punta del bisturí por debajo de la lámina ungueal y raspando firmemente; tratando de llegar al límite entre la zona sana y la afectada visualizado clínicamente

Cuando el despagamiento de la lámina ungueal sea incipiente, se pondrán unas gotas de suero fisiológico con pipeta Pasteur por debajo de la uña con el fin de macerar dicha zona para pasados unos 5 o 10 minutos recolectar la muestra.

Cuando la lesión sea en las uñas de los pies, se puede realizar la limpieza de la zona con una gasa estéril mojada en alcohol y realizar la toma luego del secado completo de la zona.

En la onixis en las que predomina la afectación de la lámina externa de la uña, se obtendrá la muestra mediante raspado intenso de dicha zona.

Si la muestra no es tomada en el laboratorio, deberá ser enviada dentro de las 24 horas, manteniéndose a temperatura ambiente.

Lesiones mucosas

El material será láminas de vidrio, hojas de bisturí, hisopo estéril, asas, suero fisiológico.

La técnica se realizará raspando la zona afectada con la hoja del bisturí, obtenida la muestra se colocará sobre la lámina de vidrio, extendiéndose suavemente con movimientos concéntricos.

Si el material fuera abundante se colocará entre lámina y lámina para la observación en fresco, si es escaso se puede agregar una gota de suero fisiológico. Para acabar se raspará con el asa y se cultivará en los medios correspondientes.

Si la toma se realiza fuera del laboratorio, se tomarán dos hisopos estériles humedecidos son suero, pasándose 2 o 3 veces por la lesión; uno de ellos se destinará para cultivos y el otro para el examen en fresco. Dicha muestra será enviada dentro de las 2- 4 horas siguientes, manteniéndose refrigerada a 4ºC.

Secreciones vaginales

Estas muestras tanto sean para estudio micológico, parasitológico y bacteriológico han de ser realizadas en el laboratorio.

La técnica se realizará con la paciente en posición ginecológica, se introducirá el especulo y se tomará la muestra aspirando con una pipeta, de la zona de mayor exudado. La totalidad del exudado se colocará en el tubo con 1ml de suero fisiológico.

Deberá trasladarse inmediatamente al laboratorio para su procesamiento o mantenerse refrigerada a 4ºC, no más de 1-2 horas.

Conclusiones

No debemos olvidar dar unas pautas previas al paciente antes de la toma de muestras, asegurarnos de que no haya habido ningún tratamiento antifúngico previo, sobretodo sistémico. En tal caso tendrían que pasar dos semanas para poder tomar la muestra.

Por tanto, será clínico el que deba minorizar los efectos de todos aquellos factores que no estén relacionados con el paciente y puedan incidir en el diagnóstico.

Bibliografía

  1. J. del Boz, L. Padilla-España, V. Crespo- Erchiga. Actas Dermo-Sifiliográficas, [Internet] Vo.l107. Num1.pág 65-67(Enero-Febrero 2016). Disponible en : https://biblioguias.uma.es/ citasybibliografia/ ejemplos vancouver
  2. Biblioteca Nacional de Medicina [Internet]. MedlinePlus. Cultivo de pielo de uñas. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ ency/article/003762.htm
close

BOLETÍN DE NOVEDADES

Datos opcionales:

(En ocasiones enviamos información específica para una zona o categoría concreta)

He leído y acepto la Política de Privacidad *

Ver Política de Privacidad y Aviso legal

Su dirección de e-mail solo se utilizará para enviarle nuestra newsletter, así como información sobre las novedades de la revista y Editorial Ocronos. Puede utilizar el enlace integrado en la newsletter para cancelar la suscripción en cualquier momento.