Síndrome de la muerte súbita del lactante

Syndrome of sudden infant death

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 3–Marzo 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº3: 20

Autor principal (primer firmante): María Soraya Collado Villaverde

Fecha recepción: 7 de Febrero, 2022

Fecha aceptación: 3 de Marzo, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(3) 20

Autoras:

1ª autora: María Soraya Collado Villaverde

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Profesión: Diplomada Universitaria.

Lugar de trabajo: Enfermera de planta de Hospitalización de Hematología en el Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza, España.

2ª autora: Cristina Alonso Lorente.

Profesión: Diplomada Universitaria. Diploma de Especialización en Accidentes de Tráfico: Emergencias, Reanimación y Transporte Sanitario.

Lugar de trabajo: Enfermera de planta de Hospitalización de Cirugía General en el Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza, España.

Palabras clave: Muerte Súbita del Lactante, investigación, autopsia.

Key words: Sudden Infant Death, investigation, autopsy.

publica-articulo-revista-ocronos

Resumen

El síndrome de la muerte súbita del lactante aparece en bebés sanos y al realizar una autopsia no se llega a determinar ninguna causa para que el bebé llegue a fallecer a causa de una muerte súbita.

En los últimos años se ha producido una disminución de los casos de mortalidad infantil en los países desarrollados debido en parte a la mejoría de las condiciones socioeconómicas y el desarrollo de los cuidados prenatales, neonatales y pediátricos.

El síndrome de la muerte súbita sucede en los bebés entre los dos y los cuatro meses de edad.

Para el diagnóstico de la enfermedad se realiza un estudio multidisciplinario y realizado por personal especializado que aportan los cuidados y la atención necesaria a las familias afectadas.

Abstract

Sudden infant death syndrome appears in healthy babies and an autopsy does not determine any cause for the baby to die from sudden death.

In recent years there has been a decrease in infant mortality cases in developed countries due in part to the improvement of socioeconomic conditions and the development of prenatal, neonatal and pediatric care.

Sudden death syndrome occurs in babies between two and four months of age.

For the diagnosis of the disease, a multidisciplinary study is carried out and carried out by specialized personnel who provide the necessary care and attention to the affected families.

Introducción

El Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante (SMSL) afecta a uno o dos recién nacidos por cada mil recién nacidos vivos. Es la primera causa de muerte en los niños nacidos de un mes y un año de vida.

El síndrome de la muerte súbita del lactante afecta a los niños en el primer año de vida y es más frecuente de los dos a los cuatro meses de edad. A partir de los seis meses baja mucho la incidencia. (1)

Las causas del SMSL son muchas y muy diferentes, que las veremos más adelante.

Desarrollo

¿Qué es el síndrome de la muerte súbita del lactante (SMSL)?

El síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) es la muerte inexplicable y repentina de un bebé menor de 1 año de edad. La mayoría de estas muertes por SMSL están ligadas con el sueño, por eso se lo conoce también con el nombre de «muerte en la cuna» o “muerte blanca”.

El síndrome de la muerte súbita del bebé no es una enfermedad.

Si después de realizar una autopsia y una completa revisión de la historia clínica de bebé, no se determina médicamente una causa concreta del fallecimiento, se considera a la muerte súbita del lactante.

Algunos consejos para prevenir la Muerte Súbita del Lactante. (2)

  • No fumar ni el padre ni la madre durante el embarazo y ni tras el parto.
  • Poner al niño a dormir en decúbito supino (boca arriba), al menos hasta los 6 meses de edad.
  • El riesgo de padecer síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) se puede disminuir muchísimo si los bebés duermen en decúbito supino o boca arriba. Evitar la posición de prono durante el sueño. El decúbito supino es preferible al decúbito lateral. Si el lactante esté despierto, puede permanecer en prono sólo con vigilancia.
  • Aconsejar a los padres que no dejen que nadie fume delante del bebé.
  • Evitar las sábanas y mantas sueltas, los almohadones, los colgantes en el cuello y cualquier otro objeto que pueda provocar asfixia.
  • Se recomienda la lactancia materna a demanda. La lactancia materna debe prolongarse al menos hasta los 6 meses.
  • No mojar el chupete en ninguna sustancia dulce.
  • Limpiar el chupete y sustituirlo por otro nuevo con frecuencia.
  • Supervisar y cambiar al bebé de postura.
  • Los bebés deben dormir con la ropa adecuada. Se aconseja ponerles sólo un pijama, evitando taparles en exceso.
  • No realizar colecho en la cama de los padres si la madre o el padre fuman, si han tomado alcohol, drogas, ansiolíticos, antidepresivos o hipnóticos. Tampoco deben hacerlo cuando estén extremadamente cansados. Tampoco se debe hacer colecho en otros lugares como sillones o sillas. Solamente se hará en la cama.
  • La cuna en la habitación de los padres es el lugar más seguro.
  • Acostarle sobre una superficie rígida.
  • No usar monitores cardiorrespiratorios en el domicilio si no están prescritos por un médico.
  • En el caso de lactantes alimentados con lactancia materna comenzar a usar el chupete al mes de vida cuando la lactancia materna esté establecida. Si no quiere el chupete no se debe forzar. Se cree que puede interferir en la lactancia, aunque no está lo suficientemente confirmado. (3)
  • Mantener una temperatura agradable en la habitación de 20 a 22 grados.
  • Lo mejor es no compartir cama con los padres.
  • La inmunización puede tener un efecto protector contra el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL)
  • Atención y cuidados prenatales regulares a mujeres embarazadas.
  • Existe un riesgo incrementado por la exposición prenatal y posnatal a alcohol o drogas.
  • Evitar arropar excesivamente al lactante, especialmente cuando tiene fiebre. Cuidar de no cubrir la cabeza.
  • Difundir la campaña nacional para reducir los riesgos de SMSL, incluyendo una mayor atención a un ambiente seguro para dormir y a las maneras de reducir los riesgos de todas las muertes infantiles relacionadas con el sueño, como el SMSL, la asfixia y otras muertes accidentales. Pediatras, médicos de familia y todo el personal sanitario deben participar activamente en esta campaña. Recomendación del Task Force on Sudden Infant Death Syndrome de EE. UU. (Octubre 2011)

¿Cuándo se da?

El síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) afecta principalmente a los niños en el primer año de vida. Es más frecuente de los dos a los cuatro meses de edad. A partir de los seis meses baja mucho la incidencia de este padecimiento. Siendo muy poco frecuentes los casos antes de las 2 semanas de vida. (4)

En la mayoría de los estudios que se han realizado hay un predominio del sexo masculino con aproximadamente un 50% de sobretasa respecto al femenino.

La gran mayoría de los casos ocurren entre la medianoche y las 9 de la mañana, por lo que se ha supuesto que acontecen durante el sueño. También predominan los casos acaecidos en los meses fríos y húmedos (doble incidencia), respecto a los cálidos y secos, tendencia que también muestra, en menor grado, el resto de la mortalidad postneonatal.

El SMSL produce un dramático fallecimiento no esperado del mismo y con unas circunstancias en las que se produce, que ocasionan un tremendo impacto en las familias, en las que deja con frecuencia importantes secuelas en las familias.

¿Qué bebés tienen más riesgo de padecer el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL)?

No hay un solo elemento que haga tener más riesgo de padecer SMSL. Hay que combinar varios factores para que este hecho sede.

La mayoría de los casos son en bebés entre dos y cuatro meses. Se da más en climas fríos. Y los bebés de raza negra tienen más posibilidades de tener SMSL que las razas caucásicas. Y lo padecen más los niños que las niñas. (5)

Factores de riesgo asociados al síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL)

  • Edad: Entre los dos y cuatro meses es la mayor edad de riesgo.
  • Horario: Durante las horas de sueño entre las 24 y 9 horas.
  • Reincidencia: Si otros hermanos han sufrido antes el SMSL.
  • Medio: Más frecuente en el medio urbano que en el medio rural.
  • Posición: Mas frecuente si duermen en decúbito prono que si lo hacen en decúbito supino o en decúbito lateral.
  • Se les acuesta sobre ropa de cama o colchones blandos.
  • Enfermedades: Si padecen o han padecido alguna enfermedad respiratoria.
  • Lactancia: La lactancia artificial supone más riesgo de SMSL que la lactancia materna.
  • Factores asociados al niño: test de Apgar bajo, abrigarlo en exceso, neonatos con anoxia al nacer.
  • Factores asociados a la madre: Madres solteras, multíparas, jóvenes, abortos previos, falta de cuidados en el embarazo, drogas y tabaco.
  • Factores del ambiente: Nivel socioeconómico bajo. (6)

Enfermedades que pueden provocar síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL)

  • Respiratorias: infección respiratoria, malformaciones respiratorias, apnea obstructiva, hipoventilación pulmonar.
  • Neurológicas: crisis convulsivas, meningoencefalitis, malformaciones cerebrales, hemorragias cerebrales. En los defectos cerebrales cada vez hay más evidencias que sugieren que algunos bebés que han muerto sufren una anormalidad o inmadurez del tronco cerebral, responsable del control de la respiración y el despertar durante el sueño. Los bebés pueden notar problemas como falta de aire o exceso de dióxido de carbono. Aunque, es posible que los que padecen dichas anomalías cerebrales no dispongan de este mecanismo de defensa.
  • Cardiovasculares: Arritmias, cardiopatías congénitas, miocardiopatías,
  • Metabólicas: Hipocalcemia, hipoglucemia, glucogenosis, Síndrome de Reye, Síndrome de Lerh. Por ejemplo, si no tienen la enzima acil-CoA deshidrogenasa de cadena media, es posible que no puedan de procesar bien los ácidos grasos. Y la acumulación de estos ácidos puede ocasionar una interrupción fatal de la función del corazón y los pulmones.
  • Digestivas: Aspiración, reflujo gastroesofágico, fístula traqueoesofágica y estenosis hipertrófica del píloro.
  • Un defecto en el sistema inmunológico: Se ha demostrado que el sistema inmunológico de algunos bebés con SMSL produce un número de proteínas y glóbulos blanco mayor de lo normal. Algunas de estas proteínas pueden interferir en el funcionamiento del cerebro, la respiración durante el sueño y cambiar el ritmo cardíaco e incluso hacer que el bebé caiga en un sueño muy profundo.
  • Otras causas como sepsis, muerte provocada e intoxicaciones. (7)

Hay muchas teorías acerca de la síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) pero la etiopatogenia y la fisiopatología son desconocidas. Las teorías de mayor aceptación son la respiratoria y la cardiaca. Aunque existe también una predisposición genética a padecer SMSL. La postura de dormir también es determinante.

En autopsias realizadas a bebés que han padecido SMSL existen porcentajes altos de hipoxia tisular antes de la muerte. Pero en un 20% de los casos la autopsia no muestra anomalías.

  • Indicaciones de monitorización en el domicilio: (8)
    • Hermanos fallecidos previamente por SMSL.
    • Episodios letales graves.
    • Broncodisplasia.
    • Adicción de la madre a drogas.
    • Traqueostomizados.
    • Arritmias letales.
    • Apnea obstructiva.

Aspectos legales del síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL)

La muerte es inesperada e inexplicable. La autopsia es importante realizarla desde los puntos de vista legal, jurídico y de investigación.

Los hallazgos en la autopsia en casos de SMSL pueden ser casos de sofocación, accidental o intencional, en caso de que la presión sobre la cara se haya hecho con un objeto blando como una almohada o con la mano. Por eso es imprescindible que el forense investigue el lugar de la muerte del bebé e interrogue a los familiares más cercanos o a la persona que estaba al cuidado del bebé en las horas antes del fallecimiento. Medir la temperatura ambiente o comprobar la ropa de abrigo y la ropa de cama que usaba en el momento del fallecimiento, ayuda a permitir sospechar de una hipo o hipertermia. (9)

Se debe documentar el estado de la cuna y los objetos que había en ella. Y observar si había objetos muy pequeños que hayan podido obstruir la vía aérea.

Se determinará si el lugar donde se ha encontrado muerto al bebé es su lugar habitual de descanso.

¿Es lo mismo el síndrome de muerte súbita del lactante que una muerte por asfixia en la cuna?

El que un niño muera en la cuna mientras duerme no significa que se trate por el síndrome por muerte súbita del lactante. Hay casos en los que la causa de la muerte es la asfixia con cojines, mantas u otros objetos presentes en la cuna que le impidan respirar correctamente.

 La diferencia entre el síndrome de muerte súbita del lactante y la asfixia es la causa del fallecimiento. Un bebé muere por asfixia porque no puede respirar, mientras que la muerte por SMSL se produce por causas desconocidas.

Conclusión

El síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL), aunque puede tener algunos factores de riesgo, en muchas ocasiones los bebés son bebés sanos y tras la autopsia no se determina una causa concreta.

Sucede especialmente a recién nacidos entre dos y cuatro meses de edad.

El diagnóstico de Síndrome de Muerte Súbita del Lactante es un diagnóstico que requiere un estudio multidisciplinario, por personal entrenado, acostumbrado a trabajar con familias que han tenido el fallecimiento de un bebé por esta causa, y que están pasando seguramente por el peor momento en sus vidas. Han de tener en cuenta el dolor de los padres afectados. Una vez obtenidos los resultados de la autopsia deberán dar la explicación a los padres que estarán angustiados y con sentimientos de culpa, de manera comprensible. (10)

Bibliografía

  1. García FEG, Silva MM, Miravalles MIM. Síndrome de la muerte súbita del lactante. CorSalud (Revista de Enfermedades Cardiovasculares) 2014;6(S1):90-95.
  2. Palomo IMC, Rodríguez, María de los Reyes Leo, Márquez ÁM. Muerte súbita del lactante. Prevención primaria. Enfermería Docente 2018:64-72.
  3. Rossato N. Lactancia materna y prevención del síndrome de muerte súbita del lactante. Arch Argent Pediatr 2011;109(5):387-390.
  4. Sánchez Ruiz-Cabello F, Ortiz González L. Síndrome de la muerte súbita del lactante (parte 1): factores de riesgo. Pediatría Atención Primaria 2013;15(60):361-370.
  5. de Corcho Rodríguez, Manuel Agustín Pérez, Assef JJP, Pérez BS, Alberto CCM, Mizos FAD. Estrategia con enfoque comunitario para prevenir los factores de riesgo de muerte súbita. MediCiego 2011;17(1).
  6. Iglesia Carnicer LI, Puig Comas N. Revisión bibliográfica: Colecho, lactancia materna y otros factores asociados al síndrome de la muerte súbita del lactante.
  7. Pérez-Lescure Picarzo J. Prevención de la muerte súbita cardiaca en Pediatría: el papel esencial del pediatra de Atención Primaria. Pediatría Atención Primaria 2015;17(65):77-86.
  8. Arandia V, De Amesti F, Lotissier C, Segall D, Bertrand P. Monitorización cardio respiratoria domiciliaria en lactantes. Neumología Pediátrica 2020;15(1):251-256.
  9. Barboza Quirós M. Síndrome de muerte súbita del lactante: revisión del tema desde una perspectiva médico forense. Medicina Legal de Costa Rica 2013;30(2):86-92.
  10. de la Cruz Labrado, Javier. El proceso de duelo por la muerte súbita del lactante. Aspectos psicológicos e intervención con padres y familias.