Muerte neonatal

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. Nº 1–Enero 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; nº 1: 384

Autor principal (primer firmante): Lidia Pulido Ferrer

Fecha recepción: 22/12/2023

Fecha aceptación: 18/01/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(1): 384

Autores:

Lidia Pulido Ferrer (TCAE)

Marta Mondaray Alonso (TCAE)

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Vanesa Sáenz Casamian (TSIDMN)

Ester Sánchez Navarro (TSIDMN)

Miguel Ángel Muñoz Borja (TCAE)

Julia Pueyo Pelleja (TSIDMN)

Categoría profesional:

Técnico en cuidados auxiliares de Enfermería y Técnico en imagen para el diagnóstico y Medicina nuclear.

Palabras clave:

publica-articulo-revista-ocronos

Muerte neonatal, nacimiento prematuro, preeclampsia, placenta, cordón umbilical, saco amniótico, infección, asfixia, parto, surfactante, hemorragia intraventricular, enterocolitis necrótica, diarrea, meningitis.

Resumen

Nadie está preparado para algo así, ni familiares ni equipo médico. La muerte neonatal es algo que se da en el día a día pero que, sin embargo, por la propia naturaleza del hecho en sí mismo, se intenta esquivar. Hablamos de muerte neonatal cuándo un bebé muere en los primeros veintiocho días de vida.

Las posibilidades de que esto ocurra son relativamente bajas, hablamos de menos de un 1%, aproximadamente 4 de cada 1.000 bebés. Pero ese porcentaje existe: es real y se debe visibilizar. Para ello es necesario asumirlo y afrontarlo.

Adentrándonos en este tema, hay que diferenciar las distintas categorías que hay en el concepto de “muerte neonatal”: Muerte neonatal temprana, aquella dónde el fallecimiento ocurre durante los primeros siete días de vida, y muerte neonatal tardía, provocada después del séptimo día de vida en su totalidad y hasta antes del vigésimo octavo día de vida.

Desarrollo

Hay diversas causas por las que puede producirse una muerte neonatal, pero vamos a centrarnos en las principales:

  • Nacimiento prematuro: Esto comprende al bebé que ha nacido antes de las 37 semanas de gestación. Dentro de esta categoría, a su vez, se da una nueva subdivisión; ‘gran prematuro’, y que engloba a los que han nacido alrededor de la semana 25 de embarazo. Esta causa abarca un 25 por ciento de los casos.
  • Bajo peso: Los bebés que nacen con un peso muy bajo tienen más posibilidades de presentar complicaciones y a su vez más dificultades para afrontarlas con éxito. Hablamos de un 25% de probabilidad.
  • Defectos de nacimiento: Son aquellos con los que puede nacer un bebé y que influyen en el desarrollo del mismo. Se da alrededor de un 20% de probabilidad.

También hay otras causas, por ejemplo, problemas durante el embarazo como la preeclampsia, problemas con la placenta, el cordón umbilical y/o el saco amniótico, infecciones como las sanguíneas o la asfixia antes o durante el proceso del parto.

A continuación, vamos a detenernos un momento para centrarnos en qué complicaciones puede encontrar un prematuro para entender un poco mejor el hecho de que así sea:

Tenemos la dificultad respiratoria, con más probabilidad de esta en aquellos bebés que han nacido antes de la semana 34 de gestación. Se trata de la ausencia de una proteína llamada surfactante que es la encargada de evitar que las pequeñas bolsas de aire de los pulmones se aplasten o compriman. Alrededor de 825 muertes anuales suceden por esta causa.

También la hemorragia intraventricular es una de las causas más conocidas de muertes neonatales, que es un sangrado cerebral. Cabe destacar que muchos de ellos se reabsorben solos pero que en el peor de los casos que son los sangrados graves puede causar multitud de consecuencias.

Por otro lado, tenemos la Enterocolitis necrótica que es un problema en la parte intestinal del bebé que puede ocasionar una mala alimentación, barriga inflamada o incluso episodios de diarreas.

En último lugar vamos a destacar las infecciones, en las cuales vamos a diferenciar las infecciones respiratorias, las sanguíneas y las meningitis que son las que más complicaciones y consecuencias desarrollan.

Además, quisiera recalcar las diferentes complicaciones que puede presentar un bebé al nacer, como serian problemas cardiacos, afecciones pulmonares, condiciones genéticas o problemas cerebrales.

Conclusiones

Cada día hay un número diverso de muerte neonatales, esto se debe a diversas causas, pero la mayoría de las veces se debe a problemas con el embarazo, partos prematuros, bajo peso del bebé o las complicaciones con las que ya nace el bebé.

Bibliografía

  1. Muerte del neonato | Nacersano (marchofdimes.org)
  2. COL-MN-98-01-OPERATIO NAL-GUIDANCE-2017-esp-Mortalidad-perin atal-y-neonatal.pdf (who.int)