Factores asociados a morbimortalidad post-gastrectomía abierta subtotal vs. total con intención curativa por cáncer de estómago. Resultados de una cohorte histórica en un centro oncológico de Guayaquil entre el 2019 y el 2021

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 10–Octubre 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº10: 139

Autor principal (primer firmante): Segundo Jesús Chang Hermida

Fecha recepción: 16 de septiembre, 2022

Fecha aceptación: 13 de octubre, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(10) 139

Autores:

Segundo Jesús Chang Hermida 1, Pedro Enrique Reyes Herrera 1, Diego Alejandro Morales Cisneros 1, Luzdari Patricia Torres Palacios 2, Luis Alberto Barrera Delgado 3, Cindy Liseth Velásquez Zambrano 4

  1. Cirujano, Instituto Oncológico Nacional Dr. Juan Tanca Marengo SOLCA Guayaquil, Ecuador.
  2. Médico posgradista de tercer año de Medicina Interna, Universidad de Especialidades Espíritu Santo, Samborondón, Ecuador
  3. Médico posgradista de segundo año de Cirugía General, Universidad de Especialidades Espíritu Santo, Samborondón, Ecuador
  4. Médico General, Universidad Laica Eloy Alfaro, Manabí, Ecuador

Autor para correspondencia:

publica-TFG-libro-ISBN

Diego Morales

Orcid id: https://orcid.org/0000-0003-1409-3693

Resumen

Introducción: La tasa y factores asociados a morbimortalidad tras gastrectomía subtotal y total está subdescrita principalmente en países en vías de industrialización. Es necesario realizar una actualización al respecto, más aún cuando en todo el mundo la prevalencia de cáncer de estómago está disminuyendo por el menor número de casos de cáncer distal (antro-píloro), aunque con un aumento paulatino de cáncer proximal (cardias y fondo).

Objetivo: Verificar potenciales factores asociados a morbimortalidad por cáncer de estómago operado con intención curativa, en un centro oncológico de Guayaquil.

Metodología: Estudio de cohorte histórica llevado a cabo en un Instituto Oncológico de Guayaquil entre enero del 2019 a septiembre del 2021. Solo se consideró adenocarcinomas intervenidos con intención curativa. Se consideró como desenlaces oncológicos la presencia de cuando menos algún evento adverso asociado a la cirugía, así como la mortalidad a 30, 90 días y mortalidad global. Mediante odds ratio (OR) se estimó los potenciales factores asociados a mayor morbimortalidad.

Resultados: Se recuperó 111 casos, de los cuales en 87/111 se realizó gastrectomía subtotal y en 24/111 total: En 12/87 (15.4%) y 3/24 (17.9%) se observó cuando menos un evento adverso asociación a la cirugía. La tasa de mortalidad a 30, 90 días postcirugía y mortalidad global tras gastrectomía subtotal fue de 1/87 (1.1%), 2/87 (2.3%) y 30/87 (34.5%); tras total, 0/24 (P=1), 1/24 (4.2%; P=.5221) y 13/24 (54.2%; P=0.1296) meses, respectivamente. La presencia de al menos un evento adverso tras gastrectomía se asoció significativamente con un Bormann III o IV (OR 9.639; IC 95% 1.845 – 79.688; P=0.0175), y una estancia hospitalaria postoperatoria de 9 vs. 6 días (OR 2.332; IC 95% 1.442 – 5.076; P<.001). El fallecimiento también se asoció significativamente con un Bormann III o IV (16.6% vs. 0%; P=.0038) y dehiscencia gastro-duodenal (10% vs. 0%; P=.0383).

Conclusión: La tasa de morbilidad y mortalidad a 90 días tras gastrectomía estimada en el presente estudio es menor a la reportada por otras series retrospectivas. Un Bormann III o IV y la presencia de dehiscencia gastro-duodenal postoperatoria fueron factores asociados a mayor mortalidad.

Palabras clave: Cáncer de estómago; Factores de riesgo; Gastrectomía; Morbilidad; Mortalidad.

Abstract

Introduction: The rate and factors associated with morbidity and mortality after subtotal and total gastrectomy is under-described mainly in industrializing countries. An update is necessary in this regard, especially when the prevalence of stomach cancer is decreasing worldwide due to the lower number of cases of distal cancer (antro-pylorus), although with a gradual increase in proximal cancer (cardiac and fundus).

Aim: To verify potential factors associated with morbidity and mortality from stomach cancer operated with curative intent, in a cancer center in Guayaquil.

Methodology: Historical cohort study carried out in an Oncological Institute of Guayaquil between January 2019 to September 2021. Only adenocarcinomas operated on with curative intent were considered. Oncological outcomes were considered to be the presence of at least one adverse event associated with surgery, as well as mortality at 30, 90 days and overall mortality. Using odds ratio (OR), the potential factors associated with higher morbidity and mortality were estimated.

Results: 111 cases were recovered, of which a subtotal gastrectomy was performed in 87/111 and a total gastrectomy in 24/111: In 12/87 (15.4%) and 3/24 (17.9%), at least one adverse event associated with Surgery. The mortality rate at 30, 90 days after surgery and overall mortality after subtotal gastrectomy was 1/87 (1.1%), 2/87 (2.3%) and 30/87 (34.5%); after total, 0/24 (P = 1), 1/24 (4.2%; P = .5221) and 13/24 (54.2%; P = 0.1296) months, respectively. The presence of at least one adverse event after gastrectomy was significantly associated with Bormann III or IV (OR 9,639; 95% CI 1,845 – 79,688; P = 0.0175), and a postoperative hospital stay of 9 vs. 6 days (OR 2.332; 95% CI 1.442 – 5.076; P <.001). Death was also significantly associated with Bormann III or IV (16.6% vs. 0%; P = .0038) and gastro-duodenal dehiscence (10% vs. 0%; P = .0383). Conclusion: The 90-day morbidity and mortality rate after gastrectomy estimated in the present study is lower than that reported by other retrospective series. A Bormann III or IV and the presence of postoperative gastro-duodenal dehiscence were factors associated with higher mortality.

Keywords: Gastrectomy; Morbidity; Mortality; Risk factors; Stomach cancer.

Introducción

Antecedente

El cáncer de estómago ocupa el cuarto lugar en incidencia y el segundo en mortalidad entre todos los tumores a nivel mundial. Representa el 8% del total de casos de cáncer y el 10% de muertes anuales. De acuerdo a la ubicación geográfica, la incidencia de cáncer de estómago es más alta en Asia oriental, Europa oriental y América del Sur, y es más baja en África y Norteamérica. En lo que respecta a Latinoamérica, las mayores tasas de incidencia por cáncer de estómago en hombres y mujeres se presentan en Guatemala, Honduras, Ecuador y Chile, y los países con las menores tasas son Estados Unidos de América, Puerto Rico y Canadá. La supervivencia de 5 años del cáncer de estómago entre los hispanos es de aproximadamente 28% [1].

El cáncer de estómago distal (antro/píloro) está asociado a la infección por H. pylori y constituye el tipo más frecuente de cáncer de estómago a nivel mundial [1]. El cáncer de estómago proximal (cardias, fondo o cuerpo) está más asociado a la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). Por dicha situación epidemiológica, al momento la incidencia de cáncer de estómago está disminuyendo en países industrializados, al unísono de un paulatino mayor incremento en los casos de cáncer proximal. No obstante, poco a poco se observa una situación semejante en países en vías de industrialización [2].

A nivel mundial son cada vez más los casos de cáncer de estómago proximal requirentes de gastrectomía total. Adicional a ello, los reportes respecto a la tasa de mortalidad tras gastrectomía subtotal y total tradicionalmente han sido descritos a 30 días postcirugía o como sobrevida a largo plazo. Ambas definiciones pueden subestimar la verdadera mortalidad asociada con una resección oncológica, siendo preferible la tasa de mortalidad a 90 días postcirugía como desenlace oncológico a medir [3].

Por otra parte, se ha identificado diferentes factores asociados a morbimortalidad post-gastrectomía: edad avanzada, comorbilidades y preexistencias, hemoglobinemia, albuminemia, y resecciones multiviscerales. Tales factores difieren en la literatura. Una causa metodológica radica en que han sido estimados sin estratificar entre el tipo de gastrectomía (subtotal vs. total) [4-6]. Sin embargo, la razón de tales diferencias puede ir desde circunstancias epidemiológicas, hasta la experiencia quirúrgica de cada centro [7-8].

La tasa de morbimortalidad difiere según la literatura, tanto por cuestiones epidemiológicas como estadísticas. En los Estados Unidos, la gastrectomía oncológica conlleva un alto riesgo de morbilidad y mortalidad, con tasas de complicaciones que oscilan entre el 18% y el 55% y la mortalidad a los 30 días que varía entre el 2% y el 8%.

Considerando la tasa de mortalidad a 30 y 90 días tras gastrectomía total solamente, esta es del 4.7% y 9.1%, respectivamente. Entre los factores asociados a mayor mortalidad a 90 días tras gastrectomía total, figuraron: edad avanzada (OD 1.0, P<.001), ingresos económicos por debajo de la media (OR 1.2, P=.039), escala de Charlson ≥2 (OR 1.4, P=.039), intervenido en instituciones con bajo volumen de casos (OR 1.5, P<.001), N1 (OR 2.0, P<.001), N2 (OR 2.0, P<.001), or N3 (OR 2.7, P<.001) estadio de la enfermedad, compromiso de más de 16 linfonodos (OR 1.5, P<.001), y fracaso en el tratamiento con quimioterapia (OR 3.7, P<.001) [7].

Un reciente estudio retrospectivo analizó a una muestra de pacientes peruanos intervenidos por gastrectomía oncológica entre el 2014 y el 2018. En total, se trató de 436 pacientes intervenidos mediante gastrectomía subtotal y 255 mediante gastrectomía total. La mortalidad post-gastrectomía a 90 días fue del 3.3% entre aquellos intervenidos mediante gastrectomía subtotal, y 5.1% mediante gastrectomía total. Este mismo estudio estimó también los factores asociados a morbimortalidad por gastrectomía. Entre las comorbilidades documentadas, se enlistó: trombosis de vena mesentérica en tres casos, peritonitis en dos casos, y dehiscencia duodenal, hemorragia abdominal, perforación gástrica, neumonía hospitalaria y embolia pulmonar en un caso cada uno. Mediante análisis univariado, se concluyó que los factores asociados a mayor morbilidad fueron: edad >70 años (P=0.001), menor índice de masa corporal (P=0.001), hipoalbuminemia (P=0.001) e hipohemoglobinemia (P=0.007).

En el análisis multivariado, la edad >70 años (OR=1.85, 95% CI: 1.25−2.76), un riesgo perioperatorio alto (OR=2.06, 95% CI: 1.28−3.34), la gastrectomía y total (OR=1.96, 95% CI: 1.19−3.23) y la pancreatoesplenectomía (OR=5.41, 95% CI: 1.42−20.61) fueron factores identificados como aquellos asociados a mayor morbilidad. Respecto a la mortalidad, el análisis multivariado concluyó que la edad >70 años (OR=4.92, 95% CI: 1.78−13.65) fue el único factor de riesgo, mientras que un mayor índice de masa corporal (OR=0.81, 95% CI: 0.71−0.92) y mayor albuminemia (OR=0.91, 95% CI: 0.85−0.98) fueron factores protectores.

Sin embargo, como limitación de este estudio yace el hecho de que no se realizó un subanálisis entre gastrectomía subtotal vs. total. La mayoría de pacientes encaminados a gastrectomía total suelen tener un índice de masa corporal, hemoglobinemia y albuminemia más bajos, y suelen estar expuestos a resecciones multiviscerales en mucha mayor frecuencia que aquellos encaminados a gastrectomía subtotal [6-8].

Materiales y métodos

Diseño de estudio

El presente es un estudio observacional, analítico, longitudinal, de recuperación retrospectiva, del tipo cohorte histórica. Se llevó a cabo en pacientes con cáncer de estómago en quienes se realizó gastrectomía subtotal o total con intención curativa en el Instituto Oncológico en Guayaquil – Ecuador.

El periodo de reclutamiento de casos estuvo comprendido entre enero del 2019 a septiembre del 2021, con un seguimiento de los casos no menor a tres meses (extendiéndose el periodo de estudio hasta diciembre del 2021). Este trabajo comprendió dos cohortes de estudio: gastrectomía subtotal y total. Su diseño de adhirió a las recomendaciones respecto al “Fortalecimiento de la comunicación de estudios observacionales en Epidemiología” (STrengthening the Reporting of OBservational studies in Epidemiology, STROBE) [9].

Se consideró aquellos pacientes adultos con diagnóstico histopatológico de adenocarcinoma gástrico en quienes se realizó gastrectomía, independientemente de si recibieron o no atención oncológica integral en el mismo nosocomio anfitrión. Dado que el centro oncológico es de referencia, se anticipa un reducido número de cirugías de urgencia. De forma semejante, en esa institución toda gastrectomía es abierta, motivo por el cual la selección de casos se limitó a dicho abordaje.

Se excluyó:

  • atenciones distintas a una cirugía digestiva propiamente (ej: gastrostomías);
  • intervenciones sin intención curativa (gastrectomías paliativas o cirugías exploratorias “open-close”);
  • reintervenciones;
  • casos con linfoma gástrico (MALT o difuso de células grandes tipo B), tumores mucinosos o subepiteliales quienes hayan requerido gastrectomía;
  • todo paciente en quien haya sido imposible realizar un seguimiento clínico,
  • así como todo aquel cuyo expediente clínico cuente con información insuficiente para con los fines del presente estudio.

Resultados

Demografía y diagnóstico oncológico

Durante el periodo de reclutamiento, un total de 111 pacientes fueron recuperados, no excluyéndose ninguno por falta de datos o seguimiento. Como se mencionó anteriormente, todas las cirugías fueron abiertas; en 20/111 (18%) de urgencia. En 87/111 y 24/111 se realizó gastrectomía subtotal y total, respectivamente (figura 1). La mediana de edad de la muestra fue de 68 (59 – 74.5) años, 56/111 (50.5%) fueron de género femenino.

En comparación con el grupo de gastrectomía subtotal, los pacientes en quienes se practicó gastrectomía total fueron significativamente más jóvenes (mediana de edad de 70 vs. 62 años, P=.004), con una presentación clínica inicial más severa (oclusión 21.8% vs. 79.2%, P<.001; dumping 29.9% vs. 87.5%, P<0.001), e histopatología más agresiva (adenocarcinoma difuso 11.5% vs. 37.5%; P<0.0054) (tabla 1).

Tratamiento oncoespecífico

En 91/111 (82%) casos se indicó algún esquema de quimioterapia adyuvante, correspondiente al 81.6% de los casos post-gastrectomía subtotal y 83.3% post-gastrectomía total (P=.143). En 5/91 (4.5%) casos (3/5 gastrectomías totales) se indicó además un esquema neoadyuvante.

Todos los esquemas neoadyuvantes fueron del tipo XELOX (capecitabina y oxaliplatino) mientras que los esquemas adyuvantes fueron en su mayoría XELOX (74/86) pero también ILF (irinotecan, leucovorina y 5-fluorouracilo; 17/86). En 30/111 (27%) casos se indicó radioterapia adyuvante. Todas las irradiaciones fueron con técnica 3Dc. Cabe recalcar que estos casos representaron el 18.4% de los casos post-gastrectomía subtotal y el 58.3% post-gastrectomía total (P<.001) (tabla 1).

Figura 1. Flujograma STROBE de selección de casos.

Tabla 1. Características de la población de estudio.

ILF, irinotecan, leucovorina y 5-fluorouracilo; Post-Qx, post-quirúrgica; RIC, rango intercuartil; RTC-3D, radioterapia conformacional tridimensional; XELOX, capecitabina y oxaliplatino.

a. Prueba U de Mann-Whitney; b. Prueba chi-cuadrado de Pearson; c. Prueba exacta de Fisher.

Ver: Anexos – Factores asociados a morbimortalidad post-gastrectomía abierta subtotal vs. total con intención curativa por cáncer de estómago, al final del artículo

Morbilidad

La estancia hospitalaria post-cirugía fue más prolongada entre quienes fueron intervenidos mediante gastrectomía total (mediana de 6 vs. 8 días; P<.0452). En 15/111 (13.5%) casos se observó cuando menos un evento adverso asociación a la cirugía: 12/87 (15.4%; IC 95% 7.9 – 22.8) tras gastrectomía subtotal y 3/24 (17.9%; IC 95% 3.7 – 32.0) tras gastrectomía total. La hemorragia digestiva alta y el síndrome de dumping fueron los eventos adversos más frecuentemente reportados tanto en general (8/15 y 6/15, respectivamente) como entre los intervenidos mediante gastrectomía subtotal (5/12 en cada caso). Entre los intervenidos mediante gastrectomía total, el evento adverso más frecuente fue la hemorragia digestiva (3/3). La tasa de casos con eventos adversos entre las cohortes de gastrectomía subtotal y total fue de 12/87 (13.8%) y 3/24 (12.5%; P=1.000), de un total de eventos adversos observados por cohorte de 23 y 7, respectivamente. No hubo diferencia estadísticamente significativa entre la presencia de cuando menos algún evento adverso vs. el tipo de gastrectomía.

Mortalidad

La mediana de seguimiento post-cirugía de los casos estudiados fue de nueve meses. Ningún caso tuvo un seguimiento menor a tres meses. En general, la tasa de mortalidad a 30, 90 días post-cirugía, mortalidad global y sobrevida global fue de 1/111 (0.9%), 3/111 (2.7%), 43/111 (38.7%) y 9 (5.5 – 25.0) meses, respectivamente. Específicamente, la tasa de mortalidad a 30, 90 días post-cirugía, mortalidad global y sobrevida global entre los intervenidos mediante gastrectomía subtotal fue de 1/87 (1.1%; IC 95% 0.1 – 6.9), 2/87 (2.3%; IC 95% 0.1 – 8.6), 30/87 (34.5%; IC 95% 25.3 – 44.9) y 8 (5 – 25.5) meses; mientras que, mediante gastrectomía total, 0/24 (P=1), 1/24 (4.2%; IC 95% 0.1 – 22.1; P=.5221), 13/24 (54.2%; IC 95% 35.1 – 72.0; P=0.1296) y 9.5 (6 – 23.5, P=.2) meses, respectivamente.

No existió diferencia estadísticamente significativa entre la mortalidad o sobrevida global, independientemente de su definición (HR 1.542; IC 95% 0.803 – 2.956; P=.2) (Figura 2). En la figura 3 se detalla los eventos adversos entre los pacientes vivos vs. fallecidos.

Figura 2. Curva de sobrevida ilustrando

Figura 3. Número de casos vivos y fallecidos entre quienes presentaron algún evento adverso asociado a la cirugía (n=15/111; 13.5%).

Ver: Anexos – Factores asociados a morbimortalidad post-gastrectomía abierta subtotal vs. total con intención curativa por cáncer de estómago, al final del artículo

Factores asociados a morbimortalidad

La presencia de cuando menos un evento adverso tras gastrectomía se asoció significativamente con el antecedente de un Bormann III o IV (OR 9.639; IC 95% 1.845 – 79.688; P=0.0175), y una mediana de estancia hospitalaria post-operatoria de 9 vs. 6 días (OR 2.332; IC 95% 1.442 – 5.076; P<.001) (tabla 2).

El fallecimiento (en cualquier momento posterior a la gastrectomía subtotal o total) también se asoció significativamente con una mayor frecuencia de casos Bormann III o IV (16.6% vs. 0%; P=.0038) y mayor frecuencia de casos con dehiscencia gastro-duodenal (10% vs. 0%; P=.0383). Así mismo, entre los casos fallecidos existió una frecuencia moderadamente superior entre el número de casos con síndrome de dumping al debut (43.3% vs. 22.8%; P=.0815) o un estadio clínico IIA (63.3% vs. 42.1%; P=.0734) (tabla 3).

Tabla 2. Factores asociados a morbilidad (eventos adversos) posterior a gastrectomía subtotal o total.

Post-Qx, post-quirúrgica; RIC, rango intercuartil; RTC-3D, radioterapia conformacional tridimensional.

a. Prueba U de Mann-Whitney; b. Prueba chi-cuadrado de Pearson; c. Prueba exacta de Fisher; Prueba Mantel-Cox.

Tabla 3. Factores asociados a la mortalidad global en pacientes en quienes se realizó gastrectomía subtotal o total.

Post-Qx, post-quirúrgica; RIC, rango intercuartil; RTC-3D, radioterapia conformacional tridimensional.

a. Prueba U de Mann-Whitney; b. Prueba chi-cuadrado de Pearson; c. Prueba exacta de Fisher.

Ver: Anexos – Factores asociados a morbimortalidad post-gastrectomía abierta subtotal vs. total con intención curativa por cáncer de estómago, al final del artículo

Discusión

Principales resultados

El presente estudio buscó describir la tasa de morbimortalidad asociada a gastrectomía abierta subtotal y total en una cohorte de pacientes con cáncer de estómago atendidos en un centro oncológico de Guayaquil entre el 2019 y el 2021, con la finalidad de verificar potenciales factores asociados. La tasa de morbilidad tras gastrectomía subtotal y total fue del 15.4% (IC 95% 7.9 – 22.8) y 17.9% (IC 95% 3.7 – 32.0) respectivamente. En ambos casos, la hemorragia digestiva alta y el síndrome de dumping fueron los eventos adversos más frecuentemente reportados. Un Bormann III o IV y una estancia hospitalaria postoperatoria más prolongada fueron los factores asociados a mayor morbilidad. La tasa de mortalidad a 30, 90 días postcirugía y mortalidad global tras gastrectomía subtotal fue de 1/87 (1.1%; IC 95% 0.1 – 6.9), 2/87 (2.3%; IC 95% 0.1 – 8.6), 30/87 (34.5%; IC 95% 25.3 – 44.9); mientras que, tras gastrectomía total, del 0/24 (P=1), 1/24 (4.2%; IC 95% 0.1 – 22.1; P=.5221) y 13/24 (54.2%; IC 95% 35.1 – 72.0; P=0.1296), respectivamente. Si bien el tamaño de la muestra no permite hacer las mismas inferencias que estudios extranjeros, se observa una mayor tasa de mortalidad entre quienes son intervenidos tras gastrectomía total. Situación cual condice con la literatura. Un Bormann III o IV y la presencia de dehiscencia gastro-duodenal postoperatoria fueron factores asociados a mayor mortalidad.

Comparación con estudios internacionales

Un estudio realizado en 1109 pacientes holandeses reportó que los pacientes de al menos 70 años tuvieron más complicaciones perioperatorias o postoperatorias (41,2% versus 32,5%; P <0⋅001) y una tasa de mortalidad a 30 días más alta (7,9% 3,2%; P <0⋅001) que los menores de 70 años. En el análisis multivariado, la edad de 70 años o más se asoció con un mayor riesgo de complicaciones (OR 1,29, IC 95% 1,05 – 1,59). La mortalidad posoperatoria no se asoció significativamente con la edad. En toda la cohorte, la morbilidad y la mortalidad se vieron más influidas por el grado ASA, la quimioterapia neoadyuvante y el tipo de resección [23].

Un estudio realizado en 691 pacientes de México concluyó que, en el contexto de una gastrectomía radical D2 por cáncer de estómago la edad ≥70 anos, ASA III-IV, gastrectomía total y realización de pancreatosplenectomía fueron factores asociados con una mayor tasa de complicaciones. La edad ≥70 años, un menor IMC e hipoalbuminemia son predictores de mortalidad en la gastrectomía radical distal y total [6].

Aunque no fue un factor analizado en este trabajo, la experiencia clínica, representada a través del volumen de casos intervenidos, también es un factor asociado a morbimortalidad. En un estudio japonés cual reunió 71307 pacientes operados en 2051 instituciones, los cirujanos y hospitales de bajo volumen tenían pacientes significativamente mayores y de menor riesgo con diversas comorbilidades. La tasa de mortalidad operatoria disminuyó con el volumen del cirujano, 2,5% entre quienes operaban hasta dos gastrectomías totales por año y 0,6% entre quienes operaban más de 26 por año. La mortalidad operatoria fue del 3,1% entre los hospitales de bajo volumen de casos, 1,7% entre los intermedios y 1,2% entre los de alto volumen de casos. Después del ajuste de riesgo por cirujano, volumen hospitalario y características del paciente, el volumen hospitalario se asoció significativamente con la moralidad operatoria (H3: OR = 0,53; IC del 95%: 0,43 a 0,63) [24].

Comparación con estudios locales

Al momento es muy escasa la literatura ecuatoriana respecto a los factores asociados con morbimortalidad tras gastrectomía curativa por causas oncológicas. Los estudios se limitan a trabajos finales de grado. Presentan resultados semejantes respecto a los reportes sobre morbimortalidad por cáncer de estómago en pacientes encaminados a cirugía curativa. En la misma institución anfitriona de esta investigación, se ha realizado ya varios estudios semejantes. En el 2013, un estudio de 260 casos (gastrectomía total 20.1%) reportó una mortalidad global del 16% con una mediana de seguimiento de veinticuatro meses [25]. Tras un periodo semejante, otro estudio realizado en el 2014 reportó una mortalidad global del 22% en una muestra de 85 casos (gastrectomía total 28%), reportándose como principales comorbilidades, hemoperitoneo y estenosis postoperatoria, en dos casos distintos [26]. Un reciente estudio concentrado en 17 pacientes con adenocarcinoma de la unión gastro-esofágica en quienes se realizó gastrectomía total, estimó una morbilidad del 41.1% y una mortalidad global 35.2% [27].

Un estudio realizado en un hospital oncológico de Quito en el 2016 estimó en 128 individuos (gastrectomía total 14%) una mortalidad a cinco años del 42.1% [16]. Un año más tarde, un estudio de esa misma institución en 129 pacientes (gastrectomía total 14%), reportó una mortalidad a treinta días y doce meses del 14% y 25%, respectivamente [28]. Entre los eventos adversos asociados a la cirugía, enlista: infecciones 48%, hemorragia digestiva 19%, íleo 10%, fístulas 4%. Un estudio que reunió 277 pacientes (gastrectomía total 10.2%) atendidos en dos hospitales de Quito evaluó los resultados oncológicos tras linfadenectomía D1 (realizada en el 33.8%) vs D2 (realizada en el 66.2%), estimando una mediana de sobrevida y tasa de sobrevida global de 26 vs. 20 meses y 63.8% vs 57.6% [29]. Llama la atención que los trabajos realizados en Quito muestran una frecuencia de gastrectomía total de aproximadamente el 10%, en comparación con los realizados en Guayaquil, misma cual rodea el 20%.

Conclusión

A partir de una muestra de casos de cáncer de estómago operados en un hospital referente del Ecuador, la tasa de morbilidad tras gastrectomía subtotal y total fue del 15.4% (IC 95% 7.9 – 22.8) y 17.9% (IC 95% 3.7 – 32.0) respectivamente. Un Bormann III o IV y una estancia hospitalaria postoperatoria más prolongada fueron los factores asociados a mayor morbilidad. La tasa de mortalidad a 30, 90 días postcirugía y mortalidad global tras gastrectomía subtotal fue de 1/87 (1.1%; IC 95% 0.1 – 6.9), 2/87 (2.3%; IC 95% 0.1 – 8.6), 30/87 (34.5%; IC 95% 25.3 – 44.9); mientras que, tras gastrectomía total, del 0/24 (P=1), 1/24 (4.2%; IC 95% 0.1 – 22.1; P=.5221) y 13/24 (54.2%; IC 95% 35.1 – 72.0; P=0.1296), respectivamente. La tasa de morbilidad y mortalidad a 90 días tras gastrectomía reportada en el presente estudio es menor a la descrita en otras series retrospectivas. Un Bormann III o IV y la presencia de dehiscencia gastro-duodenal postoperatoria fueron factores asociados a mayor mortalidad. 

Anexos – Factores asociados a morbimortalidad post-gastrectomía abierta subtotal vs. total con intención curativa por cáncer de estómago.pdf

Bibliografía

  1. Correa P. Human Gastric Carcinogenesis: A Multistep and Multifactorial Process- First American Cancer Society Award Lecture on Cancer Epidemiology and Prevention. Cancer Research 1992;52:6735–40.
  2. Song H, Ekheden IG, Zheng Z, Ericsson J, Nyrén O, Ye W. Incidence of gastric cancer among patients with gastric precancerous lesions: observational cohort study in a low risk Western population n.d. https://doi.org/10.1136/bmj.h3867.
  3. Mulalic E, Delibegovic S. An Aggressive Form of MALT Lymphoma of the Stomach with Pancreas Infiltration. Medical Archives (Sarajevo, Bosnia and Herzegovina) 2016;70:235–7. https://doi.org/10.5455 /medarh.2016.70.235-237.
  4. van Cutsem E, Sagaert X, Topal B, Haustermans K, Prenen H. Gastric cancer. The Lancet 2016;388:2654–64. https://doi.org/10.1016/S 0140-6736(16)30354-3.
  5. Liu F, Huang C, Xu Z, Su X, Zhao G, Ye J, et al. Morbidity and Mortality of Laparoscopic vs Open Total Gastrectomy for Clinical Stage i Gastric Cancer: The CLASS02 Multicenter Randomized Clinical Trial. JAMA Oncology 2020;6:1590–7. https://doi.org/10.1001/ jamaoncol.2020.3152.
  6. Paredes-Torres OR, García-Ruiz L, Luna-Abanto J, Meza-García K, Chávez-Passiuri I, Berrospi-Espinoza F, et al. Risk factors associated with postoperative morbidity and mortality in D2 radical gastrectomy for gastric cancer. Revista de Gastroenterologia de Mexico 2021. https://doi.org/10.1016 /j.rgmx.2020.11.004.
  7. Shannon AB, Straker RJ, Fraker DL, Roses RE, Miura JT, Karakousis GC. Ninety-day mortality after total gastrectomy for gastric cancer. Surgery (United States) 2021;170:603–9. https://doi.org/10. 1016/j.surg.2021.02.010.
  8. Iwatsuki M, Yamamoto H, Miyata H, Kakeji Y, Yoshida K, Konno H, et al. Effect of hospital and surgeon volume on postoperative outcomes after distal gastrectomy for gastric cancer based on data from 145,523 Japanese patients collected from a nationwide web-based data entry system. Gastric Cancer 2019;22:190–201. https://doi.org/10. 1007/s10120-018-0883-1.
  9. von Elma E, Altmanb DG, Eggera M, Pocockd SJ, Gotzschee PC, Vandenbrouckef JP. Declaración de la Iniciativa STROBE (Strengthening the para la comunicación de estudios observacionales. Gac Sanit 2008;22:144–50.
  10. [Young M, Wagner A. Medical Ethics. StatPearls 2021.
  11. Nelen SD, Bosscha K, Lemmens VEPP, Hartgrink HH, Verhoeven RHA, de Wilt JHW. Morbidity and mortality according to age following gastrectomy for gastric cancer. British Journal of Surgery 2018;105:1163–70. https://doi.org/10. 1002/bjs.10836.
  12. Iwatsuki M, Yamamoto H, Miyata H, Kakeji Y, Yoshida K, Konno H, et al. Association of surgeon and hospital volume with postoperative mortality after total gastrectomy for gastric cancer: data from 71,307 Japanese patients collected from a nationwide web-based data entry system. Gastric Cancer 2021;24:526–34. https://doi.org/10.1007/ s10120-020-01127-8.
  13. Cabrera-García R. Correlación bidimensional lineal entre la sobrevida de pacientes con adenocarcinoma gástrico, intestinal y difuso, en ION SOLCA Juan Tanca Marengo 2005 – 2009. 2013.
  14. Véliz-Burgos E. Estudio de pacientes con cáncer gástrico y la sobrevida postquirúrgica en Hospital Oncológico SOLCA Dr. Juan Tanca Marengo 2009-2013 y una propuesta de manejo adyuvante. 2014.
  15. Ulloa-Ochoa P, Palomeque-Bueno J. Evaluación del tratamiento quirúrgico del adenocarcinoma en la unión gastroesofágica en SOLCA desde 1 enero 2011 – 30 abril 2018. 2018.
  16. Baldeón-Alcívar A, Reyes-Cáceres J. Manejo quirúrgico del cáncer gástrico, en pacientes del Hospital ION SOLCA – Guayaquil 2014-2015. 2017.
  17. Parrales-Matute Diana; Calderón-Ruíz Paola. Sobrevida comparativa entre D1 vs D2, en adenocarcinoma gástrico entre los hospitales: Carlos Andrade Marín y Solca Quito; durante los años 2005-2010. 2017.