Mononucleosis: enfermedad del beso

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. Nº 2–Febrero 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; nº 2: 112

Autor principal (primer firmante): Franchesca del Socorro Tercero Izaguirre

Fecha recepción: 14/01/2024

Fecha aceptación: 10/02/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(2): 112

Autores:

Franchesca del Socorro Tercero Izaguirre TCAE Hospital Clínico universitario Lozano Blesa

Claudia Yarlene Rodríguez Moreno TCAE Hospital Miguel Servet

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Rossana Pinto Villavicencio TCAE Hospital Miguel Servet

Dinca Faniesa Catín Medina TCAE C.R.P Nuestra Señora del Pilar

María Teresa Martin Arranz TCAE Centro de Mayores Romareda

Nixa Ivania Espinoza Moreno TCAE Centro de Mayores Romareda

Resumen

La «enfermedad del beso» es un término coloquial que se utiliza comúnmente para referirse a la mononucleosis infecciosa. Esta enfermedad está causada por el virus de Epstein-Barr (VEB), que es un tipo de virus herpes humano.

La mononucleosis infecciosa se transmite principalmente a través de la saliva, de ahí el término «enfermedad del beso», ya que el virus se propaga fácilmente mediante el contacto cercano, como besos, compartir utensilios, vasos u otras formas de contacto con la saliva de una persona infectada.

Palabras clave:

publica-articulo-revista-ocronos

Enfermedad del beso, infección, mononucleosis, medidas higiénicas

Introducción

La «enfermedad del beso» es un término coloquial que se utiliza comúnmente para referirse a la mononucleosis infecciosa. Esta enfermedad está causada por el virus de Epstein-Barr (VEB), que es un tipo de virus herpes humano.

La mononucleosis infecciosa se transmite principalmente a través de la saliva, de ahí el término «enfermedad del beso», ya que el virus se propaga fácilmente mediante el contacto cercano, como besos, compartir utensilios, vasos u otras formas de contacto con la saliva de una persona infectada.

Los síntomas comunes de la mononucleosis infecciosa incluyen fiebre, dolor de garganta, fatiga extrema, inflamación de los ganglios linfáticos y amígdalas agrandadas.

Aunque la mayoría de las personas se recuperan completamente de la mononucleosis, los síntomas pueden durar semanas o incluso meses en algunos casos. Esta infección es común, especialmente entre adolescentes y adultos jóvenes.

Aspectos clave de la enfermedad del beso

Algunos aspectos clave de la mononucleosis infecciosa o enfermedad del beso son:

  • Síntomas: Los síntomas típicos incluyen fiebre, dolor de garganta, fatiga extrema, inflamación de los ganglios linfáticos y amígdalas agrandadas. También pueden aparecer erupciones cutáneas y en algunos casos, el bazo puede estar agrandado.
  • Modo de transmisión: La mononucleosis infecciosa se propaga principalmente a través de la saliva, por lo que puede transmitirse mediante besos, compartir utensilios, vasos u otros objetos contaminados con saliva. También puede propagarse por gotas respiratorias al toser o estornudar.
  • Periodo de incubación: El periodo de incubación, que es el tiempo entre la exposición al virus y la aparición de los síntomas, suele ser de aproximadamente 4 a 6 semanas.
  • Duración de los síntomas: Los síntomas de la mononucleosis pueden durar varias semanas e incluso meses. La fatiga extrema es un síntoma común y puede persistir durante un tiempo significativo.
  • Tratamiento: No hay un tratamiento específico para la mononucleosis infecciosa. El reposo y el alivio de los síntomas son generalmente recomendados. En algunos casos, pueden prescribirse medicamentos para aliviar el dolor y reducir la fiebre.

Es importante destacar que el término «enfermedad del beso» puede llevar a malentendidos, ya que la mononucleosis infecciosa no se transmite exclusivamente a través del beso. También puede propagarse mediante la tos, estornudos y compartir objetos contaminados.

Además, algunas personas infectadas con el virus Epstein-Barr pueden no mostrar síntomas, pero aun así pueden transmitir la infección a otras personas.

Como en toda enfermedad infecciosa lo más importante es la prevención, implica medidas para reducir el riesgo de contraer y propagar el virus de Epstein-Barr (VEB).

Aquí hay algunas recomendaciones para la prevención:

  1. Evitar el contacto cercano durante la enfermedad: Dado que la mononucleosis se propaga principalmente a través de la saliva, se recomienda evitar el contacto cercano, como besar, compartir utensilios, vasos o cepillos de dientes, con una persona que esté infectada.
  2. Practicar una buena higiene personal: Lavarse las manos regularmente con agua y jabón puede ayudar a reducir la propagación de virus, incluido el virus de Epstein-Barr. También es importante evitar compartir objetos personales, como toallas o pañuelos.
  3. Evitar el contacto con la saliva de otras personas: Aunque el término «enfermedad del beso» sugiere la transmisión a través del beso, es crucial recordar que la saliva puede transmitir el virus de diversas maneras. Evita compartir utensilios, botellas de agua y otros objetos que puedan entrar en contacto con la saliva de otras personas.
  4. Mantener un estilo de vida saludable: Mantener un sistema inmunológico fuerte puede ayudar a prevenir la infección o reducir la gravedad de los síntomas. Esto incluye llevar una dieta equilibrada, hacer ejercicio regularmente y obtener suficiente descanso.
  5. Conocer el estado de salud: Es útil saber si alguien está infectado con el virus de Epstein-Barr, especialmente si hay una razón para evitar la exposición, como durante el embarazo.
  6. Educación sobre la enfermedad: Informarse sobre la mononucleosis y sus modos de transmisión puede ayudar a tomar medidas preventivas más efectivas.

Conclusión

Es importante destacar que, aunque la mononucleosis infecciosa es a menudo llamada la «enfermedad del beso», no se limita a la transmisión a través del contacto oral.

Puede propagarse de diversas formas, y algunas personas infectadas pueden no presentar síntomas, pero aun así pueden transmitir el virus a otros.

Es importante destacar que la mononucleosis no siempre presenta síntomas evidentes, y algunas personas pueden ser portadoras del virus sin saberlo. Por lo tanto, la prevención a menudo se centra en prácticas generales de higiene y precauciones para evitar la propagación de infecciones virales en general.

Si tienes inquietudes específicas o estás en una situación de riesgo, es recomendable consultar con un profesional de la salud para obtener orientación personalizada.

Bibliografía

  1. Mononucleosis infecciosa. Immune System [Internet]. 2002 [citado el 8 de enero de 2024]; Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/infectio usmononucleosis.html
  2. Gómez Ayala A-E. Mononucleosis infecciosa. Revisión y actualización. Farm Prof (Internet) [Internet]. 2009 [citado el 8 de enero de 2024];23(1):48–51. Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-farma cia-profesional-3-artículo-mononucleos is-infecciosa-revision-actualizacion-1 3132075
  3. Fica C. A. Síndrome de mononucleosis infecciosa en pacientes adolescentes y adultos. Rev Chilena Infectol [Internet]. 2003 [citado el 8 de enero de 2024];20(4):235–42. Disponible en: https://www.scielo.cl/scielo.php?script= sci_arttext&pid=S0716-10182003000400003