Modificaciones fisiológicas en el anciano

Incluido en la revista Ocronos. Vol. IV. Nº 12–Diciembre 2021. Pág. Inicial: Vol. IV; nº12:224

Autor principal (primer firmante): Cleofé Garvi Tortajada

Fecha recepción: 22 de Noviembre, 2021

Fecha aceptación: 18 de Diciembre, 2021

Ref.: Ocronos. 2021;4(12)224

Autores:

Cleofé Garvi Tortajada, Rubén Laiglesia Sancho

Introducción

El envejecimiento es una situación biológica normal que se produce dentro de un proceso dinámico, progresivo, irreversible, complejo y variado que difieren en la forma en cómo afecta a las distintas personas e incluso a los diferentes órganos.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Comienza tras la madurez, y conlleva un descenso gradual de las funciones biológicas, terminando con el fallecimiento de la persona.

No se conoce exactamente por qué las personas experimentan cambios mientras van envejeciendo. Peo la mayoría de los investigadores piensan que se debe a un proceso acumulativo de interacciones entre las distintas influencias (herencia, ambiente, etc.) a lo largo de la vida.

Palabras clave: cambios fisiológicos, anciano; envejecimiento

Objetivo

Ayudar a dar a conocer los cambios fisiológicos que se producen durante el envejecimiento de las personas.

Discusión / resultados

Entre las modificaciones fisiológicas que se producen en el envejecimiento se incluyen:

Modificaciones de nariz, garganta y lengua: disminución del sentido del gusto (pierde más en los sabores salados) y del olfato. Esto puede provocar pérdida de apetito, disminución de peso y aparición de manías alimenticias.

Modificaciones en la piel: la más característica es la aparición de arrugas sobre todo en la cara, junto con la presencia de manchas. Se vuelve descolorida, delgada y frágil. Disminuye el metabolismo de las glándulas sebáceas y sudoríparas, lo que provoca una mala hidratación de la piel, sequedad y una disminución de grasa corporal y subcutánea (con la consiguiente susceptibilidad a sufrir úlceras por presión). El colágeno se hace más rígido, lo que conlleva la aparición de las arrugas. Aumenta el vello en las orejas y nariz. Las uñas crecen más despacio, pero se endurecen.

publica-articulo-revista-ocronos

Modificaciones musculares y esqueléticas: se produce pérdida de masa ósea, desmineralización, encorvamiento de la columna vertebral, brazos y manos en semiflexión, menor movilidad de cadera, disminución de la estatura corporal. En los músculos aparece debilidad, pérdida de fuerza, masa y potencia,

Modificaciones de la boca y dentadura: disminuye la secreción salival, caries radiculares, desgaste de esmalte y dentina.

Modificaciones cardiovasculares: se produce una degeneración leve de las células del músculo cardiaco, engrosamiento y rigidez de las válvulas cardiacas, leve incremento del tamaño del corazón a expensas del ventrículo izquierdo, engrosamiento de las paredes cardiacas, pérdida de elasticidad de la aorta (con un mayor perímetro, espesor y longitud), dilatación de las arterias (junto con rigidez y endurecimiento). Todo ello provoca un aumento de gasto cardiaco, disminución de la fuerza de contracción, más riesgo de aparición de arritmias, mayor incidencia de hipotensión ortostática e hipertensión arterial.

Modificaciones respiratorias: disminución del número de capilares y alveolos, disminución de la elasticidad pulmonar, dilatación de los bronquios con adelgazamiento de su pared, arterias pulmonares engrosadas y endurecidas. Todo ello provoca un aumento de la frecuencia respiratoria, disminución de la capacidad pulmonar total, mayor volumen residual, menor respuesta a la disminución de los niveles de oxígeno y a un aumento de los niveles de dióxido de carbono.

Modificaciones digestivas: disminución de la producción de ácido gástrico, peor digestión y absorción, hipotonía del intestino grueso y esfínteres anales (lo que provoca estreñimiento y control deficiente en el control de las deposiciones), mayor intolerancia a la glucosa.

Modificaciones en el sistema nervioso: enlentecimiento en la conducción de los nervios periféricos (percibiendo el dolor y tacto fino con más dificultad), disminución del flujo sanguíneo cerebral, reducción del peso del cerebro, aumento del tamaño de los ventrículos, estrechamiento de la corteza cerebral, pérdida en el número de neuronas, dificultad para regular la temperatura (con la consiguiente susceptibilidad a la pérdida de líquidos).

Modificaciones visuales y auditivas: disminución de la agudeza visual, de la acomodación y visión nocturna. Aparecen trastornos como las cataratas, degeneración macular, glaucoma, desprendimiento de la retina o retinopatía diabética. Respecto a la audición, se observa una disminución en la percepción de las frecuencias altas y ruidos ambientales.

Conclusión

Es importante conocer los cambios que se producen en el envejecimiento para disponer de mejores herramientas diagnósticas y terapéuticas que ayuden a nuestra población a mejorar su calidad de vida.

Bibliografía

  1. Salech F y cols. Cambios fisiológicos asociados al envejecimiento. Rev Med Clin Condes.
    2012; 23(1): 19-29.
  2. Esmeraldas Vélez EE y cols. El envejecimiento del adulto mayor y sus principales características. Revista Científica Mundo de la Investigación y el Conocimiento. 2019; 3 (1): 45-71.
  3. http://envejecimiento.csic.es/ documentos/documentos /ribera-envejecimento-01.pdf
  4. Pérez de la Plaza E. El anciano. Cuidado y procedimientos de Enfermería. En: Auxiliar de Enfermería. Madrid. 2008.
  5. Técnico en cuidados auxiliares de Enfermería. Servicio de salud aragon