Meningoencefalitis tras sinusitis

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 11–Noviembre 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº11: 311

Autor principal (primer firmante): Carlos Javier Aspas Lartiga

Fecha recepción: 23 de noviembre, 2022

Fecha aceptación: 28 de noviembre, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(11) 311

Autores: Carlos Javier Aspas Lartiga, Gemma Buisán Casbas

Categoría profesional: Médico especialista

Palabras clave: Meningoencephalitis, Brain diseases, Cerebrospinal fluid.

Introducción

La meningitis se caracteriza por la inflamación de la piamadre, de la aracnoides y del espacio subaracnoideo a causa de la infiltración de microorganismos en el líquido cefalorraquídeo (LCR). Sin tratamiento precoz puede progresar hasta encéfalo (meningoencefalitis).

Se origina habitualmente por diseminación hematógena, aunque pueden propagarse también por contigüidad como efecto de un traumatismo sobre el cráneo y las meninges, así como complicación de una otitis media crónica o de la sinusitis.

La meningitis bacteriana aguda debe ser considerada una emergencia médica. Los gérmenes implicados más frecuentes varían en función de la edad. La mayoría de los pacientes presentan signos y síntomas inespecíficos de infección (taquicardia, fiebre, etc.) y afectación neurológica (disminución del nivel de conciencia, cefalea, vómitos…).

La punción lumbar es fundamental para su diagnóstico. Si existiera contraindicación para la realización de ésta, se deberá administrar antibioterapia de manera empírica. Habrá que realizar PCR para los gérmenes más frecuentes en el momento que se pueda llevar a cabo la punción. La antibioterapia empírica será guiada por la edad y características del paciente.

Resumen

Paciente de 56 años, con antecedentes de hipertensión arterial (HTA) y sin alergias conocidas Independiente para las actividades básicas de la vida diaria (ABVD), vive con su esposa

Remitido a urgencias tras presentar en domicilio crisis comicial generalizada en dos ocasiones. A la llegada a la UVI móvil se objetiva fiebre de 38.3º. Se administró midazolam y levetiracetam por parte del facultativo del 061 previo al traslado a nuestro servicio.

Los familiares refieren cefalea intensa la semana previa, que se había agravado en los últimos días, por lo que había consultado con su médico de Atención Primaria, iniciando tratamiento con claritromicina hace 48 horas y con corticoides inhalados, con la sospecha de cuadro de sinusitis aguda. La cefalea era tan intensa que no se había podido desplazar a trabajar.

A su llegada a Urgencias disminución del nivel de conciencia con Glasgow 4, manteniendo buena mecánica respiratoria, por lo que, tras consultar con UCI, se decide no intubar por el momento. Dado la sospecha de posible meningoencefalitis se procedió a realizar punción lumbar, tras realización de TAC craneal sin alteraciones, iniciando tratamiento antibiótico empírico con Ceftriaxona, Vancomicina y Ampicilina y un bolo de dexametasona. Ingresó en UCI con sospecha de meningoencefalitis

Las pruebas complementarias fueron:

  • Electrocardiograma (ECG): Ritmo sinusal sin alteraciones de la repolarización.
  • Analítica de sangre y orina: Leucocitosis con neutrofilia. 23200 con 85N%. Acidosis metabólica con pH de 7.11, pCO2 de 29, bicarbonato de 9.2 y ácido láctico > 17
  • Test de Antígenos NEGATIVO
  • PCR COVID: Positivo con 41,4 ciclos
  • Radiografía Tórax: Silueta cardiaca y vascularización pulmonar dentro de la normalidad. No se observan alteraciones pleuroparenquimatosas significativas.
  • TAC craneal: Ocupación casi completa de senos frontales y etmoidales y maxilares. Ocupación parcial de senos esfenoidales. Resto sin alteraciones significativas agudas
  • Resonancia magnética (RM) cerebral y Secuencias TOF: Sinusitis aguda. Realce meníngeo compatible con meningitis. Colección pericerebral frontal izquierda, sugestiva de empiema subdural, de grosor máximo de 6mm. Línea media centrada
  • Líquido cefalorraquídeo (LCR): bioquímica, cultivo y citología negativos
  • Hemocultivos negativos
  • Electroencefalograma (EEG) basal: Estudio vídeo-EEG que muestra signos de leve disfunción neuronal difusa sin actividad paroxística epileptógena.

Diagnóstico

En UCI se inició tratamiento de una posible meningitis decapitada (había iniciado tratamiento con Claritromicina) y del status epiléptico secundario a la infección del sistema nervioso central (SNC).

Resultados

El paciente permaneció en UCI durante 48 horas permaneciendo estable y afebril en todo momento, descendiendo los reactantes de fase aguda en las analíticas de control. Tras el inicio de tratamiento con Levetiracetam cedieron las crisis comiciales, encontrándose estable a nivel neurológico. Se trasladó a planta de Neurología para proseguir tratamiento antibiótico.

Se ha realizado RMN de control revelando la presencia de colección sugestiva de empiema subdural de 6 mm frontal. Se consultó con Neurocirugía del hospital de referencia que indicaron tratamiento médico por el momento. La progresión ha sido lenta pero mantenida hacia la mejoría, aunque radiológicamente persiste la colección, por lo que el paciente permanece en el momento actual ingresado.

Conclusiones

La sinusitis es una patología habitual en nuestro medio pero su infradiagnóstico o tratamiento correcto puede llevar a complicaciones muy graves con secuelas neurológicas o incluso el fallecimiento del paciente; por ello la importancia de un diagnóstico temprano e inicio de tratamiento adecuado es vital.

En las sinusitis con una evolución tórpida, con persistencia de síntomas, fiebre y cefalea, o con presentaciones atípicas, como edema periorbitario o frontal, y cualquier signo de afectación neurológico, nos deben hacer sospechar una posible complicación intracraneal. Estos pacientes requieren de un tratamiento precoz, efectivo e interdisciplinario, para poder disminuir la mortalidad y las posibles secuelas.

Bibliografía

  1. Bustos RO, Pavéz PA, Bancalari BJ, Miranda RM, Escobar HR. Empiema subdural como complicación de sinusitis. Rev Chilena Infectol. 2006;23:73-6
  2. Velasco F, Zarranz JJ. Enfermedades infecciosas del sistema nervioso central. En: J.J. Zarranz ed. Neurología. España: Elsevier 2008: 281-335
  3. Salom-Coveñas C, Benito-Navarro JR, Gutiérrez-Gallardo A, Porras-Alonso E. Tumor inflamatorio de Pott. Descripción de un caso. Revista ORL 2020;11(4):5.
Salir de la versión móvil