Medios de contraste utilizados en tomografía axial computarizada

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 1–Enero 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº1: 64

Autor principal (primer firmante): Laura Lanzas Llorente

Fecha recepción: 8 de diciembre, 2022

Fecha aceptación: 5 de enero, 2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(1) 64

Autores y categorías profesionales:

  1. Laura Lanzas Llorente (Técnico superior de Imagen para el diagnóstico, y de Laboratorio de diagnóstico clínico).
  2. Yolanda Domínguez Martínez (Técnico Especialista en Radiodiagnóstico).
  3. Laura Fernández Alonso (Técnico superior de Imagen para el diagnóstico y medicina nuclear, y de Radioterapia y dosimetría).

Resumen

En los estudios radiodiagnósticos de Tomografía Axial Computarizada (TAC) la administración de medios de contraste es necesaria al menos en el 60% de los casos.

En este artículo hemos llevado a cabo un análisis de los distintos tipos de contraste utilizados en estos estudios, junto con sus características, ventajas y desventajas. Para ello hemos realizado una extensa revisión bibliográfica en distintas bases de datos.

publica-TFG-libro-ISBN

Palabras clave

Radiodiagnóstico, Tomografía axial computarizada, TAC, medios de contraste.

Introducción

La Tomografía Axial Computarizada (TAC) es un tipo de prueba diagnóstica que, mediante el uso de los rayos X, se utiliza en medicina para obtener imágenes detalladas del interior del cuerpo.

Las imágenes generadas son cortes transversales, que después se tiene la posibilidad de ordenar en múltiples planos e incluso utilizar para poder generar imágenes en 3D.

Se trata de una prueba rápida, indolora, precisa y no invasiva, gracias a la cual se pueden diagnosticar distintas enfermedades, planificar sus tratamientos y estudiar su eficacia.

Los medios de contraste son sustancias radiopacas que permiten un estudio más completo de la anatomía y de su funcionalidad. Esto lo consiguen aumentando la opacidad de los diferentes órganos a estudiar e incrementando su absorción de rayos x.

Como ya hemos dicho, su uso es necesario muy a menudo, ya que mejoran bastante la calidad de las imágenes obtenidas.

Resultados

En la Tomografía Axial Computarizada se pueden utilizar dos tipos diferentes de contraste:

  1. El sulfato de bario. Se puede administrar vía oral (para los estudios del tracto gastrointestinal: faringe, esófago, estómago, intestino delgado, intestino grueso y colon), o vía rectal (para los estudios del tracto gastrointestinal inferior: colon y recto).
  2. Los contrastes yodados. Se administran vía intravenosa o vía intraarterial. Se usan en estudios de corazón, pulmones, hígado, glándulas suprarrenales, riñones, páncreas, vesícula biliar, bazo, útero, vejiga, determinadas exploraciones del tracto gastrointestinal, cerebro, arterias y venas.

Ambos tipos de contraste funcionan igual: limitan la capacidad de los rayos x de atravesar los órganos, vasos sanguíneos y/o tejidos corporales, cambiando su apariencia en las imágenes obtenidas. Tras el estudio son absorbidos por el cuerpo y eliminados a través de la orina (95%) o los movimientos intestinales.

Las ventajas del uso de los medios de contraste son de gran importancia: mejoran bastante la calidad y el contraste de las estructuras anatómicas, y ayudan a detectar lesiones y analizar cambios morfológicos.

Por contra, sus reacciones adversas son muy poco frecuentes. No obstante, se debe conocer que existe un pequeño riesgo de: reacciones leves (náuseas, calor generalizado y enrojecimiento de la cara), y reacciones graves o muy graves (urticaria, prurito, rinitis, conjuntivitis, edemas, broncoespasmos, vómitos, arritmias, insuficiencia renal aguda…

Conclusiones

Tal y como hemos reflejado, está comprobadísimo que los medios de contraste utilizados en los estudios de Tomografía Axial Computarizada tienen indicaciones muy amplias: mejoran bastante la calidad y el contraste de las imágenes obtenidas, y ayudan a detectar y analizar posibles lesiones (que sin ellos muchas veces pasarían desapercibidas).

Además, sus riesgos son muy bajos. Raramente provocan reacciones alérgicas importantes… y en el peor de los casos, todos los servicios de radiodiagnóstico en los que se utilizan cuentan con tratamientos eficaces en caso de reacción al contraste.

Por todos estos motivos, cada año millones de pacientes se benefician de su uso.

Bibliografía

  1. F. Garrido, S. Rivera, J.P. Pesenti, C. Riquelme, Á. Huete. Medios de contraste intravascular en tomografía computada y resonancia magnética: lo que el clínico necesita saber. ARS MEDICA Revista de Ciencias Médicas. 2020
  2. S. Noval Fernández. Tipos de contraste radiológico y tomográfico. Revista Ocronos, 2020
  3. Bontrager, Posiciones Radiológicas y Correlación Anatómica 5ª edición. Ed. Médica Panamericana.