Medidas de seguridad para el personal sanitario durante la cirugía citorreductora e HIPEC

Incluido en la revista Ocronos. Vol. IV. Nº 6–Junio 2021. Pág. Inicial: Vol. IV; nº6: 157

Autor principal (primer firmante): Carlos Sánchez González

Fecha recepción: 1 de Junio, 2021

Fecha aceptación: 27 de Junio, 2021

Ref.: Ocronos. 2021;4(6): 157

Autores

  1. Carlos Sánchez González. Graduado en Enfermería. HCU Lozano Blesa. Zaragoza.
  2. Carolina Barroso Esteban. Enfermera especialista en Ginecología y Obstetricia. HCU Lozano Blesa. Zaragoza.
  3. Javier Anía Melón. Enfermero especialista en Familia y Comunitaria. CS Barbastro.
  4. Ester Belloc Boira. Graduada en Medicina. Residente en Ginecología y Obstetricia. HU Miguel Servet. Zaragoza.
  5. Eduardo Bosque Bañares. Graduado en Enfermería. Gerontólogo. Profesor asociado de la Universidad de Zaragoza. HU Miguel Servet. Zaragoza
  6. Sara Bareas Bueno. Graduada en Enfermería. HCU Lozano Blesa. Zaragoza.

Categoría profesional

Enfermería y Medicina.

Resumen

Ante una situación de carcinomatosis peritoneal, un tratamiento indicado es la cirugía citorreductora junto con la aplicación perioperatoria de quimioterapia hipertérmica intraperitoneal, conocida como HIPEC. Eso conlleva una serie de riesgos para el paciente y los trabajadores en el quirófano, ya que se manipula quimioterapia durante 30-90 minutos y la exposición ante este agente sin una protección adecuada puede derivar en citotoxicidad de forma inmediata o tardía, si la exposición es prolongada en el tiempo. Conocer las recomendaciones de seguridad a seguir es clave para evitar este riesgo.

Objetivo

Conocer las recomendaciones a seguir para la seguridad de los trabajadores durante la cirugía citorreductora e HIPEC.

Palabras clave

Citostáticos, Enfermería, riesgos, HIPEC, cirugía citorreductora.

Introducción

La carcinomatosis peritoneal es un tipo de neoplasia en la que el cáncer está implantado en el peritoneo. El tumor primario ha metastatizado y los pacientes afectados tienen numerosos implantes neoplásicos que pueden estar distribuidos por todo el peritoneo y órganos adyacentes. Se asocia con mal pronóstico, ya que es un claro signo de enfermedad avanzada. Las opciones farmacológicas y quirúrgicas en estos casos suelen estar bastante limitadas por la progresión de la enfermedad y, cuando se utilizan, se hace con un fin paliativo.

Una estrategia que se sigue en estos momentos es la cirugía citorreductora junto con quimioterapia hipertérmica intraperitoneal (HIPEC). Este procedimiento consiste en una cirugía en la que se intenta extirpar todo el tejido cancerígeno macroscópico posible y, una vez hecho esto, se aplica a la cavidad peritoneal un agente quimioterápico a alta temperatura (entre 40- 43ºC), perfundiendo así toda la cavidad abdominal durante un tiempo establecido (entre 30 y 90 minutos, según el tipo de quimioterapia) para lograr un efecto antitumoral.

El uso de la HIPEC está indicado en los carcinomas epiteliales de ovario, cáncer colorrectal, cáncer gástrico, mesotelioma peritoneal y pseudomixoma peritoneal entre otros, que no hayan metastatizado fuera de la cavidad abdominal y cuyo índice de carcinomatosis no sea muy elevado (menor de 20).

Así pues, se trata de un tratamiento en el que el personal sanitario de quirófano va a manipular agentes quimioterápicos. Este tipo de medicamentos tiene una serie de riesgos mutágenos, carcinógenos y teratógenos que no se limitan solo al paciente que los recibe, sino que todo el personal sanitario que participa en su preparación y administración está expuesto a éstos.

Las vías de entrada de estos citostáticos al organismo son las siguientes:

  • Inhalación de aerosoles, microgotas o polvo en suspensión contaminado.
  • Absorción a través de la piel y las mucosas por contacto directo
  • Inoculación accidental por pinchazos o cortes accidentales.

Personal sanitario involucrado

La primera recomendación, no por obvia es menos importante, consiste en identificar a los trabajadores que van a estar en contacto con los agentes potencialmente peligrosos. Además del los cirujanos y la enfermera instrumentista, el equipo de anestesiología (anestesista y enfermera) junto con la enfermera circulante son las personas que deberán seguir las guías y recomendaciones adoptando todas las medidas de seguridad debidamente descritas para minimizar así la exposición a los agentes tóxicos y sus riesgos sobre la salud.

Identificación de agentes citotóxicos

Los agentes que en este tipo de cirugías son potencialmente peligrosos para los trabajadores debido a sus características citotóxicas son:

  • Quimioterapia
  • Humo quirúrgico provocado por la electrocoagulación

Medidas para disminuir la exposición al humo quirúrgico

El humo que se produce tras la electrocoagulación con el bisturí eléctrico u otros aparatos de alta energía, no es completamente inocuo. Al carbonizar de manera incompleta tejido orgánico, se producen una serie de compuestos que pueden producir dolor de cabeza, irritación ocular y de las vías respiratorias, náuseas y, aunque no se conoce realmente el riesgo para el personal sanitario expuesto, se sabe que «el humo con potencial mutagénico que se produce tras la electrocoagulación de un gramo de tejido es equivalente al producido por 6 cigarrillos».

Por eso mismo, al tener este tipo de cirugía una duración tan larga, la exposición del personal es mayor. De manera preventiva, el aire del quirófano debe ser renovado mínimo entre 15 y 20 veces cada hora y, la presión dentro del quirófano debe ser positiva, para eliminar todos aquellos gases potencialmente peligrosos que se acumulen en la sala.

Aun así, estas medidas, debido a su generalidad deben ser completadas con otras más específicas:

  • Utilización de mascarillas tipo FFP2 o FFP3. Este tipo de mascarillas filtran partículas de <1 micra con una eficacia de 92% en adelante. Además, permiten un ajuste facial mucho mayor que las mascarillas quirúrgicas.
  • Aspirador de humos. Consiste en una máquina extractora, que con unas tubuladuras y un embudo llegan hasta el campo quirúrgico. Su potencia puede ser regulada desde fuera del campo. Debe estar colocada lo más cerca posible de la fuente de humo, ya que a 1 cm tiene una eficacia de un 98%.

Medidas para disminuir la exposición a citostáticos

Aunque la administración de la quimioterapia puede hacerse con una técnica cerrada, es decir, circulando dentro del abdomen una vez cerrado tras la citorreducción, lo más habitual es que se utilice la técnica del «coliseo», en la que el abdomen permanece abierto mientras se infunde la quimioterapia. En este caso, la exposición del personal sanitario a partículas potencialmente mutagénicas volátiles es todavía mayor. Además, no hay que olvidar los otros peligros como salpicaduras, inoculación accidental e inhalación relativos a la manipulación de agentes quimioterápicos, independientemente de la técnica elegida para su actuación (cerrada o abierta).

  • Usos de equipos de protección individual (EPI): todos los trabajadores que se encuentren dentro del quirófano durante la quimioterapia hipertérmica intraperitoneal (HIPEC) deberán llevar batas impermeables de un solo uso, calzas, gorro desechable, gafas protectoras y guantes de látex sin polvo, ya que el polvo absorbe a los agentes citotóxicos y aumenta su exposición. Si es posible, el uso de 2 ó 3 pares de guantes es altamente recomendado, así como mangas impermeables para el cirujano que está en contacto con las tubuladuras durante la HIPEC.
  • Consideraciones generales:
    • La sala deberá contar con un cartel en la puerta que prohíba la entrada a todo el personal ajeno a la cirugía y que no esté protegido.
    • Se deberán contar con cubos de desecho de material biológico peligroso etiquetados correctamente. Además, todo material en contacto con el paciente tras la quimioterapia hipertérmica intraperitoneal (HIPEC) se considerará contaminado deberá ser desechado a esos contenedores.
    • La limpieza de la sala deberá hacerse sin soluciones bactericidas, ya que pueden reaccionar con los agentes citotóxicos. Además, el personal de limpieza también deberá llevar EPIS durante su tarea.

Conclusión

Durante las cirugías citorreductoras junto con HIPEC, el personal sanitario involucrado en las mismas está expuesto a numerosos riesgos biológicos. Es fundamental proveerles de unas medidas de seguridad que garanticen la ejecución de su trabajo de una forma segura. Todo sanitario que participe en estos procedimientos debe ser conocedor de los riesgos existentes y las guías a seguir para evitarlos.

Bibliografía

  1. Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT). NTP 740: Exposición laboral a citostáticos en el ámbito sanitario. INSHT. 2006. Disponible en: http://www.insht.es/Insht Web/Contenidos/ Documentacion/ FichasTecnicas/NTP/ Ficheros/701a750/ntp_740.pdf
  2. Carbajo-Rodríguez H, Aguayo-Albasini JL, Soria-Aledo V, García-López C. El humo quirúrgico: riesgos y medidas preventivas [Surgical smoke: risks and preventive measures]. Cir Esp. 2009 May;85(5):274-9. Spanish. doi: 10.1016/j.ciresp. 2008.10.004. Epub 2009 Apr 18. PMID: 19376504.
  3. Villa AF, El Balkhi S, Aboura R, Sageot H, Hasni-Pichard H, Pocard M, Elias D, Joly N, Payen D, Blot F, Poupon J, Garnier R. Evaluation of oxaliplatin exposure of healthcare workers during heated intraperitoneal perioperative chemotherapy (HIPEC). Ind Health. 2015;53(1):28-37. doi: 10.2486/indhealth. 2014-0025. Epub 2014 Oct 17. PMID: 25327298; PMCID: PMC4331192.
  4. Simon L, Halilou MC, Gladieff L, Gadiou M, Herin F, Hennebelle I, Chatelut E, Ferron G. Chimiohyperthermie intrapéritonéale: évaluation, prévention et gestion des risques professionnels au bloc opératoire [Hyperthermic intraoperative intraperitoneal chemotherapy (HIPEC): evaluation, prevention and policies to avoid occupational exposure for operating room personnel]. Bull Cancer. 2009 Oct;96(10):971-7. French. doi: 10.1684/bdc.2009.0927. PMID: 19762323.
  5. Bhatt A, Mittal S, Gopinath KS. Safety considerations for Health care Workers involved in Cytoreductive Surgery and Perioperative chemotherapy. Indian J Surg Oncol. 2016;7(2):249-257. doi:10.1007/s13193-016-0503-7
  6. López-Basave HN, Morales-Vásquez F, Ruiz Molina JM, González-Enciso A, Namendys-Silva SA, Medina Castro JM, Montalvo-Esquivel G, Herrera-Gómez A, De la Garza Salazar JG. Morbidity and mortality of cytoreductive surgery with hyperthermic intraperitoneal chemotherapy: national cancer institute, Mexico city, Mexico. ISRN Oncol. 2011;2011:526384. doi: 10.5402/2011/526384. Epub 2011 Aug 3. PMID: 22091420; PMCID: PMC3198603.
Salir de la versión móvil