Medicamentos prescritos por licenciados en Enfermería

Autores: Ricardo Sosa Sotelo, Pasante de la Carrera de Enfermería de la FESI UNAM.

Dra. Leticia Cuevas Guajardo, Profesora Titular ‘C’ de la Carrera de Enfermería de la FESI UNAM.

Dr. Javier Alonso Trujillo, Profesor Titular ‘C’ de la Carrera de Enfermería de la FESI UNAM.

Mtro. Abraham Alonso Ricardez, Profesor Asignatura ‘A’ de la Carrera de Enfermería de la FESI UNAM.

Mtra. Alejandra Carrillo Bucio, Técnico Académico Asociado ‘C’ de la FESI UNAM.

FACULTAD DE ESTUDIOS SUPERIORES IZTACALA DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO (FESI UNAM).

RESUMEN

El estudio es una investigación cualitativa que empleó a la Fenomenografía como método de aproximación al objeto de estudio. El problema fue el de identificar los medicamentos que prescriben los Licenciados en Enfermería de la Facultad de Estudios Superiores Iztacala de la Universidad Nacional Autónoma de México (FESI UNAM), y cuáles son sus inquietudes al respecto, dado que en nuestro país es una disposición que se ha autorizado recientemente. Se concluyó que los Licenciados en Enfermería de la muestra, se ajustan a prescribir medicamentos del Cuadro Básico autorizado por la Secretaría de Salud de México. Cuando se han enfrentado a situaciones extraordinarias los Licenciados en Enfermería con más experiencia y preparación han resuelto la problemática del paciente actuando siempre en beneficio de él o ella, y porque saben cuál es el medicamento a emplear, y porque conocen los efectos secundarios que se pudieran presentar y como controlarlos.

PALABRAS CLAVE: Prescripción enfermera, medicamentos del Cuadro Básico en México.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

INTRODUCCIÓN

En respuesta a la necesidad que existía de manera global acerca de que el personal de enfermería pudiera prescribir medicamentos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió una resolución en septiembre de 2002 en la que instaba a los países a promover «el desarrollo de la competencia de enfermeras y otros profesionales sanitarios para la realización de diagnóstico, prescripción y dispensación de medicamentos» 1 para hacer un uso racional de los fármacos. Antes en Suecia en el año de 1978 se había propuesto por primera vez la prescripción de medicamentos por parte de enfermería.

Es así como el desarrollo de la prescripción de medicamentos por parte de enfermería ha variado de acuerdo a las condiciones y necesidades de cada país. En el año 2000 el Consejo Internacional de Enfermeras publicó una monografía que después actualizó en el 2004; en estos documentos se registró que hay un incremento del número de países que ya han reglamentado la prescripción por parte de enfermería, lo que se considera un gran avance de la profesión. Para esto se requiere que la enfermera o el enfermero hayan adquirido conocimientos especializados, habilidad para la toma de decisiones, demostrando así, que cuentan con las competencias clínicas para dicha práctica 2.

Además, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) puso énfasis en la importancia que tienen los consultorios de enfermería, dado que éstos pueden proporcionar atención a pacientes con enfermedades de bajo riesgo3. Con lentitud pero a paso firme, ha avanzado la prescripción por parte de enfermería ya que los países que en primera instancia la autorizaron fueron: Gran Bretaña, Suecia, Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda. Luego, se han ido adicionando Brasil, Francia, Sudáfrica, Botswana, Lesotho, Irlanda, Argentina y Zambia 1, 2.

En México se reformó el artículo 28 bis de la Ley General de Salud que entró en vigor el 14 de febrero de 2013 4, posteriormente en el mes de febrero de 2017, el Secretario de Salud José Ramón Narro Robles emitió un acuerdo en el que se consideró que el artículo 4° de la Constitución Política de México reconoce el derecho que tiene toda persona a la protección de la salud, y que en el artículo 28 Bis de la Ley General de Salud, se planteó que los Licenciados en Enfermería están autorizados para prescribir medicamentos cuando no se cuente con los servicios de un médico 5. Para poder prescribir medicamentos, los Licenciados en Enfermería y pasantes, deberán “contar con la cédula profesional o autorización provisional para ejercer como pasante” 5 en los establecimientos que se presten servicios de atención primaria a la salud; y sólo podrán prescribir medicamentos del Cuadro Básico de Insumos del Sector Salud.

En aquellos “casos en los que no se encuentre un médico, homeópata o cirujano dentista en el establecimiento de Atención primaria a la salud, que pueda realizar la valoración, diagnóstico y prescripción correspondiente, los licenciados en Enfermería podrán prescribir los medicamentos del Cuadro Básico de Insumos del Sector Salud” 5.

Pero ¿cuáles medicamentos están incluidos en el Cuadro Básico? Pues bien, están considerados los Grupos de: 1) Analgesia, 2) Cardiología, 3) Dermatología, 4) Endocrinología y Metabolismo, 5) Enfermedades infecciosas y parasitarias, 6) Enfermedades Inmunoalérgicas, 7) Gastroenterología, 8) Gineco-obstetricia, 9) Hematología, 10) Intoxicaciones, 11) Nefrología y Urología, 12) Neumología, 13) Neurología, 14) Nutriología, 15) Oftalmología, 16) Otorrinolaringología, 17) Planificación familiar, 18) Reumatología y Traumatología, 19) Soluciones electrolíticas y sustitutos del plasma 5.

Del Grupo de Analgesia están considerados: Ácido acetilsalicílico, Ibuprofeno, Metamizol sódico y Paracetamol 5.

publica-articulo-revista-ocronos

Del Grupo de Cardiología están considerados: Captopril, Enalapril o Lisinopril o Ramipril, Hidralazina y Trinitrato de glicerilo 5.

Del Grupo de Dermatología están considerados: Aceite de almendras dulces, alantoína y alquitrán de hulla, Baño coloide, Miconazol y Óxido de zinc 5.

Del Grupo de Endocrinología y Metabolismo están considerados: Glibenclamida, Insulina humana y Metformina 5.

Del Grupo de Enfermedades infecciosas y parasitarias están tomados en cuenta: Albendazol, Amoxicilina, Amoxicilina Ácido Clavulánico, Ampicilina, Bencilpenicilina procaínica, Bencilpenicilina procaínica con Bencilpenicilina cristalina, Cloranfenicol, Dicloxacilina, Doxiciclina, Eritromicina, Metronidazol, Nistatina, Nitrofurantoína, Trimetoprima-Sulfametoxazol 5.

Del Grupo de Enfermedades Inmunoalérgicas están: Clorfenamina y Loratadina 5.

Del Grupo de Gastroenterología se encuentran: Aluminio, Aluminio y Magnesio, Bismuto, Butilhioscina o Hioscina, Butilhioscina-Metamizol, Loperamida, Magnesio, Metoclopramida, Plántago ovata – Senósidos A y B, Plántago psyllium, Ranitidina y Senósidos A-B 5.

Del Grupo de Gineco-obstetricia se encuentran: Estrógenos conjugados, Metronidazol, Nistatina y Nitrofural 5.

Del Grupo de Hematología están considerados: Fumarato ferroso y Sulfato ferroso 5.

Del Grupo de Intoxicaciones está: Carbón activado 5.

Del Grupo de Nefrología y Urología están: Fenazopiridina, Furosemida e Hidroclorotiazida 5.

Del Grupo de Neumología están considerados: Ambroxol, Dipropinato de Beclometasona, Benzonatato, Bromhexina, Dextrometorfano y Salbutamol 5.

Del Grupo de Neurología están: Ácido Valproico, Carbamazepina, Fenitoina y Valproato de Magnesio 5.

Del Grupo de Nutriología se encuentran: Ácido ascórbico, Ácido fólico, Caseinato de Calcio, Complejo B, Miel de maíz, Piridoxina, Multivitaminas (polivitaminas) y minerales, Vitamina E y Vitaminas A, C y D 5.

Del Grupo de Oftalmología se encuentran: Cloranfenicol, Cloranfenicol-Sulfacetamida sódica, Hipromelosa, Lanolina y aceite mineral, Neomicina, Polimixina B y Gramicidina 5.

Del Grupo de Otorrinolaringología se encuentran: Clorfenamina compuesta, Difenidol y Dimenhidrinato 5.

Del Grupo de Planificación familiar están: Desogestrel y etinilestradiol, Levonorgestrel, Noretisterona y estradiol y Noretisterona y etinilestradiol 5.

Del Grupo de Reumatología y Traumatología se consideran: Alopurinol, Diclofenaco, Ketoprofeno, Meloxicam, Naproxeno, Piroxicam y Sulindaco 5.

Del Grupo de Soluciones electrolíticas y sustitutos del plasma están: Electrolitos Orales 5.

Una vez que se aclaró por parte de la Secretaría de Salud cuáles medicamentos se encuentran en el Cuadro Básico, podremos también saber ¿cuáles medicamentos de todos estos prescriben los Licenciados en Enfermería?

En el estado del arte del problema que trata este trabajo encontramos estudios sobre la opinión que le merece a la comunidad de enfermería este avance en la prescripción enfermera, tal es el caso del trabajo elaborado por Nascimento WG, Uchôa SAC, Coêlho AA, Clementino FS, Cosme MVB, Rosa RB, et al. titulado “Prescripción de medicamentos y exámenes por enfermeros: contribuciones a la práctica avanzada y transformación del cuidado” en el que concluyen que por la complejidad de su práctica y por la gran posibilidad de contribuir a la atención completa del individuo, la prescripción de medicamentos por enfermeros se coloca como un importante elemento de la práctica avanzada en el cuidado de la persona 6.

Por otro lado, Balseiro, Osuna y Javier opinan en su estudio “La prescripción de los medicamentos por los licenciados en enfermería: implicaciones de responsabilidad legal” que la prescripción de medicamentos por enfermería no es algo novedoso en México ya que en otros países como Suecia, Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda y España, ya cuentan con esta autorización los Licenciados en Enfermería. Esto representa un nuevo reto para la profesión pues demanda la preparación teórica y práctica en Farmacología que permita realizar las funciones profesionales de forma segura, sin riesgo para los pacientes 7.

Por todo lo anterior, el problema que motivó la presente investigación fue el de identificar qué medicamentos prescriben los Licenciados en Enfermería de la Facultad de Estudios Superiores Iztacala de la Universidad Nacional Autónoma de México (FESI UNAM), y cuáles son sus inquietudes al respecto, dado que en nuestro país es una disposición de las autoridades de salud que se ha autorizado recientemente. El objetivo del estudio fue el de detectar los medicamentos que prescriben los Licenciadas en Enfermería de la FESI UNAM y si éstos se ajustan al Cuadro Básico autorizado, además de conocer las inquietudes que esto les provoca.

Las preguntas de investigación quedaron planteadas de la manera siguiente:

¿Cuáles son los medicamentos que prescriben los Licenciados en Enfermería de la FESI UNAM y qué inquietudes les provoca realizar estas acciones?

¿Los medicamentos que prescriben los Licenciados en Enfermería de la FESI UNAM se ajustan al Cuadro Básico?

METODOLOGÍA

Ésta es una investigación cualitativa, evaluativa y transversal cuyo método de aproximación al objeto de estudio fue la Fenomenografía; este enfoque de investigación cualitativa tiene como objetivo descubrir las formas diferentes en las que las personas experimentan los distintos fenómenos, la manera como los perciben y las habilidades para manejarlos. Al realizar un análisis fenomenográfico, se obtienen resultados que ofrecen una comprensión del fenómeno, por lo que las personas informantes deben haber experimentado el fenómeno a tratar 8, 9.

La Fenomenografía se desarrolló inicialmente por un equipo de investigadores de la Universidad de Gotemburgo, Suecia 10. La recomendación para el empleo de este método es que se deben construir muestras intencionadas; por lo que se seleccionaron a 8 (ocho) informantes tipo. Y en cuanto a los aspectos éticos de la investigación, se les pidió a los informantes firmaran el consentimiento informado. Para guardar la confidencialidad de sus identidades se les asignó un pseudónimo con nombres de piedras preciosas que son: 1) Esmeralda, 2) Rubí, 3) Aguamarina, 4) Ámbar, 5) Diamante, 6) Ópalo, 7) Zafiro y 8) Granate.

1) Esmeralda es Licenciada Enfermera, mujer de 28 años que se desempeña como docente en la FESI UNAM.

2) Rubí es Licenciada en Enfermería, mujer de 53 años y tiene Maestría en Administración; actualmente se encuentra laborando como docente en la FESI UNAM.

3) Aguamarina es Licenciada en Enfermería y Obstetricia es mujer de 35 años, tiene Especialidad en Pediatría y es docente en la FESI UNAM.

4) Ámbar es Licenciada en Enfermería, mujer de 54 años, y es profesora de la FESI UNAM.

5) Diamante es Licenciada en Enfermería, mujer de 33 años de edad cuenta con Maestría en Enfermería y es docente de la FESI UNAM.

6) Ópalo es Licenciado en Enfermería, hombre de 31 años y es docente de la FESI UNAM.

7) Zafiro es Licenciada en Enfermería, mujer de 39 años con Especialidad en Gineco-obstetricia y Maestría en Enfermería, es docente de la FESI UNAM.

8) Granate es Licenciada en Enfermería, mujer de 40 años, labora en un hospital de tercer nivel y es docente de la FESI UNAM.

La recolección de la información se hizo mediante una entrevista semiestructurada que contó con 5 preguntas demográficas, 2 preguntas de conocimientos, 2 de experiencia y 2 de opinión; se recolectaron los datos que posteriormente se transcribieron. El trabajo de campo se realizó en un espacio privado de la FESI UNAM en el primer trimestre de 2019.

Para el análisis de los datos se empleó el Método de la Teoría Fundamentada planteado por Strauss y Corbin en 1998 en el que se realizó primero una reducción de la información, y después la codificación abierta, organizando las categorías en un modelo interrelacionado llamado codificación axial para que finalmente emergiera la teoría que explica el fenómeno y que recibe el nombre de codificación selectiva 11.

HALLAZGOS

La Categoría Central es: “Medicamentos que prescriben los Licenciados en Enfermería” de la que se desprenden 5 (cinco) categorías.

  1. Categoría: medicamentos prescritos.

Esmeralda comenta que los medicamentos que ha prescrito son los “analgésicos que es lo que más se presenta”. Mientras que Rubí menciona “le prescribí a una de mis hermanas un antibiótico sencillo… sí, aunque sea en un papelito en blanco le pongo; tiene que buscar este antibiótico o este analgésico, vaya a la farmacia y solicítelo como tal”. En el caso de Aguamarina ella relata que “desde el momento en que uno solicita a la población o específicamente a un paciente que tome ciertas vitaminas, algunos este, medicamentos de forma tópica, cutánea, ya está uno prescribiendo; el antiparasitario es muy frecuente que lo prescribamos…” En este sentido Ámbar comenta “bueno yo sí porque muchas veces el médico no está al alcance ¿no? por ejemplo en comunidades alejadas, en ciertas circunstancias donde no es posible que tengas un médico al alcance… yo pienso que tomando en cuenta también las situaciones del país… por ejemplo el paracetamol”. En la experiencia de Diamante comenta “sí sobre todo los analgésicos; ya sea analgésico o antibiótico, bueno nosotros podemos recomendar lo más básico que existe dentro de la lista de fármacos pero no he tenido ninguna dificultad debido a que se conocen los efectos adversos de cada medicamento y sobre todo estar al pendiente de que no excedan de esas dosis”. Mientras que Ópalo refiere que los que ha empleado son: “por ejemplo un antipirético”. En la experiencia de Zafiro dice “vitamínicos algunos analgésicos… algunos antibióticos y hasta ahí”. Y finalmente Granate comenta “antibióticos de primera generación, analgésicos, AINES… pero después, que ese paciente vaya con el médico”.

  1. Categoría: diferencia en las acciones y criterios de enfermería para realizar la prescripción.

Rubí relata que en el sentido de rescatar a un paciente en una situación de emergencia tuvo que tomar acción como lo relata en la siguiente cita: “me recuerdo un niño que llegó con crisis convulsivas por fiebre al servicio de Urgencias cuando yo estaba en un hospital de la zona norte de la Ciudad de México en el que nos llegaban ahí este tipo pacientitos, este… el médico estaba ocupado en una sutura y la enfermera que lo estaba revisando no le quería administrar ni para bajar la fiebre y tampoco para disminuir o por lo menos calmar las crisis convulsivas del paciente, entonces ¡eh!… decía yo bueno, por qué no tomar la decisión si sabes qué está pasando y qué puedes hacer. Entonces le dije ¿sabe qué? está con crisis convulsiva, administre esta cantidad de diazepam este… ¡está con fiebre! administré esto porque no le baja con medios físicos y pues… nada más, entonces sí había un poquito de resistencia, o no resistencia, sino más bien protegerse, porque si se hace una acción equivocada obviamente está en riesgo tu libertad ¿verdad? Entonces en ese aspecto, sí hay quien se resiste a tomar esa decisión, obviamente porque no nos corresponde”.

Otro relato al respecto es el de Aguamarina quien comenta podemos emplear “el flúor ¿no? el cloruro de potasio no lo ministremos previa diuresis, el diazepam, solución, en este caso glucosada al 5”. Mientras que Ámbar al igual que Aguamarina narra que pueden emplear “la solución glucosada sin que se nos indique, sólo porque vemos al paciente que está en una situación de hipoglicemia y bueno también pensando que es una buena acción y que va a ser respaldada por el médico en cierta forma por esa decisión que tiene uno que tomar cuando el paciente lo requiere”.

Ópalo relata haber tenido una situación particular “no fue en el trabajo, fue con uno de mis sobrinos, él es asmático y entonces llegó un momento en que se le hizo una crisis asmática y comenzó con la dificultad respiratoria y entonces no tenía su inhalador cerca… y entonces se me ocurrió (porque mi mamá también es asmática) tomar el inhalador de mi mamá y ponérselo, pero se me hizo muy raro porque en lugar de abrir los bronquios lo que hizo fue cerrar totalmente… entonces me pregunté ¿qué está pasando? por qué el niño seguía con la dificultad respiratoria; y en ese momento se me vino a la mente… le puse una dexametasona intramuscular y ya empezó a disminuir la dificultad respiratoria que tenía. Ya después el niño (no es tan niño tiene 12 años) nos cuenta que había tomado media hora antes una cerveza…” También en este sentido menciona que puede prescribir “un antipirético, un antiemético que la gente luego te dicen que sí le sirvió el medicamento que le diste, y en este caso que sí se llega a reconocer que enfermería sí sabe”.

Granate también comenta que ha prescrito “diazepam, el hierro, todos los medicamentos de paro cardiorrespiratorio… lo que pasa es que yo también me dedico a la diálisis particular, entonces yo lo que más he prescrito son los medicamentos que son de mi área de diálisis peritoneal de pacientes renales”.

  1. Categoría: requisitos necesarios para prescribir medicamentos.

Esmeralda refiere que “estar actualizado, y pues simplemente la formación académica, no creo que se requiera otra cosa, ni un diplomado, ni un posgrado para hacerlo, tendría que ser parte de la formación normal de todo el personal de enfermería”.

Para Rubí los requisitos son “mucho conocimiento de farmacología…todo lo relacionado a la farmacología, la farmacocinética, cómo actúan, qué van a hacer, qué esperas de efectos secundarios… a fin de cuentas debes de tener conocimientos para saber por qué lo vas a prescribir, qué efecto va a hacer ese medicamento en el paciente y qué respuesta va a tener, entonces conocimiento científico amplio y más, más de farmacología”.

En tanto Aguamarina menciona que “Enfermería tiene que tomar farmacología, si estamos hablando de medicamentos tomarlo en el curso de la carrera, así poder manejar más la prescripción de medicamentos. No vamos a decir que siempre vamos a prescribir medicamentos, no, pero sí vamos a poder trabajar en equipo con el médico con respecto a este tema, en el que queda mucho por discutir ¿no? Pero no deja de ser interesante para el desarrollo de la profesión de Enfermería”.

Desde el punto de vista de Ámbar señala que para prescribir es necesario “que conozcas el medicamento, que conozcas los efectos, que conozcas la farmacocinética, la farmacodinamia y sobre todo lo que implica el que el paciente le beneficie. Eso es lo más importante, que tú puedas prescribir ese medicamento o esa terapéutica que tú estás proporcionando que le va a beneficiar al paciente”.

Diamante considera que “para prescribir se debe tener un conocimiento basto de ciertos medicamentos; conocimientos en cuestión de fisiología y en cuestión de farmacología, sin embargo, hay que estar actualizando a todo el personal y a todo el profesional en cuanto a fármacos y cuestiones legales para no incidir en cuestiones de este tipo que tenga que verse dañada nuestra profesión; y sobre todo el paciente. Sí… siempre y cuando cuenten con estos conocimientos y usen su pensamiento crítico y clínico”.

Para Ópalo se requiere “el conocimiento, un conocimiento claro y abundante en cuanto a lo que es anatomía, fisiología, fisiopatología y bases farmacológicas; yo creo que eso debe ser un requisito importante, y a partir de eso pues también empezar a conocer medicamentos, grupos farmacológicos, para qué sirven unos y para qué sirven otros, las interacciones, saber farmacología no solamente las bases…”

Zafiro explica que tan sencillo como que “se sepa los medicamentos no hay de otra, y la manera de que si el paciente tiene alguna situación sepa cómo actuar, nada más”.

En la visión de Granate refiere “yo siempre he dicho que el personal de enfermería debe tener los suficientes conocimientos. Por lo que farmacología estuviera en todos los semestres y que estuvieran actualizados, porque los medicamentos actualmente tenemos genéricos, tenemos de patente, tenemos similares y sí debemos conocer la sustancia activa del medicamento”.

  1. Categoría: respuesta de la sociedad ante la prescripción enfermera.

Ante la respuesta de la sociedad cuando una Licenciada en Enfermería prescribe medicamentos Esmeralda relata que personalmente no lo ha experimentado, pero sí lo ha visto como lo expone: “sí he visto mayores obstáculos, no en lo personal, sino con otras compañeras, con otras enfermeras que… por ejemplo, ellas prescriben incluso con receta y demás, y las farmacias a veces no lo quieren surtir”.

En la experiencia de Rubí comenta que “este… pues en primera instancia a veces te tienen desconfianza y es lógico ¿verdad? Y ¡eh!… que tú les digas pues tómate este medicamento y con esto vas a tener alivio, de alguna manera, posteriormente se dan cuenta que era un medicamento que sí los ayudó y bueno, ya quedan satisfechos ¿verdad? Pero sí con, digamos con medicamentos básicos”.

Aguamarina comenta que “depende del tipo de pacientes que manejemos, hay pacientes que obviamente no lo aceptan puesto que no lo ha dicho el Médico, y eso se puede comprender de una forma natural, en cambio, hay pacientes que nos llaman doctoras, y nosotros les decimos; soy Enfermera o soy Enfermero, pero ellos insisten en llamarnos doctoras porque ven en nosotros una posibilidad de que les proporcionemos un bienestar para el mal que traigan, entonces yo creo que va implícito el que nos vean actuar y acepten lo que nosotros les estamos realizando y ellos sienten un bienestar, entonces hay las dos; hay pacientes que no la aceptan y hay pacientes que lo aceptan muy bien”.

En este mismo sentido Ámbar menciona que “los médicos se sienten bastante seguros cuando uno sabe tomar decisiones, inclusive hay médicos que te reconfortan, que te dicen, ‘que bueno que me tocó usted de enfermera porque sabe lo que está haciendo’”.

Diamante opina que la prescripción enfermera “ha sido aceptada puesto que se les ha dado Educación para la Salud, para que no excedan las dosis recomendadas, para que su empleo sea el tiempo en que está recomendado el medicamento, y, sobre todo, para verificar los efectos secundarios que tienen los medicamentos prescritos”.

Desde el punto de vista de Ópalo, el piensa lo siguiente: “no creo que la sociedad esté tan bien preparada para recibir que enfermería prescriba, por la cuestión social que se ha venido dando todos estos años y el reconocimiento social que tiene la Carrera de Medicina”.

Zafiro ha tenido una experiencia diferente a la que plantea Esmeralda ya que dice “no he tenido impedimento, he hecho mis recetas, en la farmacia me las reciben bien, no he tenido en los quince años que ejerzo ningún problema”.

Granate explica que ella si ha tenido ciertas resistencias como lo narra a continuación “no es tan fácil porque a veces los médicos no nos quieren firmar las indicaciones; pero justificamos por qué se hizo la intervención y los convencemos. Bajo sustentó científico sí nos firman las indicaciones”.

  1. Categoría: inquietudes de los enfermeros ante el compromiso de prescribir medicamentos.

Esmeralda comenta “se requiere un poquito de pericia y conocimiento porque a lo mejor hay prescripciones que tú le das al paciente y se las lleva a su casa. Hay prescripciones que vas a hacer y las vas a administrar de inmediato, pero en todas ellas la responsabilidad es tuya, entonces tienes que estar atento a qué puede suceder, a atender cualquier circunstancia que se presente, y no puedes, ahí no puedes decir fue culpa de alguien más ni mucho menos, o sea, la responsabilidad completa es tuya”.

Rubí dice “esto conlleva mucha responsabilidad, o sea, no nada más es decir tengo el poder de contar con un recetario, mi cédula vale y yo puedo prescribir medicamentos. Eso nos va a dar apertura, pero de alguna manera el compromiso por parte de nosotros es mucho mayor, mucho mayor, porque estamos en riesgo, ustedes saben que aunque no prescribamos nosotros, la responsabilidad en administrarlos es importante, entonces si hay una pequeña equivocación en ello, nos cuesta la profesión y nos cuesta la libertad, entonces yo considero por un lado bueno, pero por otro, un compromiso enorme”.

Aguamarina dice que: “dentro del hospital tenemos que actuar bajo una prescripción médica escrita inclusive ¿no? Y también… de esa manera podemos evitarnos algún problema legal…y también sin llegar a realmente recetar ¿no? como lo hacen los médicos. Eso es definitivo”.

Ámbar se pronuncia a favor sin mayor preocupación que el bienestar del paciente, así se aprecia en su relato: “en los casos de emergencia, en los casos que se requiera y que uno tenga pues ya la libertad de prescribir, en cierta forma de poderlo administrar a través de cierta ley que lo avale pues es muy bueno”.

Diamante dice “me agrada que el futuro personal de enfermería en si ya puede prescribir medicamentos del Cuadro Básico; y me desagrada que todo tenga que ser con cuestiones legales”.

La preocupación de Ópalo consiste en que dice: “cuáles serían las cuestiones legales en las que me puedo meter si prescribo mal un medicamento, o si no tengo el conocimiento hablamos de iatrogenia, impericia y cosas así… estaría en contra porque nos falta el conocimiento, hay gente que no sabe cuáles son los medicamentos del Cuadro Básico que podemos prescribir, no nos vamos a meter en medicamentos especializados por eso en ese sentido estoy en contra, porque en la experiencia que tengo en la carrera docente he observado muchas deficiencias en los alumnos, demasiadas deficiencias”.

La preocupación de Ópalo lo es también de Zafiro ya que ella menciona “¡es mucha responsabilidad! porque si no tenemos el conocimiento de lo que estamos prescribiendo, podemos matar al paciente; y nadie nos va a eximir de esa responsabilidad ¡eh!”.

Finalmente Granate dice “si es buena la Ley, pero aquí sí yo no estoy de acuerdo en que los Licenciados saliendo de la escuela empiecen a prescribir, sino que sí debe de haber cierta experiencia como mínimo un año o dos años para que ellos puedan prescribir, y sobre todo saber los efectos secundarios de cada medicamento… implica mucha responsabilidad”.

DISCUSIÓN

Los medicamentos que han prescrito los Licenciados en Enfermería de la muestra son: analgésicos, antipiréticos (paracetamol), AINES, antibióticos, vitaminas, hierro y antiparasitarios mencionados en el Cuadro Básico. Cuando se han encontrado en casos de emergencia u otros, han prescrito diazepam, flúor, solución glucosada al 5, dexametasona y antieméticos no mencionados en el Cuadro Básico como tal pero que son usados con frecuencia en ciertas situaciones en las que los Licenciados Enfermeros conocen y pueden actuar en beneficio de los pacientes. En el caso de Granate quien labora en un hospital de tercer nivel y que se dedica a la diálisis particular ha prescrito los medicamentos para diálisis peritoneal de pacientes renales y todos los medicamentos de paro cardiorrespiratorio. De esta manera sólo 5 (cinco) informantes de la muestra han prescrito medicamentos un poco más allá del Cuadro Básico, siempre actuando en beneficio del paciente.

Las características de los informantes que han prescrito otros medicamentos diferentes a los del Cuadro Básico responden a que tienen 53 o 54 años de edad y por lo tanto mucha experiencia en la práctica de enfermería, con especialidad o maestría o bien, es un hombre y actuó en una emergencia familiar; y Granate, quien labora en un hospital de tercer nivel y hace diálisis peritoneal; por lo que todos cuentan con la preparación para atender los casos en los que han actuado un poco más de lo señalado en el Cuadro Básico.

A estos 5 (cinco) participantes, también les caracteriza la exigencia que solicitan a los Licenciados en Enfermería para que prescriban; pues ellos dicen que deben de contar con conocimientos amplios y actualizados en Farmacología, e incluso mencionan que no deberían prescribir los pasantes, ni los Licenciados en Enfermería que acaban de egresar, sino que deben adquirir experiencia y más conocimientos en la práctica al menos por 2 años en los que hayan enfrentado la práctica del cuidado en la clínica y hospital. Esto coincide con la preocupación que mencionan Balseiro, Osuna y Javier en su estudio “La prescripción de los medicamentos por los licenciados en enfermería: implicaciones de responsabilidad legal” lo que desde su punto de vista representa un nuevo reto para la profesión pues demanda la preparación teórica y práctica en Farmacología que permita realizar las funciones profesionales de forma segura, sin riesgo para los pacientes 7. Pero también representa un avance para la profesión como lo dicen Nascimento et. al. en su trabajo “Prescripción de medicamentos y exámenes por enfermeros: contribuciones a la práctica avanzada y transformación del cuidado” pues esta acción se coloca como un importante elemento de la práctica de vanguardia en el cuidado de la persona 6.

CONCLUSIONES

Los Licenciados en Enfermería de la muestra se ajustan a prescribir medicamentos del Cuadro Básico autorizado por la Secretaría de Salud de México. Cuando se han enfrentado a situaciones extraordinarias los Licenciados en Enfermería con más experiencia y preparación han resuelto la problemática del paciente actuando siempre en beneficio de él o ella, y porque saben cuál es el medicamento a emplear, y porque conocen los efectos secundarios que se pudieran presentar y como controlarlos. El hecho de que los Licenciados en Enfermería puedan prescribir medicamentos ya en México, representa un gran avance para la profesión de Enfermería y un beneficio para la población, especialmente para las poblaciones en las zonas marginadas del país en las que no se encuentra un médico cerca.

REFERENCIAS

  1. Blanco Varela Francisco Javier. LA PRESCRIPCIÓN ENFERMERA. CURSO 2013-2014. p. 3 [En línea] [Fecha de acceso 14 de septiembre de 2019]. Disponible en: https://alojamientos.uva.es/guia_docente/uploads/2013/475/46198/1/Documento1.pdf
  2. Consejo General de Enfermería. Marco referencial para la prescripción enfermera. 2005. [En línea] [Fecha de acceso 12 de septiembre de 2019]. Disponible en: http://www.index-f.com/lascasas/documentos/lc0151.pdf
  1. Expertos UANL. Por qué el Licenciado en Enfermería (en México) no puede prescribir medicamentos del cuadro básico de primera elección, a diferencia de otros países. 14-09-2009. [En línea] [Fecha de acceso 12 de septiembre de 2019]. Disponible en: http://www.expertos.uanl.mx/enfermeria/temas/enfermeria_general/general/respuesta/113.html
  2. Secretaría de Gobernación. Decreto por el que se adiciona un artículo 28 Bis a la Ley General de Salud. DOF. [En línea] [Fecha de acceso 14 de septiembre de 2019]. Disponible en: http://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5236399&fecha=05/03/2012
  3. Narro Robles José Ramón. Acuerdo por el que se emiten los lineamientos que contienen el procedimiento y los criterios a los que deberán sujetarse los Licenciados en Enfermería, así como los pasantes en servicio social de las carreras referidas en los numerales 1 a 5, del artículo 28 Bis, de la Ley General de Salud, para la prescripción de medicamentos. DOF: 08/03/2017. [En línea] [Fecha de acceso 12 de septiembre de 2019]. Disponible en: http://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5475523&fecha=08/03/2017&print=true
  4. Nascimento Wezila Gonçalves, Uchôa Severina Alice Costa, Coêlho Ardigleusa Alves, Clementino Francisco Sales, Cosme Maria Valéria Beserra, Rosa Rayone Bastos, Araújo Brandão Isabel Cristina y Santos Martiniano Claudia. Prescripción de medicamentos y exámenes por enfermeros: contribuciones a la práctica avanzada y transformación del cuidado. Rev. Latino-Am. Enfermagem 2018;26:e3062.
  5. Balseiro Almario Lasty, Osuna Elliug, Javier Cabrera Daniela. La prescripción de los medicamentos por los licenciados en enfermería: implicaciones de responsabilidad legal. Revista CONAMED Vol. 22 Núm. 3, 2017.
  6. González-Ugalde, C. Investigación fenomenográfica. magis, Revista Internacional de Investigación en Educación, 2014, 7(14), 141-158.
  7. Álvarez-Gayou, Juan Luis. Cómo hacer investigación cualitativa. Fundamentos y metodología. México: Paidós, 2003. pp. 89-90.
  8. Alex Mucchielli (Director). Diccionario de Métodos Cualitativos en Ciencias Humanas y Sociales. España: Síntesis, 1996. pp. 127-128.
  9. Hernández Sampieri Roberto, Fernández Collado Carlos y Baptista Lucio Pilar. Metodología de la Investigación, 6ª ed. México: McGrawHill Education. 2014. p. 475.