Manejo de sistemas de aspiración cerrada en pacientes COVID-19 ingresados en unidades de Cuidados Intensivos

Incluido en la revista Ocronos. Vol. III. Nº 2 – Junio 2020. Pág. Inicial: Vol. III;nº2:194

Autor principal (primer firmante): Elena Grasa Pequerul

Fecha recepción: 31 de mayo, 2020

Fecha aceptación: 23 de junio, 2020

Ref.: Ocronos. 2020;3(2):194

Autores:

Elena Grasa Pequerul. Master Universitario en Urgencias y Cuidados Críticos Intrahospitalarios.

Michelle Yzuel Toro. Máster Urgencias, Emergencias y Críticos de Enfermería.

publica-TFG-libro-ISBN

Ricardo Corredor Mateos. Máster Universitario en Enfermería en Urgencias, Emergencias y Transporte Sanitario.

María Rasal Balleste. Máster en Urgencias en Montaña y Medios Inhóspitos.

Rocío Ezpeleta Badenas. Máster en Terapia Manual Ortopédica.

Patricia Aznar Serrano. Experto Universitario en Cuidados de Anestesia.

Introducción

En diciembre de 2019, se notificaron nuevos casos de neumonía con una etiología desconocida. En enero de 2020, se aisló como agente causal un nuevo tipo de virus de la familia Coronaviridae, denominado SARS-CoV-2 1,2.

La transmisión del nuevo coronavirus se produce por vía respiratoria de persona a persona a través de unas gotas que pueden viajar hasta una distancia de 2 metros. Este tipo de transmisión requiere de un aislamiento tipo respiratorio para los profesionales 3.

Se deben adoptar medidas que disminuyan el riesgo de contagio de los profesionales. Entre estas medidas se encuentra la posibilidad de uso de sistemas de aspiración cerrada en los pacientes que precisan ventilación mecánica. Dicho sistema evita la desconexión del paciente del respirador disminuyendo la producción de aerosoles 2,4.

Objetivos

  • Realizar una actualización de los beneficios y el uso de los sistemas de aspiración cerrada en pacientes con SARS-COV2.

Metodología

  • Revisión bibliográfica del tema utilizando buscadores científicos como Science Direct, Scielo, PubMed y Dialnet.

Palabras clave: COVID19, SARS-COV2, aspiración de secreciones, sistema cerrado

INTRODUCCIÓN

En diciembre del 2019, la Comisión Municipal de Salud y Sanidad de Wuhan notificó una serie de nuevos casos de neumonía de etiología desconocida. Todos esos casos parecían tener una exposición común que se ubicó en un mercado mayorista de marisco, pescado y animales vivos en la ciudad de Wuhan. El 7 de enero del 2020, las autoridades chinas identificaron como agente causante del brote un nuevo tipo de virus de la familia Coronaviridae, denominado SARS- CoV-2 1,2.

El 30 de enero la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el brote de 2019-nCoV en China como Emergencia de Salud Pública de Importancia Internacional 2.

Coronavirus humano (HCoV)

En la década de 1960, se descubrieron 6 coronavirus humanos, incluidos entre ellos HCoV-229E, HCoV-OC43, HCoV-NL63, HCoV-HKU1, SARS-CoV (síndrome respiratorio agudo severo) y MERS-CoV, los cuales se han reconocido como agentes causantes de una gama de infecciones de las vías respiratorias 2. A estos 6 virus ya descubiertos, hoy en día se añade el séptimo, el SARS-CoV-2, 1.

SARS-COV-2

El método de transmisión del coronavirus SARS-CoV-2 es por vía respiratoria de persona a persona mediante gotas de más de 5µm las cuales son capaces de transmitirse a una distancia de 2 metros, 3.

Las infecciones en humanos provocan un amplio espectro clínico que va desde enfermedad leve, moderada o grave incluyendo desde neumonía severa, síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA) hasta sepsis y shock séptico 1,2.

La ubicación en el ámbito hospitalario de estos pacientes depende de la gravedad de la clínica que presenten. Así pues, podemos encontrar pacientes ingresados tanto en plantas hospitalarias como en unidades de cuidados intensivos. En estas últimas, el personal tiene en un contacto muy estrecho con la vía aérea del paciente ya que muchos precisan de terapias respiratorias invasivas las cuales requieren unos cuidados específicos 1,3.

SISTEMAS DE ASPIRACIÓN CERRADA

La aspiración de secreciones bronquiales es una de las técnicas más habituales en una unidad de cuidados intensivos. Sin embargo, dicha práctica está relacionada con graves riesgos y complicaciones como la hipoxemia, la repercusión hemodinámica, el colapso pulmonar, el aumento de la presión intracraneal, las infecciones asociadas, etc 4.

Como se ha explicado con anterioridad, el virus COVID-19 se transmite por gotas procedentes de la vía respiratoria 3. En estos pacientes se debe reducir al máximo la generación de aerosoles y si el paciente se encuentra en tratamiento con ventilación mecánica la aspiración de secreciones es recomendable hacerla con sistemas cerrados ya que así se reduce la exposición de los profesionales, disminuyendo la posibilidad de contagio de los mismos 2,4.

La evidencia científica demuestra que los sistemas de aspiración cerrada producen una mejoría en el llenado capilar, mantienen permeable la vía aérea y conservan estable el volumen pulmonar. Como consecuencia de esto, hay un colapso alveolar menor que con los sistemas abiertos ya que permiten una inflación pulmonar espontánea y el continuo flujo de oxígeno, manteniendo así una adecuada saturación de oxígeno. Conseguir un colapso alveolar menor es importante en estos pacientes ya que una de las técnicas usadas para mejorar la capacidad respiratoria es el reclutamiento alveolar 5. Dicha técnica se define como la reexpansión de las áreas pulmonares que se encuentran colapsadas mediante un incremento breve y controlado de la presión transpulmonar. El objetivo del reclutamiento alveolar está dirigido a crear y mantener una situación libre de colapso con el fin de mejorar el volumen final de la espiración y el intercambio gaseoso 6.

El sistema de circuito cerrado está formado de un dispositivo en “Y” que reemplaza al adaptador del tubo endotraqueal. Éste se conecta por una de las entradas al circuito del respirador y por la otra en paralelo, se inserta un dispositivo con una sonda de aspiración que permanece estéril dentro de una cobertura plástica flexible. La unión entre el sistema que cubre la sonda de aspiración y el tubo en “Y”, se denomina domo. En la parte distal del catéter hay una ventana por donde se visualizan las secreciones aspiradas y una válvula de control de aspiración que se conecta a la presión negativa 7. Este formato permite la aspiración de secreciones del paciente sin la necesidad de desconectar el tubo endotraqueal (TET) del respirador 5.

El catéter está numerado y marcado con distintos colores que facilitan la medición, antes de introducirlo en el TET 7. Se debe introducir la sonda a través de la camisa unos 35 cm para pacientes con TET y 10 cm para traqueostomías 4. Del lado del dispositivo de la aspiración hay una entrada con tapón a través de la cual se puede instilar solución fisiológica con una jeringa de 1 ml 7. (Ver Foto 1)

CONCLUSIONES

Los pacientes diagnosticados de COVID-19 pueden presentar tanto sintomatología leve como clínica respiratoria grave precisando cuidados intensivos. Se ha demostrado que, en estos últimos pacientes, la utilización de sistemas de aspiración cerrada resulta beneficiosa ya que ayuda a la mejoría clínica de los mismos.

ANEXOS

Foto 1: Sistema de aspiración cerrada

sistemas-aspiracion-cerrada-COVID

BIBLIOGRAFÍA

  1. Montero Feijoo A, et al. Recomendaciones prácticas para el manejo perioperatorio del paciente con sospecha o infección grave por coronavirus SARS-CoV-2. Rev Esp Anestesiol Reanim. 2020. Disponible en: https://doi.org/10.1016/ j.redar.2020.03.003
  2. Calvo C, et al. Recomendaciones sobre el manejo clínico de la infección por el “nuevo coronavirus” SARS-CoV2. Grupo de trabajo de la Asociación Española de Pediatría (AEP). An Pediatr (Barc). 2020;92(4):241.e1-241.e11
  3. Cordovilla R, et al. Recomendaciones de consenso SEPAR y AEER sobre el uso de la broncoscopia y la toma de muestras de la vía respiratoria en pacientes con sospecha o con infección confirmada por COVID-19. Arch Bronconeumol. 2020. Disponible en: https://doi.org/10.1016/ j.arbres.2020.03.017
  4. Valderas Castilla D, et al. Repercusión sobre parámetros respiratorios y hemodinámicos con un sistema cerrado de aspiración de secreciones. Enferm Intensiva 2004;15(1):3-10
  5. López Pinelo H, et al. Técnicas de aspirado endotraqueal en neonatos: una revisión de la literatura. Enfermería Universitaria. 2016;13(3):187-192
  6. Algaba A, et al. Maniobras de reclutamiento alveolar en el síndrome de distrés respiratorio agudo. Med Intensiva. 2013;37(5):355-362
  7. Olmedo M. Técnica de aspiración de secreciones por tubo endotraqueal. Revista de Enfermería. 2012: 29-32
close

BOLETÍN DE NOVEDADES

Datos opcionales:

(En ocasiones enviamos información específica para una zona o categoría concreta)

He leído y acepto la Política de Privacidad *

Ver Política de Privacidad y Aviso legal

Su dirección de e-mail solo se utilizará para enviarle nuestra newsletter, así como información sobre las novedades de la revista y Editorial Ocronos. Puede utilizar el enlace integrado en la newsletter para cancelar la suscripción en cualquier momento.