Manejo práctico de la epilepsia en la gestante

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 3–Marzo 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº3: 330

Autor principal (primer firmante): Ester Belloc Boira

Fecha recepción: 1 de marzo, 2023 

Fecha aceptación: 29 de marzo, 2023 

Ref.: Ocronos. 2023;6(3) 330

Autores

  1. Ester Belloc Boira. Graduada en Medicina. Residente de Ginecología y Obstetricia. HU Miguel Servet Zaragoza.
  2. Leyre Liesa Delgado. Graduada en Medicina. Residente de Medicina Interna. HU Arnau de Vilanova Lleida.
  3. Ana Sanz Arenal. Graduada en Medicina. Especialista de Ginecología y Obstetricia. Hospital Comarcal de Alcañiz, Teruel.
  4. Eduardo San Pedro Murillo. Graduado en Medicina. Especialista Neurología. HU Arnau de Vilanova Lleida.

Categoría profesional

Medicina

Resumen

La epilepsia ha dejado de considerarse hoy en día una contraindicación para el embarazo. Sin embargo, el consumo de ciertos fármacos antiepilépticos como el Valproato se ha relacionado con un aumento de las complicaciones gestacionales y las malformaciones fetales.

La planificación y los controles estrictos de la madre, el feto y los niveles de fármaco se hacen prioritarios para la obtención de buenos resultados obstétricos.

Palabras clave

Epilepsia, gestación, fármacos antiepilépticos, riesgo teratogénico.

Introducción

Tradicionalmente la epilepsia se ha considerado una contraindicación relativa para la gestación. Lo cierto es que en general estas pacientes tienen más riesgo de padecer patología obstétrica como preeclampsia, parto prematuro, crecimiento intrauterino restringido, cesárea y óbitos fetales por motivos que aun hoy en día se desconocen con exactitud.

En más de la mitad de las pacientes el riesgo de ataques epilépticos no aumenta ni se modifica por efecto del embarazo.

El Valproato se considera uno de los fármacos antiepilépticos de mayor riesgo, siendo la Carbamazepina y el Topiromato de riesgo intermedio y la Lamotrigina y el Levetiracetam los más seguros. El consumo de fármacos antiepilépticos se ha relacionado con la aparición de malformaciones congénitas mayores y efectos negativos sobre el neurodesarrollo y el desarrollo cognitivo.

A pesar de los riesgos intrínsecos anteriormente descritos, se considera que más del 90% de las pacientes con epilepsia tienen buenos resultados gestacionales, con tasas de recién nacido sano elevadas y baja comorbilidad materna. La planificación del embarazo y el control estricto gestacional son aspectos prioritarios en estas pacientes.

Discusión

En pacientes que consumen antiepilépticos inductores (Carbamacepina, Fenobarbital, Fenitoína entre otros), el riesgo de fallo de los anticonceptivos hormonales orales combinado es elevado. Por ello, en caso de no planificar embarazo, se recomienda el uso de anticonceptivos de larga duración como el DIU de Levonorgestrel.

En caso de desear gestación, la planificación es prioritaria en estas pacientes. La Lamotriguina y el Levetiracetam deberían ser las opciones preferenciales en el ajuste de medicación en aquellas pacientes que planean embarazo ya que han demostrado menor riesgo teratogénico.

Por este mismo motivo, el Valproato debe evitarse en estas pacientes. Las combinaciones de diferentes fármacos también deben simplificarse siempre que sea posible.

La tasa de malformaciones congénitas depende no solamente con el fármaco prescrito. La dosis de fármacos antiepilépticos administrada se relaciona directamente con la aparición de malformaciones, especialmente en el periodo de organogénesis fetal.

La dosis de suplementación de ácido fólico adecuada preconcepcional es similar a la considerada correcta en la población general (0,4 a 0,8 mg diarios), sin embargo, dado que las dosis mayores de ácido fólico no se han relacionado con efectos adversos y presuponiendo en general un mayor beneficio se recomienda la utilización de 1 mg diario tanto preconceptivo, como durante los meses que prosiguen a la gestación.

Así mismo, debido al cambio metabólico que acontece durante la gestación, se recomienda control de los niveles de fármacos antiepilépticos cada 4 semanas durante el embarazo, cada 6 semanas en el postparto y de manera inmediata si la paciente refiere síntomas de toxicidad por exceso (mareos, malestar, visión borrosa) o por defecto (aparición de crisis o empeoramiento de la gravedad de las mismas).

Conclusiones

El control de las pacientes con epilepsia antes, durante y posterior a la gestación se hace estrictamente necesario debido a los efectos teratógenos que algunos fármacos antiepilépticos pueden producir durante este periodo. Se recomienda por ello planificar embarazo y la realización de controles seriados.

Bibliografía

  1. Practice parameter: management issues for women with epilepsy (summary statement). Report of the Quality Standards Subcommittee of the American Academy of Neurology. Neurology. 1998 Oct;51(4):944-8. doi: 10.1212/wnl.51.4.944. PMID: 9781510.
  2. American College of Obstetricians and Gynecologists. Preconception and interconcepti on care. In: Guidelines for Women’s Health Care, 4th ed, ACOG, 2014. p.389.
  3. Zupanc ML. Antiepileptic drugs and hormonal contraceptives in adolescent women with epilepsy. Neurology. 2006 Mar 28;66(6 Suppl 3):S37-45. doi: 10.1212/wnl.66.66_suppl_3.s37. PMID: 16567741.
  4. Samrén EB, van Duijn CM, Koch S, Hiilesmaa VK, Klepel H, Bardy AH, Mannagetta GB, Deichl AW, Gaily E, Granström ML, Meinardi H, Grobbee DE, Hofman A, Janz D, Lindhout D. Maternal use of antiepileptic drugs and the risk of major congenital malformations: a joint European prospective study of human teratogenesis associated with maternal epilepsy. Epilepsia. 1997 Sep;38(9):981-90. doi: 10.1111/j.1528- 1157.1997.tb01480.x. PMID: 9579936.
  5. Ban L, Fleming KM, Doyle P, Smeeth L, Hubbard RB, Fiaschi L, Tata LJ. Congenital Anomalies in Children of Mothers Taking Antiepileptic Drugs with and without Periconceptional High Dose Folic Acid Use: A Population-Based Cohort Study. PLoS One. 2015 Jul 6;10(7):e0131130. doi: 10.1371/journal.pone.0131130. PMID: 26147467; PMCID: PMC4492893.
Salir de la versión móvil