Maloclusiones dentales

Incluido en la revista Ocronos. Vol. IV. Nº 8–Agosto 2021. Pág. Inicial: Vol. IV; nº8: 90

Autor principal (primer firmante): Ana Lidia García Fernández

Fecha recepción: 30 de Julio, 2021

Fecha aceptación: 23 de Agosto, 2021

Ref.: Ocronos. 2021;4(8): 90

Autora

Ana Lidia García Fernández (Técnico Superior Higiene Bucodental)

Coautora

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Fátima García García (Técnico Superior Higiene Bucodental)

Resumen

Se denomina oclusión dental a la alineación de los dientes y a la manera que encajan entre sí la arcada superior e inferior dando lugar a la mordida. Cuando los dientes están correctamente alineados, mantienen el espacio adecuado y proporcional a cada diente y en posición recta, se considera una oclusión correcta; Por el contrario, cuando no están en una posición normal en relación con los antagonistas al cerrar los maxilares, tendríamos la oclusión anormal o maloclusión dental. Sus alteraciones pueden afectar a cuatro sistemas simultáneamente: dientes, huesos, músculos y nervios.

Las maloclusiones, se asocian con anomalías del crecimiento y desarrollo cráneo-facial y éstas con factores genéticos (anomalías heredadas), y también por factores ambientales generales y locales (anomalías adquiridas).

Para conseguir una oclusión ideal es necesario el tratamiento ortodóntico, cuyos objetivos son optimizar el conjunto de funcionamientos orofaciales y mejorar el equilibrio de los dientes en los arcos en relación con la estructura ósea, el periodonto, las articulaciones, la postura corporal y el comportamiento biopsicosocial del paciente.

Palabras clave

Maloclusión; Sobremordida; Dientes; Masticación; Ortodoncia

Introducción

La maloclusión dental, es el incorrecto contacto y encaje entre los dientes del maxilar superior y el maxilar inferior, que puede provocar problemas en la mordida, tejido gingival, la articulación e incluso en el desarrollo del lenguaje hablado. La causa principal es de origen genético, debido a alteraciones en el desarrollo dental óseo del maxilar o de la mandíbula, pero también puede ser ambiental o postural.

publica-articulo-revista-ocronos

Esta situación puede generar diversos trastornos en la persona que lo padece tanto físicos como sociales o económicos, que hacen que se produzca una alta demanda de tratamientos ortodónticos, ya que ayudan a mejorar la apariencia y el bienestar social y psicosocial del paciente. Se da tanto en niños como en adultos, existiendo diferentes tipos de maloclusión.

Causas

Aunque no existe una etiología exacta para saber el origen del problema, se asocia a factores genéticos, medioambientales y posturales, entre los que tenemos:

  • Herencia y defectos congénitos
  • Caries
  • Perdida de piezas dentales por traumatismo o agenesia
  • Anomalías en el tamaño y forma de los dientes
  • Respiración oral
  • Deglución atípica
  • Malos hábitos orales, como morder objetos
  • Succión del dedo de manera prolongada y uso de chupete

Tipos de oclusión dental

Maloclusiones Sagitales: se clasifican según la posición de los molares permanentes en el sentido antero-posterior:

  1. Oclusión Clase I: se corresponde con la mordida correcta y normal.
  2. Maloclusión Clase II: la arcada dental superior se sitúa más adelantada que la arcada dental inferior a nivel canino y molar.
    1. División I: los incisivos centrales superiores se encuentran en protrusión.
    2. División II: lo incisivos centrales superiores están retroinclinados, los laterales proinclinados, el resalte disminuido y la Sobremordida aumentada.
  3. Maloclusión Clase III: la arcada dental inferior se sitúa adelantada con respecto a la superior y ello puede tener una causa dental o esquelética. Se presenta un resalte invertido.

Maloclusiones verticales: esta maloclusión se caracteriza, por una ausencia de contactos entre los dientes superiores e inferiores, es decir, hay un solapamiento de la arcada superior sobre la inferior.

  1. Sobremordida: en ella los dientes superiores sobrepasan más de la mitad a los dientes inferiores en el momento de morder.
  2. Mordida borde a borde: el contacto entre ambos incisivos es borde a borde, se contactan entre los superiores e inferiores y hay cero milímetros de entrecruzamiento.
  3. Mordida abierta: se produce, cuando al morder, los dientes superiores e inferiores no tienen contacto, quedando así un espacio entre ellos al morder.

Maloclusiones Transversales: son provocadas, por una alteración en el ancho de los maxilares y / o anomalías en la inclinación de los dientes.

  1. Mordida cruzada: los sientes superiores están por dentro de los inferiores. En ella, los maxilares suelen ser estrechos y puede ser unilateral o bilateral.
  2. Mordida cruzada unilateral: van asociados a una desviación de la línea media ligeramente hacia un lado de la mordida cruzada.
  3. Mordida en tijera: en estos casos la cúspide de los molares superiores, están por fuera de los molares inferiores de forma unilateral.

Consecuencias de la maloclusión dental

La maloclusión dental afecta a un 90% de la población a nivel mundial. Si los dientes están desalineados y la mordida no encaja perfectamente, se produce un desorden que altera la articulación de la mandíbula y que desencadenará en numerosas consecuencias como:

  • Dolor: de cabeza, mandíbula y atm (articulación temporomandibular) y también molestias a la hora de masticar algunos alimentos.
  • Problemas de habla y respiración: la respiración oral, puede provocar descompensación en el crecimiento de las arcadas dentales y la necesidad de respirar con la boca abierta e incomodidad cuando hay maloclusión. En cuanto al habla, puede afectar al proceso normal que sigue el aire en la producción de sonido, colocación de los labios o de lengua.
  • Higiene y salud: al estar los dientes mal alineados suponen un problema para la correcta higiene dental, al no poder limpiar nuestros dientes correctamente, propicia la aparición de caries o enfermedades periodontales, como la periodontitis, también puede producir una recesión de encías y en algunos casos, la pérdida dental.
  • Estética: la insatisfacción con la propia imagen, es una de las razones más habituales en las personas que comienzan un tratamiento ortodoncia.
  • Postura y equilibrio: el plano oclusal, juega un papel importante en el equilibrio de nuestro cuerpo, ya que el plano dental es uno de nuestros planos quinesiológicos los cuáles están estrechamente relacionados. Una alteración de los planos puede afectar al resto. En las etapas de crecimiento, se establece una relación entre las alteraciones oclusales y la postura, pudiendo provocar asimetrías en la cabeza, cuello, hombros, espaldas o piernas, generando una desproporción.

Tratamiento

La malposición dental, no es la única razón por la cual una persona recurre al tratamiento de ortodoncia, ya que existen diversas anomalías dentales donde también es necesario aplicar este tratamiento. El tipo de tratamiento para corregir las maloclusiones, dependerá del estado bucal y de la edad del paciente y de la complejidad del caso.

Todo tratamiento comienza con un estudio previo del paciente, que consta de unas pruebas diagnósticas tales como, fotos intraorales y extraorales, radiografías cefalométricas y modelos en escayola de la boca del paciente, con todo esto se realiza un plan de tratamiento específico y ajustado a cada caso.

Los tratamientos de ortodoncia pueden ser:

  • Interceptivos: cuando se realizan en el niño, que están todavía con dentición temporal o en proceso de renovación con el objetivo de resolver maloclusiones incipientes derivadas, por ejemplo, succión de dedo o chupete.
  • Correctivos: Se utilizan cuando no se ha utilizado un método interceptivo o dicho método no ha sido suficiente para subsanar la maloclusión dental y se necesita resolver la alteración de forma definitiva. Este tratamiento se recomienda entre los 10 y los 12 años, pues pueden durar entre 1 a 3 años.

Para la ortodoncia se utilizan aparatos correctores, entre los que tenemos:

  • Removibles: indicados para corregir alteraciones en la respiración y/o deglución, expandir los maxilares, crear espacios, alinear los dientes, cerrar mordidas abiertas, etc. Se utilizan como apoyo a la ortodoncia fija. Pueden quitarse y ponerse sin ayuda de dentista para las comidas. Son los utilizados para los tratamientos interceptivos y correctivos.
  • Fijos: son los conocidos como Brackets, que permiten desplazar los dientes de forma individual en cualquier dirección del espacio.
  • Retención: los utilizados tras finalizar el tratamiento de ortodoncia y cuya función es la de mantener los dientes en su sitio evitando que se muevan.

En ocasiones la ortodoncia no es suficiente y requiere corregir las anomalías con cirugía maxilofacial.

Resultados

Según datos epidemiológicos, la tendencia en países de desarrollo es la de aumentar la prevalencia de maloclusiones en la población general. Entre un 70% de la población infantil, presenta algún grado de oclusión ideal y entre un 25 y un 30%, necesita tratamiento de ortodoncia.

Las alteraciones funcionales y los hábitos orales pueden llegar a modificar la posición de los dientes, la relación de las arcadas dentarias entre sí e interferir en el crecimiento normal y en su función.

Conclusión

Según la OMS, las maloclusiones dentales ocupan el tercer lugar de prevalencia dentro de los problemas de salud bucodental, luego de la caries dental y de la enfermedad periodontal. Es importante saber y recalcar que no tratar las maloclusiones, puede generar una serie de consecuencias tanto físicas como sociales.

Por último y no menos importante es que para tener un buen diagnóstico y resultado, es necesario recurrir a un especialista en ortodoncia y ortopedia maxilar, sin olvidar acudir cada 6 meses para revisar y evaluar la higiene, ya que los pacientes con tratamientos de ortodoncia, son más propensos a mantener una incorrecta higiene dental debido a la aparatología y a la maloclusión que padecen.

Bibliografía

  1. García García VJ*, Ustrell Torrent JM**, Sentís Vilalta J ***. Evaluación de la maloclusión, alteraciones funcionales y hábitos orales en una población escolar: Tarragona y Barcelona.
  2. Auría- Martín B, Retamar – Jimenez S. Graduados en Odontología. Universidad de Zaragoza. Dra. Sanz-Coarasa A. Doctora en Odontología y Profesora asociada de la Facultad de Ciemcias se la Salud y del Deporte. Universidad de Zaragoza. Afectación de la maloclusión en la calidad de vida del paciente odontopediátrico.
  3. Reyes-Ramírez Dana Leslie, *Etcheverry-Dogee Erika, ** Antón-Sarabia J, **Muloz- Quintana Gabriel. **. Asociación de maloclusiones I, II, III y su tratamiento en población infantil en la ciudad de Puebla, Mexico.